Miel ecológica: Un placer saludable

Desde el alba de la civilización la práctica de la apicultura es uno de los símbolos de evolución de los grupos humanos. El disfrute de la miel como alimento y endulzante de bebidas como el vino o el té estaba ya extendido de forma generalizada en sociedades como el Egipto faraónico o la Roma imperial. Un uso y conocimiento que – más allá de los placeres del paladar – se extendía a las prácticas terapéuticas, dadas sus propiedades salutíferas, como su naturaleza antiséptica y astringente. En la actualidad, las técnicas de producción ecológica en zonas de montaña potencian los sabores y aumentan los  beneficios de la miel para la salud. Con objeto de divulgar  las características y ventajas de estas nuevas técnicas, la Casa de la Naturaleza de las Marismas de Alday – al fondo del aparcamiento frente a la puerta principal del Centro Comercial Valle Real – acogerá el próximo sábado 10 de noviembre entre las 11.00 y las 13.00 h, una charla-degustación gratuita, organizada por Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH)  bajo el título ‘Miel ecológica: Un placer saludable’.

La producción de miel ecológica de áreas de montaña se caracteriza por el uso de enjambres que habitan áreas de floración totalmente silvestre, donde no existe cultivo extensivo. Esto contribuye a mejorar la alimentación de las abejas, que consiste exclusivamente en miel, polen y jalea real, sin recibir alimentación especulativa a base de azúcares o ver alterados sus ciclos naturales con estimulantes que aceleren su desarrollo.

Esta naturalización de las técnicas productivas se extiende al tratamiento de las afecciones que sufren las abejas. Concretamente, no se emplean productos químicos para combatir la varroasis, enfermedad parasitaria causada por una variedad de ácaro, utilizándose con este fin aceites esenciales que no dejan residuos ni en la cera de los panales ni en la miel.

La miel de producción ecológica se identifica a través del correspondiente etiquetado y sellos de garantía, que certifican el cumplimiento de los métodos y controles determinados por la normativa de la Unión Europea al respecto.

Variedades y valores

En función de su origen vegetal, existen diversas variedades de miel, cada una de ellas con sus particulares cualidades y valores terapeúticos. Por ejemplo, la miel de romero es muy aromática y de sabor delicado, siendo eficaz como estimulante del hígado, reconstituyente y especialmente útil para combatir los gases. En cambio, la miel de eucalipto se caracteriza por su función antiséptica para pulmones, vías urinarias e intestino, recomendándose su uso para fumadores.

Otros ejemplos destacados son los de la miel de brezo, la variedad de más alto contenido en nutrientes y empleada como paliativo para enfermedades reumáticas, de riñón o corazón; así como la de tomillo, que facilita las digestiones y potencia el sistema inmunitario, dado su alto contenido en vitaminas.

858

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *