Home Destacados

Cabaña pasiega

Este domingo, 2 de diciembre, todo aquel que lo desee puede participar en una actividad encaminada a reforestar el Alto Miera, en la finca de Bernallán (entre Arredondo y San Roque de Riomiera), y que está organizada por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de Fundación Banco Santander. La actividad, abierta a todos los públicos, incluso a los más pequeños, consistirá en la plantación de árboles autóctonos como hayas, abedules, serbales o mostajos y en la restauración de plantaciones previas que pudieran necesitar algún arreglo como la reposición de tutores.

HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE

La cuenca del Miera ha sido un área tradicionalmente castigada por talas e incendios que la han desnudado de bosques. Eso, además de problemas de erosión del suelo, ha supuesto una merma en la fauna que, además, no disponía de una vía arbolada que favoreciera sus desplazamientos. En un intento de revertir esta situación, Fundación Naturaleza y Hombre y Fundación Banco Santander han trabajado conjuntamente durante años para crear un corredor ecológico que, pasando por el Alto Miera, conectara el Alto Asón y el Alto Pas. Para ello, se plantaron hayas, fresnos, tilos, abedules, robles y serbales para beneficio de corzos, gatos monteses, jabalíes y todo tipo de aves.

Ahora, y para que esas plantaciones tengan éxito, hay que seguir llevando a cabo actuaciones de mantenimiento de las mismas. Una de ellas la protagoniza el rebaño de ovejas lachas y carranzanas que pacen entre las reforestaciones para mantener el bosque libre de maleza y prevenir incendios que malograrían el proyecto.

Pero además hay que hacer trabajos de mantenimiento, reponer árboles que no han salido adelante… Y concienciar a la población de la importancia de todo esto. Por eso, FNYH y Fundación Banco Santander han organizado para este domingo una jornada de voluntariado, dirigida a todo tipo de público, en la que, para participar, solo hace falta inscribirse en la web de Fundación Naturaleza y Hombre.

La jornada comenzará a las 10:30 h. en el Fluviarium de Liérganes, que es el punto de reunión elegido desde el que se partirá, en coches particulares, hasta el Collado de la Espina, entre San Roque de Riomiera y Arredondo. Desde ahí, solo hay que andar 700 metros en una ruta llana y muy fácil hasta la finca de Bernallán, donde se llevará a cabo la actividad. La hora prevista de vuelta al Fluviarium son las 15:30 h.

Fundación Naturaleza y Hombre pone a disposición de los usuarios un servicio por el que quien lo desee puede compartir su coche con otros usuarios o apuntarse para encontrar plaza libre en alguno. Además, la organización proporcionará un aperitivo a todos los participantes. Información e inscripciones en la web de Fundación Naturaleza y Hombre.

La jornada comenzará a las 10:30 h. en el Fluviarium de Liérganes, que es el punto de reunión elegido desde el que se partirá, en coches particulares, hasta el Collado de la Espina, entre San Roque de Riomiera y Arredondo. Desde ahí, solo hay que andar 700 metros en una ruta llana y muy fácil hasta la finca de Bernallán, donde se llevará a cabo la actividad. La hora prevista de vuelta al Fluviarium son las 15:30 h. Fundación Naturaleza y Hombre pone a disposición de los usuarios un servicio por el que quien lo desee puede compartir su coche con otros usuarios o apuntarse para encontrar plaza libre en alguno. Además, la organización proporcionará un aperitivo a todos los participantes.

HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE


HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE
COMPARTE COCHE

DATOS PRÁCTICOS:
Lugar de la actividad:
Finca de Bernallán, cerca del Collado de la Espina, entre Arredondo y San Roque de Riomiera.
Punto de encuentro:
Fluviarium de Liérganes

Coordenadas de Collado de la Espina
En caso de querer ir directamente al lugar de la actividad, el punto de encuentro en el Collado de la Espina es este:

Fecha:
Domingo, 2 de diciembre

Hora:
10:30 h.

Hora fin:
15:30 h.

Inscripción:
En el botón habilitado en esta página, o bien en el tlf. 679 181 472 ó el mail educacionambiental@fnyh.org
Apto para todos los públicos.
Se recomienda ropa y calzado cómodos.
Aperitivo a cargo de la organización.
No habrá autobús, pero ponemos a disposición de los participantes un servicio para que puedan compartir coche si lo desean.
HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE
COMPARTE COCHE

0 245

Fundación Naturaleza y Hombre ha sido reconocida con el premio a la Conservación de la Biodiversidad, que otorga la Fundación BBVA, y que es quizá el más prestigioso en esa materia en España y Europa. Carlos Sánchez, presidente de FNYH, recogió esta semana el galardón de manos del presidente de la Fundación BBVA y resaltó en su discurso la ayuda que la organización conservacionista que dirige presta “no solo a la preservación de especies y hábitats sino también al desarrollo humano”, en un momento, además, en que quienes se ocupan de la conservación de la naturaleza “se encuentran más amenazados que nunca”.

Cantabria y el Oeste Ibérico: los escenarios de trabajo

Fundación Naturaleza y Hombre nació en Cantabria hace 25 años y, desde entonces, ha llevado a cabo numerosos proyectos tanto en esa región como en Castilla y Léon, Extremadura e incluso Portugal. En el Oeste Ibérico destacan las acciones en Campanarios de Azaba – Malcata, Faia Brava, Sierra de Gata o Monfragüe, en un esfuerzo por proteger los hábitats de la dehesa y favorecer la presencia de especies emblemáticas como el buitre negro, el águila imperial, la cigüeña negra, el alimoche o el lince. El Oeste Ibérico, subrayó Sánchez, son dos millones de hectáreas en una franja fronteriza entre España y Portugal que constituyen “un continuo natural digno de ser preservado, con dehesas, sierras, cañones fluviales…”. Un hábitat cuyos principales problemas son la sobreexplotación ganadera, que impide la regeneración natural de la flora y el agotamiento de los recursos y, en el otro extremo, paradójicamente, el abandono de la actividad en las zonas rurales.

En Cantabria, FNYH ha llevado a cabo la reintroducción del rebeco en la Montaña Oriental; la mejora de los hábitats de la cuenca del Miera, con la habilitación de pasos para salmones o intensas campañas de plantación de árboles autóctonos (también en Burgos) en una zona especialmente castigada por la deforestación; o la creación del Anillo Verde de la Bahía de Santander, proyecto en que la organización se halla actualmente inmersa.

Ecoturismo y Acuerdos de Custodia: la gestión de los espacios naturales

La participación tanto de propietarios de los terrenos como de ganaderos es clave para que todos estos proyectos salgan adelante: “No podemos legislar pero sí acordar. Nada podemos imponer. Todo lo que hacemos son acuerdos de protección voluntaria”, en palabras de Carlos Sánchez, y que se enmarcan en la figura fundamental de los Acuerdos de Custodia del Territorio.

En la gestión de los espacios naturales, el ecoturismo se presenta como una opción especialmente apropiada, y  Campanarios de Azaba, en Salamanca, es un ejemplo de ello: la reserva acoge visitas de fotógrafos de naturaleza o de personas que buscan disfrutar del entorno. Y, en Cantabria, FNYH ha abierto el Fluviarium de Liérganes, la Casa de los Humedales del Anillo Verde, en Camargo; y el Centro Etnobotánico de El Pendo.

Todas estas instalaciones sirven, además, para desarrollar una extensa labor divulgativa.

La Fundación BBVA y la conservación de la biodiversidad

El presidente de la Fundación BBVA, Francisco González, resaltó en su discurso que “seguimos sin ser plenamente conscientes de nuestra total dependencia de la biodiversidad. Sin insectos polinizadores, o sin el plancton sostenedor de la cadena trófica, no es posible nuestra civilización. Damos por hecho la obtención ininterrumpida de estos servicios proporcionados por los ecosistemas; y, sin embargo, estamos alterándolo gravemente”. Para González, “contraponer la especie humana a las demás, como si el resto de los habitantes de la Tierra poblaran un escenario que nosotros solo contemplamos, es una visión errónea”. El presidente de la Fundación BBVA criticó también a los dirigentes que “siguen negando o deflactando la evidencia sobre la gravedad del desafío ambiental”, pero también a “otros líderes y decisores mejor informados” que sin embargo expresan “tan solo un compromiso genérico, tibio, muy por debajo de lo esperable”.

Los otros galardonados de esta edición han sido, en la categoría de Difusión del Conocimiento y Sensibilización, los periodistas Rafael Serra, José Antonio Montero y Miguel Miralles, por su labor al frente de la revista Quercus; y Fundación Moisés Bertoni en la categoría internacional por su trabajo en Paraguay.

Las fotos de la ceremonia

Los proyectos

MÁS RECURSOS:
Discurso de Carlos Sánchez en la ceremonia de entrega del premio
Fundación BBVA

La Dehesa

Fundación Naturaleza y Hombre ha sido galardonada con el Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad por su proyecto ‘Oeste Ibérico: la conservación del Gran Ecosistema’.  El premio ha sido otorgado, según el jurado, “por su impacto regional y transfronterizo en la conservación de ecosistemas amenazados, así como de especies en peligro en una zona de la península especialmente rica en biodiversidad”. “Este proyecto emblemático en custodia y restauración del territorio”, continúa la entidad, “destaca por su carácter integrador del medio rural en la conservación del medio ambiente”.

Los Premios a la Conservación de la Biodiversidad de la Fundación BBVA reconocen e incentivan la labor de las organizaciones conservacionistas, las instituciones y los organismos que desarrollan políticas o funciones de conservación medioambiental.

El premio ha sido otorgado por el “impacto regional y transfronterizo” del proyecto ‘Oeste Ibérico: la conservación del Gran Ecosistema’.

El premio a Fundación Naturaleza y Hombre ha sido concedido en la categoría de ‘Actuaciones en Conservación de la Biodiversidad en España’. Los otros premiados han sido la Fundación Moisés Bertoni para la Conservación de la Naturaleza de Paraguay por el proyecto “Mbaracayú: Conservación, Educación de Mujeres, y Turismo Sostenible” en la categoría de Conservación de la Biodiversidad en el Mundo, y los periodistas Rafael Serra, José Antonio Montero y Miguel Miralles, de la revista Quercus, en la categoría Difusión del Conocimiento y Sensibilización en la Conservación de la Biodiversidad en España.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre agradecemos el galardón y nos sentimos muy honrados de compartir el reconocimiento con el resto de premiados. ¡Gracias!

RECURSOS RELACIONADOS:
Noticias sobre las actuaciones de FNYH en el Oeste Ibérico.
Folleto resumen del proyecto LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico.
I Jornadas sobre la Conservación del Oeste Ibérico: no pierdas la oportunidad de acudir al foro en que se debatirá la conservación del Oeste Ibérico este jueves y viernes, 4 y 5 de octubre, en Salamanca.

Oveja del rebaño de Fundación Naturaleza y Hombre

Ovejas lachas y carranzanas llevan paseándose todo el 2018 por la Montaña Cantábrico-Burgalesa, en las reforestaciones llevadas a cabo por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con Fundación Banco Santander, con la importante misión de mantener el bosque libre de maleza y contribuir, así, al éxito de un corredor biológico entre los hayedos del Alto Asón y el Alto Pas.

Talas indiscriminadas para abastecer a las fábricas de cañones o construir navíos a partir del siglo XVII o incendios provocados han hecho que las cuencas fluviales pasiegas sufran especialmente la deforestación, y en un intento de recuperar algo de los bosques originales, FNYH lleva casi 25 años plantando especies autóctonas a través de distintos proyectos, en una extensión de más de 200 hectáreas entre Burgos y Cantabria.

El proyecto ha contado con la colaboración de Fundación Banco Santander

Una de esas iniciativas tenía como objetivo crear un corredor biológico de pequeños bosques que, pasando por el Alto Miera, permitiera a la fauna forestal moverse entre los hayedos del Alto Asón y del Alto Pas. En Burgos, en concreto, las zonas en que se actuó fueron El Bernacho y Busturejo, en el municipio de Espinosa de los Monteros, mientras que en Cantabria se intervino en San Roque de Riomiera, Vega de Pas y Soba. ¿Los beneficiados? Corzos, pícidos (todo tipo de pájaros carpinteros), gatos monteses, jabalíes, azores… y la biodiversidad en general.

Para ello se plantaron hayas, fresnos, tilos, abedules, robles y servales. Ese proyecto, financiado por Fundación Banco Santander, concluyó, pero era necesario asegurarse de que los nuevos árboles salieran adelante, y ahí es donde intervienen las ovejas que, gracias a un nuevo convenio con FBS, han estado pastando en las primeras fases de las repoblaciones para limpiar el área y hacerla menos vulnerable a posibles incendios.

Las costumbres pasiegas en la reforestación

El rebaño, de unas 200 ovejas carranzanas y lachas, está cuidado por mastines y se pastorea según los usos tradicionales. El proyecto contribuye así, además de a la generación de nuevos bosques, a la recuperación de razas autóctonas y de modos de gestión agraria como la muda pasiega, consistente en trasladar a los animales desde el valle a las zonas altas en épocas de buen tiempo mientras que en invierno se vuelven a bajar, y que constituye una práctica muy beneficiosa para el ecosistema, pues en este ir y venir el ganado traslada los nutrientes desde las zonas bajas hasta las cumbres.

El rebaño, de 200 ovejas, mantiene el bosque libre de maleza y evita possibles incendios

En el marco de esta colaboración, se han llevado a cabo también reparaciones en las cabañas pasiegas, construcciones emblemáticas de la zona, con el fin de garantizar refugio para el ganado y conservar el patrimonio etnográfico, así como mantenimiento de cortafuegos y cerramientos, o distintas acciones de educación y sensibilización ambiental.

MÁS RECURSOS:
Fundación Banco Santander
Libro Restauración y Gestión del Bosque Atlántico

Aerogenerador

Más de cien aerogeneradores amenazan la candidatura de Reserva de la Biosfera de los Valles Pasiegos.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre, WWF, Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, SEO Birdlife y Fundación Oso Pardo queremos alertar sobre la instalación de industrias eólicas en plenos Valles Pasiegos y Montaña Oriental, espacios con grandes valores paisajísticos y culturales.

Los proyectos contemplan, por el momento, la instalación de 144 aerogeneradores distribuidos en distintos parques eólicos: Ribota, Berana y Monte Garmas (Villacarriedo, San Roque, Selaya, Saro y Santa María de Cayón); Cildá (Luena, Molledo y Corvera de Toranzo); La Rasa y Garma Blanca (Arredondo, Ruesga, Solórzano, Entrambasaguas, Río Tuerto y Miera); y Zalama (Soba).

Algunos de estos parques están situados entre las cuencas de los ríos Pas, Pisueña y Miera, y junto al Lugar de Interés Comunitario (LIC) Montaña Oriental, perteneciente a la Red Natura 2000, y suponen un asalto inútil al paisaje.

A ello hay que sumar los proyectos situados fuera de la Montaña Pasiega, como Bustasur en el Monte Hijedo con 17 aerogeneradores más, y otros.

Estos planes son incompatibles con la deseada declaración de los Valles Pasiegos como Reserva de la Biosfera, cuyo objeto es la conservación del paisaje, las especies, los ecosistemas naturales y la biodiversidad para, a partir de ahí, promover un desarrollo socioeconómico sostenible y compatible.

En la Montaña Pasiega ya se han ubicado diferentes instalaciones  de energías renovables y numerosas en Cantabria y Burgos, por lo que es imprescindible evaluar el impacto acumulativo del conjunto, en lugar de tratar individualmente cada parque.

Impacto sinérgico y biodiversidad

La industrialización de la montaña repercutirá negativamente en el paisaje, aparte de por los propios aerogeneradores, por la instalación de tendidos eléctricos kilométricos, la apertura de accesos o la construcción de  instalaciones complementarias como edificaciones o subestaciones eléctricas.

Los parques eólicos, en algunos de los emplazamientos en que se quieren levantar, implicarán la destrucción de hábitats de gran calidad como turberas altas degradadas, brezales húmedos atlánticos de zonas templadas con Erica tetralix (brezo de turbera), que todavía pueden regenerarse de manera natural.

La fauna se vería gravemente afectada, en particular las aves, y especialmente planeadoras como el buitre leonado, el alimoche, de las que existen poblaciones muy importantes en el inmediato LIC Montaña Oriental, y otras rupículas que, según los diferentes estudios, se ven afectadas por frecuentes colisiones. En este sentido, las industrias eólicas se pretenden ubicar a escasos metros de las zonas de Red Natura 2000, en contra de lo recomendado por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), así como de lo contemplado por la propia Directiva Comunitaria de Hábitats.

Economía local

El proyecto podría afectar seriamente a la economía local y al turismo, y a emprendimientos como alojamientos rurales, hostelería, rutas de montaña, educación ambiental…

El plan altera el paisaje y afectará a algunas de las mejores áreas pasiegas, con excelentes panorámicas, cabañales y rutas turísticas. Supone un grave impacto que pondría en riesgo la declaración de Reserva de la Biosfera de los Valles Pasiegos, fundamentada en la integridad de un paisaje construido por el hombre y marcado por el uso ancestral que este ha hecho de prados, cabañas, bosques y pastos.

Una de las industrias eólicas previstas afecta precisamente al núcleo de la proyectada Reserva de la Biosfera, lo que podría frustar esta importante iniciativa.

Las organizaciones firmantes están comprometidas con la lucha contra el cambio climático y las energías renovables pero recuerdan que esta debe desplegarse protegiendo la biodiversidad para evitar la posible fragmentación de hábitats, la perdida de conectividad ecológica, la muerte por colisión de vertebrados voladores, la destrucción de paisajes conservados y otros efectos de índole social. Motivos todos ellos suficientes para que su ubicación necesite una valoración exhaustiva al objeto de dotar a la misma de todo su sentido.

Por último, las organizaciones firmantes apoyan el documento que ya en 2011 presentó Fundación Naturaleza y Hombre, con una Propuesta de Áreas de Exclusión Eólica en Cantabria refrendada por numerosas entidades dedicadas a la conservación del medio ambiente, y que pretendía servir de herramienta para el desarrollo sostenible de las energías renovables tanto para los promotores eólicos como para las administraciones encargadas de velar por la conservación de la biodiversidad en Cantabria, así como para ONG’s y asociaciones.

En dicha propuesta se recomendaba que un área tan excepcional como la de Ribota y Alto del Caracol, donde iría uno de los parques proyectados, o la de Monte Garmas, deberían estar excluídas sin duda de cualquier proyecto como el que se quiere llevar a cabo. Y también el Plan Regional de Ordenación Territorial (PROT) contemplaba como zonas de exclusión eólica aquellas en las que se quieren instalar los parques.

Las organizaciones firmantes abogamos por un desarrollo territorial respetuoso con la biodiversidad, el paisaje y los recursos endógenos, en donde una propuesta de Reserva de la Biosfera debería ser el emblema para la protección de un área de gran significación e identidad regional.

FIRMANTES:
Fundación Naturaleza y Hombre, WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza), Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, SEO Birdlife y Fundación Oso Pardo.

MÁS RECURSOS:
Propuesta de Áreas de Exclusión Eólica

Rescate de peces previo a la obra de los pasos para salmones.

Ayúdanos a evaluar el proyecto LIFE Miera que, desde su comienzo hace unos años, ha llevado a cabo numerosas actividades por la conservación de la biodiversidad en el río Miera, desde su nacimiento hasta su desembocadura:

  • Reforestaciones en áreas especialmente afectadas por talas e incendios.
  • Mejora del hábitat del río y acciones para mejorar la presencia de especies emblemáticas como la nutria, el salmón, el helecho Woodwardia radicans, el ciervo volante o el caballito del diablo.
  • Acciones de divulgación y sensibilización ambiental…

Haz clic en el siguiente enlace. Solo te llevará unos segundos.

RESPONDER LA ENCUESTA FINAL LIFE MIERA

RESPONDER LA ENCUESTA FINAL LIFE MIERA

Este trimestre, Fundación Naturaleza y Hombre pone en marcha una serie de talleres en el Centro Etnobotánico de El Pendo y en la Casa de la Naturaleza de las Marismas de Alday. Habrá cursos de plantas medicinales y remedios naturales, de creación de enseres con elementos reutilizados, de esencias y aceites naturales y de identificación de huellas, y requieren de inscripción previa.

INSCRÍBETE AQUÍ

INSCRÍBETE AQUÍ

PROGRAMACIÓN:

Sábado, 27 de octubre:
Jabones artesanales.
Casa de la Naturaleza – Marismas de Alday.
De 10 a 14 h.

10€

Sábado, 10 de noviembre:
Lámparas y portavelas.
Elaboración artesanal de lámparas y candelabros con elementos recolectados del entorno.
Centro Etnobotánico de El Pendo.
De 10 a 14 h.

30€

Sábado, 24 de noviembre:
Los inicios del cine.
Construcción de un zoótropo a partir de materiales reciclados.
Casa de la Naturaleza – Marismas de Alday.
De 10 a 14 h.

15€

Sábado, 1 de diciembre:
Destilado de esencias.
Elaboración mediante destilado de esencias y aceites naturales.
Centro Etnobotánico de El Pendo.
De 10 a 14 h.

30€

Sábado, 15 de diciembre:
Rastros y huellas.
Identificación de rastros y huellas a través de diversos juegos.
Casa de la Naturaleza – Marismas de Alday.
De 10 a 14 h.

5€

DÓNDE ESTAMOS

CENTRO ETNOBOTÁNICO BOSQUES DEL ANILLO VERDE – EL PENDO:

CASA DE LA NATURALEZA HUMEDALES DEL ANILLO VERDE – MARISMAS DE ALDAY:

MÁS RECURSOS:
Consulta aquí toda la programación de Educación Ambiental de FNYH.

La Dehesa

Fundación Naturaleza y Hombre ha sido galardonada con el Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad por su proyecto ‘Oeste Ibérico: la conservación del Gran Ecosistema’.  El premio ha sido otorgado, según el jurado, “por su impacto regional y transfronterizo en la conservación de ecosistemas amenazados, así como de especies en peligro en una zona de la península especialmente rica en biodiversidad”. “Este proyecto emblemático en custodia y restauración del territorio”, continúa la entidad, “destaca por su carácter integrador del medio rural en la conservación del medio ambiente”.

Los Premios a la Conservación de la Biodiversidad de la Fundación BBVA reconocen e incentivan la labor de las organizaciones conservacionistas, las instituciones y los organismos que desarrollan políticas o funciones de conservación medioambiental.

El premio ha sido otorgado por el “impacto regional y transfronterizo” del proyecto ‘Oeste Ibérico: la conservación del Gran Ecosistema’.

El premio a Fundación Naturaleza y Hombre ha sido concedido en la categoría de ‘Actuaciones en Conservación de la Biodiversidad en España’. Los otros premiados han sido la Fundación Moisés Bertoni para la Conservación de la Naturaleza de Paraguay por el proyecto “Mbaracayú: Conservación, Educación de Mujeres, y Turismo Sostenible” en la categoría de Conservación de la Biodiversidad en el Mundo, y los periodistas Rafael Serra, José Antonio Montero y Miguel Miralles, de la revista Quercus, en la categoría Difusión del Conocimiento y Sensibilización en la Conservación de la Biodiversidad en España.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre agradecemos el galardón y nos sentimos muy honrados de compartir el reconocimiento con el resto de premiados. ¡Gracias!

RECURSOS RELACIONADOS:
Noticias sobre las actuaciones de FNYH en el Oeste Ibérico.
Folleto resumen del proyecto LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico.
I Jornadas sobre la Conservación del Oeste Ibérico: no pierdas la oportunidad de acudir al foro en que se debatirá la conservación del Oeste Ibérico este jueves y viernes, 4 y 5 de octubre, en Salamanca.

cabecera_Workshop_Oeste_Ibérico_2018

Fundación Naturaleza y Hombre, en colaboración con la Universidad de Salamanca y la Associação Transumância e Natureza, organiza las ‘I Jornadas sobre la Conservación de la Naturaleza en el Oeste Ibérico: entre España y Portugal’, que tendrán lugar el 4 y 5 de octubre en la Filmoteca de Castilla y León, en la ciudad de Salamanca.

INSCRÍBETE AQUÍ

Estas jornadas forman parte del proyecto LIFE ‘Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico’, que durante cinco años ha llevado a cabo acciones de recuperación medioambiental en los hábitats presentes entre Salamanca, Extremadura y Portugal, e incluyen un extenso programa de charlas y una visita a una de las fincas emblemáticas del proyecto, la Reserva Biológica Campanarios de Azaba.

Las charlas abordarán el fomento de la biodiversidad tanto desde el punto de vista de las ciencias medioambientales como desde una perspectiva integradora con el uso del espacio y los recursos por parte del ser humano, y tendrán en cuenta también aspectos más prácticos como la búsqueda de financiación para los proyectos.

Así, durante dos días, se expondrán las experiencias de conservación tanto pública como privada en el Oeste Ibérico. Sobre el Parque Nacional de Monfragüe, por ejemplo, hablará su Director Técnico Ángel Rodríguez Martín. También acudirán representantes de las distintas redes de Espacios Protegidos de Castilla y León, Extremadura y Portugal, y se analizará la figura de las Reservas de la Biosfera de la UNESCO.

Proyectos como el LIFE Iberlince, dedicado a la recuperación del lince ibérico en la Península, o el LIFE Rupis, volcado en la conservación del alimoche y el águila perdicera en el Valle del Duero serán abordados también. Y ponentes de la Universidad de Salamanca y de Extremadura mostrarán los avances en estudios de conectividad en espacios naturales y los problemas de la Dehesa, como el de la seca.

Aspectos más prácticos como la financiación de proyectos de conservación serán atendidos por los representantes de las dos instituciones públicas que más fondos aportan a esta causa: la Fundación Biodiversidad, con su Directora Sonia Castañeda, y el programa LIFE, con Íñigo Ortiz de Urbina.

Las iniciativas de desarrollo de la economía rural o la recuperación de razas de ganado autóctonas serán otros temas de las jornadas.

El último día, todo aquel que lo desee podrá visitar la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, en el municipio de La Alamedilla, en Salamanca, para lo que se habilitará un autobús gratuito.

INSCRÍBETE AQUÍ

Cartel para las I Jornadas sobre la Conservación de la Naturaleza en el Oeste Ibérico.

Cartel para las I Jornadas sobre la Conservación de la Naturaleza en el Oeste Ibérico.

Los dos millones y medio de hectáreas del espacio hispano-portugués del Oeste Ibérico se extienden desde la zona centro-occidental de Salamanca – Almeida hasta la septentrional de Cáceres – Castelo Branco, y abarcan la Sierra de Gata, los Riscos del Águeda y Monfragüe. Esta área, con su combinación de sierra y dehesa mediterránea, es uno de los reservorios de diversidad biológica más importantes de la Península Ibérica, pues alberga especies como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el lince ibérico.

Durante cinco años, el proyecto LIFE Club de Fincas, en que se enmarcan estas jornadas, ha llevado a cabo labores de mejora de los hábitats de la dehesa que han favorecido la presencia de especies emblemáticas como el buitre negro, la cigüeña negra o el alimoche, todo ello a través de los llamados acuerdos de Custodia del Territorio, por medio de los cuales los propietarios de las tierras se implican en su conservación. En total, 27 fincas de las áreas de Campanarios de Azaba, Faia Brava, Monfragüe y Sierra de Gata han participado en el proyecto.

Las jornadas son gratuitas, previa inscripción, y están dirigidas tanto a público especializado como a estudiantes de ámbitos relacionados con el Medio Ambiente y a la población general interesada.

El proyecto LIFE ‘Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico’ está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la Associação Transumância e Natureza y la Universidad de Salamanca como beneficiarios asociados, y cuenta con el apoyo del programa LIFE  de conservación medioambiental de la Unión Europa y de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, así como con la colaboración de la Junta de Castilla y León.

DATOS PRÁCTICOS
Fecha:
4 y 5 de octubre
Lugar:
Filmoteca de Castilla y León. Calle Doña Gonzala Santana, 1 – Salamanca.
+ visita a la Reserva Biológica Campanarios de Azaba (a 1 h. 20 min. de Salamanca aprox. para lo que se habilitará un autobús gratuito).
GRATIS, previa inscripción.

INSCRÍBETE AQUÍ

MÁS RECURSOS
Programa
Evento en Facebook: para que estés informado al día
Folleto Resumen del proyecto LIFE Club de Fincas
Campanarios de Azaba
LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico
Salamanca: cómo llegar

¡¡¡NUEVO!!!
¡Mira las fotos de las jornadas!

No es algo nuevo el empeño y la atención que FNYH pone en la parte de educación juvenil, sensibilización y colaboración con otras entidades con el fin de alcanzar a un número siempre más grande de jóvenes y cooperar en su desarrollo cultural, dando a conocer los proyectos LIFE+ que se están llevando a cabo en Cantabria y en el Oeste Ibérico.

Este año,  en colaboración con el proyecto europeo Erasmus SVE, se han englobado en las diferentes aéreas de actuaciones voluntarios provenientes de toda Europa.

En este sentido, FNYH ha acogido a 6 estudiantes de Italia, Francia y República Checa. Dos de ellos están hospedado en Cantabria, y cuatro en la reserva salmantina de Campanarios de Azaba en Castilla y León. En las diferentes aéreas de actuaciones se incorporarán  en las múltiples actividades de conservación y restauración de ecosistemas que la FNYH está llevando a cabo en los proyectos LIFE+.

Qué es el proyecto ERASMUS+

El Servicio Voluntario Europeo (SVE) facilita los desplazamientos de los jóvenes al extranjero para participar en proyectos de voluntariado. Para reforzar la cohesión y fomentar la solidaridad en las sociedades europeas, la Comisión Europea ha promovido la puesta en marcha de un Cuerpo Europeo de Solidaridad, con el objetivo de crear una comunidad de jóvenes comprometidos en diversas actividades solidarias, mediante servicios de voluntariado.

Los proyectos de voluntariado pueden abarcar múltiples actividades en diversos ámbitos (trabajo con jóvenes, actividades culturales, asistencia social o protección del medio ambiente, entre otras).

Las actividades de voluntariado deben durar un mínimo de dos semanas y un máximo de 12 meses y están dirigidas a jóvenes de entre los 18 y 30 años de edad.

Las organizaciones deben proporcionar apoyo antes, durante y después del proyecto de voluntariado. El apoyo es personal, relacionado con las tareas a realizar, lingüístico y administrativo (seguro, visado, permiso de residencia).

Todos los costes esenciales de la participación de los voluntarios están cubiertos (alojamiento, manutención y transporte local que los voluntarios puedan necesitar), además de estar cubiertos por un seguro durante su estancia en el extranjero.

El punto de vista del voluntario

Así cuentan los propios voluntarios cómo han vivido su experiencia:

Carmela (Italia): experiencia de voluntariado en Cantabria

Me llamo Carmela y soy una chica italiana licenciada en ingeniería genética. Tengo 26 años. Debido a mis estudios, me aficioné a la educación y a la divulgación científica. Además, viajando y visitando las diferentes reservas, me di cuenta del valor que tiene el trabajo por el cuidado del medio ambiente.

Elegí participar en un proyecto SVE por unas cuantas razones, personales y profesionales. Creo que esta es una buena oportunidad para valorar mis capacidades y vivir en otro país que tiene una cultura diferente de la mía. Escogí un SVE también para aprender cómo divulgar y educar por medio de las ciencias ambientales y, al mismo tiempo, aprender cómo trabajar en una posible carrera laboral. En particular, elegí FNYH por varias razones: por el proyecto mismo, porque está muy estructurado y es muy completo, y por la organización. Después de investigar el trabajo de la Fundación en la red, decidí proponerme como candidata. Otra razón es por el país: no hay forma mejor que aprender un idioma si no en el país mismo en el que se habla.

Carmela y Ricardo, los voluntarios de Cantabria

Carmela y Riccardo, los voluntarios de Cantabria.

Espero, una vez terminado este proyecto, haber aprendido no solo el idioma, sino también las habilidades y competencias que pueda emplear en futuros estudios y en una carrera. Además, espero crecer como persona y ampliar mis conocimientos.

Hasta ahora he visto un poco de todo y ya estoy empezando a entender cuáles de las actividades se conforman más con mí misma, actitud y capacidades. Es interesante y estimulante poder observar y participar en las distintas actividades. El SVE me parece una excelente manera de ensayar hacia un trabajo futuro, seguir un interés que nos apasiona y al mismo tiempo experimentar la vida en el extranjero sin hacerlo obligatoriamente durante los estudios universitarios.

Toni (Croacia): experiencia de voluntariado en Castilla y León

Desde que llegué aquí, he tenido un relación muy buena con todas las personas de mi pueblo: Espeja. Ha hecho mucho frío al principio (febrero, marzo, abril…), y cuando no ha hecho frío, estaba lloviendo por lo menos. En estos días, para mí era lo mejor estar en el bar, hablar con la gente, ver los partidos, tomar unas cervezas y cosas como estas. Después pude ver que me llevaba bien con la gente, que me aceptan como uno de ellos.

Cuando ha empezado el mundial de fútbol, todas las relaciones que ya estaban bien, mejoraron mucho más :)

Al final, quería devolver algo al pueblo, así que he empezado a pensar y podía ver que una escuela de circo podía ser una idea muy buena, porque en el pueblo había muchos niños de allí o que habían venido a a pasar el verano.

Yo pensaba que podía enseñarles juegos en los que no se usa el móvil. Así que  lo comenté con con mis amigas voluntarias.. Quería ver qué pensaban ellas de esta idea… Y como me dijeron que les parecía guay, eso me dio más motivación… También hablé con la gente del pueblo y con una chica que se llama Araya, que ya tenía otro taller con los niños, pero que también tenía ganas de ayudarme.

Tres días después ya tenía la escuela abierta y niños en clases. Cada día venían entre 10 y 15  niños. Hemos jugado con las pelotas (malabares) y con el diábolo también. Después de 10 días podía ver que los niños ahora podían hacer cosas que no son tan fáciles y eso significaba que mi taller tenía éxito. Estoy muy feliz porque ahora, cuando paseo por la calle, veo que los niños hacen malabares aunque no estén en mi clase.

Eso es algo que me da mucha felicidad y ganas de continuar con este proyecto. Pero ahora tenemos un problema… Como casi se ha acabado el verano y todo el mundo se ha marchado, no hay tantos niños. Hay entre tres u ocho, depende del día. Tengo que pensar si voy a continuar con el circo, o si voy a añadir alguna actividad más…

Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Esta publicación (comunicación) es responsabilidad exclusiva de sus autores. La Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

SABER MÁS:
Un voluntario europeo nos cuenta su experiencia en la Fundación.
Servicio Voluntario Europeo
Erasmus+

Fuente: SVE y voluntarios.