El consejero de medio ambiente y el alcalde de Camargo examinan los resultados de la restauración ambiental de la zona salada de Alday

El Consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, y el alcalde de Camargo, Ángel Duque, han examinado in situ en la mañana de hoy los resultados del proyecto de restauración hidrológico-forestal de la zona de agua salada de la reserva de las Marismas de Alday, desarrollado por Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH – ww.fnyh.org). Junto con el presidente de FNYH, Carlos Sánchez, han visitado las principales actuaciones de la iniciativa, como la nueva laguna de 5.778 m2 o el área de gestión de la vegetación palustre del humedal mediante una manada de 16 ejemplares de caballo losino. Durante el recorrido, se ha presentado el acuerdo entre FNYH y la Asociación El Bardojal para la conservación de esta variedad equina autóctona.

El proyecto de restauración hidrológico-forestal de la zona salada de Alday – con un presupuesto de 198.679 € – ha incluido medidas tendentes a facilitar la gestión sostenible y la preservación del equilibrio ecológico del humedal. Entre ellas, destaca la gestión de su vegetación palustre y la eliminación de variedades invasoras, como el plumero, mediante un grupo de caballos losinos – especie autóctona de la Montaña Pasiega en riesgo de extinción – integrado por 16 ejemplares.

Esta actuación ha sido posible gracias a la acción conjunta de FNYH y la asociación de criadores de caballo losino El Bardojal, que promueve la preservación de este équido de montaña. Durante la visita al área de proyecto, se ha presentado el acuerdo entre ambos colectivos, en virtud del cual FNYH pone a disposición de El Bardojal el aprovechamiento de pastos de varias de las reservas adscritas al programa de custodia del territorio Áreas para la Vida. Esta utilización de herbívoros para el control de la vegetación de humedales es una herramienta ya utilizada en espacios naturales como el Parque Nacional de Doñana.

El consejero de Medio Ambiente del ejecutivo cántabro, Francisco Martín, ha destacado la simbiósis entre los esfuerzos de preservación del caballo losino y las necesidades de control de la flora alóctona del humedal de Alday que contempla el proyecto. Asimismo, Martín ha elogiado “el esfuerzo conjunto de FNYH y el Ayuntamiento de Camargo en un espacio periurbano de alto valor”. Por su parte, el alcalde camargués, Angel Duque, ha incidido en los esfuerzos municipales en pos de la conservación del humedal, destacando su catalogación como suelo protegido “hace ya 20 años”, además de considerar el estado actual de la reserva como “un sueño cumplido”.

Tras reseñar el trabajo continuo de restauración y gestión de las Marismas de Alday por parte de FNYH, que “ha llevado los censos de aves del humedal de apenas unas decenas a varios miles”, el presidente de la organización conservacionista, Carlos Sánchez, ha resaltado – a su vez – la colaboración abierta con la asociación de criadores de caballo losino El Bardojal, que “contribuirá a la preservación y difusión de esta raza caballar autóctona de la Montaña Pasiega”. En esta misma línea, la representante del colectivo de criadores, Raquel Oña, ha manifestado que “los nuevos usos para el losino” – como su rol de instrumento de gestión de hábitats – constituirán una variable clave para la recuperación de la especie.

Otros resultados

Entre los resultados del proyecto destaca también la creación de una laguna con una superficie superior a media ha. (5.778 m2), que cuenta con una isleta central y actúa como área de refugio y nidificación de avifauna. Este nuevo espacio, obtenido mediante la retirada de antiguos rellenos, es accesible directamente desde el Centro de Interpretación de las Marismas de Alday Casa de la Naturaleza – junto al parking de Valle Real – a través de una pista de 690 m.

Otra de las actuaciones a señalar ha sido la eliminación de variedades florísticas invasoras, plumero y chilca, a través del desbroce de 2,43 ha., que ha combinado los medios mecánicos con la remoción manual. Los restos vegetales fruto de este proceso se han mezclado con el sustrato de los terrenos de reforestación.

Asimismo, en la zona sur del área de trabajo existe un caballón longitudinal, levantado para mitigar el impacto acústico y visual de la línea de ferrocarril que fragmenta la reserva. Dado el carácter salino de sus rellenos, los intentos previos para su reforestación habían sido infructuosos. Con objeto de solventar esta situación, se ha creado un encofrado de madera de 197 m., rellenado con tierra vegetal, que proporcionará los necesarios nutrientes y agarre al arbolado autóctono – con especies como el abedul, aladierno, serbal de los cazadores y sauce – que se ha empleado en su repoblación.

Finalmente, se ha procedido a la instalación de una esclusa para controlar el flujo de mareas de acuerdo a las necesidades de la reserva. Esta actuación es de capital importancia para la gestión de la laguna con fines conservacionistas, puesto que permite regular los niveles hidrológicos y evitar inundaciones o sequías excesivas.

Nota de interés

  1. La superficie recuperada tras la realización de estos trabajos, se sumará a las cerca de 40 hectáreas de la Laguna Dulce de Alday, ya restaurada con anterioridad, gracias a la colaboración entre FNYH, el Ayuntamiento de Camargo, el Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Costas, y el ejecutivo regional, por medio del Servicio Cántabro de Empleo.
  2. Web de la Asociación El Bardojal: http://www.caballolosino.com/.
  3. Para más información, pónganse en contacto con el responsable de comunicación de FNYH, Israel Marcos, en el 675 827 661 y/o visiten www.fnyh.org.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *