FNYH fortalecerá el corredor ecológico entre los Montes Vascos y la Montaña Oriental cántabra

La Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) pone en marcha el proyecto “conectividad ecológica y custodia del territorio en el Valle de Karrantza y su entorno”, que fortalecerá el corredor ecológico Cantábrico-Pirineos-Alpes e incrementará el flujo de biodiversidad entre los Montes Vascos y la Montaña Oriental (Cantabria y Burgos).

Para ello, se identificarán las principales zonas de interés del corredor y se estudiarán los modelos de custodia del territorio a aplicar para disminuir los riesgos de pérdida de biodiversidad. Además, se llevará una jornada divulgativa para dar a conocer el valor ecológico del corredor y la importancia de su conservación.

El proyecto se desarrollará entre los meses de octubre y diciembre de 2010 en el Valle de Carranza y su entorno.

El Valle de Karrantza, con sus espacios naturales protegidos, LIC (lugar de interés comunitario) Ordunte y LIC Armañón, forma parte de la transición de los montes vascos hacia los montes surorientales de Cantabria, jugando un papel crucial en el corredor natural entre ambas áreas geográficas. El mantenimiento de la conectividad ecológica en el territorio es vital para evitar la fragmentación de los hábitats; mejorar la migración, la distribución geográfica y el intercambio genético de las especies silvestres, y evitar la pérdida de biodiversidad global.

Esta iniciativa, enmarcada dentro del Año Internacional para la Diversidad Biológica, cuenta con el apoyo del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco, que ha otorgado una subvención a FNYH para realizar este proyecto de investigación aplicada de la biodiversidad.

Conservación de la Montaña Oriental

La zona de actuación limita con Cantabria, por el norte y el oeste, y con Burgos, por el sur y el oeste. De esta forma, se complementan las acciones implementadas por FNYH en el programa de “Conservación de la Montaña Pasiega y Oriental”.

Dichas acciones se centran en la preservación y mejora de la biodiversidad y del patrimonio etnográfico de la Montaña Pasiega y Oriental concretamente en las cabeceras de los valles del Pas, Miera, Asón y Soba. Además, se incluyen las vertientes sur y este del macizo, situadas en las provincias de Burgos y Vizcaya, con los valles de Trueba y Carranza, respectivamente.

Este programa combina actividades de restauración de hábitats forestales, participación en la gestión cinegética sostenible, sensibilización de la población local, y seguimiento de las poblaciones de especies faunísticas de interés, como el rebeco (Rupicapra pyrenaica parva), el alimoche (Neophron percnopterus), el buitre leonado (Gyps fulvus) y el águila real(Aquila chrysaetos).

El Programa cuenta con la colaboración del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, como uno de los proyectos piloto del marco de la Red Rural Nacional.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *