Home Destacados

Voluntarios ERASMUS+ con FNYH

Continuamos presentando a los voluntarios que nos están acompañando en su experiencia con el programa ERASMUS+ y el Servicio Voluntario Europeo (SVE) en Fundación Naturaleza y Hombre, en sus instalaciones en Salamanca y Cantabria.

Hoy les toca el turno a Erika (Italia), y otra vez a Toni (Croacia), que nos va a contar nuevas cosas.

Erika (Italia)

San Lino (Espeja – Salamanca)

El día de San Lino es fiesta grande en Espeja. Desde hacía mucho tiempo toda la gente me contaba con la sonrisa en la cara sobre estos días, de las actividades que hacen, de las peñas de amigos, de la procesion del Santo, de toda la comida que hay y de lo que divertido que es estar allí en estos días. Por todo lo que me contaban, tenía ganas de ver esta fiesta y también de vivir un momento importante para la gente de Espeja, porque ahora es mi pueblo y ellos son mis amigos.

Una semana antes de la fiesta Toni y yo estuvimos en Cantabria con la Fundación a ver qué hacen allí. Yo de repente me asusté y dije que estaba encantada de tener la posibilidad de estar allí pero que por el día 21 de septiembre tenía que volver a Espeja por la fiesta. Mucha gente no entendía por qué yo quería volver a Espeja en vez de estar allí a ver un lugar nuevo y también haciendo cosas nuevas dado que vivimos en un pueblo bastante aislado. ¡Pero yo siempre contestaba que porque Espeja ¡ES MI PUEBLO!

Y así fue como volvimos de Cantabria después de una semana y cuando llegamos toda la gente estaba en la plaza mirando la iglesia y gritando juntos al son de las campanas por el inicio de San Lino.

Desde que  llegamos no hemos parado de hacer fiesta y de cantar y bailar con toda la gente. He vuelto a ver mucha gente que estuvo en verano, sobre todo los niños que me echaban muchos de menos y he pasado un buen rato bailando y jugando con ellos.

Durante el día del santo hemos tenido el honor de subir al campanario y tocar las campanas por la procesión y enseguida comimos todos juntos. No ha pasado una noche sin cenar en alguna peña. Siempre la gente nos invitaba a cenar con ellos y también nos han dado la camiseta personalizada.

Fue una experiencia importante para mí porque Espeja me ha dado tanto… y eso puede parecer raro porque vivimos en un pueblo y no hay mucho que hacer como en una ciudad. Sobre todo, si vienes de otro país y no conoces a nadie, puedes  sentirse solo. Pero aquí nunca me he sentido sola: las personas son muy acogedoras. De hecho cuando voy por la calle y quiero por ejemplo ir a comprar el pan tardo como media hora porque encuentro siempre alguien que se para a hablar conmigo. Seguro que si hubiera vivido en una ciudad nada de todo eso me hubiera pasado. Este pueblo tiene un alma grande, que nunca olvidaré.

¡Viva Espeja y viva los cebolleros!

Día de vendimia (Espeja)

¡El día de la vendimia es como una fiesta! Toda la gente del pueblo va a vendimiar. Por eso también Toni y yo fuimos invitados en este gran día. Pasamos una buena mañana. Claro, un poco dura por la espalda, pero llena de risas. José, el dueño de la viña, no paraba de cantar canciones tradicionales. Era muy divertido y tengo que decir que canta muy bien. Claro que la parte que me ha gustado más fue el almuerzo a mitad de la mañana. Había de todo: tortilla, chorizo, queso, pan y vino, claro. Al final de mañana nos han invitado a comer con ellos y otra vez un montón de comida y a cantar. Después nos han enseñado el proceso de cómo se saca el zumo y para agradecernos nuestro trabajo nos han dado una caja de uvas deliciosas.

Estuve muy feliz de hacer esta experiencia, también porque nunca lo había hecho antes y encima he aprendido muchas cosas sobre una viña y el vino. Además, he pasado una espléndida jornada con gente muy maja y he participado en un evento del pueblo.

Cantabria

El día trece de septiembre Toni y yo hemos llegado a un pueblo que se llama Guarnizo, en la comunidad autónoma de Cantabria, donde se encuentra la sede principal de Fundación Naturaleza y Hombre. El primer día de llegada hemos conocido a los voluntarios que trabajan allí: Stefano y Riccardo. ¡Son chicos muy majos y nos divertimos mucho juntos! Como bienvenida hemos hecho una barbacoa en la terraza chula que tienen y hemos pasado casi toda la noche allí. Laura, la tutora de los voluntarios, nos ha dicho que el viernes podíamos no trabajar y ver un poco el sitio. Fue así como por el fin de la semana Riccardo y Stefano nos han llevado a muchos sitios como la playa de Somo, Bilbao y el Pozo Negro.

La playa me ha encantado y además a mí me gusta mucho ir al mar y lo echaba de menos. También el trayecto fue bonito porque hemos cogido un barco desde Santander. Luego, después de caminar mucho por la orilla, encontramos un sitio donde parar y he tenido el coraje de bañarme en el mar Cantábrico. La playa de Somo tiene un cierto encanto y desde allí se puede ver la isla donde trabaja la fundación quitando plantas invasoras. El sábado estuvimos en Bilbao, una ciudad que se encuentra en el País Vasco. Aquel día caminamos muchísimo y también encontramos un grupo de gente que puso música cerca del río y se puso a bailar lindy hop, así que estuvimos allí un rato para verlos. El día siguiente estuvimos en una feria de aves, siempre cerca del mar y allí encontramos un señor que estaba anillando y nos pusimos a ver como lo hacía… Fue muy instructivo. Un día por la tarde dimos una vuelta por Liérganes y nos bañamos en un sitio muy chulo llamado el Pozo Negro. donde hay un árbol con una cuerda con la que la gente se tira al agua. Todos los demás lo han hecho, pero yo tenía miedo y el agua estaba demasiado fría para mí. Y cómo olvidar el día que monté a caballo con Patri: hemos hecho una ruta bonita, aunque llovió al final. Pero tengo que agradecerle mucho porque me echaba de menos y fue un regalo bonito para mí.

El lunes empezamos a trabajar y hemos visto casi todos los sitios donde trabaja la fundación excepto la oficina y esto fue una pena porque no hemos conocido toda la gente que trabaja allí. Para empezar vimos la Casa de Alday cerca de las marismas, donde al final de la mañana estuvimos dando un paseo y vimos los caballos losinos. Luego vimos el Fluviarium de Liérganes, que es como un museo de la naturaleza: enseñan el territorio, la vegetación y las especies invasoras. Encima estuvimos en el monte con Lorenzo y este fue el día que más me ha gustado, porque el campo me encanta y allí la naturaleza es maravillosa. Todo es verde y el aire es limpio. Este día hemos buscado los transectos de las plantaciones de los años pasados para medir el crecimiento. Y por último estuvimos en el vivero. El sitio era gigante, tiene muchísimas plantas, semillas y un huerto. También este me ha gustado porque tengo una cierta predilección por las plantas y encima el sitio se encuentra alrededor de las montañas con un paisaje bonito.

En esta semana hemos visto y hecho muchas cosas y quiero agradecer a todos los trabajadores de la fundación y sobre todo a Lorena y a Laura por esta oportunidad.

Toni (Croacia)

Cantabria

En la última semana, mi amiga Erika y yo hemos estado en Cantabria. Allí está otra parte de nuestra Fundación Naturaleza y Hombre. Y allí están nuestro amigos voluntarios  de Italia: Riccardo y Stefano. Allí la fundación tiene más actividades. Y hay más trabajadores que aquí en Campanarios. Ahora me da pena que no hayamos conocido a todos, pero por lo menos hemos conocido a alguno. Y Cantabria me gusta muchísimo. Es preciosa. Lo que más me gusta es el contraste entre la parte interior, las montañas con los bosques verdes, y el mar que está en el norte, todo azul! Uno puede bañarse en el mar (o el río) y disfrutar de las vistas de las montañas. Por eso, siempre me ha gustado el norte de España. También es verdad que hemos tenido mucha suerte con el tiempo, sin lluvia y con mucho sol. Un día hemos visto un poco del País Vasco. Hemos visto Bilbao, que me gustaba por su arquitectura que me recordaba a Lisboa. Y también me recordaba a Lisboa porque es un ciudad con muchas escaleras. Es un ciudad industrial y eso no me gustaba tanto, pero es verdad que hay mucha gente interesante. Me da pena que no hemos visto Santander porque estaba muy cerca de nuestra casa y nos han dicho que es precioso. Nuestros amigos voluntarios viven una vida buena allí. La casa es bonita, está delante  de la estación de los autobuses. Todo está cerca. Ellos dos son muy amables. Es una pena que Riky estaba enfermo (o como Miryam dice, malito), pero hemos disfrutado su compañía cuando se sentía bien. Es la primera vez que he visto a Stefano y es un tío muy amable. Como ha dicho Riky, no es muy hablador, pero es bastante abierto y no es tímido como son las personas silenciosas supuestamente. Y al final, me gustaría decir que aunque Cantabria es muy bonita, yo de momento estoy feliz de vivir en Espeja, mi pueblo pequeño y bonito.

Fiestas de San Lino (Espeja – Salamanca)

Ahora hace tres días que se han acabado las fiestas de San Lino que se celebraron aquí, pero soy consciente de que era algo muy importante para todo el pueblo y para mí mismo.

Voy a empezar esta historia desde el principio, que fue el Mundial. Ahora ya hace unos pocos meses de este partido. Croacia jugaba contra Inglaterra y todos estuvimos en el bar de la piscina, mirando el partido. Allí, con nosotros, también estaban Dani y Alba: una pareja que estaba haciendo un documental aquí en Campanarios. Este día fue loco, muy loco. Todo el pueblo estaba en el bar animando a Croacia y, al final, Croacia ha ganado. Empezabamos a bailar y todo, todo el mundo se volvía loco y Dani dijo que yo tenía que hacer el pregón por las fiestas de San Lino. No creía que era en serio, parecía más como una broma. Pero unos meses después, estaba en Cantabria cuando recibí un mensaje de mi amigo Manu, que es un chico de Espeja. El me decía que Espeja me había elegido para hacer el pregón. Estaba flipando. Me decía que tenía tres días para prepararlo y lo he hecho.

Tres días después, hemos vuelto a Espeja de Cantabria y hemos llegado directamente a las fiestas. Hemos tenido tiempo sólo para cambiar la ropa y ya estábamos con la gente de nuestro pueblo pequeño y bonito. Hemos bebido y hablado con la gente y un poquito después, tenía que hacer mi pregón. Yo nunca he tenido miedo de hablar a la gente, pero tengo que decir que lo tenía esta vez. A pesar del miedo, estoy feliz de cómo lo he hecho y la gente también me ha dicho que le gustó. Cuando se acabó el pregón, podíamos seguir con la fiesta. La gente de Espeja ha mostrado su bondad, gente amable y con gran corazón.

Nunca lo olvidaré. ¡Nunca olvidaré Espeja y San Lino!

Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Esta publicación (comunicación) es responsabilidad exclusiva de sus autores. La Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

MÁS RECURSOS:
Servicio Voluntario Europeo
Erasmus+

La Dehesa

Fundación Naturaleza y Hombre ha sido galardonada con el Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad por su proyecto ‘Oeste Ibérico: la conservación del Gran Ecosistema’.  El premio ha sido otorgado, según el jurado, “por su impacto regional y transfronterizo en la conservación de ecosistemas amenazados, así como de especies en peligro en una zona de la península especialmente rica en biodiversidad”. “Este proyecto emblemático en custodia y restauración del territorio”, continúa la entidad, “destaca por su carácter integrador del medio rural en la conservación del medio ambiente”.

Los Premios a la Conservación de la Biodiversidad de la Fundación BBVA reconocen e incentivan la labor de las organizaciones conservacionistas, las instituciones y los organismos que desarrollan políticas o funciones de conservación medioambiental.

El premio ha sido otorgado por el “impacto regional y transfronterizo” del proyecto ‘Oeste Ibérico: la conservación del Gran Ecosistema’.

El premio a Fundación Naturaleza y Hombre ha sido concedido en la categoría de ‘Actuaciones en Conservación de la Biodiversidad en España’. Los otros premiados han sido la Fundación Moisés Bertoni para la Conservación de la Naturaleza de Paraguay por el proyecto “Mbaracayú: Conservación, Educación de Mujeres, y Turismo Sostenible” en la categoría de Conservación de la Biodiversidad en el Mundo, y los periodistas Rafael Serra, José Antonio Montero y Miguel Miralles, de la revista Quercus, en la categoría Difusión del Conocimiento y Sensibilización en la Conservación de la Biodiversidad en España.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre agradecemos el galardón y nos sentimos muy honrados de compartir el reconocimiento con el resto de premiados. ¡Gracias!

RECURSOS RELACIONADOS:
Noticias sobre las actuaciones de FNYH en el Oeste Ibérico.
Folleto resumen del proyecto LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico.
I Jornadas sobre la Conservación del Oeste Ibérico: no pierdas la oportunidad de acudir al foro en que se debatirá la conservación del Oeste Ibérico este jueves y viernes, 4 y 5 de octubre, en Salamanca.

Aerogenerador

Más de cien aerogeneradores amenazan la candidatura de Reserva de la Biosfera de los Valles Pasiegos.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre, WWF, Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, SEO Birdlife y Fundación Oso Pardo queremos alertar sobre la instalación de industrias eólicas en plenos Valles Pasiegos y Montaña Oriental, espacios con grandes valores paisajísticos y culturales.

Los proyectos contemplan, por el momento, la instalación de 144 aerogeneradores distribuidos en distintos parques eólicos: Ribota, Berana y Monte Garmas (Villacarriedo, San Roque, Selaya, Saro y Santa María de Cayón); Cildá (Luena, Molledo y Corvera de Toranzo); La Rasa y Garma Blanca (Arredondo, Ruesga, Solórzano, Entrambasaguas, Río Tuerto y Miera); y Zalama (Soba).

Algunos de estos parques están situados entre las cuencas de los ríos Pas, Pisueña y Miera, y junto al Lugar de Interés Comunitario (LIC) Montaña Oriental, perteneciente a la Red Natura 2000, y suponen un asalto inútil al paisaje.

A ello hay que sumar los proyectos situados fuera de la Montaña Pasiega, como Bustasur en el Monte Hijedo con 17 aerogeneradores más, y otros.

Estos planes son incompatibles con la deseada declaración de los Valles Pasiegos como Reserva de la Biosfera, cuyo objeto es la conservación del paisaje, las especies, los ecosistemas naturales y la biodiversidad para, a partir de ahí, promover un desarrollo socioeconómico sostenible y compatible.

En la Montaña Pasiega ya se han ubicado diferentes instalaciones  de energías renovables y numerosas en Cantabria y Burgos, por lo que es imprescindible evaluar el impacto acumulativo del conjunto, en lugar de tratar individualmente cada parque.

Impacto sinérgico y biodiversidad

La industrialización de la montaña repercutirá negativamente en el paisaje, aparte de por los propios aerogeneradores, por la instalación de tendidos eléctricos kilométricos, la apertura de accesos o la construcción de  instalaciones complementarias como edificaciones o subestaciones eléctricas.

Los parques eólicos, en algunos de los emplazamientos en que se quieren levantar, implicarán la destrucción de hábitats de gran calidad como turberas altas degradadas, brezales húmedos atlánticos de zonas templadas con Erica tetralix (brezo de turbera), que todavía pueden regenerarse de manera natural.

La fauna se vería gravemente afectada, en particular las aves, y especialmente planeadoras como el buitre leonado, el alimoche, de las que existen poblaciones muy importantes en el inmediato LIC Montaña Oriental, y otras rupículas que, según los diferentes estudios, se ven afectadas por frecuentes colisiones. En este sentido, las industrias eólicas se pretenden ubicar a escasos metros de las zonas de Red Natura 2000, en contra de lo recomendado por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), así como de lo contemplado por la propia Directiva Comunitaria de Hábitats.

Economía local

El proyecto podría afectar seriamente a la economía local y al turismo, y a emprendimientos como alojamientos rurales, hostelería, rutas de montaña, educación ambiental…

El plan altera el paisaje y afectará a algunas de las mejores áreas pasiegas, con excelentes panorámicas, cabañales y rutas turísticas. Supone un grave impacto que pondría en riesgo la declaración de Reserva de la Biosfera de los Valles Pasiegos, fundamentada en la integridad de un paisaje construido por el hombre y marcado por el uso ancestral que este ha hecho de prados, cabañas, bosques y pastos.

Una de las industrias eólicas previstas afecta precisamente al núcleo de la proyectada Reserva de la Biosfera, lo que podría frustar esta importante iniciativa.

Las organizaciones firmantes están comprometidas con la lucha contra el cambio climático y las energías renovables pero recuerdan que esta debe desplegarse protegiendo la biodiversidad para evitar la posible fragmentación de hábitats, la perdida de conectividad ecológica, la muerte por colisión de vertebrados voladores, la destrucción de paisajes conservados y otros efectos de índole social. Motivos todos ellos suficientes para que su ubicación necesite una valoración exhaustiva al objeto de dotar a la misma de todo su sentido.

Por último, las organizaciones firmantes apoyan el documento que ya en 2011 presentó Fundación Naturaleza y Hombre, con una Propuesta de Áreas de Exclusión Eólica en Cantabria refrendada por numerosas entidades dedicadas a la conservación del medio ambiente, y que pretendía servir de herramienta para el desarrollo sostenible de las energías renovables tanto para los promotores eólicos como para las administraciones encargadas de velar por la conservación de la biodiversidad en Cantabria, así como para ONG’s y asociaciones.

En dicha propuesta se recomendaba que un área tan excepcional como la de Ribota y Alto del Caracol, donde iría uno de los parques proyectados, o la de Monte Garmas, deberían estar excluídas sin duda de cualquier proyecto como el que se quiere llevar a cabo. Y también el Plan Regional de Ordenación Territorial (PROT) contemplaba como zonas de exclusión eólica aquellas en las que se quieren instalar los parques.

Las organizaciones firmantes abogamos por un desarrollo territorial respetuoso con la biodiversidad, el paisaje y los recursos endógenos, en donde una propuesta de Reserva de la Biosfera debería ser el emblema para la protección de un área de gran significación e identidad regional.

FIRMANTES:
Fundación Naturaleza y Hombre, WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza), Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, SEO Birdlife y Fundación Oso Pardo.

MÁS RECURSOS:
Propuesta de Áreas de Exclusión Eólica

cabecera_Workshop_Oeste_Ibérico_2018

Fundación Naturaleza y Hombre, en colaboración con la Universidad de Salamanca y la Associação Transumância e Natureza, organiza las ‘I Jornadas sobre la Conservación de la Naturaleza en el Oeste Ibérico: entre España y Portugal’, que tendrán lugar el 4 y 5 de octubre en la Filmoteca de Castilla y León, en la ciudad de Salamanca.

INSCRÍBETE AQUÍ

Estas jornadas forman parte del proyecto LIFE ‘Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico’, que durante cinco años ha llevado a cabo acciones de recuperación medioambiental en los hábitats presentes entre Salamanca, Extremadura y Portugal, e incluyen un extenso programa de charlas y una visita a una de las fincas emblemáticas del proyecto, la Reserva Biológica Campanarios de Azaba.

Las charlas abordarán el fomento de la biodiversidad tanto desde el punto de vista de las ciencias medioambientales como desde una perspectiva integradora con el uso del espacio y los recursos por parte del ser humano, y tendrán en cuenta también aspectos más prácticos como la búsqueda de financiación para los proyectos.

Así, durante dos días, se expondrán las experiencias de conservación tanto pública como privada en el Oeste Ibérico. Sobre el Parque Nacional de Monfragüe, por ejemplo, hablará su Director Técnico Ángel Rodríguez Martín. También acudirán representantes de las distintas redes de Espacios Protegidos de Castilla y León, Extremadura y Portugal, y se analizará la figura de las Reservas de la Biosfera de la UNESCO.

Proyectos como el LIFE Iberlince, dedicado a la recuperación del lince ibérico en la Península, o el LIFE Rupis, volcado en la conservación del alimoche y el águila perdicera en el Valle del Duero serán abordados también. Y ponentes de la Universidad de Salamanca y de Extremadura mostrarán los avances en estudios de conectividad en espacios naturales y los problemas de la Dehesa, como el de la seca.

Aspectos más prácticos como la financiación de proyectos de conservación serán atendidos por los representantes de las dos instituciones públicas que más fondos aportan a esta causa: la Fundación Biodiversidad, con su Directora Sonia Castañeda, y el programa LIFE, con Íñigo Ortiz de Urbina.

Las iniciativas de desarrollo de la economía rural o la recuperación de razas de ganado autóctonas serán otros temas de las jornadas.

El último día, todo aquel que lo desee podrá visitar la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, en el municipio de La Alamedilla, en Salamanca, para lo que se habilitará un autobús gratuito.

INSCRÍBETE AQUÍ

Cartel para las I Jornadas sobre la Conservación de la Naturaleza en el Oeste Ibérico.

Cartel para las I Jornadas sobre la Conservación de la Naturaleza en el Oeste Ibérico.

Los dos millones y medio de hectáreas del espacio hispano-portugués del Oeste Ibérico se extienden desde la zona centro-occidental de Salamanca – Almeida hasta la septentrional de Cáceres – Castelo Branco, y abarcan la Sierra de Gata, los Riscos del Águeda y Monfragüe. Esta área, con su combinación de sierra y dehesa mediterránea, es uno de los reservorios de diversidad biológica más importantes de la Península Ibérica, pues alberga especies como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el lince ibérico.

Durante cinco años, el proyecto LIFE Club de Fincas, en que se enmarcan estas jornadas, ha llevado a cabo labores de mejora de los hábitats de la dehesa que han favorecido la presencia de especies emblemáticas como el buitre negro, la cigüeña negra o el alimoche, todo ello a través de los llamados acuerdos de Custodia del Territorio, por medio de los cuales los propietarios de las tierras se implican en su conservación. En total, 27 fincas de las áreas de Campanarios de Azaba, Faia Brava, Monfragüe y Sierra de Gata han participado en el proyecto.

Las jornadas son gratuitas, previa inscripción, y están dirigidas tanto a público especializado como a estudiantes de ámbitos relacionados con el Medio Ambiente y a la población general interesada.

El proyecto LIFE ‘Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico’ está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la Associação Transumância e Natureza y la Universidad de Salamanca como beneficiarios asociados, y cuenta con el apoyo del programa LIFE  de conservación medioambiental de la Unión Europa y de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, así como con la colaboración de la Junta de Castilla y León.

DATOS PRÁCTICOS
Fecha:
4 y 5 de octubre
Lugar:
Filmoteca de Castilla y León. Calle Doña Gonzala Santana, 1 – Salamanca.
+ visita a la Reserva Biológica Campanarios de Azaba (a 1 h. 20 min. de Salamanca aprox. para lo que se habilitará un autobús gratuito).
GRATIS, previa inscripción.

INSCRÍBETE AQUÍ

MÁS RECURSOS
Programa
Evento en Facebook: para que estés informado al día
Folleto Resumen del proyecto LIFE Club de Fincas
Campanarios de Azaba
LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico
Salamanca: cómo llegar

¡¡¡NUEVO!!!
¡Mira las fotos de las jornadas!

No es algo nuevo el empeño y la atención que FNYH pone en la parte de educación juvenil, sensibilización y colaboración con otras entidades con el fin de alcanzar a un número siempre más grande de jóvenes y cooperar en su desarrollo cultural, dando a conocer los proyectos LIFE+ que se están llevando a cabo en Cantabria y en el Oeste Ibérico.

Este año,  en colaboración con el proyecto europeo Erasmus SVE, se han englobado en las diferentes aéreas de actuaciones voluntarios provenientes de toda Europa.

En este sentido, FNYH ha acogido a 6 estudiantes de Italia, Francia y República Checa. Dos de ellos están hospedado en Cantabria, y cuatro en la reserva salmantina de Campanarios de Azaba en Castilla y León. En las diferentes aéreas de actuaciones se incorporarán  en las múltiples actividades de conservación y restauración de ecosistemas que la FNYH está llevando a cabo en los proyectos LIFE+.

Qué es el proyecto ERASMUS+

El Servicio Voluntario Europeo (SVE) facilita los desplazamientos de los jóvenes al extranjero para participar en proyectos de voluntariado. Para reforzar la cohesión y fomentar la solidaridad en las sociedades europeas, la Comisión Europea ha promovido la puesta en marcha de un Cuerpo Europeo de Solidaridad, con el objetivo de crear una comunidad de jóvenes comprometidos en diversas actividades solidarias, mediante servicios de voluntariado.

Los proyectos de voluntariado pueden abarcar múltiples actividades en diversos ámbitos (trabajo con jóvenes, actividades culturales, asistencia social o protección del medio ambiente, entre otras).

Las actividades de voluntariado deben durar un mínimo de dos semanas y un máximo de 12 meses y están dirigidas a jóvenes de entre los 18 y 30 años de edad.

Las organizaciones deben proporcionar apoyo antes, durante y después del proyecto de voluntariado. El apoyo es personal, relacionado con las tareas a realizar, lingüístico y administrativo (seguro, visado, permiso de residencia).

Todos los costes esenciales de la participación de los voluntarios están cubiertos (alojamiento, manutención y transporte local que los voluntarios puedan necesitar), además de estar cubiertos por un seguro durante su estancia en el extranjero.

El punto de vista del voluntario

Así cuentan los propios voluntarios cómo han vivido su experiencia:

Carmela (Italia): experiencia de voluntariado en Cantabria

Me llamo Carmela y soy una chica italiana licenciada en ingeniería genética. Tengo 26 años. Debido a mis estudios, me aficioné a la educación y a la divulgación científica. Además, viajando y visitando las diferentes reservas, me di cuenta del valor que tiene el trabajo por el cuidado del medio ambiente.

Elegí participar en un proyecto SVE por unas cuantas razones, personales y profesionales. Creo que esta es una buena oportunidad para valorar mis capacidades y vivir en otro país que tiene una cultura diferente de la mía. Escogí un SVE también para aprender cómo divulgar y educar por medio de las ciencias ambientales y, al mismo tiempo, aprender cómo trabajar en una posible carrera laboral. En particular, elegí FNYH por varias razones: por el proyecto mismo, porque está muy estructurado y es muy completo, y por la organización. Después de investigar el trabajo de la Fundación en la red, decidí proponerme como candidata. Otra razón es por el país: no hay forma mejor que aprender un idioma si no en el país mismo en el que se habla.

Carmela y Ricardo, los voluntarios de Cantabria

Carmela y Riccardo, los voluntarios de Cantabria.

Espero, una vez terminado este proyecto, haber aprendido no solo el idioma, sino también las habilidades y competencias que pueda emplear en futuros estudios y en una carrera. Además, espero crecer como persona y ampliar mis conocimientos.

Hasta ahora he visto un poco de todo y ya estoy empezando a entender cuáles de las actividades se conforman más con mí misma, actitud y capacidades. Es interesante y estimulante poder observar y participar en las distintas actividades. El SVE me parece una excelente manera de ensayar hacia un trabajo futuro, seguir un interés que nos apasiona y al mismo tiempo experimentar la vida en el extranjero sin hacerlo obligatoriamente durante los estudios universitarios.

Toni (Croacia): experiencia de voluntariado en Castilla y León

Desde que llegué aquí, he tenido un relación muy buena con todas las personas de mi pueblo: Espeja. Ha hecho mucho frío al principio (febrero, marzo, abril…), y cuando no ha hecho frío, estaba lloviendo por lo menos. En estos días, para mí era lo mejor estar en el bar, hablar con la gente, ver los partidos, tomar unas cervezas y cosas como estas. Después pude ver que me llevaba bien con la gente, que me aceptan como uno de ellos.

Cuando ha empezado el mundial de fútbol, todas las relaciones que ya estaban bien, mejoraron mucho más :)

Al final, quería devolver algo al pueblo, así que he empezado a pensar y podía ver que una escuela de circo podía ser una idea muy buena, porque en el pueblo había muchos niños de allí o que habían venido a a pasar el verano.

Yo pensaba que podía enseñarles juegos en los que no se usa el móvil. Así que  lo comenté con con mis amigas voluntarias.. Quería ver qué pensaban ellas de esta idea… Y como me dijeron que les parecía guay, eso me dio más motivación… También hablé con la gente del pueblo y con una chica que se llama Araya, que ya tenía otro taller con los niños, pero que también tenía ganas de ayudarme.

Tres días después ya tenía la escuela abierta y niños en clases. Cada día venían entre 10 y 15  niños. Hemos jugado con las pelotas (malabares) y con el diábolo también. Después de 10 días podía ver que los niños ahora podían hacer cosas que no son tan fáciles y eso significaba que mi taller tenía éxito. Estoy muy feliz porque ahora, cuando paseo por la calle, veo que los niños hacen malabares aunque no estén en mi clase.

Eso es algo que me da mucha felicidad y ganas de continuar con este proyecto. Pero ahora tenemos un problema… Como casi se ha acabado el verano y todo el mundo se ha marchado, no hay tantos niños. Hay entre tres u ocho, depende del día. Tengo que pensar si voy a continuar con el circo, o si voy a añadir alguna actividad más…

Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Esta publicación (comunicación) es responsabilidad exclusiva de sus autores. La Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

SABER MÁS:
Un voluntario europeo nos cuenta su experiencia en la Fundación.
Servicio Voluntario Europeo
Erasmus+

Fuente: SVE y voluntarios.

0 208
Construcción de cajas-nido

El programa PROVOCA de voluntariado medioambiental del Gobierno de Cantabria lleva años formando a los ciudadanos en el cuidado del medio ambiente a través de actividades con las diferentes organizaciones conservacionistas, como Fundación Naturaleza y Hombre.  Este año, después de haber podido asistir a la muda pasiega en las montañas del Miera y de conocer cómo funciona una instalación de producción de planta forestal en el vivero del Centro Etnobotánico Bosques del Anillo Verde, inaugurado este año, aún puedes hacer más cosas con nosotros.

Estas son nuestras próximas actividades dentro del programa PROVOCA. ¡Apúntate!

 

RESTAURACIÓN DE HUMEDALES DE INTERIOR CON ESPECIES AUTÓCTONAS: EL POZÓN DE LA YESERA
Domingo, 4 de noviembre.
Pozón de la Yesera, en Gajano (Marina de Cudeyo).
Colabora: Junta Vecinal de Gajano.
Punto de encuentro: ver en link de inscripción.
¿Quieres contribuir a conservar un enclave natural muy cercano a Santander y muy desconocido? Pues apúntate a la actividad Provoca de este domingo con Fundación Naturaleza y Hombre. La acción consistirá en la plantación de especies autóctonas en el Pozón de la Yesera (en Gajano – Marina de Cudeyo). Así, los voluntarios participarán en la mejora del estado natural de un espacio modificado por la antigua explotación minera del yeso que hoy día forma parte de la red de espacios naturales del Anillo Verde de la Bahía de Santander.

INSCRÍBETE (Restauración de Humedales)

 

CREACIÓN DE REFUGIOS PARA FAUNA
Sábado, 29 de septiembre.
Parque de la Regata, en Ceceñas.
Colabora: Junta Vecinal de Ceceñas.

Junto a Solares (Medio Cudeyo)
El parque de La Regata (en Ceceñas – Medio Cudeyo) es el primer espacio natural cántabro candidato a convertirse en Reserva Entomológica. La actividad consistirá en la construcción de refugios para fauna. Se harán pirámides para el ciervo volante (Lucanus cervus), cajas-nido para pájaros de pequeño tamaño y rocalla para reptiles. Con ello se fomentará la fijación de poblaciones de estas especies en un entorno relativamente urbano.

ACTIVIDAD COMPLETADA

 

LOS SISTEMAS DUNARES: PLANTACIÓN DE ESPECIES AUTÓCTONAS
Sábado, 13 de octubre.
Monte de Somo.
Colabora: Junta Vecinal de Somo.
Punto de encuentro: ver en link de inscripción.

Los voluntarios que se acerquen a disfrutar de esta jornada, trabajarán en la plantación con especies como el barrón o la festuca en un espacio que sufre importantes procesos erosivos que supone el retroceso de la duna. Con la plantación de estas especies se pretende reducir este efecto.

ACTIVIDAD COMPLETADA

 

Y si necesitas que alguien te lleve, o quieres compartir tu coche, puedes acceder a nuestro servicio COMPARTE COCHE:

COMPARTE COCHE

El Centro Etnobotánico desde la paserela

El recién inaugurado ‘Centro Etnobotánico Bosques del Anillo Verde’, en Escobedo de Camargo, junto a la cueva de El Pendo, acogerá el sábado, 8 de septiembre, de 10 a 14 h., una actividad del programa de voluntariado PROVOCA organizada por Fundación Naturaleza y Hombre en la que los participantes harán labores de producción de planta forestal autóctona.

La actividad ‘Nuestros bosques: producción de plantas forestales autóctonas’ se desarrollará en el vivero del Centro Etnobotánico, ubicado en plena Área Natural de Especial Interés (ANEI) El Pendo – Peñajorao, y que está gestionado por Fundación Naturaleza y Hombre. Además, quienes se apunten tendrán la oportunidad de conocer el singular edificio expositivo inaugurado hace poco y dedicado a la divulgación sobre los bosques del Anillo Verde de la Bahía de Santander, y que cuenta con un curioso tejado de hierba y un invernadero adosado.

Quienes se apunten tendrán la oportunidad de conocer el singular edificio expositivo inaugurado hace poco, que cuenta con un curioso tejado de hierba y un invernadero adosado.

El programa de voluntariado ambiental PROVOCA es una iniciativa lanzada en 2012 por el Gobierno de Cantabria, que nació para concienciar a los ciudadanos sobre el cuidado del Medio Ambiente. Desde entonces, han participado en él miles de voluntarios de todas las edades.

A lo largo de la mañana, los participantes conocerán de primera mano el papel clave de la vegetación autóctona para los ecosistemas cantábricos y el funcionamiento de una instalación dedicada a la producción ecológica de especies forestales. Para ello, los voluntarios colaborarán en tareas de viverismo.

El objetivo de la actuación será contribuir al incremento de la producción vegetal autóctona para la reforestación en los territorios naturales donde lleva a cabo sus actuaciones la FNYH y que presentan erosión o pérdida de vegetación. Además de las tareas de viverismo, los que se acerquen podrán conocer todo el ‘Centro Etnobotánico’ integrado por el propio vivero, por el edificio expositivo, y por extensas áreas verdes  en las que se representan distintos ecosistemas cantábricos así como un huerto ecológico, una charca de anfibios, un hotel de insectos, o praderas con ovejas que ayudan a mantener limpio el terreno.

Los participantes también podrán pasear por las extensas áreas verdes en las que se representan distintos hábitats cantábricos y que acogen un huerto ecológico, una charca de anfibios o un hotel de insectos, así como praderas con ovejas que mantienen limpio el terreno.

Este voluntariado es apto para todos los públicos, incluido niños. Se recomienda acudir con calzado y ropa adecuados y habrá a disposición de los voluntarios un completo avituallamiento. La actividad es gratuita pero las plazas son limitadas y las inscripciones se pueden hacer a través de la web de Fundación Naturaleza y Hombre.

Además, para contribuir al transporte sostenible, Fundación Naturaleza y Hombre facilita un servicio para poner en contacto a aquellos que quieran compartir vehículo con aquellos que lo necesiten.

Cartel Voluntariado PROVOCA Nuestros Bosques

Cartel para el voluntariado PROVOCA que se celebrará en el Centro Etnobotánico Bosques del Anillo Verde – El Pendo.

APÚNTATE AQUÍ

COMPARTE COCHE

DATOS PRÁCTICOS:
Actividad gratuita.
Sábado, 8 de septiembre.
De 10 a 14 h.
Catering a cargo de la organización.
Apto para todos los públicos, incluido niños.
En el ‘Centro Etnobotánico Bosques del Anillo Verde’, junto a la cueva de El Pendo, en Escobedo de Camargo.
Necesaria inscripción (una vez en el portal de inscripciones, habrá de crearse un usuario, en caso de no tenerlo).

DÓNDE ESTAMOS:

Riccardo Ballin, voluntario del Servicio Europeo, con nuestras monitoras Ana y Laura.

Varios jóvenes del Servicio Voluntario Europeo han escogido este año a Fundación Naturaleza y Hombre para colaborar con nosotros en el mundo de la conservación medioambiental. Entre ellos, Riccardo Ballin, un chico que ha venido desde Italia, nos ha puesto por escrito cómo estaba siendo su experiencia.

Esto es lo que nos ha dicho:

Hola a todos. Me llamo Riccardo y soy un chico italiano. Llevo 6 meses con Fundación Naturaleza y Hombre, con quienes participo en el Servicio Voluntario Europeo (SVE), y la verdad es que me encanta.

Aunque la mayor parte del tiempo la paso en Cantabria, Fundación Naturaleza y Hombre también tiene proyectos en otros lugares, así que yo ahora voy a contaros mi fin de semana en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, en Salamanca.

Me gustó mucho porque he tenido la posibilidad de ver el trabajo que hacen allí los otros voluntarios Tony, Erica, Bea o Manu. El monitoreo de libélulas y caballitos del diablo, Tony con su huerta y sus verduritas… He podido compartir ideas y experiencias con ellos, además de con un chico croata que está un poco loco :)

El sábado visité el muladar y estuve esperando en silencio a que los milanos y los buitres llegasen. Vi 20 milanos reales y cuando llegaron los buitres fue glorioso, porque era como una lluvia de ellos. El cielo se hizo más oscuro de tantos que había.

Fue una de las cosas más bonitas que pude ver.

Así que gracias a la Fundación por esto.

Buitre Negro

Buitre Negro (Aegypius monachus)

 

Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Esta publicación (comunicación) es responsabilidad exclusiva de sus autores. La Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

MÁS RECURSOS:
Servicio Voluntario Europeo
Erasmus+

Decathlon con FNYH y el Anillo Verde

El Anillo Verde de la Bahía de Santander se sumará el próximo domingo, 16 de septiembre, a la jornada de voluntariado ambiental convocada por las tiendas de deportes Decathlon y que consistirá en la realización simultánea en toda España de numerosas actividades relacionadas con la conservación medioambiental. En Cantabria, la acción se desarrollará en las Marismas de Alday, un humedal de cuya conservación se ocupa Fundación Naturaleza y Hombre, y se centrará en la lucha contra las especies invasoras, una de las principales causas de pérdida de la biodiversidad.

INSCRÍBETE AQUÍ

Tras una ruta guiada con prismáticos y teleobjetivos para la observación de aves, los voluntarios ayudarán en las labores de control de estas especies que dañan gravemente el ecosistema, pues se propagan de tal forma que impiden el desarrollo de otras autóctonas. Así, eliminarán plumero y también chilca, un arbusto muy resistente introducido a través de la jardinería, así como azolla, y después plantarán árboles y arbustos de vegetación autóctona.

La propagación descontrolada de plantas exóticas es uno de los principales problemas a los que se enfrenta el medio ambiente. Y la lucha contra ellas es uno de los principales campos de actuación del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, que trata de recuperar espacios degradados pero de gran valor ecológico en un arco en torno a la bahía de Santander. Con ello, se busca favorecer la biodiversidad así como proporcionar beneficios ecológicos, de recreo o económicos a la población de un área altamente industrializada.

El humedal de las Marismas de Alday es uno de estos enclaves naturales que aún perviven en una de las zonas de la región donde la intervención del ser humano se ha hecho más patente. Después de haber sufrido los rellenos a los que se sometían los humedales desde el siglo XIX, por considerarlos insalubres, y de ver muy mermada su extensión original, Fundación Naturaleza y Hombre hizo un esfuerzo de restauración ambiental por devolver el ecosistema a su estado original.

Ahora, las Marismas de Alday, a pesar de estar rodeadas de polígonos industriales y centros comerciales, sirven de refugio para aves y son un lugar de recreo frecuentado por los habitantes de poblaciones cercanas como Maliaño o Santander.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la empresa pública MARE, se lleva a cabo gracias al programa LIFE de la Unión Europea, a la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y al apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica.

El punto de encuentro será la Casa de la Naturaleza Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday (actualmente en remodelación) que Fundación Naturaleza y Hombre gestiona junto a las Marismas, en el parking del Centro Comercial Valle Real. El número de plazas es de 60 y la actividad se desarrollará a lo largo de 4 horas por la mañana. Además, se invitará a comer a todos los inscritos.

INSCRÍBETE AQUÍ

INFO PRÁCTICA:
Domingo, 16 de septiembre.
Actividad gratuita.
Necesaria inscripción.
Tentempié a cargo de la organización.
Apto para todos los públicos.
De 10 a 14 h.
Punto de encuentro: Casa de la Naturaleza Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday

INSTRUCCIONES PARA APUNTARSE
Como está habiendo alguna dificultad con la plataforma web, te damos aquí las instrucciones para apuntarte.

Completa, junto con la Casa de los Humedales en Camargo, las instalaciones divulgativas del Anillo Verde de la Bahía de Santander.

El proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander ha inaugurado su ‘Centro Etnobotánico Bosques del Anillo Verde – El Pendo’, en Escobedo de Camargo, junto a la cueva del mismo nombre. La presentación la llevó a cabo la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado; el Director del CIMA (Centro de Investigación del Medio Ambiente), Jesús García; y el Presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, y contó también con la presencia del Director de MARE, Felipe Lavín. Se completan, así, las instalaciones dedicadas a la difusión de los valores medioambientales de los espacios naturales del Anillo, pues ya a principios de año se estrenó la reformada ‘Casa de los Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday’.

Tanto Carlos Sánchez, de FNYH, como Jesús García, cuyo centro depende de la Dirección General de Medio Ambiente de Cantabria, han hecho especial hincapié en el carácter etnobotánico del complejo, integrado por un centro divulgativo en un edificio singular, con un techo en el que crece la hierba; un vivero de especies autóctonas “que ya llevaba 20 años en funcionamiento”; y zonas verdes en las que se hallan representados diversos hábitats cantábricos.

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, el Director del CIMA,  Jesús García  y el Presidente de FNYH, Carlos Sánchez

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, el Director del CIMA, Jesús García y el Presidente de FNYH, Carlos Sánchez

Biodiversidad doméstica

“La biodiversidad doméstica (aquella que se ha desarrollado en estrecha relación con el ser humano para su uso por el mismo) se está perdiendo, y nosotros queremos servir también para conservarla”, señaló el presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, que coordina el proyecto. “Actualmente, la humanidad se está alimentando principalmente de 15 especies vegetales”.

En ese proceso de conservación medioambiental, el naturalista considera fundamental la participación de los ciudadanos. “Queremos animar a crear huertos y jardines ecológicos, y si esto lo hace mucha gente, habrá mucha más biodiversidad”. Precisamente el de creación de Huertos Ecológicos es uno de los talleres que se empezarán a impartir en el centro a partir de ahora.

Visita por el Centro Etnobotánico

Visita por el Centro Etnobotánico

Reivindicación del ANEI

Hace año y medio que el área en el que se integran tanto el Centro Etnobotánico como las cuevas de El Pendo o la de Los Covachos se ampara bajo la figura de protección Área Natural de Especial Interés (ANEI), y tanto la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, como el coordinador del proyecto LIFE Anillo Verde, Antonio Urchaga, reivindicaron la importancia de este hecho y expresaron su deseo de que esa protección vaya a más.

“El ANEI fue un compromiso que adquirimos tanto el Ayuntamiento como el Gobierno de Cantabria y Jesús Oria (Consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación). Fue un trabajo de las dos administraciones”, quiso recordar Esther Bolado, alcaldesa de Camargo, donde se enclava el Centro Etnobotánico. Y resaltó que toda el área cuenta con una gran riqueza no solo biológica sino también rupestre, motivo por el que la cueva de El Pendo es “Patrimonio de la Humanidad”.

Antonio Urchaga, coordinador del proyecto, destacó especialmente los valores medioambientales del encinar cantábrico, “que alberga muchísimas especies, no solo encinas, y del que en Camargo hay muchos ejemplos, aunque pequeños en extensión”. “Los encinares cantábricos se encuentran en una situación vulnerable por la actividad humana: usos extractivos, plantación de especies foráneas, incendios… Figuras como el ANEI intentan revertir eso, pero es deseable más protección”.

El Centro Etnobotánico ‘Bosques del Anillo Verde · El Pendo’ cuenta con un edificio que servirá de centro divulgativo en un edificio rústico bastante singular, con un techo verde en el que crece la hierba y un invernadero adosado que albergará plantas autóctonas. El edificio cuenta también con una zona dedicada a exposición y un aula para impartir talleres y conferencias.

El Centro Etnobotánico desde la paserela

El Centro Etnobotánico desde la paserela

Además, en el entorno podemos encontrar representados diversos hábitats cantábricos como el bosque de galería, el bosque mixto o la pradera atlántica, y también hay una charca para anfibios, una plantación de especies aromáticas o un huerto ecológico, además de ovejas que ayudan a la gestión del terreno.

En el vivero, que lleva en marcha desde 1996, se cultivan “hasta 100 especies autóctonas, que sirven a las acciones de reforestación que Fundación Naturaleza y Hombre lleva a cabo”.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, que trata de crear una red de espacios de gran valor ecológico en torno a la bahía, está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE y se lleva a cabo gracias a la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica. La creación del centro ha contado, asimismo, con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

CÓMO LLEGAR:

CONSULTAR HORARIOS