La reserva biológica Campanarios de Azaba inicia un proyecto para reducir sus emisiones y combatir el cambio climático

La Fundación Naturaleza y Hombre, en su Reserva privada, Campanarios de Azaba, (ubicada en Salamanca y Portugal), apuesta por reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero a cero, mediante la instauración de criterios de reducción, ahorro energético y compensación de emisiones, y el uso de energías renovable.

Campanarios de Azaba

La Reserva Biológica Campanarios de Azaba, con sus más de 522 hectáreas en propiedad y 10.000 ha con acuerdo de custodia, constituye un reservorio de fauna y flora excepcional, en el que se dan cita especies como el buitre negro, la cigüeña negra o el águila real. La finca contribuye al desarrollo económico de la comarca. Así, se han instalado varios hides fotográficos y creado diversas rutas para la observación de la naturaleza.

 

_B7R3799Emisión cero

Todas estas actividades se desarrollan desde la perspectiva de la sostenibilidad, por lo que se pretende que la Reserva Biológica logre reducir compensar hasta cero sus emisiones de carbono al medio. Para ello se han desarrollado cuatro grandes líneas de actuación: instalación de redes de energía eléctrica limpia, política de eficiencia energética, repoblaciones que actúen como reservorios de carbono y educación ambiental.

Oficinas, hotel rural, alojamientos con instalación de energía solar fotovoltaica

Una de las acciones más ambiciosas del proyecto ha sido la instalación de una red de generación eléctrica mediante energía solar fotovoltaica, para el abastecimiento de las infraestructuras existentes en Campanarios de Azaba (1 lodge para los clientes, 1 edificio para el alojamiento de los empleados, oficinas centrales y las diferentes naves de trabajo). Actualmente, toda la red se abastece mediante 3 centrales, estando proyectada la construcción de una cuarta. Toda el agua sanitaria usada en la reserva para el aseo del personal y clientes es calentada mediante placas solares.

Y está previsto incorporar una central de biomasa para la calefacción.

Lodge

Lodge

Política de eficiencia energética

Para la adquisición de nuevos instrumentos y aparatajes eléctricos usados en los diferentes proyectos y actuaciones en la finca se sigue una estricta política de únicamente obtener aquellos que muestren una eficiencia energética demostrada y se fomenta el uso racional de los mismos, como por ejemplo: apagado completo una vez finalizado su uso, encendido de aparatos únicamente cuando sea necesario, entre otras medidas.

Se han adquirido aquellos vehículos cuyas emisiones de CO2 sean inferiores a 150 g/Km. En este sentido se ha establecido un convenio con Concesionario Parayas para la adquisición de vehículos eléctricos para su uso en trayectos de pequeño recorrido. Asimismo, se han establecido una política de optimización de los desplazamientos para la realización de las diferentes actuaciones de mantenimiento y seguimiento en la finca.

_B7R2563

Reforestaciones: uso como reservorio de carbono

Durante la fotosíntesis la planta captura el carbono atmosférico para la producción de oxígeno. Así, el CO2 abandona la atmósfera para formar parte de la biomasa de la planta, es decir, actúan como sumideros de carbono. Siguiendo este principio desde la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba se realizan trabajos de reforestación con especies autóctonas para, por un lado, realizar tareas de mejora de hábitats y, por otro, compensar las escasas emisiones que se producen en el normal funcionamiento de Campanarios.

placas solares oficina, estación biològica

placas solares oficina, estación biològica

Educación ambiental

Desde la Reserva Biológica Campanarios de Azaba se realiza un ambicioso programa de educación ambiental a escolares y población general. Uno de los aspectos más importantes dentro del programa son las causas y peligros del cambio climático. En este sentido, los alumnos son concienciados en la necesidad de reducir su huella de carbono mediante sencillas actuaciones de su día a día.

Exportando experiencias

La gestión de la finca por parte de la Fundación Naturaleza y Hombre fomenta la restauración de los ecosistemas y la recuperación de especies amenazadas de fauna y flora, junto con la salvaguarda del patrimonio etnográfico, la investigación y la educación ambiental. Para extender estas iniciativas al resto del oeste ibérico, la Fundación, junto a la Associação Transumância e Natureza (ATN) y la Universidad de Salamanca están desarrollando el proyecto Life Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico, cuyo objetivo es establecer una red de fincas entre Portugal, Extremadura y Castilla y León para una gestión enfocada a la protección del patrimonio natural. Uno de los objetivos del club es exportar todas las iniciativas implementadas en Campanarios de Azaba al resto de socios del club.

Una acción más de Fundación Naturaleza y Hombre, entidad creada hace más de 20 años para trabajar en la resolución de problemas ambientales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *