SOLICITADA LA INSTALACION DE UNA NUEVA INDUSTRIA EOLICA EN EL AREA DEL MONTE HIJEDO

La empresa Boreas Eólica 2 S.A. ha solicitado la instalación de una nueva industria eólica en el área burgalesa del Monte Hijedo. La central, denominada “Ampliación Montejo”, prevé el alzado de ocho aerogeneradores en el término municipal de Valle de Valdebezana.

Este procedimiento se suma a la central “Montejo de Bricia” de Boreas Eólica 1 S.A.– ya aprobada – y a la solicitud de instalación de la planta aeroeléctrica “Santa Gadea” por parte de Iniciativas Energéticas S.A. De esta forma, el entorno del Monte Hijedo comienza a verse sometido a un proceso de industrialización eólica similar al que tiene lugar en la Montaña Cantábrico-Burgalesa.

Impacto Conjunto Ignorado

Como se deduce de su propio nombre– “Ampliación Montejo”, la nueva central está estrechamente relacionada con la industria eólica “Montejo de Bricia”. Un vínculo que, más allá de la denominación, queda reflejado en las empresas promotoras de ambas iniciativas Boreas Eólica S.A. 1 y Boreas Eólica S.A. 2.

Si citamos el Boletín Oficial de Castilla y León, “del área de referencia delimitada por las coordenadas de <<Ampliación Montejo>> quedarán excluidas las zonas de coincidencia con el Parque Eólico <<Montejo de Bricia>>” (BOCYL Nº 197 pág 13507, de 10 de octubre de 2003), podemos observar cómo la nueva central – en caso de ponerse en marcha – se situaría en las proximidades de la ya autorizada. Esta ubicación cercana causaría una afección sinérgica, cuyos efectos nocivos conjuntos sobre el medio superarían ampliamente los impactos de las dos centrales, consideradas de forma individual.

Estamos, por tanto, ante una estrategia ya seguida en el proceso de destrucción del patrimonio natural, paisajístico y cultural de la Montaña Cantábrico-Burgalesa: La Junta de Castilla y León aprueba cada industria eólica considerando sus impactos de forma individual, ignorando de forma flagrante el efecto multiplicador de los daños causados por la construcción de varias instalaciones en una misma zona.

Esta característica neglicente de los estudios de impacto ambiental es aprovechada por Boreas Eólica para promover la aprobación de “Ampliación Montejo”: con tan sólo ocho aerogeneradores, recibirá una evaluación ambiental benévola, que rechazará sumar sus efectos a las 30 torres eólicas ya previstas para el Monte Hijedo.

Notas de Interés

1. La Fundación Naturaleza y Hombre considera que los Estudios de Impacto Ambiental de cada nueva solicitud han de incluir los efectos sinérgicos con las centrales ya autorizadas, ya que en caso contrario su valoración es ficticia de todo punto.

2. Esta evaluación individual de impacto es causante, en gran medida, de la proliferación incontrolada de aerogeneradores en la Montaña Cantábrico-Burgalesa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *