Una treintena de voluntarios participaron el pasado sábado en el voluntariado en la Marisma de Alday

El taller de elaboración y colocación de cajas nido, celebrado este sábado 29 de junio, Incrementando la diversidad faunística en la Marisma de Alday, contó con una estupenda acogida. En él tomaron parte más de una treintena de voluntarios/as que lograron elaborar más de treinta nuevas cajas nido, que fueron ubicadas entre los árboles de ribera de la Marisma.

La Jornada, de la mano del Programa de Educación Ambiental y Voluntariado en Cantabria (PROVOCA) Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) pretendió mostrar cómo elaborar cajas nido para las distintas especies de páridos (herrerillos y carboneros) que habitan la Marisma de Alday, reserva natural localizada en el término municipal de Camargo.

Marisma de Alday

Esta reserva natural forma parte del programa Áreas para la Vida y se gestiona a través de un acuerdo con el Ayuntamiento de Camargo, el Ayuntamiento de Santander y una concesión de la Demarcación de Costas de Cantabria.

La Marisma de Alday es el vestigio de lo que un día fue una gran marisma que ocupaba gran parte de la Bahía de Santander, ubicada en Maliaño. En la actualidad se encuentra en un área muy antropizada, rodeada por autovías, líneas de tren y el centro comercial Valle Real de Maliaño. La vía de FEVE cruza la marisma partiéndola en dos: la Zona Salada y la Zona Dulce. No obstante y a pesar de la humanización de la zona, la Marisma de Alday tiene un gran interés ornitológico y ambiental, siendo el hábitat de numerosas aves acuáticas y lugar de estancia temporal y refugio de otras muchas durante las migraciones que se producen cada año.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *