Home Reforestar

La Dehesa

El Proyecto Club de Fincas coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y el apoyo de Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico  tiene como objetivo garantizar la continuidad de las acciones de conservación llevadas a cabo en el Oeste Ibérico, dentro de los espacios RN 2000: Campo de Azaba, Campo de Argañán, El Rebollar, Sierra de Gata y Valle de las Pilas, Río Erjas y Monfragüe. Basándose en los Acuerdos de Custodia ya firmados con fincas en el Oeste Ibérico, se busca actuar para mejorar el hábitat de dehesas de quercíneas, bosques riparios y humedales temporales. También se hará un seguimiento intensivo de especies clave como la cigüeña negra y el buitre negro.

Cabe destacar el descubrimiento de dos nuevas especies de odonatos (libélulas y caballitos del diablo) en concreto Aeshna mixta y Aeshna cyanea. El estudio de estas especies  es otro punto clave para la evaluación de la calidad de los humedales que conforman el hábitat característico de la dehesa salmantina. Insectos bioindicadores que aportan gran cantidad de información sobre el estado de las charcas, en cuanto a la calidad del agua, así como a la vegetación característica.  Ya son 27 especies de odonatos que habitan las charcas de Campanarios de Azaba.

La mejora de estos humedales se lleva a cabo a través de la eliminación de las especies invasoras como es el helecho acuático Azolla filiculoides  que tapiza rápidamente las charcas donde se asienta impidiendo el desarrollo de otras especies animales y vegetales.

Estos humedales son los espacios donde encuentra alimento y reposo la Cigüeña Negra, de la que se han detectado varias parejas reproductoras en el área del proyecto. El Buitre Negro es otra de las especies objeto de seguimiento con varias parejas reproductoras en este entorno.

Se continua también con las acciones de reforestación con especies de quercineas como encinas, robles y alcornoques así como las especies ligadas al bosque de riberas con fresnos, alisos y sauces entre otras acciones.

Este sábado 31 de Octubre tendrá lugar la actividad de Eliminación de vegetación invasora: Plumero en las Marismas de Alday. La actividad dará comienzo a las 10 de la mañana y partiremos de la Casa de la Naturaleza de las Marismas de Alday. Como siempre hacemos realizaremos una ruta guiada por el espacio explicando tanto las especies de flora y fauna como el espacio natural donde nos encontramos. Las marismas y humedales son ecosistemas únicos  que debemos  proteger y conservar entre todos. Iremos conociendo y diferenciando las especies que podemos encontrar e iremos eliminando  las especies invasoras como el plumero. Este tipo de espacies, las especies invasoras, provocan impactos en diferentes ámbitos; ecológicos, económicos y sanitarios. Una vez eliminado plumero se plantará especies autóctonas aprovechando el espacio dejado por los plumeros, de esta manera se dificulta la salida de nuevo de estas especies invasoras. La actividad finalizará sobre las 14 horas.

¡¡Anímate y ven con nosotros a conocer estos espacios naturales que tenemos a nuestro alrededor !! ¡¡ Ayúdanos a conservarlos!!

Es una actividad gratuita y apta para toda la familia.

Te puedes apuntar en el siguiente enlace:

https://provoca.cantabria.es/home/-/provoca/actuacion/7499

Plumeros en las Marismas de Alday

El sábado 7 de noviembre  realizaremos una plantación de bosque mixto en las Marismas de Alday. En las más de 70hectáreas que gestiona la Fundación Naturaleza y Hombre  existen diferentes espacios que seguimos mejorando, restaurando y conservando.  Comenzará la actividad a las 10 de la mañana en la Casa de la Naturaleza con una ruta guiada por el espacio. A continuación llevaremos a cabo la plantación con árboles autóctonos propios de la zona.

Si te apetece asistir a esta actividad puedes inscribirte en el siguiente enlace:

https://provoca.cantabria.es/home/-/provoca/actuacion/7502

Todas las actividades son gratuitas y aptas para toda la familia. Estas actividades están dentro del programa del Gobierno de Cantabria PROVOCA

El pasado viernes 13 de diciembre tuvo lugar, en el Fluviarium de Liérganes, la última charla del año, la III Charla sobre Cambio Climático; ¿Cómo puede mi explotación contribuir a mitigar el cambio climático?, impartida por el profesor en nutrición animal de CFIP «La Granja».

«Contamina más los coches, los autobuses, el sector energético que el ganado de leche», pero «¿qué podemos hacer para bajar las emisiones de los gases de efecto invernadero (GEI) sin reducir la producción?», con estas reflexiones empezó la charla Gregorio.

La charla la dividió en dos bloques:

  1. Como se forman los gases de efecto invernadero y su influencia sobre el cambio climático; las oportunidades y las amenazas ante el cambio.
  2. Valores medios de los impactos ambientales y forma de mitigarlos en las explotaciones de vacuno lechero; medidas concretas como dar forrajes más jóvenes para producir menos hidrógeno, sustituir ensilado de hierba por el de maíz, incorporar ensilados de leguminosas, etc.

Aquí os dejamos la presentación para que la podáis descargar y trabajar:

¿Cómo puede hacer mi explotación para mitigar el cambio climático?

El domingo luchamos contra el cambio climático de manera directa. Realizamos una ruta interpretativa desde Liérganes hasta Rubalcaba.  Les explicamos a los participantes, el paisaje, la flora y la fauna.  Pudimos explicar sobre el terreno la adecuación de la presa de Rubalcaba. A continuación repartimos las herramientas, protectores, tutores y los árboles que plantamos en la finca para ampliar el bosque de ribera.  Pudieron conocer la importancia del bosque de ribera como cobijo a numerosas especies de fauna, pájaros, insectos y peces formando una red trófica perfecta. También especies como la nutria, el desmán ibérico, la culebra de collar, salamandras y tritones encuentran refugio en este espacio.  Identificamos las formaciones de alisos, sauces, fresnos que comparten espacio con especies de bosque mixto como robles, arces, olmos, tilos, cornejos o espinos. Explicamos otros beneficios del bosque de ribera como el hidrológico, ayudando a la retención de sedimentos y de agua. El ecológico, fundamental para el correcto funcionamiento de los ecosistemas fluviales y otros muchos como la filtración de los nutrientes, la disminución de la temperatura, etc.

Muchas gracias a todos los participantes en las actividades de lucha contra el cambio climático, hay que pasar a la acción, ¡es tiempo de actuar!

Voluntarios transportando el material hasta la zona de plantación

Estas actividades forman parte del proyecto AFTER LIFE Miera. El proyecto LIFE Miera, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, ha contado con la colaboración de la empresa pública MARE y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y se ha desarrollado gracias a la cofinanciación de la Unión Europea a través de su programa LIFE de conservación medioambiental; al apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica; y al de la citada Consejería.

 

Fundación Naturaleza y Hombre presentó, en el Fluviarium de Liérganes, los resultados del proyecto de conservación medioambiental LIFE Miera, que se ha llevado desarrollando los últimos cuatro años y medio en la cuenca del río Miera y que ha hecho posible que los salmones regresen a Liérganes tras más de 200 años o que se hayan plantado 60.000 árboles autóctonos en un área especialmente castigada por la deforestación.

La consejera de Medio Ambiente y vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, que acudió al acto, resaltó que el proyecto es una inversión de futuro, mientras que Santiago Rego, alcalde de Liérganes, se mostró muy satisfecho de que por fin los salmones hayan podido volver a verse a la altura del Puente Mayor de la localidad.

El denominado LIFE ‘Conservación de la biodiversidad en el río Miera’, o más brevemente LIFE Miera, “ha cumplido al cien por cien con sus objetivos iniciales, lo que no es fácil en este tipo de iniciativas”, destacó Carlos Sánchez Martínez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre que, junto con Jara Pascual Revilla, ha coordinado el proyecto.

Al acto de presentación acudieron también Alberto Lavín, director de la empresa pública MARE, que ha colaborado con el LIFE Miera durante todo este tiempo, así como Miguel Ángel Palacio, director general de Medio Ambiente de Cantabria, entre otros.

El programa LIFE, que es la herramienta que la Unión Europea tiene para preservar la biodiversidad en el continente, seleccionó este proyecto hace cinco años para emprender acciones de conservación en los espacios protegidos ligados a la cuenca del río, desde su nacimiento en la Cordillera Cantábrica hasta su desembocadura en la Bahía de Santander, en cuatro Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) de la Red Natura 2000: Montaña Oriental, Montes de Valnera, Río Miera y Dunas y Estuario del Puntal.

Salmones, reforestación y mejora de hábitats

El salmón ha sido el protagonista del proyecto estos últimos meses, cuando tras la finalización de los pasos para peces habilitados junto a las tres presas de Liérganes, por fin pudieron verse ejemplares desovando en la localidad, a la altura del llamado Puente Romano, lo que no ocurría desde 1799, cuando se construyó la presa de Revolvo (o Regolgo), que suponía un obstáculo infranqueable.

Y quizá los 60.000 árboles autóctonos plantados en un área especialmente afectada por la deforestación y que poco a poco van creciendo, vayan a ser la otra gran actuación del LIFE Miera.

Durante cuatro años y medio, el proyecto también ha trabajado en hábitats como las turberas de montaña, las dunas de Somo, el Estuario del Miera o los brezales de la Isla de Santa Marina, en donde se han eliminado especies invasoras como el plumero y la chilca; así como con especies como la nutria, cuya presencia en el río se ha constatado en varias ocasiones, el ciervo volante, el caballito del diablo o un helecho, la Woodwardia radicans, cuyo estado de conservación es preocupante.

Escala para peces en la presa de El Arral (Liérganes).

Escala para peces en la presa de El Arral (Liérganes). Foto de FNYH.

Reservas Entomológicas

Precisamente el caballito del diablo y el ciervo volante, un escarabajo cuyo macho presenta dos grandes apéndices en forma de cuernos, disfrutan ahora del ‘Parque Fluvial de La Regata’, en Ceceñas (Medio Cudeyo), y del paraje de ‘Cornueva-Rubalcaba’, en Liérganes, dos enclaves recientemente declarados como Reserva Entomológica, una figura establecida por la Asociación Española de Entomología y que solo se aplica a cuatro lugares en el país.

El Fluviarium de Liérganes como centro divulgativo

El Fluviarium de Liérganes ha sido durante todo este tiempo el centro divulgativo por excelencia del proyecto y el lugar de reunión de todos los que se interesaban por el mismo. Y entre los interesados, los voluntarios han sido una parte fundamental del proyecto, recuerda Carlos Sánchez, que quiere agradecer que han sido muchos los que han acudido a las jornadas de reforestación, de eliminación de especies invasoras o de creación de ‘hoteles de insectos’, una actividad que gustaba especialmente a los más pequeños.

Además, “también ha sido fundamental la colaboración de los Ayuntamientos de toda la cuenca, y también la de entidades y propietarios que, a través de los llamados Acuerdos de Custodia del Territorio, han permitido que se llevasen a cabo las actuaciones de conservación”.

El proyecto LIFE Miera, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, ha contado con la colaboración de la empresa pública MARE y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y se ha desarrollado gracias a la cofinanciación de la Unión Europea a través de su programa LIFE de conservación medioambiental; al apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica; y al de la citada Consejería.

Galería de imágenes

Más recursos

Presentación Resultados Finales LIFE Miera (PDF)
Reportaje en El Diario Montañés sobre los cinco años del proyecto LIFE Miera
Reportaje en El Diario Montañés sobre la presentación de resultados finales del proyecto LIFE Miera
Vídeo de TVE Cantabria sobre la presentación de resultados finales del proyecto LIFE Miera

La repoblación que se había llevado a cabo en los Pozos de Valcaba, en Pámanes (Liérganes), dentro del proyecto LIFE ‘Anillo Verde de la Bahía de Santander’ ha ardido en la última oleada de incendios que se han registrado en Cantabria, uno de los cuales ha afectado a buena parte del encinar de la ladera sur del macizo de Peña Cabarga.

Así que hemos pensado que sería una buena idea hacer una jornada de reforestación, este sábado, 9 de marzo, de 10 a 14 h., para reemplazar todo lo que podamos… Apúntate si quieres contribuir a reforestar los montes de Cantabria. Va a ser un gesto pequeño, pero útil.

Y además podrás visitar los Pozos de Valcaba que, a pesar de todo, siguen siendo un lugar idílico.

APÚNTATE AQUÍ

Aproximadamente, 500 plantas jóvenes de especies autóctonas ardieron en las parcelas gestionadas por el proyecto, “más o menos el 70% de la reforestación”, en un incendio que ha afectado también a bosques de encinas ya adultas y cuya extensión total abarca “unas 25 ha”, según Ana Isabel Ríos, presidenta de la Junta Vecinal de Pámanes, a la que pertenecen los terrenos. Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, que coordina los trabajos, ha señalado que se pedirá una investigación de lo sucedido y ha avanzado que la repoblación quemada “se restaurará inmediatamente”.

El sábado se celebrará una jornada de reforestación

El incendio ocurrió justo el mismo día que uno de los guardas rurales de Fundación Naturaleza y Hombre lamentara en el Diario Montañés que lo que ellos reforestan, “otros lo queman”, y se ha llevado por delante encinas, madroños, castaños, endrinos, laureles y saúcos que poco a poco iban creciendo en varias de las fincas, y también ha llegado a alcanzar los grandes árboles de bosque mixto que bordean las lagunas, en una noche en la que el viento sur ha propagado rápidamente los últimos fuegos que se han producido en varios puntos de la región.

El incendio ha afectado también a buena parte del encinar de la ladera sur de Peña Cabarga

Los Pozos de Valcaba son dos lagunas artificiales de origen minero rodeadas de un frondoso bosque mixto al  pie del macizo de Peña Cabarga, en Pámanes. El abandono de la zona lo llenó de plumero, pero tras los trabajos de Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la Junta Vecinal de Pámanes y el Ayuntamiento de Liérganes, esta especie invasora retrocedió a favor del arbolado autóctono, y ahora es un lugar idílico que forma parte de los senderos turísticos del municipio.

Las repoblaciones con especies autóctonas de los Pozos de Valcaba forman parte del proyecto LIFE ‘Anillo Verde de la Bahía de Santander’, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre en asociación con la empresa pública MARE y que cuenta con la cofinanciación de la Unión Europea, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica.

APÚNTATE AQUÍ

DATOS PRÁCTICOS:
Jornada de reforestación.
Lugar: Pozos de Valcaba.
Día: sábado, 9 de marzo.
Hora: 10 a 14 h.
Punto de encuentro: Barrio Tarriba (Pámanes) (ver mapa)
Recomendaciones: debido a las cenizas, es recomendable llevar ropa vieja y calzado cómodo.
Se ofrecerá un pequeño avituallamiento.
Comparte coche: si lo deseas, puedes también relleanar el formulario de Comparte Coche y te pondremos en contacto con otros voluntarios tanto si te ofreces a compartir tu vehículo como si eres tú quien necesita que te lleven.

APÚNTATE AQUÍ
COMPARTE COCHE

MAPA DEL PUNTO DE ENCUENTRO:

Cabaña pasiega

Este domingo, 2 de diciembre, todo aquel que lo desee puede participar en una actividad encaminada a reforestar el Alto Miera, en la finca de Bernallán (entre Arredondo y San Roque de Riomiera), y que está organizada por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de Fundación Banco Santander. La actividad, abierta a todos los públicos, incluso a los más pequeños, consistirá en la plantación de árboles autóctonos como hayas, abedules, serbales o mostajos y en la restauración de plantaciones previas que pudieran necesitar algún arreglo como la reposición de tutores.

HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE

La cuenca del Miera ha sido un área tradicionalmente castigada por talas e incendios que la han desnudado de bosques. Eso, además de problemas de erosión del suelo, ha supuesto una merma en la fauna que, además, no disponía de una vía arbolada que favoreciera sus desplazamientos. En un intento de revertir esta situación, Fundación Naturaleza y Hombre y Fundación Banco Santander han trabajado conjuntamente durante años para crear un corredor ecológico que, pasando por el Alto Miera, conectara el Alto Asón y el Alto Pas. Para ello, se plantaron hayas, fresnos, tilos, abedules, robles y serbales para beneficio de corzos, gatos monteses, jabalíes y todo tipo de aves.

Ahora, y para que esas plantaciones tengan éxito, hay que seguir llevando a cabo actuaciones de mantenimiento de las mismas. Una de ellas la protagoniza el rebaño de ovejas lachas y carranzanas que pacen entre las reforestaciones para mantener el bosque libre de maleza y prevenir incendios que malograrían el proyecto.

Pero además hay que hacer trabajos de mantenimiento, reponer árboles que no han salido adelante… Y concienciar a la población de la importancia de todo esto. Por eso, FNYH y Fundación Banco Santander han organizado para este domingo una jornada de voluntariado, dirigida a todo tipo de público, en la que, para participar, solo hace falta inscribirse en la web de Fundación Naturaleza y Hombre.

La jornada comenzará a las 10:30 h. en el Fluviarium de Liérganes, que es el punto de reunión elegido desde el que se partirá, en coches particulares, hasta el Collado de la Espina, entre San Roque de Riomiera y Arredondo. Desde ahí, solo hay que andar 700 metros en una ruta llana y muy fácil hasta la finca de Bernallán, donde se llevará a cabo la actividad. La hora prevista de vuelta al Fluviarium son las 15:30 h.

Fundación Naturaleza y Hombre pone a disposición de los usuarios un servicio por el que quien lo desee puede compartir su coche con otros usuarios o apuntarse para encontrar plaza libre en alguno. Además, la organización proporcionará un aperitivo a todos los participantes. Información e inscripciones en la web de Fundación Naturaleza y Hombre.

La jornada comenzará a las 10:30 h. en el Fluviarium de Liérganes, que es el punto de reunión elegido desde el que se partirá, en coches particulares, hasta el Collado de la Espina, entre San Roque de Riomiera y Arredondo. Desde ahí, solo hay que andar 700 metros en una ruta llana y muy fácil hasta la finca de Bernallán, donde se llevará a cabo la actividad. La hora prevista de vuelta al Fluviarium son las 15:30 h. Fundación Naturaleza y Hombre pone a disposición de los usuarios un servicio por el que quien lo desee puede compartir su coche con otros usuarios o apuntarse para encontrar plaza libre en alguno. Además, la organización proporcionará un aperitivo a todos los participantes.

HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE


HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE
COMPARTE COCHE

DATOS PRÁCTICOS:
Lugar de la actividad:
Finca de Bernallán, cerca del Collado de la Espina, entre Arredondo y San Roque de Riomiera.
Punto de encuentro:
Fluviarium de Liérganes

Coordenadas de Collado de la Espina
En caso de querer ir directamente al lugar de la actividad, el punto de encuentro en el Collado de la Espina es este:

Fecha:
Domingo, 2 de diciembre

Hora:
10:30 h.

Hora fin:
15:30 h.

Inscripción:
En el botón habilitado en esta página, o bien en el tlf. 679 181 472 ó el mail educacionambiental@fnyh.org
Apto para todos los públicos.
Se recomienda ropa y calzado cómodos.
Aperitivo a cargo de la organización.
No habrá autobús, pero ponemos a disposición de los participantes un servicio para que puedan compartir coche si lo desean.
HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE
COMPARTE COCHE

Oveja del rebaño de Fundación Naturaleza y Hombre

Ovejas lachas y carranzanas llevan paseándose todo el 2018 por la Montaña Cantábrico-Burgalesa, en las reforestaciones llevadas a cabo por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con Fundación Banco Santander, con la importante misión de mantener el bosque libre de maleza y contribuir, así, al éxito de un corredor biológico entre los hayedos del Alto Asón y el Alto Pas.

Talas indiscriminadas para abastecer a las fábricas de cañones o construir navíos a partir del siglo XVII o incendios provocados han hecho que las cuencas fluviales pasiegas sufran especialmente la deforestación, y en un intento de recuperar algo de los bosques originales, FNYH lleva casi 25 años plantando especies autóctonas a través de distintos proyectos, en una extensión de más de 200 hectáreas entre Burgos y Cantabria.

El proyecto ha contado con la colaboración de Fundación Banco Santander

Una de esas iniciativas tenía como objetivo crear un corredor biológico de pequeños bosques que, pasando por el Alto Miera, permitiera a la fauna forestal moverse entre los hayedos del Alto Asón y del Alto Pas. En Burgos, en concreto, las zonas en que se actuó fueron El Bernacho y Busturejo, en el municipio de Espinosa de los Monteros, mientras que en Cantabria se intervino en San Roque de Riomiera, Vega de Pas y Soba. ¿Los beneficiados? Corzos, pícidos (todo tipo de pájaros carpinteros), gatos monteses, jabalíes, azores… y la biodiversidad en general.

Para ello se plantaron hayas, fresnos, tilos, abedules, robles y servales. Ese proyecto, financiado por Fundación Banco Santander, concluyó, pero era necesario asegurarse de que los nuevos árboles salieran adelante, y ahí es donde intervienen las ovejas que, gracias a un nuevo convenio con FBS, han estado pastando en las primeras fases de las repoblaciones para limpiar el área y hacerla menos vulnerable a posibles incendios.

Las costumbres pasiegas en la reforestación

El rebaño, de unas 200 ovejas carranzanas y lachas, está cuidado por mastines y se pastorea según los usos tradicionales. El proyecto contribuye así, además de a la generación de nuevos bosques, a la recuperación de razas autóctonas y de modos de gestión agraria como la muda pasiega, consistente en trasladar a los animales desde el valle a las zonas altas en épocas de buen tiempo mientras que en invierno se vuelven a bajar, y que constituye una práctica muy beneficiosa para el ecosistema, pues en este ir y venir el ganado traslada los nutrientes desde las zonas bajas hasta las cumbres.

El rebaño, de 200 ovejas, mantiene el bosque libre de maleza y evita possibles incendios

En el marco de esta colaboración, se han llevado a cabo también reparaciones en las cabañas pasiegas, construcciones emblemáticas de la zona, con el fin de garantizar refugio para el ganado y conservar el patrimonio etnográfico, así como mantenimiento de cortafuegos y cerramientos, o distintas acciones de educación y sensibilización ambiental.

MÁS RECURSOS:
Fundación Banco Santander
Libro Restauración y Gestión del Bosque Atlántico

Voluntarios europeos en el Miera

Los 26 jóvenes proceden de Finlandia, Macedonia, Rumanía y España

Como parte de un programa de intercambio juvenil del Servicio Voluntario Europeo (SVE), cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea, 26 jóvenes procedentes de Finlandia, Macedonia, Rumanía y España han participado en labores de reforestación en la cuenca del Miera.

Previamente, ya habían estado en Turquía, Macedonia y Finlandia en un programa que trata de “salvar la naturaleza a través de la cultura”. Los 26 jóvenes han colaborado en la repoblación de bosque de ribera y en tareas de mantenimiento de plantaciones.

Este programa de intercambio juvenil europeo colabora así con el proyecto LIFE Miera.


Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Esta publicación (comunicación) es responsabilidad exclusiva de sus autores. La Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

Visita supervisión LIFE Miera 2018

Como cada año, el proyecto LIFE “Conservación de la biodiversidad en el río Miera” ha recibido la visita de seguimiento del programa Life. Durante dos jornadas se ha desarrollado la evaluación de las actuaciones que se están llevando a cabo, realizada por José Alvarez, supervisor del proyecto, y Santiago Urquijo, de la Unidad Life de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea.

El recorrido por este proyecto, que coordina Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria, y que además cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España y del programa LIFE de la Unión Europea, comenzó en la cuenca alta del Miera y siguió su curso fluvial hasta llegar a la ría de Cubas; extraordinaria desembocadura del río en la Bahía de Santander frente a la que se sitúa la isla de Santa Marina con cuya visita se puso fin al reconocimiento de las zonas de actuación del proyecto.

Las reforestaciones llevadas a cabo con especies autóctonas en el área de Peña Negra en el LIC Montes de Valnera, un recorrido a pie por la finca El Cabañal, donde se inicia las rutas interpretativas para lo que se han instalado paneles informativos en el Alto Pas y Miera. Asimismo se prolongó el itinerario por las áreas donde se ha realizado mejoras de hábitats de nutria en la unión de las cuencas del río Pas y el Miera. También se ha actuado en sus zonas de alimentación como charcas en las que se han mejorado sus condiciones naturales con la finalidad de favorecer la reproducción y presencia de anfibios. Junto a las restauraciones de zonas de turberas y tremedales fueron en conjunto los enclaves que centraron la atención en los valles pasiegos.

Revisión de la cartelería interpretativa

Revisión de la cartelería interpretativa

Durante el trayecto también se analizaron los resultados obtenidos en cuanto a custodia del territorio, en los que el proyecto ha desarrollado acuerdos tanto con la administración pública, como ayuntamientos, como con propietarios privados y con la adquisición de terrenos por parte de FNYH. La comitiva se detuvo en la finca La Jarrota, en el LIC Montaña Oriental, donde se ha vallado y reforestado para fomentar el bosque montano.

Al llegar a Liérganes se hizo hincapié en las actuaciones para la mejora del hábitat del salmón visitando las acciones hechas de permeabilización en el ZEC Río Miera concretamente en la presa de Rubalcaba, donde FNYH construyó un estanque intermedio para facilitar el ascenso por una cascada natural que actúa a modo de escala para peces migratorios. Asimismo se visitó la presa y escala para peces de la presa de Revolvo o Regolgo, ejecutada por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, y de la presa del Arral, donde se ubicará la escala para peces durante el verano 2018.

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

La bondad climatológica de la segunda jornada de supervisión comenzó en la finca Rubalcaba en ZEC Río Miera donde se analizaron las reforestaciones realizadas para la mejora del bosque ripario, así como las actuaciones practicadas con la finalidad de mejorar el hábitat de la nutria gracias a la instalación de un refugio-madriguera junto al que se encontraron huellas y rastros de nutria.

En la zona se revisaron los acuerdos de custodia del territorio establecidos para proseguir con la visita de la futura Reserva Entomológica del escarabajo ciervo volante (Lucanus cervus) en Liérganes. Al llegar a Rucandio se supervisaron las actuaciones de protección y restauración de la población del helecho Woodwardia radicans, otra de las especies objetivo del proyecto, que han sido posibles gracias al acuerdo de custodia del territorio establecido con el ayuntamiento de Riotuerto.

Brezal costero en Isla Santa Marina

Brezal costero en Isla Santa Marina

Sin salir del ZEC Río Miera al llegar a Ceceñas se pudieron contemplar las actuaciones de restauración del hábitat y de sensibilización y difusión del Parque Fluvial La Regata, que será futura Reserva Entomológica del caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) y del ciervo volante (Lucanus cervus). Durante el recorrido se avistó a la libélula caballito del diablo, así como los hoteles de insectos, algunos de los cuales servirán de refugio para este último, construidos durante las actividades de educación ambiental ya desarrolladas con los estudiantes de la zona para motivarlos y despertar su sensibilización ambiental.

Tras una parada para almorzar en la zona exterior del ecomuseo Fluviarium, en Liérganes, con productos locales, se procedió a presentar los resultados obtenidos en materia de educación ambiental, divulgación y comunicación del proyecto. Tras lo que se partió hacia Pedreña para embarcar camino de la isla Santa Marina incluida en el ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera. En esta localidad costera también se aprovechó para supervisar la restauración realizada en la población de Woodwardia radicans.

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Es así como se pudo comprobar el gran trabajo realizado para la eliminación de las especies invasoras y restauración del brezal costero acompañados por Gonzalo Valdeoliva y Javier Goñi, los botánicos colaboradores del proyecto. Resultó un magnífico broche natural por ver el asombroso cambio conseguido desde el comienzo de los trabajos de eliminación de plantas invasoras y como el brezal se ha extendido con fuerza y por toda la superficie insular a medida que la chilca desaparecía. Dada la recuperación del territorio y la espléndida primavera de lluvias los botánicos pudieron constatar nuevas especies de plantas no censadas en las salidas anteriores. Lo que antes era solo una masa de chilca se está convirtiendo, gracias a los trabajos de FNYH, en un paraje natural que empieza a albergar una notable biodiversidad.

El grito de las gaviotas acompañó durante el recorrido por la isla hasta la vuelta al barco que esperaba para adentrarse con la bajamar por la ría de Cubas, donde el río desemboca y encuentra el mar en la Bahía de Santander.

Educación Ambiental en La Regata

Menos plantas invasoras y nuevos refugios para las larvas del caballito del diablo y el ciervo volante convierten al Parque Fluvial La Regata en el primer espacio natural cántabro candidato a convertirse en Reserva Entomológica.

Desde que el pasado mes de noviembre se firmara el convenio entre la Junta Vecinal de Ceceñas y Fundación Naturaleza y Hombre, establecido por 20 años, para la protección de la ribera del río Miera a su paso por el municipio de Ceceñas, concretamente en el área del Parque Fluvial de La Regata, muchas son las tareas realizadas para lograr la recuperación del estado natural ribereño. Además de favorecer especialmente los hábitats de insectos como el caballito del diablo y el ciervo volante.

Las tareas desarrolladas hasta el momento han comprendido la eliminación de flora invasora existente en el área como el amor del hombre o Tradescantia fluminensis, que afecta al hábitat potencial de caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) pues impide el desarrollo de sus larvas, La Regata es una de las 6 colonias de esta especie localizadas en la cuenca del Miera.

Para favorecer la presencia y protección de las citadas especies de dichos insectos, tal y como estima la Directiva Hábitats de la Unión Europea,  se han construido pirámides-nido que permitan la alimentación de las larvas de ciervo volante. Asimismo se ha construido e instalado próximo a la ribera un hotel de insectos que facilite la diversidad biológica de estos pequeños animales esenciales para el equilibrio del ecosistema.

Libélula observada por estudiantes

Caballito observado por los estudiantes del colegio Apostolado de Ceceñas

Las tareas también han desarrollado una importante fase divulgativa como es la edición e instalación de paneles informativos autoinpretativos para los visitantes del parque fluvial. La información desplegada confiere especial atención a hallarse en territorio incluido en la Red Natura 2000 y haciendo incidencia en el frágil estado de conservación del caballito del diablo y el ciervo volante.

Gracias al avance en el estado de restauración natural de la ribera, Fundación Naturaleza y Hombre ha presentado a la Asociación Española de Entomología la propuesta de declaración de la Reserva Entomológica del Parque Fluvial de La Regata. Con la finalidad de proteger y mejorar el hábitat del caballito del diablo y el ciervo volante.

La propuesta ha sido avalada por la Junta Vecinal de Ceceñas que es la propietaria de los terrenos y que se ha implicado plenamente en la conservación de dichas especies y su hábitat. La figura de protección de Reserva Entomológica fue creada en el año 2012 por la Asociación Española de Entomología (AeE) con el fin de impulsar y apoyar los programas dirigidos a la designación de áreas que alberguen poblaciones de artrópodos singulares y endémicas, que se encuentren en estado amenazado; así como comunidades de insectos que reúnan una gran diversidad biológica o grupos entomológicos de especial interés para su conservación.

Plantando especies autóctonas en el Parque Fluvial La Regata, Ceceñas

Plantando especies autóctonas en el Parque Fluvial La Regata, Ceceñas

Para acercar el valor natural del área a la población se está trabajando con los estudiantes del colegio Apostolado de Ceceñas, situado en las inmediaciones del parque. Esta primavera, los estudiantes, desde educación infantil hasta secundaria, han participado en unas jornadas de exploración y conocimiento de su entorno y de especies extraordinarias que habitan el río como el salmón atlántico. Las actividades desarrolladas abarcan desde la realización de una ruta interpretativa del paisaje y sus valores, juegos como “encuentra mis hojas” para reconocer los árboles y arbustos del entorno y su importancia, plantación de arbolado de ribera con protectores para evitar daños del ganado y creación de una pirámide-nido.

Lamentablemente la existencia de una de estas pirámides-nido, creadas en las actividades educativas y de sensibilización ante los valores de nuestro entorno, ha sido destruida en un acto vandálico pues su madera fue empleada para realizar una barbacoa.

Estas tareas en el Parque Fluvial La Regata representan no solo una importante actuación para el proyecto LIFE Conservación de la Biodiversidad del río Miera, que cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria S.A. (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados; además del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España, y el instrumento financiero LIFE de la Unión Europea, sino un gran paso para la biodiversidad cántabra ya que este es un espacio ZEC o Zona de Especial Protección Río Miera donde alianzas conservacionistas de este tipo resultan muy positivas para su supervivencia.