El Ayuntamiento de Ramales organiza diversos talleres de educación ambiental en colaboración con FNYH

El edificio de la Fundación Orense en Ramales ha acogido durante esta semana diversos talleres educativos dirigidos al colectivo escolar del municipio, organizados por el consistorio ramaliego, con el patrocinio de la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria y la colaboración de Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH). Las actividades – que han abarcado aspectos ambientales y etnográficos como el ecosistema del río Gándara o la réplica en barro de cabañas pasiegas – han contado con 16 alumnos, de entre 7 y 12 años de edad.

En concreto, se han realizado cinco talleres con el objetivo común de familiarizar a los participantes con los valores ecoculturales de Ramales y su entorno territorial de influencia: ‘Descubriendo el río’, ‘Reconstruyamos nuestros bosques’, ‘La cabaña pasiega’,‘Aves de la Montaña’ y ‘Los seres mágicos de nuestros bosques’.

A través de ‘Descubriendo el río’, los participantes han conocido sobre el terreno las particularidades del ecosistema fluvial del Gándara, afluente del río Asón que cruza el término municipal. Asimismo, han elaborado murales en representación del ciclo del agua y los diferentes usos de los recursos hídricos en la zona. Todo ello, con la finalidad de concienciar a los más jóvenes sobre el rol vital del agua y fomentar un uso sostenible de este recurso.

Los alumnos también han recreado un bosque autóctono, a modo de collage, a partir de materiales de desecho, tras haber recopilado información sobre las especies de flora y fauna que pueblan los bosques del área. El taller ‘Reconstruyamos nuestros bosques’ ha permitido a los escolares conocer la importancia de los bosques autóctonos como sumideros de CO2  frente a los procesos de cambio climático, a la par que se les sensibilizada en las causas y consecuencias de este fenómeno global, así como en la necesidad de un uso sostenible de los recursos naturales como freno a sus efectos.

Bajo el título ‘La Cabaña Pasiega’, se han divulgado las características principales  del modo pasiego de ocupación del territorio y aprovechamiento de recursos, que da forma al paisaje humano propio de los espacios de montaña del oriente cántabro. A su vez, los participantes han mostrado sus habilidades plásticas mediante la reproducción en barro de la muestra por excelencia de la arquitectura popular pasiega: la cabaña.

Finalmente, los escolares han aprendido a identificar la silueta de las rapaces que habitan los macizos calcáreos del municipio, como el buitre leonado, el águila real, el alimoche o el milano real, durante el taller ‘Aves de la Montaña’; además de conocer a los ramaliegos más mágicos y esquivos, mediante el taller ‘Los seres mágicos de nuestros bosques’, en el que niños y niñas se han transformado en trastolillos, culebres, musgosus o nuberos, gracias a disfraces confeccionados con material reciclado.

848

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *