La FNYH prepara el invierno para el ganado en la Montaña Pasiega

Durante estos días, la cuadrilla de trabajadores de la Montaña Pasiega y Oriental de la FNYH, destinada al Proyecto Naturaleza y Hombre en la Montaña Pasiega, se dedica a segar la hierba sin cesar para proporcionar alimento en invierno para los rebaños de oveja lacha y vaca roja pasiega, que pastan en la Red de Fincas del Alto Pas y Miera. Se trata esta de una estampa típica de esta época del año, en la que los pasiegos siegan, con ayuda del dalle, la hierba de sus fincas. Tras la siega, se extiende y voltea la hierba para su secado al sol. Finalmente, una vez seca, se carga en velortas o cuévanos y se guarda en los pajares de las cabañas para ser aprovechada por el ganado en invierno.

FNYH mantiene un rebaño de más de cien ovejas de raza lacha encargado de pacer en las fincas repobladas, con el fin de mejorar el crecimiento del arbolado y disminuir el riesgo de propagación de incendios. Desde 2009, y fruto de la colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, FNYH ha ampliado su cabaña ganadera adquiriendo cinco ejemplares de vaca roja pasiega.  Es esta una raza lechera autóctona local, declarada en peligro de extinción, de la que se contabilizan alrededor de 300 ejemplares. Estas vacas adaptadas a la Montaña Pasiega alimentaban a las familias pasiegas hasta que fueron sustituidas por las vacas frisonas, raza ganadera con una mayor producción de leche.

El proyecto Naturaleza y Hombre en la Montaña Pasiega, ejecutado por la Fundación Naturaleza y Hombre, cofinanciado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, tiene entre su principal objetivo fomentar la recuperación de las razas de ganado local, compatibilizando la actividad ganadera tradicional con la conservación de la naturaleza y el patrimonio cultural pasiego. Otra de las pretensiones de la FNYH es que los ciudadanos de Cantabria tengan más información acerca de la forma de vida pasiega y de su patrimonio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *