Una nueva ternera se incorpora al rebaño de vaca pasiega de FNYH

El pasado 1 de marzo, Tula la madre de Berta nos sorprendió de buena mañana con un nuevo ejemplar que contar en la familia pasiega. Se trataba de una pequeña jata de color rojo, que nació sana y fuerte y rápidamente comenzó a mamar de su madre.

Este nuevo ejemplar se suma a los nacidos por toda la geografía cántabra fruto del esfuerzo de los ganaderos de la Asociación de Criadores de Vaca Roja Pasiega, que trabajan con ilusión para que esta vaca lechera no desaparezca. En noviembre de 2011, había 300 vacas inscritas en el Libro de la Raza.

La vaca roja pasiega fue la vaca de leche más habitual en la Montaña Pasiega hasta los inicios del Siglo XX, cuando fue paulatinamente sustituida por la vaca holandesa o frisona, debido a que era capaz de producir más leche. La vaca pasiega se caracteriza por ser un animal rústico que se adapta bien a las duras condiciones de la Montaña, es de tamaño más pequeño que la vaca pinta y tiene un color rojo en la capa que no deja indiferente al que tiene suerte de verla. Además, son animales muy mansos y nobles.

Esta ternera es hermana de Berta, la primera jata pasiega que en noviembre de 2010 nació en la Red de Fincas de San Roque, por ello, la hemos bautizado como Bernarda.¡Bienvenida Bernarda a nuestras fincas y a la Montaña Pasiega!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *