La Escuela de Medio Ambiente y la Fundación Naturaleza y Hombre renuevan su colaboración hasta 2010

El Ayuntamiento de Camargo y la Fundación Naturaleza y Hombre han renovado el convenio de colaboración por el que la institución presta apoyo técnico y monitores especializados a la Escuela Municipal de Medio Ambiente para el desarrollo de actividades didácticas relacionadas con el medio natural. El alcalde, Angel Duque, y el presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, han destacado los frutos y el éxito de esta colaboración que comenzó en el año 1994 y se renueva ahora por dos cursos más, hasta el año 2010.

Duque afirmó que la Escuela de Medio Ambiente de Camargo sigue siendo la única de estas características, y resaltó su carácter independiente desde el punto de vista físico y funcional. Añadió que desde su creación a principios de los 90, su principal objetivo ha sido trasladar a la sociedad la inquietud por el medio ambiente, empezando primero por los niños, que durante estos años han pasado por millares por la escuela, pero también a la gente mayor y en definitiva, a todas las personas del municipio y de fuera de Camargo si es posible también.

“En los próximos años la Escuela tiene que producir aún más fruto del que está produciendo, que es mucho”, afirmó el alcalde, porque “todavía queda mucho que avanzar en un campo tan novedoso pero al mismo tiempo tan necesario como el medio ambiente”. En este sentido, señaló que aunque “hemos cumplido muchos sueños y emprendido infinidad de iniciativas”, Camargo sigue siendo un municipio “machacado” por la contaminación, y puso como ejemplo el estado de la Ría del Carmen o las marismas, donde se ha realizado una gran labor de recuperación pero aún quedan zonas deterioradas.

Duque mostró su agradecimiento a la Fundación Naturaleza y Hombre por haber acompañado al Ayuntamiento de Camargo durante todos estos años en las labores de educación ambiental y en la conservación y recuperación de espacios naturales. Por su parte, el presidente de la Fundación resaltó el éxito de la Escuela de Medio Ambiente, que ha marcado “un antes y un después” en la sensibilización de la población del municipio “a todos los niveles”.

La colaboración de la FNYH con la Escuela de Medio Ambiente se fundamenta en el desarrollo de itinerarios y rutas didácticas por el medio natural, talleres y elaboración de material didáctico, todo ello vinculado a espacios singulares como las marismas de Alday, Parayas y Raos, los encinares de la Sierra del Pendo o el Pozón de la Dolores.

A través de estas “joyas naturales”, que conforman la Red de Reservas Municipales de Camargo, se pretende sensibilizar a los escolares y a la población en general para generar comportamientos más respetuosos con el medio ambiente y contribuir entre todos a erradicar o minimizar aquellas problemáticas que son consecuencia directa de la acción humana.

Especies alóctonas

El presidente de la Fundación alertó por ejemplo de la suelta en los humedales de tortugas “de las que compramos en las tiendas de animales”, así como otras especies como cangrejos americanos y carpas, que generan impactos en el ecosistema y obligan a realizar métodos de captura muy laboriosos.

En la firma del convenio, el alcalde y el presidente de la FNyH estuvieron acompañados por el concejal de Medio Ambiente, Ricardo Amigo, y el director de la Escuela de Medio Ambiente, Juan José Paredes. Ambos resaltaron la profesionalidad de la Fundación, cuyo apoyo redunda en la eficacia de una Escuela que es “icono del medio ambiente en Cantabria”. Añadieron que el espíritu de la Escuela es la búsqueda permanente del desarrollo sostenible a través de un enfoque global y la integración de las más diversas temáticas medioambientales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *