Home Noticias LIFE Miera Nueve acciones de voluntariado ambiental realizadas con PROVOCA en 2014

Nueve acciones de voluntariado ambiental realizadas con PROVOCA en 2014

 

Voluntariado de la FNYH / Plan PROVOCA

Voluntariado de la FNYH / Plan PROVOCA

Los cántabros se movilizan para recuperar la naturaleza

Astillero, Cantabria. 24/12/2014 – La Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) hace balance del programa de voluntariado en 2014, desarrollado en el marco del programa PROVOCA del Centro de Investigación del Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria. Un total de 241 personas, con una media de 27 voluntarios por actividad, se movilizaron para ayudar en las tareas de recuperar la cubierta vegetal autóctona de la cordillera cantábrica y frenar la expansión de plantas invasoras del paisaje y los ecosistemas en el cinturón verde que rodea la ciudad de Santander.

Por las manos de los voluntarios pasaron madroños, laureles, encinas, fresnos, alisos, sauce blanco,arces, espinos, acebos, arraclanes,  serbal es, abedules y hayas, entre otras especies de árboles y arbustos. En total varios miles de árboles sembrados, mimados, plantados y admirados. No se trata de hacer cantidad, sino de acercar la naturaleza de Cantabria desde una nueva perspectiva, la de ciudadanos responsables con el medio que nos rodea, la de una sociedad activa y con capacidad para intervenir positivamente en la conservación.

Las actuaciones empezaron el 22 de febrero en el Vivero Forestal de la FNYH “El Pendo”, en Escobedo, Camargo, justo al lado de la cueva prehistórica con famosas pinturas rupestres de El Pendo, que visitan siempre los grupos que se llevan al vivero colindante de la FNYH. Allí, bajo el lema de “Nuestros bosques. Producción Ecológica de Plantas Forestales Autóctonas” se realizaron labores de viverismo, reproducción por estaquillado, trasplante de plántulas y elaboración de sustratos. El objetivo es transmitir el papel clave de la vegetación autóctona en los ecosistemas cantábricos, conociendo el funcionamiento de una instalación dedicada a la producción ecológica de especies forestales autóctonas.

Cada mes se siguieron realizando acciones, tres en el entorno de la Bahía de Santander para eliminar especies invasoras y mejorar la vegetación en humedales interiores y costeros, en particular en las marismas de Alday, en Maliaño, Camargo, a través de la erradicación de especies alóctonas y la plantación de especies autóctonas. Los voluntarios no se limitaron a aprender que los plumeros, que con tanta alegría se plantaron en los jardines a partir de los años sesenta del pasado siglo XX, son de origen americano y ocasionan una invasión negativa para los ecosistemas al arrebatar territorio a la flora autóctona. Puestos manos a la obra arrancaron y metieron en sacos un total de 33 metros cúbicos de estas plantas.

En la Comarca Pasiega otros tres grupos de voluntarios trabajaron en abril, mayo y octubre en la Red de Fincas del Alto Pas–Miera. en la reducción de los procesos erosivos y el aumento de la complejidad de los ecosistemas de la Montaña, llevando a cabo labores de mantenimiento de plantaciones forestales para mejorar el crecimiento del arbolado, históricamente arrasado por la ganadería y por los años en los que se hizo carbón vegetal para las fundiciones de hierro de Cantabria en las que, en el siglo XVI, se fundieron los cañones de la Armada Invencible, consumiendo los gigantescos robles centenarios que poblaban los bosques cántabros.
El mayor número de voluntarios se congregó el 17 de mayo en la actividad convocada por la FNYH bajo el lema “Mejora de los encinares cantábricos: Peñas Negras”,  en Santa Cruz de Bezana. La primavera  animó a un total de 40 personas, que plantaron especies autóctonas como madroños, laureles y encinas.

En total fueron nueve jornadas, las celebradas en 2014. Permitieron a los voluntarios/as que participaron en ellas conocer distintos hábitats naturales de la región, como los humedales costeros, los humedales interiores y los ecosistemas forestales de municipios próximos a la capital provincial y de otros más rurales.

El programa de FNYH auspiciado por el plan de voluntariado del Gobierno de Cantabria, PROVOCA, ofrece estas actividades para la población joven y adulta, con el fin de fomentar la sensibilización ambiental y la toma de conciencia activa de los problemas de las áreas naturales degradadas, principalmente aquellas que ahora se están recuperando.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.