AVANZA EL PROCESO DE RECUPERACION AMBIENTAL DE LA MARISMA DE MONTEHANO

La Fundación Naturaleza y Hombre avanza en el proceso que ha de culminar con la recuperación ambiental de las 16 hectáreas de la Marisma de Montehano, situada en el término municipal de Escalante e incluida en la Reserva Natural de las Marismas de Santoña y Noja. Esta actuación está subvencionada por el programa europeo LIFE-NATURALEZA “Conservación y Recuperación de la Biodiversidad en la Cuenca del Río Asón”, el Ministerio de Medio Ambiente – a través de las direcciones generales de Costas y Conservación de la Naturaleza – y la Consejería de Ganadería, Agricultura y Pesca del Gobierno de Cantabria.

El proceso de eliminación de vegetación invasora en Montehano se encuentra en su última etapa. Las concentraciones de plumero, chilca y eucalipto están a punto de ser erradicadas por una cuadrilla de operarios de la Fundación Naturaleza y Hombre, que lleva entregada a este ardua tarea desde comienzos del pasado verano. Asimismo, está concluyendo la reforestación con especies autóctonas – alisos, sauces y fresnos – del dique que separa la zona de las rías de Escalante y Ano.

Un Humedal Renacido

El objetivo principal de este proyecto de recuperación es devolver la Marisma de Montehano al régimen de inundación intermareal, para conseguir su adecuada integración en el medio natural que la rodea. De esta forma, se lograrán restablecer todas las funciones físicas y ecológicas del humedal, desaparecidas tras su desecación. Esta fase– una vez concluida la adecuación de la vegetación del área – será acometida por la Demarcación de Costas, organismo que depende del Ministerio de Medio Ambiente.

La desecación definitiva del humedal tuvo lugar en 1976. Tras años de roturaciones, se cubrió gran parte de su superficie con la plantación de árboles de eucalipto. Esta decisión culminó un proceso iniciado en la década de los sesenta, cuando Montehano – por aquel entonces llanura intermareal fangosa y marisma – fue aislada del ciclo de inundación por mareas mediante la construcción de un dique de escollera.

Otra pequeña parte, en el extremo izquierdo del muelle del convento que se eleva en la zona, se fue rellenando progresivamente con los estériles de las canteras Gris y Blanca excavadas en Montehano, cuya actividad cesó con la aprobación de la Reserva Natural.

Refugio Ornitológico

Una vez que el área de recuperación ambiental haya alcanzado sus características naturales previas a la desecación, habrán sido recuperadas 13 hectáreas de cría, invernada y refugio durante las pleamares para diversas especies de aves acuáticas migratorias. Entre ellas, la espátula, la avoceta y el avetoro.

Frutos del Convenio

Los trabajos de recuperación del humedal de Montehano son posibles gracias al convenio rubricado por los propietarios de la marisma, la orden de los Frailes Menores Capuchinos de Castilla y la Fundación Naturaleza y Hombre. El 11 de febrero de 2002, el Ecónomo y Apoderado de la Orden, José Luis Aparicio, y el director de la organización conservacionista, Carlos Sánchez, certificaron la cesión de la propiedad, aportando la Fundación a los religiosos una compensación simbólica de 12.020 €.

Este acuerdo es la clave del proceso que – a medio plazo – permitirá a los ciudadanos de Cantabria y sus visitantes el disfrute de un nuevo humedal recuperado.

1178

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *