LA CHARCA DE RAOS, UN VALIOSO REFUGIO PARA LA FLORA DE LA BAHÍA DE SANTANDER

Esta semana la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) ha concluido con éxito los trabajos de mejora de hábitat de la Reserva Municipal de la Charca de Raos, así como las labores de mantenimiento de los distintos elementos de uso público con los que cuenta el espacio. Este conjunto de acciones se han enmarcado en el convenio “Áreas para la Vida”.

Los trabajos ejecutados por la FNYH se han desarrollado con el objeto de mejorar las características ambientales de este humedal costero que, pese a sus pequeñas dimensiones, es en la actualidad un refugio de gran interés para la Bahía de Santander.

Entre las acciones de mejora de hábitat desarrolladas cabe citar la eliminación de plumero de la Pampa (Cortaderia selloana) en el entorno de la zona encharcada, donde esta especie invasora había alcanzado un gran desarrollo perjudicando el desarrollo de especies propias de las marismas tales como el carrizal. Junto a ello se ha trabajado en el mantenimiento de las plantaciones existentes en la reserva, realizadas con especies autóctonas propias de marisma, como son el sauce y el avellano.

Acompañando a las anteriores acciones se debe señalar la gestión que a lo largo del año se ha venido realizando del régimen intermareal, mediante el manejo de la exclusa existente en la reserva municipal. Esta acción ha posibilitado el intercambio diario de aguas entre la Charca de Raos y la bahía de Santander, hecho que hace posible observar fauna acuática como esquilas y peces. Además de favorecer un incremento de plantas propias del saladar, representadas por especies halófitas de gran interés ecológico.

Entre las acciones de mantenimiento de los elementos de uso público, citar la limpieza de las sendas con las que cuenta la reserva. La mejora de la pérgola interpretativa, así como del mirador. Este conjunto de elementos han permitido, y continuarán permitiendo en un futuro, que los visitantes que se acerquen al la Charca de Raos conozcan su historia más reciente así como sus valores ambientales. Características singulares de este espacio incluido en el programa “Áreas para la Vida”.

En el momento actual la FNYH acomete en solitario los trabajos de mantenimiento del conjunto de espacios naturales que conforman la red de reservas “Áreas para la Vida”.

Charca de Raos. Importancia natural.

La Charca de Raos es un pequeño enclave que se encuentra al oeste de la bahía de Santander. Sus límites están marcados por la actuación humana constante que hay en esa área. Se encuentra rodeado por el Puerto Deportivo, las instalaciones del Aeropuerto y la propia línea de costa que aparece a escasos metros.

La denominada Marisma de Raos corresponde a una antigua llanura fangosa intermareal que lindaba con el extremo oriental del aeropuerto de Parayas. En la década de los ochenta, dicho humedal, se cerró con diques y aisló de la dinámica mareal de la bahía. Dentro del proceso urbanizador de la zona se comenzó por la ampliación de la pista del aeropuerto de Parayas, construcción del Puerto Deportivo de Raos y ampliación del Polígono Industrial de Raos.

La importancia biológica de este enclave es de importancia regional sobresaliente. La eliminación paulatina e histórica de las marismas de Raos, debido a la ocupación con rellenos de origen antrópico, ha provocado que especies propias de los humedales costeros encuentren en la Charca de Raos un óptimo refugio.

Entre las especies autóctonas destacan en la reserva el carrizo (Phragmites australis), la verdolaga marina (Halimione portulacoides), la Salicornia fructicosa (Arthrocnemum fruticosum) y el junco (Juncus maritimus).

230

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *