FNYH sigue con las mejoras de hábitat de Quercus sp.

En invierno, se ha aprovechado la climatología de la estación para comenzar con los trabajo de poda del arbolado de Quercus sp. Esta época es la idónea para este tipo de labores ya que el árbol no está en el pico alto de su crecimiento y que la actividad de lo parásitos que puedan afectarle es baja.

Con esta actuación, lo que se pretende es mejorar el hábitat de especies del género Quercus, como son la encina y el roble melojo.

Para ello se han realizado podas ligeras, como son los olivados y las podas de Roble melojo en la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba, la cual es miembro del Club de Fincas del proyecto. Los ejemplares fueron seleccionados según la necesidad de saneamiento. Un total de 300 ejemplares fueron podados en toda la reserva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *