EL PRESIDENTE REGIONAL Y EL DELEGADO DEL GOBIERNO EN CANTABRIA ASISTEN A LA RECONEXION DE MONTEHANO CON EL REGIMEN DE MAREAS

Durante el transcurso de un acto celebrado esta misma mañana en Escalante, las Marismas de Montehano se han vuelto a reconectar con el régimen intermareal. Al evento han acudido numerosas autoridades regionales y locales entre las que destacan el Presidente del Gobierno Miguel Angel Revilla, el Delegado del Gobierno en Cantabria Agustín Ibañez, el Consejero de Medio Ambiente José Ortega Valcárcel y el Alcalde de Escalante Pedro Javier Jado.

El Presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre Carlos Sánchez , ha explicado al Presidente Miguel Angel Revilla y al resto de autoridades e invitados todos los trabajos de regeneración ambiental de las 13 hectáreas que se han reconectado al régimen de mareas. Para ello ha utilizado un panel explicativo situado en la propia Marisma. Después la comitiva se ha desplazado hasta uno de los diques abiertos que permiten que a la Marisma vuelva a entrar el agua del mar.

El Presidente Miguel Angel Revilla, ha señalado que esta apertura del dique y la regeneración ambiental de las 13 hectáreas suponen una recuperación del tiempo pasado. “El mar vuelve a recuperar un terreno que el hombre le había quitado. Felicitó a la Fundación Naturaleza y Hombre y a todas las entidades implicadas en el proyecto de recuperación del humedal”.

También tomó la palabra el Delegado del Gobierno Agustín Ibañez quien señaló que la actuación en Montehano ha sido un ejemplo perfecto de coordinación entre varias instituciones para la recuperación de espacios de este tipo. Durante el acto también tomaron la palabra el Consejero de Medio Ambiente José Ortega Valcárcel , el Alcalde de Escalante Pedro Javier Jado y un representante de los Frailes Franciscanos-Capuchinos del Convento de Montehano, orden religiosa que ha cedido los terrenos para la recuperación del humedal.

Por su parte, el presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre quiso agradecer a las instituciones su colaboración en el desarrollo del proyecto. Sánchez tuvo una mención especial para la colaboración de Frailes Franciscanos-Capuchinos, “sin cuyo apoyo esta iniciativa no hubiese sido posible”´. “En el día de hoy, la naturaleza de Cantabria ha ganado 13 hectáreas”, concluyó.

Desarrollo del proyecto

Esta fase de regeneración se ha acometido una vez concluido el proceso de eliminación de vegetación invasora en Montehano. Las concentraciones de plumero, chilca y eucalipto han sido erradicadas por varias cuadrillas de operarios de la Fundación Naturaleza y Hombre. Asimismo, está concluyendo la reforestación con especies autóctonas – alisos, sauces y fresnos – del dique que separa la zona de las rías de Escalante y Ano.

Las actuaciones desarrolladas están subvencionadas por el programa europeo LIFE-NATURALEZA “Conservación y Recuperación de la Biodiversidad en la Cuenca del Río Asón”, el Ministerio de Medio Ambiente – a través de las direcciones generales de Costas y Conservación de la Naturaleza – y la Consejería de Ganadería, Agricultura y Pesca del Gobierno de Cantabria.

La desecación definitiva del humedal tuvo lugar en 1976. Tras años de roturaciones, se cubrió gran parte de su superficie con la plantación de árboles de eucalipto. Esta decisión culminó un proceso iniciado en la década de los sesenta, cuando Montehano – por aquel entonces llanura intermareal fangosa y marisma – fue aislada del ciclo de inundación por mareas mediante la construcción de un dique de escollera.

Otra pequeña parte, en el extremo izquierdo del muelle del convento que se eleva en la zona, se fue rellenando progresivamente con los estériles de las canteras Gris y Blanca excavadas en Montehano, cuya actividad cesó con la aprobación de la Reserva Natural.

Refugio Ornitológico

Una vez que el área de recuperación ambiental haya alcanzado sus características naturales previas a la desecación, habrán sido recuperadas 13 hectáreas de cría, invernada y refugio durante las pleamares para diversas especies de aves acuáticas migratorias. Entre ellas, la espátula, la avoceta y el avetoro.

Frutos del Convenio

Los trabajos de recuperación del humedal de Montehano son posibles gracias al convenio rubricado por los propietarios de la marisma, la orden de los Frailes Menores Capuchinos de Castilla y la Fundación Naturaleza y Hombre. El 11 de febrero de 2002, el Ecónomo y Apoderado de la Orden, José Luis Aparicio, y el director de la organización conservacionista, Carlos Sánchez, certificaron la cesión de la propiedad, aportando la Fundación a los religiosos una compensación simbólica de 12.020 €.

Este acuerdo es la clave del proceso que – a medio plazo – permitirá a los ciudadanos de Cantabria y sus visitantes el disfrute de un nuevo humedal recuperado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *