La recuperación de la Marisma de Micedo, en la cabecera de la Ría del Carmen, objetivo del programa ‘Areas para la vida”

La recuperación de la Marisma de Micedo, incluida en el programa de custodia del territorio ‘Áreas para la Vida’  desde su configuración, es uno de los objetivos de Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) durante 2008, en el marco de su estrategia global de preservación de los espacios naturales de Camargo. Para la puesta en marcha de la fase inicial de esta iniciativa, que actúa sobre una superficie de 17 ha en la cabecera de la Ría del Carmen, la organización conservacionista cuenta con la cofinanciación de Fundación Biodiversidad, entidad ligada al Ministerio de Medio Ambiente, cuyo patronato conforman el propio ministerio, la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) y el Organismo Autónomo Parques Nacionales.

En los últimos años la cabecera de la ría del Carmen ha experimentado un proceso de degradación ambiental  caracterizado por la colmatación provocada por sus propios sedimentos y los aportados por los arroyos Collado y Bolado, las actuaciones de relleno y los vertidos ilegales, junto con la proliferación de especies invasoras, como el plumero y la chilca.

Con objeto de revertir esta situación y contribuir a valorizar este espacio de gran potencial ecológico, FNYH trabajará en la recuperación de la Marisma de Micedo, gracias al respaldo otorgado por el Ministerio de Medio Ambiente a su programa de caracterización y restauración de enclaves de alto valor en el entorno de la Bahía de Santander.

Este proyecto se sustenta en diversos trabajos previos de FNYH en la cabecera de la Ría del Carmen. Entre ellos cabe citar la asesoría técnica prestada al consistorio camargués,  además de la elaboración del documento ‘Caracterización ambiental y estudio para la recuperación de la cabecera de la Ría de Carmen’, en el que – a instancias de la Consejería de Medio Ambiente – se analizan las diferentes variables ecológicas, geográficas y culturales que singularizan esta  unidad ambiental, así como sus posibles vías de recuperación.

Diversidad Biológica

El área de actuación de la iniciativa se encuentra comprendida entre el Instituto de Enseñanza Secundaria Ría del Carmen, la carretera entre Revilla de Camargo y Muriedas y las primeras edificaciones de este último núcleo municipal. En ella, aparece una flora autóctona dominada por un amplio carrizal, rodeado por bosquetes de ribera de sauces y alisos, en ambos casos bajo la intensa presión de especies foráneas, como el plumero o hierba de la pampa y las formaciones arbustivas de chilca.

Entre su comunidad faunística, las aves destacan de forma especial, gracias a la presencia de especies como la garza real, la garceta, los ánades real, rabudo, friso y silbón, o su empleo como cazadero por rapaces como el halcón peregrino. No obstante, el medio biológico del área en su conjunto se encuentra en regresión y muy por debajo de su umbral potencial, lo que – a juicio de FNYH – hace imprescindible su recuperación y gestión coordinada con otros humedales camargueses como las Marismas de Alday, la Charca de Raos o el Pozón de la Dolores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *