LA FUNDACION NATURALEZA Y HOMBRE RESPALDA LA I SUBIDA AL CASTRO VALNERA “POR LA CONSERVACION DE LA MONTAÑA CANTABRICO-BURGALESA”

La Fundación Naturaleza y Hombre solicita el apoyo y participación de la sociedad cántabra en su conjunto en la I Subida al Castro Valnera que – bajo el lema “Por la Conservación de la Montaña Cantábrico-Burgalesa” – tendrá lugar el domingo 24 de octubre. Esta iniciativa, lanzada por la organización burgalesa Mesa Eólica de las Merindades, tiene por objeto “llamar la atención sobre el proceso de industrialización eólica que amenaza con devastar el patrimonio natural y etnográfico del segmento oriental de la Cordillera Cantábrica”.

La marcha partirá el domingo 24 de octubre a las 10.00 h. de la localidad de Espinosa de los Monteros (Burgos), en cuya Plaza Mayor se establecerá el punto de encuentro inicial de esta I Subida al Castro Valnera. Para participar en esta iniciativa es necesario preinscribirse, enviando la información de contacto (nombre y apellidos y teléfono) vía e-mail a mesa_eolica@yahoo.es o llamando al 635 600 149, antes del próximo jueves 21 de octubre.

Para la Fundación Naturaleza y Hombre, “la participación en esta iniciativa es necesaria de cara a dar un paso más hacia la detención de un proceso de industrialización eólica irracional y carente del mínimo respeto al privilegiado entorno en el que se desarrolla”. Considera que el patrimonio cultural y etnográfico del cordal montañoso que discurre entre el Puerto de El Escudo en Cantabria y la vertiente vizcaina de los Montes de Ordunte se enfrenta a “una actuación transformadora sin precedentes que puede concluir con su completa devastación”

La organización conservacionista – que desarrolla desde el pasado año una intensa campaña en defensa de una “ubicación racional de las centrales eólicas” – reitera que actos como la I Subida al Castro Valnera “Por la Conservación de la Montaña Cantábrico-Burgalesa” no muestran una oposición frontal a la energía eólica: “no se trata de condenar esta fuente de energía, sino de definir un marco regulador vinculante para su puesta en marcha, que impida que las afecciones causadas por su instalación en determinados lugares neutralicen con creces sus posibles efectos benéficos”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *