Miguel Ángel Revilla: “Debemos conservar los espacios naturales que cohabitamos y que dan calidad a los entornos de la vida de los ciudadanos”

Presentación de Resultados

LIFE+ Anillo Verde: diez reservas locales que han recuperado y protegen ecosistemas clave de la Bahía de Santander.

  • Las reservas forman una valiosa ‘infraestructura verde y azul’: más de 200 ha de ecosistemas protegidos, claves para la biodiversidad de la zona
  • Se han plantado cerca de 8.000 árboles y se han eliminado más de 153 hectáreas de especies invasoras
  • El presidente de la comunidad se ha referido a la importancia de conservar los espacios naturales con los que cohabitamos. 

Camargo, 18 de enero de 2021. Esta mañana se han presentado oficialmente en la Casa de la Naturaleza de Camargo y la Marisma de Alday los resultados del proyecto ‘LIFE+ Naturaleza y Biodivdersidad Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad’. Un esfuerzo de conservación de la biodiversidad y riqueza natural cántabra, que culminó a finales de 2020 habiendo creado una valiosa infraestructura verde y azul1: una red de diez reservas municipales de gran valor ecológico. Las reservas que forman el Anillo Verde suman un total de 201,48 hectáreas de superficie en seis municipios: Camargo, Santander, Villaescusa, Santa Cruz de Bezana, Marina de Cudeyo y Liérganes.

De izquierda a derecha Esther Boldado, alcaldesa de Camargo, Carlos Sánchez presidente de FNYH, Guillermo Blanco Consejero consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria

A la presentación ha acudido el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que ha asegurado que la recuperación de la Marisma de Alday es “una obra extraordinaria que corrió peligro de ser una zona más ocupada por el hormigón y que hoy, junto a las Marismas de Astillero, forma un extraordinario conjunto” que equilibra la densidad urbana de la zonas más pobladas de Santander. “Esto es lo que debemos hacer, cohabitar los ciudadanos y la lógica expansión urbanística, conservando estos espacios que dan calidad a nuestros entornos”.

Por su parte, el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha destacado que en estas diez áreas naturales contectas se ha trabajado intensamente en la lucha contra las especies invasoras, “que estamos intentando impedir que se acerquen al internor de la región”. Para Blanco, los resultados de este proyecto son “una gran noticia a la que se suman otros trabajos en red con la Unión Europea y que no son solo una forma de atraer financiación externa a la región, sino también trabajos y empleabilidad verde”.

En el acto también han estado presentes el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, el director de Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria (MARE), José María Díaz, el director del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), Agustín Ibáñez y alcaldes de municipios del Anillo Verde entre los que se contaba la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, que ha  calificado el proyecto como “una iniciativa fundamental para proteger nuestro entorno y poner en valor nuestros paisajes y ecosistemas, fomentantando también los valores de sostenibilidad que aseguran la perdurabilidad de estos elementos”.

Después de las presentaciones se ha realizado uno de los recorridos cortos por estas marismas

El proyecto LIFE Anillo Verde ha recuperado y protege algunos de los ecosistemas más representativos de la bahía de Santander, los humedales litorales (Marismas de Alday, Marisma Engoa, Ensenada de San Bartolomé y Ría de Solía), los humedales de interior (Pozos de Valcaba y Pozón de la Yesera), los encinares relictos (Peñas Negras, el Monterín y Paraje de la Cueva del Juyo); e islas (La Campanuca, Peña Rabiosa y San Juan). Concretamente, las acciones de conservación llevada a cabo dentro del proyecto han logrado, según los datos presentados por el presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez:

  • Restaurar 78,42 hectáreas de zonas de humedales litorales.
  • Restaurar 11,95 hectáreas de zonas de humedales interiores.
  • Restarar 56,26 hectáreas de encinares relictos.
  • Restaurar 0,82 hectáreas en islas.
  • Eliminar 153,59 hectáreas de Especies Invasoras.
  • Plantar un total de 7.921 árboles (hasta el 31 de diciembre de 2020)
  • Colocar 62 paneles divulgativos
  • Alcanzar a cerca de 11.200 personas con actividdes de educación ambiental

Sánchez ha calificado este proyecto como “uno de los más importantes y de mayor impacto acometidos por la Fundación, resultado del esfuerzo conjunto del administración, entidades, empresas y ciudadanos, y de cuyos enormes beneficios podemos ya disfrutar todos los cántabros. Porque la naturaleza que conservamos reduce la contaminación, reduce el CO2 y es beneficiosa para la salud mental y física de las personas.”

La vital importancia de los humedales

En España -tercer país en humedales declarados por detrás de Reino Unido y México- hay 75 enclaves naturales de este tipo de importacia internacional, que ocupan unas 304.000 ha*. Los humedales son fuente de vida: albergan o sirven de refugio reproductor al 40% de las especies del mundo. Los humedales son ecosistemas gravemente amenazados: están desapareciendo más rápido que ningún otro ecosistema. En menos de 50 años se han perdido más del 35 %. Además, el 25 % de las especies dependientes de los humedales continentales y 23 % de las especies en humedales costeros y marinos están amenazadas de extinción a nivel mundial.

La Fundación Naturaleza y Hombre ha sido la entidad de conservación beneficiaria-coordinadora de este proyecto LIFE (de la Unión Europea para la conservacion natural), que ha trabajado en la recuperación de estas áreas naturales degradadas y de alto valor ecológico de la Bahía de Santander. En el programa han participado también la empresa pública MARE (Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria) -como beneficiario asociado-, así como la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, y ha contado con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ambas como co-financiadoras. El proyecto se ha desarrollado también gracias a la colaboración de Ayuntamientos, voluntarios y otras empresas y entidades.

El proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander nació con vocación de permanencia. Por ese motivo, cuenta con una estrategia After LIFE que tiene como objetivo general asegurar la continuidad del mismo.

  • Página web del proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander
  • Infraestructura Verde y Azul: por infraestructura verde y azul (Green Infrastructure & Blue Infrastructure) se entiende:
    • Una red que permite conectar los diferentes espacios verdes, mejorando la movilidad entre las áreas que la componen en el caso de la infraestructura verde.
    • Rehabilitación y restauración de los ríos, humedales, etc. en el caso de la infraestructura azul.

Estas infraestructuras naturales aportan ‘servicios ecosistémicos’ de alta calidad a todas las personas que disfrutan de ellos: calidad del aire, mitigación del cambio climático, pureza de las aguas, espacios de disfrute y recreo, etc.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.