EL PROCESO DE REINTRODUCCIÓN DEL REBECO EN EL ALTO ASÓN, PROTAGONISTA DEL ESPACIO DE LA 2 ‘EL ESCARABAJO VERDE’

El pasado mes de octubre, un equipo del programa de La 2 de Televisión Española “El Escarabajo Verde” se desplazó a tierras cántabras para realizar un reportaje sobre el proceso de reintroducción del rebeco en el Alto Asón, que Fundación Naturaleza y Hombre puso en marcha en 2002. El resultado, titulado “El Viaje del Rebeco”, podrá verse el próximo jueves 8 de diciembre hacia las 16.50 horas en dicha cadena.

Las cámaras de “El Escarabajo Verde” fueron testigos de la complejidad del proceso de reintroducción de esta especie en la Montaña Oriental de Cantabria, de donde había desaparecido hacía más de 150 años. A día de hoy, tres años después de que Fundación Naturaleza y Hombre iniciara el proyecto, existen en el Alto Asón 35 rebecos, 23 de ellos son ejemplares reintroducidos con éxito y los otros 12 son crías nacidas en libertad, ya en este espacio.

Un largo proceso

Fundación Naturaleza y Hombre comenzó el proceso de reintroducción del rebeco en enero de 2002, en el marco del programa europeo LIFE-Naturaleza “Recuperación y conservación de la biodiversidad en la cuenca del río Asón” y con la colaboración de la Consejería de Ganadería, Agricultura y Pesca del Gobierno de Cantabria. Los animales a reintroducir son capturados en el Parque Nacional de Picos de Europa, gracias a la colaboración entre el organismo rector Parques Nacionales y la Fundación Naturaleza y Hombre. Concretamente, en la zona cántabra del Macizo Central o de Los Urrieles, en los Puertos de Salvorón, el Monte Quebres y los Puertos de Áliva. El sistema utilizado para la captura es el de redes verticales; el método con menor mortalidad asociada.Una vez capturados, son conducidos hasta un cercado pre-suelta situado en el término municipal de San Roque de Riomiera. Allí deben pasar un periodo de adaptación y cuarentena, mientras se espera el resultado de los análisis veterinarios y, una vez comprobado su buen estado de salud, se sueltan en una zona protegida de diez mil hectáreas. La mitad de esa superficie corresponde al Parque Natural de los Collados del Asón, mientras que la otra mitad ha sido obtenida gracias al establecimiento de acuerdos con los cotos de San Roque, Valdició y Vega de Pas, en cuyas zonas altas ya no se caza.El paso siguiente es vigilar a la población liberada, de lo que se encarga el servicio de guardería de Fundación Naturaleza y Hombre. Este proceso de seguimiento se realiza a través de un sistema de “radiotracking”, que consiste en la recepción de la señal emitida por los collares colocados en los rebecos en una estación portátil receptora.

Apadrina un rebeco

El proceso de reintroducción de la especie ha contado con el respaldo de numerosos ciudadanos de dentro y fuera de la región, que han colaborado con Fundación Naturaleza y Hombre a través del apadrinamiento de los rebecos. A cambio de su aportación económica, la organización conservacionista les ofrece la posibilidad de visitar la zona donde se encuentran los animales reintroducidos y ver “in situ” el desarrollo del proyecto, además de otras ventajas. También importantes empresas cántabras como Teka y Froxá han brindado su apoyo a esta causa.

1011

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *