Home Destacados

Taller Jardines Ecologicos

La Fundación Naturaleza y Hombre organiza hasta mayo una serie de talleres gratuitos con el título de “Jardines ecológicos: combate las plantas invasoras desde tu jardín” para promover el valor estético y ambiental de las plantas autóctonas al tiempo que se combate la propagación de especies como el plumero, la chilca o la uña de gato, tan extendidas por nuestra región.

Este taller, que forma parte del proyecto europeo LIFE “Conservación de la biodiversidad en el río Miera”, pretende formar y concienciar sobre la aparición de la flora invasora que, según sus responsables, “viene ligada habitualmente a su introducción a través de la jardinería”. Las plantas invasoras, finalmente, desplazan a las autóctonas, lo que daña la biodiversidad y homogeneiza el paisaje.

Entre esas especies se encuentra el extendido plumero, la chilca, la uña de gato (de llamativas flores rosas), la mimosa o el bambú japonés. Como alternativa, la Fundación Naturaleza y Hombre anima a plantar vegetación autóctona, que “también es muy atractiva y riquísima”, como señala Laura Dorado, coordinadora de Educación Ambiental de la Fundación, que ha elaborado para los asistentes una lista de alrededor de 70 especies que se pueden utilizar.

Jornada teórica del Taller de Jardines Ecológicos.

Primera jornada teórica del taller de Jardines Ecológicos impartida por Laura Dorado. Foto de Fundación Naturaleza y Hombre.

Laura Dorado defiende la jardinería ecológica porque, además de proteger nuestro ecosistema, cada vez más en peligro, y de que es barata, “es fácil preparar y mantener un jardín con plantas que crecen naturalmente en nuestro entorno”. “Lo primero que tenemos que hacer a la hora de diseñar nuestro jardín es ver qué especies hay a nuestro alrededor”. “Si plantamos plumero”, continúa, “vamos a contribuir a que el problema se extienda. Pero si plantamos castaños, olmos, encinas, madroños, boneteros, robles… lo que haremos será ayudar a diseminar esa vegetación propia de nuestros ecosistemas”.

En las jornadas se hablará también de hortifloricultura pues, como señalan desde la Fundación, “cualquier espacio verde que tengamos podemos aprovecharlo para sembrar vegetales que, además de proporcionarnos alimento, son muy estéticos, como el pimiento, al que le sale una flor preciosa”.

Con todo esto acabaremos creando “microreservas” con las que “además de disfrutar de especies vegetales, atraeremos a un montón de seres vivos muy atractivos como aves y mariposas y también a insectos polinizadores que, a su vez, ayudarán a propagar las semillas de nuestro jardín”.

El taller, gratuito y de cuatro horas de duración repartidas entre dos días, tendrá una parte teórica y otra más práctica. En la clase teórica se darán pautas para diseñar tu propio jardín y se conocerán tanto las plantas autóctonas que podríamos usar como las invasoras que deberíamos evitar.

Gonzalo Valdeolivas enseña a los participantes las especies vegetales que se encuentran en Somo. Foto de Fundación Naturaleza y Hombre.

Gonzalo Valdeolivas enseña a los asistentes las especies vegetales que se encuentran en Somo. Foto de Fundación Naturaleza y Hombre.

La siguiente jornada consiste en un paseo por los jardines del mismo barrio en que se habrá impartido la teoría en compañía de Gonzalo Valdeolivas, un reconocido experto en botánica de la región y autor y colaborador de numerosos libros sobre el tema, como “Árboles y arbustos de Cantabria” o “Cuaderno de campo para el seguimiento de especies alóctonas naturalizadas en Cantabria”. En ese paseo, el botánico nos mostrará algunas de las especies de las que ya se habrá hablado el día anterior.

Las localidades en las que se imparte son Rubayo (Marina de Cudeyo), Somo (Ribamontán al Mar), Omoño (Ribamontán al Monte), Liérganes y Ramales de la Victoria y para inscribirse solo hay que rellenar un formulario que se puede encontrar en la web de la Fundación Naturaleza y Hombre (fnyh.org). En el taller, gratuito y abierto a cualquier persona interesada, tendrán preferencia los habitantes de los municipios en que se imparten.

El programa, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, forma parte del proyecto europeo LIFE+ “Conservación de la biodiversidad en el río Miera”, que quiere concienciar a la población sobre los valores ecológicos del territorio en que residen, implicándola en su preservación. En él colabora el Gobierno de Cantabria a través de la Dirección General de Medio Ambiente y de la empresa pública MARE (Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía), y cuenta además con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Escucha aquí la entrevista que nos hicieron en Cantabria en la Onda sobre este taller.

Dónde se imparte:

  • Rubayo (Marina de Cudeyo): Centro cultural El Tolle. 31 de marzo, 18 a 20 h. Y 1 de abril, 10:30 a 13 h.
  • Somo (Ribamontán al Mar): Centro de Surf. 5 y 6 de abril, 17 a 19 h.
  • Omoño (Ribamontán al Monte): Escuelas de Omoño. 27 y 28 de abril, 18 a 20 h.
  • Liérganes: Ecomuseo Fluviarium. 11 y 12 de mayo, 17 a 19 h.
  • Ramales de la Victoria: Edificio Fundación Orense. 17 y 18 de mayo, 17 a 19 h.

Inscripción gratuita.

Inscríbete aquí

Cartel para el taller de "Jardines ecológicos: combate las plantas invasoras desde tu jardín".

Cartel para el Taller de Jardines Ecológicos.

Trabajador de FNYH soltando un conejo.

Fundación Naturaleza y Hombre ha liberado esta semana un centenar de conejos de monte en la Reserva Natural Campanarios de Azaba, en una acción que busca recuperar la especie en el área del Oeste Ibérico como elemento esencial en la pirámide trófica, y que se reforzará próximamente con nuevas sueltas de la citada especie, esencial para la supervivencia del ecosistema mediterráneo.

La intervención forma parte del proyecto europeo LIFE “Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico”, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, un ambicioso intento de recuperación de los hábitats de bosque mediterráneo y dehesas, utilizando como principal herramienta de conservación el establecimiento de acuerdos por la custodia del territorio con propietarios de fincas en España (en las provincias de Salamanca y Cáceres) y Portugal, que cuenta con una financiación total de dos millones de euros aportados por la Comisión Europea y por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en su línea de ayudas a organizaciones no gubernamentales y también mediante la Fundación Biodiversidad.

Para lograr ese objetivo de revitalización del monte mediterráneo, el conejo es una especie clave, pues hasta 48 especies dependen de él en gran medida para alimentarse, algunas tan emblemáticas como el lince ibérico y el águila imperial. Y sin embargo, se estima que su población actual se ha reducido en más de un 80% con respecto a la que había a mediados del siglo pasado.

Por eso, a principios de abril, Carlos Sánchez (presidente de Fundación Naturaleza y Hombre), Pedro Prata (director de Associação Transumância e Natureza y responsable del proyecto en la Reserva Faia Brava, en Portugal) y José Sánchez (coordinador del proyecto LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico en la Universidad de Salamanca) liberaron casi un centenar de ejemplares en unos refugios o “majanos” preparados especialmente en la Finca El Sestil y El Rual, además de en otras zonas de la Reserva Natural Campanarios de Azaba.

La preparación de estos refugios en parajes como las fincas El Sestil y El Rual es uno de los ejemplos de colaboración con los propios habitantes de la zona, que son finalmente quienes velan por y se benefician del buen estado de su paisaje y fauna a través de los denominados acuerdos de custodia del territorio, a los que pueden sumarse todos aquellos propietarios que lo deseen.

Cercón de refugios para conejos.

Cercón con refugios habilitado para la suelta de conejos. ©FNYH_LIFEClubFincas

Pero, ¿es realmente el conejo tan importante para la pervivencia del monte mediterráneo? Pues bien, es una especie clave en ese ecosistema, porque a mayor población de conejos mayor biodiversidad y abundancia de depredadores. El lince ibérico y el águila imperial (especies exclusivas de la Península), por ejemplo, basan casi exclusivamente su alimentación en este pequeño herbívoro. En concreto, el 90% de la dieta del lince se compone de conejos, del que llega a consumir uno al día de media y dos en época de cría. El águila imperial, por su parte, se alimenta de conejos en un 80%. Los conejos, al ser más grandes que otras presas como los roedores, suponen un recurso muy eficiente para estos predadores.

Expertos de WWF España, a través de su proyecto SOS Conejo, y otros como Miguel Delibes Mateos subrayan la gran dependencia que muchos predadores propios de la península Ibérica tienen en este herbívoro.

Refugio para la suelta de conejos.

Uno de los refugios o “majanos” preparados para la suelta de conejos. ©FNYH_LIFEClubFincas

¿Y cuál es el motivo de la drástica reducción en la población de conejos, si es sabida su alta tasa de reproducción, que alcanza una media de más de 3 crías en cada uno de sus 2 o 3 partos anuales? Hay varias razones, y la suma de todas ellas hace que esta alta reproducción no alcance a recuperar la población en la medida deseable. Entre ellas, dos enfermedades como la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica vírica, o las prácticas agrarias, que favorecen la homogeneidad del paisaje y la desaparición del hábitat más propicio para el conejo, con lindes y pequeñas parcelas sembradas y de matorral.

El proyecto LIFE “Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico”, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, cuenta con la colaboración de la Associação Transumância e Natureza y de la Universidad de Salamanca, y con el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España.

Para saber más:
Web de la Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Beca Concurso Fotográfico Montphoto 2017

Si te apasiona la conservación y te gusta hacer fotos esta beca puede ser tuya. La convocatoria que lanzamos en el Concurso Internacional de Fotografía de Naturaleza Montphoto en colaboración con WWF España tiene como finalidad conceder una beca de 6.000 Euros para la realización de un reportaje fotográfico sobre algún aspecto de la conservación de la naturaleza. El poder visual de la fotografía está en tus manos para contarle al mundo una historia de conservación.

Nosotros te ayudamos a que tenga un final feliz, ya que desde hace casi 25 años los objetivos de FNYH se centran en la conservación del patrimonio natural y las actividades que el hombre realiza en relación al mismo, así como la restauración de ecosistemas y la recuperación de especies amenazadas.

Por esa razón FNYH participa en la promoción y contribución de este concurso, siendo MontPhoto una entidad que, por medio de sus fotografías, tiene objetivos parecidos a los de la FNYH, tales como contribuir a la defensa medioambiental, la conservación y la ecología.

Los principios de MontPhoto se basan en acercarse a la naturaleza desde cualquier perspectiva pero con respeto medioambiental. Valores que impregnan las bases del concurso con códigos éticos de comportamiento, buscando siempre el respeto y la conservación del paisaje, de enfocar los seres vivos en su hábitat natural y por destacar sus valores patrimoniales.

La finalidad última de la beca es la realización de un reportaje, cuya temática sea un proyecto de conservación, para cumplir también con uno de los objetivos de FNYH como es la sensibilización de los ciudadanos en colaborar con la mejora y protección del medioambiente.

Es una oportunidad más para que cualquiera que opte a esta beca logre enseñar y transmitir la importancia de los valores medioambientales y su conservación.

La convocatoria está dirigida a fotógrafos, profesionales y aficionados, de cualquier nacionalidad, que sean mayores de edad.

El tema del proyecto a presentar es libre, pero estrictamente relacionado con “preservar el futuro de la naturaleza, el medio ambiente o, específicamente, algunas de sus partes: la flora y la fauna, las distintas especies, los diversos ecosistemas o los valores paisajísticos“.

El cierre de la convocatoria será el próximo 30 de abril de 2017. El ganador de la beca se conocerá el próximo 7 de octubre 2017, en la gala de entrega de premios del concurso MontPhoto que tendrá lugar en Lloret de Mar.

El jurado de la beca está formado por un equipo de profesionales de reconocido prestigio del mundo de la fotografía de naturaleza, el periodismo y la conservación; que no tendrá que coincidir íntegramente con el jurado oficial de MontPhoto 2017.

Toda la información sobre la inscripción, requisitos, bases del concurso y más lo encuentras aquí:

http://montphoto.com/website/beca_montphoto.asp

Ayúdanos con tus mejores imágenes a difundir y sensibilizar el respeto y cuidado por la naturaleza y el medioambiente.

PROVOCA 2017 programa de voluntariado medioambiental de Fundación Naturaleza y Hombre

Nuestra naturaleza necesita que pases a la acción. Colaborar en la conservación del entorno que nos rodea nos ayuda a valorarlo.

Muchas manos juntas por el medioambiente hacen más saludable nuestro entorno gracias a que recuperamos zonas degradadas, plantamos bosques, restauramos hábitats esenciales para especies amenazadas, producimos de forma ecológica planta forestal, limpiamos humedales y luchamos contra especies invasoras.

Es por eso que, con muchas ganas, un año más nos sumamos al plan PROVOCA –programa de Voluntariado y Educación Ambiental de Cantabria-.

PROVOCA, Programa de educación ambiental y voluntariado del Gobierno de Cantabria

PROVOCA, Programa de educación ambiental y voluntariado del Gobierno de Cantabria.

Porque nos gusta ser PROVOCAdores de esfuerzo, ilusión y compromiso por naturaleza. Hemos de confesarlo, contamos con un aliado excepcional como es la educación ambiental.

Prepárate porque nuestros educadores te van a hacer trabajar, sí, pero por un mundo mejor. Serán jornadas entre nuevos amigos, con muchas sonrisas, una buena dosis de compañerismo, bocado compartido y la sabiduría de que estando con las manos puestas en restaurar la naturaleza no solo despertamos sensibilidades hacia su cuidado sino que creamos redes para la conservación de nuestro entorno y con ello incidimos directamente en que sea más saludables para todos.

No importa la edad que tengas, tú papel es esencial para el planeta.

¡Echale pasión a la naturaleza!

Sábado 15 abril PROVOCA 2017 en vivero El Pendo "Nuestros bosques: producción ecológica de plantas forestales autóctonas".

Sábado 15 abril PROVOCA 2017 en vivero El Pendo “Nuestros bosques: producción ecológica de plantas forestales autóctonas”.

Nuestras jornadas de voluntariado comienzan el sábado 15 abril con un voluntariado por “Nuestros bosques: producción ecológica de plantas forestales autóctonas”. Tendrá lugar en el vivero El Pendo, situado en Escobedo de Camargo.

Queremos que conozcas de primera mano el papel clave que juega la vegetación autóctona para recuperar los ecosistemas cantábricos. Verás en primavera, en su mejor momento del año, el vivero El Pendo, donde una producción ecológica de especies forestales autóctonas garantiza que más tarde dispongamos de plantas robustas y capaces de recuperar, con su vigor y adaptación al medio natural, nuestros ecosistemas.

Corre a apuntarte el plazo de inscripción está abierto. Escribe a: amigos@fnyh.org o llama al tel. 942 559 119.

Próximas actividades:

El fin de semana 2 y 3 de septiembre tendremos un Campo de Voluntariado: los sistemas dunares, su conservación y concienciación donde además de conocer un sistema dunar y su cuidado ambiental trabajaremos contra una planta invasora como es la onagra.

El sábado 16 de septiembre tendremos una nueva jornada por nuestros bosques mediante la producción ecológica de plantas forestales autóctonas.

Firma del Acuerdo de colaboración entre Sociedad Pesca FARIO y FNYH en el ecomuseo Fluviarium, Lierganes.

Hoy los peces que nadan por las aguas del río Miera están de suerte. La Sociedad Cántabra de Pesca Conservacionista FARIO y la Fundación Naturaleza y Hombre han firmado un acuerdo para conservar juntos el patrimonio natural y la biodiversidad del río Miera centrando su atención conjunta en la fauna piscícola del río a su paso por el término municipal de Liérganes.

Puesto que FARIO, la sociedad de pesca conservacionista, persigue desde sus orígenes la protección de la naturaleza de modo general pero centrándose en las especies de salmónidos y su ecosistema. Por ello fundamentan su actividad de pesca basada en modalidades de práctica deportiva sin muerte, lo que implica que una vez capturado el pez es devuelto al río en donde vive.

La estrategia de colaboración que se refrenda con este acuerdo es la custodia del territorio para así mejorar el hábitat del salmón. Ya que FNYH, en el marco del Proyecto LIFE Miera Conservación de la Biodiversidad en el Rio Miera, que cuenta con la cofinanciación de la Comisión Europea y el apoyo de la Fundación Biodiversidad del MAPAMA, está interesada en contribuir a la mejora del hábitat de salmón atlántico, Salmo salar, especie prioritaria presente en el LIC Río Miera.

Las acciones concretas a desarrollar se destinan a ampliar la Zona libre sin muerte que desde la Presa de Revolvo a la Presa de las Monjas o Arral con el fin de que incluya el tramo del río Miera entre la Presa de las Monjas y la Presa de Rubalcaba.

Dicha acción irá acompañada de una memoria descriptiva para que el Ayuntamiento de Liérganes realice la aprobación en Pleno Consistorial. Asimismo será presentada a la Dirección General del Medio Natural del Gobierno de Cantabria, antes de agosto de 2017, para su aprobación e incorporación en el siguiente Consejo de Pesca y Orden de Vedas.

Otra de las intervenciones que se establecen mediante este acuerdo de custodia del territorio es realizar un Inventario de puntos negros y de vertido en el tramo comprendido entre la presa de Revolvo y el Pozo Negro. De esta manera se localizarán las agresiones al río que puedan afectar a la calidad del agua y por tanto a la vida silvestre del río. Este inventario servirá para promover seguimientos y vigilancia que permitan tramitar denuncias ante los órganos competentes con el único fin de mejorar la calidad del río.

El acuerdo incluye un Inventario de áreas de freza de salmónidos, tanto de trucha como de salmón, en el tramo comprendido entre la presa de Revolvo y el Pozo Negro.  Por último, pero no menos importante, es una pieza clave de este acuerdo la educación y sensibilización social acerca de la conservación del río. No solo los escolares sino la población local y público en general que acuda a la zona serán el objeto de acción de charlas, conferencias, jornadas técnicas y de voluntariado para contribuir al mantenimiento saludable del río y sus orillas en sus condiciones naturales.

El proyecto LIFE Miera, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria S.A. (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Además dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación de Medio Ambiente de España, y el instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

Grupo Autogomas y Fundación Naturaleza y Hombre han presentado hoy la flota de vehículos eléctricos que el grupo automovilístico de Cantabria ha puesto a disposición de FNYH para llevar a cabo tareas de conservación medioambiental en la red de reservas naturales del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”.

La flota, que representa la última tecnología en vehículos eléctricos, contribuirá a hacer biodiversidad en el entorno de reservas naturales en restauración sobre las que trabaja el proyecto, y se compone por un coche y una furgoneta cedidos por la marca Citroën, así como por otra furgoneta Nissan, obtenida en condiciones ventajosas junto con otros dos vehículos convencionales de la misma marca.

D.Jose Manuel Mora y D.Carlos Sanchez estableciendo acuerdo colaboración.

D.Jose Manuel Mora y D.Carlos Sanchez estableciendo acuerdo colaboración.

D. José Manuel Mora, director gerente de Nissan AG Parayas en representación del Grupo Autogomas, recalcó que su empresa está “muy comprometida con la conservación medioambiental y con el uso de tecnologías eficientes”. El presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, D. Carlos Sánchez, explicó por su parte que la donación de estos vehículos “nos va a ayudar a generar menos emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, causante del incremento de temperatura de 0,1 ºC por decenio, en nuestro trabajo de conservación de la naturaleza y a permitirnos con ello ser un ejemplo mejor de lucha contra el cambio climático”.

La Fundación Naturaleza y Hombre adquiere mediante esta colaboración un compromiso más estrecho no solo con la sociedad sino con el entorno al poner en circulación estos vehículos amigos del medioambiente. Son una realidad tecnológica dentro de la industria automovilística que beneficia directamente a la restauración de la biodiversidad pues evita los niveles record de dióxido de carbono que se están registrando constantemente en la atmósfera, la principal causa del cambio climático.

La popularización de la movilidad sostenible mediante el uso de vehículos eléctricos nos hará acercarnos al horizonte de los objetivos de desarrollo sostenible del milenio, acordados por los estados miembros de Naciones Unidas, que propugna que un 20% de los automóviles serán eléctricos para el año 2020.

Vehículo eléctrico Bahia Santander_LIFE Anillo Verde: conectando la naturaleza y la ciudad.

Vehículo eléctrico Bahia Santander_LIFE Anillo Verde: conectando la naturaleza y la ciudad.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” recupera áreas degradadas de gran valor ecológico en torno a la bahía, tanto en los municipios limítrofes con la misma como en otros más alejados. Se trata, por ejemplo, de marismas como la de Alday o la de Engoa, de pequeños montes de encinares atlánticos, de humedales de interior como el Pozón de la Yesera o de zonas de dunas como el Monte de Somo.

Pretendemos ser un ejemplo de sostenibilidad y que cada ciudadano la asuma desde su ámbito con su entorno. Ya que el uso de los vehículos eléctricos es una magnífica manera de mostrar a la sociedad cómo la naturaleza y la ciudad se pueden conectar tal y como promueve el citado proyecto, siendo las ciudades y la salud de sus habitantes los grandes beneficiarios de su circulación.

Vehículo eléctrico en proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad.

Vehículo eléctrico en proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad.

El área de acción del proyecto, recordó Carlos Sánchez, aglutina a la mayor parte de la población de Cantabria, “casi 300.000 personas”, entre los habitantes de la capital y de su área periférica, y solo el compromiso de reducir la emisión de dióxido de carbono ayudará a frenar el cambio climático que ya está siendo responsable de la desaparición de ecosistemas. Ese compromiso, recalcó, es una “labor de todos: tanto de la Administración como de los ciudadanos y las empresas”, lo que le llevó a agradecer el compromiso por el cuidado del medioambiente que, con la colaboración de Grupo Autogomas, se establece mediante este acuerdo.

“A partir de ahora será fácil vernos trabajar y difundir nuestro compromiso ambiental con esta flota de emisiones cero en tareas de erradicación de plantas invasoras como la chilca y el plumero, o en trabajos de mantenimiento de las reservas naturales”. Estos vehículos amigos del medioambiente, además, refuerzan el esfuerzo de la Fundación por avanzar “hacia las cero emisiones en nuestra actividad, lo que nos ha llevado a ir poco a poco desarrollando soluciones de autoconsumo que se iniciaron con el uso eficiente de la energía solar para nuestras instalaciones”.

Haciendo biodiversidad con vehículo eléctrico en proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad.

Haciendo biodiversidad con vehículo eléctrico en proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad.

El proyecto LIFE “Anillo Verde”, coordinado por la Fundación Naturaleza y Hombre, cuenta con la colaboración de la empresa pública del Gobierno de Cantabria MARE (Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía); el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA); y está cofinanciado por la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria.

0 142
Carlos Sánchez presidente de Fundación Naturaleza y Hombre recibiendo el premio a la Biodiversidad 2017 de Campoo de Yuso

El municipio de Campoo de Yuso celebró el Día del Árbol el 17 de marzo, por sexto año consecutivo, con la plantación de encinas, árboles frutales, madroños, tejos y pinos en una parcela abandonada de la pedanía de La Población. Durante el acto, además, de otorgar el premio a las labores de conservación que desarrolla la Fundación Naturaleza y Hombre en territorio cántabro y el Oeste Ibérico, se realizó también el reconocimiento a la figura del guarda forestal y concretamente al guarda Jesús Ángel Martín Fraile que inicia su jubilación en agradecimiento a su trabajo ejemplar realizado en la comarca durante décadas.

Participantes del Día del Árbol 2017, Campoo de Yuso

Participantes del Día del Árbol 2017, Campoo de Yuso

La Fundación fue galardonada “por su labor en la mejora de la biodiversidad de Cantabria” pues, como señalan desde el Consistorio, “ha liderado proyectos de gran impacto como la conservación de las cuencas de los ríos Asón y Miera, la reintroducción del rebeco en la Montaña Oriental y la recuperación de las marismas de Alday y de los bosques de los valles pasiegos” y del Miera.

Carlos Sánchez, presidente de FNYH, en su agradecimiento al premio que reconoce los 23 años de conservación que viene realizando la Fundación Naturaleza y Hombre, destacó el honor de recibirlo en fecha tan señalada como el Día del Arbol, “aunque realmente para nosotros día del árbol son todos pues trabajamos tenazmente en la reforestación de zonas degradadas. Buena prueba de ello son los más de 200.000 árboles que llevamos plantados hasta el día de hoy.”

Plantando árboles con la corporación municipal de Campoo de Yuso

Plantando árboles con la corporación municipal de Campoo de Yuso

También se premió a Jesús Ángel Martín Fraile, jefe de la comarca de Campoo en la Guardería Forestal del Gobierno de Cantabria, recientemente jubilado.

Organizados por el Ayuntamiento de Campoo de Yuso, los actos de la jornada contaron con la colaboración de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación y del Colegio Público de La Población, junto a los vecinos, a los que la Dirección General de Medio Natural proporcionó gratuitamente ejemplares de árboles autóctonos de Cantabria, para que puedan plantarlos en sus jardines y fincas particulares, así como cajas nidos para aves insectivoras con las que se contribuye a seguir haciendo biodiversidad.

Para saber más:

Vive Campoo

El coordinador del proyecto LIFE Anillo Verde, el Presidente de Fundacion Naturaleza y Hombre y la Directora del CEARC

Hoy han tenido lugar las charlas del seminario “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, organizadas por la Fundación Naturaleza y Hombre, en las que destacados ponentes del ámbito de las infraestructuras verdes hablaron sobre sus experiencias profesionales de recuperación de hábitats en entornos urbanos. El encuentro tuvo lugar en la Finca de Riosequillo, en Villaescusa, Cantabria.

Estas ponencias forman parte del proyecto LIFE+ “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, que trabaja en recuperar áreas degradadas pero de gran valor ecológico en torno a la bahía de Santander, tanto en los municipios limítrofes con la misma como en otros más alejados. Con ellas, se puso en común el conocimiento de expertos en este ámbito así como las experiencias similares que ya se están llevando a cabo en otros lugares, como la ciudad de Vitoria o la localidad cántabra de Campoo de Yuso.

Víctor Colino, de la Universidad de Salamanca, explicó qué es una infraestructura verde e hizo un repaso por las distintas concepciones sobre la conservación de la Naturaleza que se han ido dando a lo largo de la historia. Así, señaló que mientras en la época del Romanticismo se protegían los paisajes porque eran “muy bonitos”, esto fue evolucionando, de modo que en la actualidad se entiende el valor de preservar la biodiversidad. Para ello, además, destacó la importancia no solo de recuperar áreas aisladas sino de conectarlas entre sí, por medio de corredores verdes, como medio imprescindible de favorecer los esfuerzos de conservación.

El representante de la Consejería de Medio Ambiente, Ángel de Diego, expuso los esfuerzos que, desde el POL (Plan de Ordenación del Litoral) hasta la declaración del Plan Especial de la Bahía de 2014, se han venido haciendo para ayudar en la preservación de los espacios naturales en torno a la bahía de Santander. Defendió el POL como una iniciativa “valiente”, que no se limitaba a respetar un determinado número de metros desde el litoral, sino que tenía en cuenta que había piezas dignas de valorarse (ya fueran mieses, montes comunales o encinares), e incluso otras ligadas a usos industriales, mineros (una tan humilde como la caseta de un guardavías) o sanitarios (como las edificaciones de la Isla de Pedrosa).

Ángel de Diego, consejería de Medio ambiente de Cantabría

Ángel de Diego, Consejería de Medio Ambiente de Cantabria

Recordó lo difícil que fue acotar el tremendo desarrollo inmobiliario previo a la crisis económica y puso como ejemplo las presiones que hubieron de soportar por no permitir la construcción en las laderas de Peña Cabarga.

Además, se alegró de la existencia de otros esfuerzos previos, como el Plan de Movilidad Ciclista, a partir del cual se puede seguir luchando porque en un futuro “se pueda ir en bici bordeando toda la bahía”.

La intervención de Luis Orive (del Centro de Estudios Ambientales de Vitoria-Gasteiz) era una de las más esperadas, pues había mucho interés entre los asistentes por saber cómo, bajo su dirección, se había ido creando el Anillo Verde de Vitoria, ya muy desarrollado y que le ha valido a la ciudad el reconocimiento como Capital Verde Europea.

En ese sentido, se mostró dispuesto a “ayudar para que no cometáis los mismos errores que nosotros, que han sido muchos” e insistió en lo importante que fue para ellos la voluntad política favorable a que el proyecto se llevara a cabo, a pesar de que también se encontraron con dificultades.

En cuanto a los elementos naturales que constituyen la base del Anillo Verde de Vitoria destacó dos: los montes del sur desde los que fluyen aguas hasta el río principal en el norte, y la existencia de humedales y pequeños bosques que se podían regenerar.

También otorgó mucha importancia a la educación ambiental y a la creación de una cultura favorable a las intervenciones de conservación y, al respecto, subrayó que el 70% del presupuesto del Centro de Estudios Ambientales de Vitoria, que dirige, se dedica a estos fines. Y en cuanto a los reparos por cuestiones económicas, contó cómo primero fue más difícil sortearlos, mientras que ahora es más fácil, porque lo verde “llena los hoteles” y tiene otros beneficios para el comerciante y los negocios inmobiliarios.

Luis A. Orive (Centro de Estudios Ambientales de Vitoria-Gasteiz)

Luis A. Orive, Centro de Estudios Ambientales de Vitoria-Gasteiz

Sobre las últimas actuaciones en el Anillo Verde, que no se da por concluido, destacó la plantación de 250.000 árboles y la creación de un bosque de ribera en una gran avenida, que los ciudadanos y los comerciantes acogieron bien, pese a que así habría menos plazas de aparcamiento.

Miguel Toca y Miguel Arsenio Sánchez Pérez técnicos del Ayuntamiento de Campoo de Yuso, contaron la experiencia con actuaciones como la creación de madrigueras para armiños, la restauración de charcas que sirven tanto a la fauna salvaje como a la ganadería, la instalación de cajas nido, la recuperación de tejos… y destacaron la importancia de explicar a los vecinos los beneficios de estas pequeñas acciones para proteger el paisaje. Así consideran que crear una red de microbosques en terrenos abandonados por ejemplo es contribuir a las infraestructuras verdes.

El siguiente grupo de ponencias se centró en la conectividad ecológica como forma de crear territorio. Así la intervención de Paula Gil del Museo de Ciencias Naturales (CSIC) se centró en la conectividad ecológica como herramienta esencial para crear una red ecológica planificada y gestionada con la finalidad de frenar la pérdida de biodiversidad. Con ello se aseguran los beneficios que la naturaleza aporta a nuestra salud.

El coordinador del proyecto LIFE Anillo Verde con Paula Gil, Museo de Ciencias Naturales

El coordinador del proyecto LIFE Anillo Verde con Paula Gil, Museo de Ciencias Naturales CSIC

Tras un descanso para comer la tarde continuó con el interesante enfoque que Jesús Varas de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, aportó sobre el paradigma de los espacios protegidos y como contribuyen a la conservación. La protección de espacios naturales aislados está obsoleta, sobre todo en entornos donde la actividad antrópica es alta. Su eficacia se basa en estar incluidos en un contexto más amplio de ordenación del uso del suelo y de los recursos naturales. Es mejor enfocar la conservación como una herramienta esencial de ordenación del territorio.

También se mostró partidario de mantener la protección de espacios naturales a nivel local, ya que así se convierten en estrellas de protección y adquieren más fuerza para convencer a la ciudadanía. Las personas son las que han de creer en los espacios naturales y en su protección.

Las especies invasoras tuvieron un espacio gracias a la charla de Jacobo Fernández Rojo  de IMATUR que presentó el Plan de Acción contra el Plumero en Cantabria. En su experta opinión es una planta invasora que no logrará ser erradicada íntegramente del territorio cántabro. El plan intenta reducir su área de expansión basándose en la gestión de especies invasoras que se viene realizando a nivel europeo en la que se incide consecutivamente en prevenir, contener y por último erradicar.

La visión de la naturaleza como generador de riqueza y bienestar cerró los bloques de ponencias contando con la visión de Lorena Peña y Beatriz Fernández de la Cátedra UNESCO sobre Desarrollo Sostenible y Educación Ambiental de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) que ven en la resiliencia del territorio la fuerza natural paras resistir a las especies invasoras.  Sus análisis basados en un moderno marco conceptual y metodológico del Programa Científico Internacional de Naciones Unidas denominado Evaluación de los Ecosistemas del Milenio han visto que informar sobre las consecuencias de los cambios que estamos provocando en los ecosistemas en una pieza clave para poner en valor ante la ciudadanía nuestro patrimonio natural, siendo la Educación Ambiental junto a la divulgación unas de las más potentes herramientas para sensibilizar ante la degradación del 60% de los servicios de los ecosistemas a los que nos enfrentamos en la actualidad.

El seminario concluyó con la presentación de Carlos Sáinz de la empresa Bahía de Santander, Ecoturismo y Educación Ambiental que destacó la sensibilización desde el ámbito ecoturístico y de la Educación Ambiental ante la biodiversidad y su protección como forma de provocar la sostenibilidad ambiental. Porque disfrutamos de los servicios que nos facilita la naturaleza pero con el compromiso de hacerlo con responsabilidad. A través de las actividades ecoturísticas que desarrolla su empresa interpretan los espacios en red Natura 2000 y los espacios protegidos en Cantabria transformando el lenguaje y los conceptos científicos para que lleguen a la ciudadanía y sea comprendida su importante función para el ser humano.

Presentacion Life_Anillo_Verde

Los municipios en torno a la Bahía de Santander, aunque más industrializados que el resto de la región, están “plagados de áreas naturales de primer orden”, destacó Dña. Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, en la presentación de las jornadas sobre el proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad que se celebran en la Finca Riosequillo, ubicada en Villaescusa (junto al Parque de la Naturaleza de Cabárceno).

En el encuentro de presentación del proyecto e información sobre las acciones que se están llevando a cabo estuvo acompañada por D. Carlos Sánchez, el presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre, y por el alcalde del municipio anfitrión, Constantino Fernández Carral. Al evento acudieron, además, numerosos alcaldes, representantes de juntas vecinales, propietarios y autoridades de los municipios participantes en el proyecto.

En su bienvenida el alcalde Villaescusa, D. Constantino Fernández Carral, destacó el entusiasmo con que acogió el proyecto hace un año cuando Fundación Naturaleza y Hombre le propuso colaborar. No hubo duda ante la importancia de incorporar al municipio en una red de apoyo para crear un entorno más sostenible en la Bahía de Santander con su contribución y apoyo total al proyecto LIFE de la Unión Europea.

El Alcalde de Villaescusa D. Constantino Fernández Carral, la Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria Doña Eva Díaz Tezanos y el Presidente de FNYH D. Carlos Sánchez

El Alcalde de Villaescusa D. Constantino Fernández Carral, la Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria Doña Eva Díaz Tezanos y el Presidente de FNYH D. Carlos Sánchez

La Fundación Naturaleza y Hombre lleva más de dos décadas haciendo una labor de conservación de entornos naturales de gran valor ecológico, entre los que se encuentran varios distribuidos en torno a la Bahía de Santander, dentro del       que ha denominado el Anillo Verde. En algunos casos, como explicó Carlos Sánchez, se encuentran en zonas “muy pobladas, con mucha presión, pero en las que han quedado restos de naturaleza” por los que merece la pena trabajar en su conservación y restauración ambiental.

Se refería, por ejemplo, a humedales litorales como el de Alday, a humedales de interior como el Pozón de la Yesera, a encinares atlánticos, bosques de ribera, zonas de dunas como el Monte de Somo, o a islas como la de La Campanuca. Que se encuentran repartidos tanto por los municipios limítrofes de la bahía (Santander, Camargo, El Astillero, Marina de Cudeyo y Ribamontán al Mar), como también en otros más alejados (Santa Cruz de Bezana, Villaescusa, Santa María de Cayón, Penagos, Medio Cudeyo, Liérganes, Ribamontán al Monte y Entrambasaguas).

Las iniciativas que se han ido implementando desde diferentes instituciones como Fundación Naturaleza y Hombre, que propició el Anillo Verde; o la Consejería de Universidades e investigación, Medio Ambiente y Política Social, con el “Plan de Regeneración Ambiental de Espacios Degradados de Cantabria”, requieren de un fuerte impulso para alcanzar una visión global y de conjunto de los espacios periurbanos de la Bahía de Santander y crear una nueva infraestructura verde en torno al Anillo Verde que se consolide en el tiempo y ofrezca servicios ecosistémicos a la población. El Proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad, se concibe con esta ambiciosa finalidad, considerando que  los espacios naturales aludidos son una extraordinaria fuente de riqueza  para la población de la bahía de Santander.

Presentacion Life_Anillo_Verde

Presentación del Proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander

Las jornadas del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander, conectando la naturaleza y la ciudad” se reparten entre dos días: uno de presentación, en el que se hizo un repaso de todo lo que se ha conseguido en cuanto a recuperación de áreas naturales, y otro el viernes, consistente en charlas más técnicas pero abiertas al público general.

En las charlas del viernes participarán reconocidos profesionales de diferentes áreas del ámbito universitario, empresarial e institucional en relación a las infraestructuras verdes y como el medioambiente forma parte indisociable de los entornos urbanos. Pero que coinciden en orientarse a crear entornos urbanos más sostenibles e integrados en el medioambiente. Se debatirá el problema de las especies invasoras y se mostrará el enfoque del futuro turismo sostenible que va a potenciar el Anillo Verde de la Bahía de Santander a través de la experiencia de la empresa de ecoturismo Bahía de Santander.

Las charlas de la jornada que se desarrollará en la Finca Riosequillo en Villaescusa el 10 de marzo desde las 9:30 h son gratuitas y están abiertas a toda persona interesada previa inscripción en la página web de la Fundación Naturaleza y Hombre.

El proyecto forma parte del programa europeo LIFE+ Naturaleza. En él colaboran la empresa pública del Gobierno de Cantabria MARE (Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía), la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo y la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente, y cuenta con una inversión total de tres millones de euros.

Dentro del proyecto LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico desarrollado por la Fundación Naturaleza y Hombre se ha realizado una puesta en libertad de 600 individuos de perdiz roja en fincas colaboradoras del proyecto cofinanciado por la Unión Europea.

Las fincas colaboradoras del proyecto son parte esencial de la conservación como artífices de la custodia del territorio. Una excepcional herramienta de conservación y de implicación social para la preservación de los hábitats del Oeste Ibérico. De este modo la Fundación Naturaleza y Hombre continúa con el desarrollo de las acciones de conservación programadas en el calendario del Proyecto LIFE en ejecución.

A lo largo del año las actividades de conservación no se detienen, y en esta ocasión, varias de las fincas asociadas al proyecto Club de Fincas con las que existen acuerdos de custodia del territorio, han sido objeto de diversas liberaciones, abarcando un total de 600 individuos de perdiz roja (Alectoris rufa).

La actuación se ha llevado a cabo con la finalidad de reforzar las poblaciones silvestres de esta especie de ave terrestre y sedentaria. La presencia de perdiz roja es esencial en la cadena trófica de predadores de ciertas especies de aves rapaces, algunas tan emblemáticas para la biodiversidad mundial como el águila imperial ibérica.

Con el incremento de la presencia de perdiz roja, que se alimenta principalmente de vegetales y frutos silvestres, así como con complementos de insectos y otros pequeños invertebrados,  se aumentan los recursos tróficos disponibles en las fincas objeto de la reintroducción.

Por su adecuación para la acogida de esta ave y la presencia de fuentes de agua naturales tales como charcas, fuentes y arroyos, imprescindibles para que la perdiz satisfaga sus necesidades hídricas diarias, los ejemplares se han liberado en las fincas colaboradoras dentro del área de conservación, además de en la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba.

Ejemplar de Perdiz roja - foto tomada en la Reserva Campanarios de Azaba.

Ejemplar de Perdiz roja – foto tomada en la Reserva Campanarios de Azaba.

Las perdices puestas en libertad cuentan con garantía de pureza genética y aportan una óptima situación biológica desde sus instalaciones de cría. Con ello se logra que las aves retornen al medio natural con las mejores condiciones de musculación y salvajismo.

No obstante, el método seguido para la liberación ha sido la adaptación previa al medio natural y a su futuro hábitat con la permanencia de los individuos durante varias jornadas en amplias jaulas construidas para la ocasión. Para complementar su adaptación al medio han sido ubicadas en distintos enclaves de las fincas donde se iba a realizar la suelta. Durante el tiempo de preparación para su reintroducción al medio natural han sido alimentadas y sometidas a un estrecho control para su mantenimiento óptimo por un técnico de campo del proyecto LIFE.

Como forma de apoyo y garantía de éxito del retorno al medio natural de las aves liberadas, en territorio de secano, matorral aclarado y dehesa, los técnicos de Fundación Naturaleza y Hombre continúan realizando un seguimiento periódico en el territorio donde se han desarrollado las diferentes sueltas.

De este modo es posible controlar las contingencias derivadas de cualquier posible predación o bien complementar la escasez ocasional de alimento mediante el aporte reglado de grano de cereales. Todo ello con el fin de favorecer la disminución en su regresión debida al aprovechamiento cinegético y la alteración de los paisajes agrarios y de campiña de los que depende. Finalmente con esta acción vital del proyecto, reforzada por las mejoras del hábitat del Oeste Ibérico llevadas a cabo previamente, se da un gran paso para su retorno natural al medio. Una medida que al revertir su declive acabará fomentando la recuperación de la biodiversidad.