Home Noticias LIFE Miera El cambio climático ya es evidente en Cantabria

El cambio climático ya es evidente en Cantabria

0 421
Doctor en geología y biólogo Enrique Francés Arriola

Se avecina un gran cambio en nuestro entorno y el gran agente modelador de nuestro paisaje va a ser el cambio climático. Alteración del clima mundial que ha llegado para quedarse y ante la que hay que ponerse las pilas desde todos los ámbitos.

“La Península Ibérica y el Mediterráneo van a ser de las áreas más amenazadas por el cambio climático” apenas unos minutos de la presentación del doctor en geología y biólogo Enrique Francés nos situaba de frente a una situación real y a la que ya nos enfrentamos a nivel planetario.

Ocurría en el ecomuseo Fluviarium, a comienzos de diciembre, cuando se hacía hueco al cambio climático dentro del programa de divulgación “Los viernes de FNYH” que dedica la tarde de un viernes cada mes a un tema de actualidad sobre nuestro entorno a través del proyecto LIFE Conservación de la Biodiversidad en el río Miera coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y que cuenta, además, con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria, S.A., (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Y dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España, y del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

Otras de las grandes presentaciones realizadas a lo largo del año 2017 fueron sobre la anguila europea de mano de Amadeo Rodríguez, presidente de la ACAAP quien en dos charlas nos introdujo en la importancia para la biodiversidad de que un curioso pez como es la anguila europea vuelvan a realizar su migración en los ríos cántabros. Jornadas que culminaron con dos repoblaciones cada una de un centenar de ejemplares de jóvenes anguilas europeas en el río Miera a su paso por el Pozo Negro y el barrio de Rubalcaba.

La amenaza a la que se enfrentan los anfibios y concretamente la salamandra, que por culpa de un virus ya ha desaparecido de países como Holanda en apenas cuatro años, llegó de la mano del investigador David Lastra de la Universidad de Ciencias Naturales de Praga, República Checa.

El geólogo Enrique Francés Arriola durante el animado debate que se generó después de su presentación.

El geólogo Enrique Francés Arriola durante el animado debate que se generó después de su presentación.

Un ave emblemática que retorna a las montañas cantábricas como es el quebrantahuesos tuvo su espacio gracias a la Fundación Quebrantahuesos y su presidente Gerardo Báguena, quien nos hizo mirar al cielo de la alta montaña cántabra de una forma esperanzadora.

Un espacio grande en nuestra concepción naturalística también lograron los insectos gracias a la crucial labor que realizan para el mantenimiento de la biodiversidad tal y como nos explicó Jorge Garzón de la Asociación ALAS dedicada al estudio y la conservación de los lepidópteros y odonatos ibéricos.

O el grave problema al que nos enfrentamos por culpa de la avispa asiática, en donde reunimos varios expertos para enfocar su desaparición de la manera más efectiva por la grave amenaza que supone para la diversidad de polinizadores de nuestros ecosistemas. No menos preocupante son los incendios que cada año calcinan bosques en la Montaña Oriental, razón por la que fomentamos el encuentro de expertos en el ecomuseo Fluviarium un año más.

Enrique Francés en compañía de Carlos Sánchez, presidente de FNYH, la coordinadora del proyecto LIFE Miera Blanca Serrano y la coordinadora del programa de Educación Ambiental, Laura Dorado.

Enrique Francés en compañía de Carlos Sánchez, presidente de FNYH, la coordinadora del proyecto LIFE Miera, Blanca Serrano, y la coordinadora del programa de Educación Ambiental, Laura Dorado.

Enrique Francés cerraba el ciclo de charlas del 2017 al mismo tiempo que nos demostraba que no estábamos ante un “artefacto” como se denomina cuando en ciencia se propaga una información falsa.  Afortunadamente Cantabria cuenta con una buena red de estaciones meteorológicas de las que ya se están extrayendo fiables modelos predictivos.

Es por ello que en el año 2090 afirmaba el investigador “el litoral de Cantabria será como hoy es Liébana y los valles interiores tendrán el clima actual de Murcia”. Por lo que urgía en que se difundan y tomen medidas gubernamentales y sociales de adaptación al cambio climático que se avecina.

Y en una comunidad como la cántabra que sustenta su productividad en el sector primario debe prepararse para los grandes cambios paisajísticos que motivarán otros usos del territorio como el que ya se vaticina para el mundo agrícola; o la drástica disminución de los pastos que se va a producir y que afectará directamente a la ganadería de leche. La urgencia del investigador se sumaba al interés de los asistentes quienes culminaron la presentación con un interesante debate salpicado de preguntas por un mejor futuro social y medioambiental.

Si quieres ver la presentación completa de Enrique Francés Arriola sobre el Cambio climático en Cantabria.

NO COMMENTS

Leave a Reply