Home Salmón atlántico

Salmón atlántico

El salmón atlántico es un pez de gran talla, puede llegar a medir 1,50 metros de largo y a pesar 45 kilos en Europa. Es una especie anádroma que sube los ríos para realizar su reproducción en aguas bien oxigenadas y frías. Esta entrada ocurre durante los meses de octubre y agosto y finaliza con la maduración de sus gónadas. Durante su vida experimenta diferentes morfotipos a los que se les asignará diferentes nombres.

Esta especie vinculada al mar y al río a lo largo de su vida está sometida a diferentes amenazas. Las más relevantes son la sobrepesca tanto en alta mar como en los ríos; la canalización artificial de los cauces  y la presencia de presas y obstáculos que impiden el acceso de los salmones a los frezaderos o áreas de reproducción y la reducción de los bosques de ribera por la implantación de actividades humanas junto al río.

El salmón es una especie presente en el río Miera, sin embargo la presencia de presas infranqueables, es decir que los peces adultos no pueden sobrepasar de un salto, impide que la especie pueda reproducirse en el río, lo que puede llevar a la desaparición del salmón del Miera.

El proyecto LIFE Miera tiene como objetivo la eliminación de las presas o azudes que impiden la remontada del río al salmón atlántico, aguas arriba de la localidad de Liérganes, en el curso medio del río Miera. Aunque existen otras obras hidráulicas en el río Miera, son tres los saltos de agua suponen una autentica atalaya para la migración del salmón: la presa de Revolvo o Regolgo, la presa del Arral o Las Monjas y la presa de Rubalcaba, todas ellas en Liérganes. La instalación de escalas o dispositivos de franqueo en estas presas, con la colaboración de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, permitirá por fin crear un hábitat permeable para el salmón.

Permeabilización de la presa de Rubalcaba

En septiembre y octubre de 2017, se llevan a cabo los trabajos de permeabilización de la presa o azud de Rubalcaba, que consisten en la creación de un estanque intermedio que permita a los peces ascender el obstáculo de manera escalonada. Este estanque intermedio se ha situado en la margen izquierda apoyado en una cascada natural, por la que discurre el río Miera con un caudal adecuado para el ascenso de los salmones y las truchas.

Previo a la puesta en marcha de los trabajos, se realiza el rescate de los peces en un tramo de 400 metros de largo aguas arriba y aguas abajo de la presa, con el fin de extraer y trasladar a los peces a un lugar seguro, en el momento del inicio de las obras y minimizar así las molestias que se pudieran producir con los trabajos. En este rescate se ha podido certificar la presencia de trucha, anguila y piscardo, en el tramo de río en el que se he hecho la pesca eléctrica.

Para la realización del estanque se ha utilizado la piedra del lugar, extraída del propio río, con el fin de que la integración con el entorno sea máxima.

Estos trabajos son los primeros que se realizan para la permeabilización en el marco del LIFE Miera y van a permitir el trasiego migratorio de la trucha desde la presa del Arral hasta el tramo alto del río. Quedando pendiente para 2018 la permeabilización de la presa del Arral o las Monjas, que abrirá el camino al salmón hasta las zonas más aptas para la reproducción del salmón en el curso alto del río Miera.

Acciones relacionadas: A3, A4, C8, D1 y E2.