FNYH pide que no se construya un campo de golf en el Pozón de la Dolores

La Fundación Naturaleza y Hombre pide que no se construya un campo de golf en el  Pozón de la Dolores, concretamente en el espacio de línea de aguas vertientes del mismo. Esta posibilidad se recoge en el Convenio firmado entre el Ayuntamiento de Camargo y la entidad propietaria de la zona, dado a conocer en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio, actualmente en fase de tramitación.

El nuevo PGOU  disminuye prácticamente a la mitad el área de protección de este humedal, excluyendo las praderías adyacentes y la línea de aguas vertientes, lo cual provocará una afección medioambiental muy elevada e incompatible con la conservación de este espacio natural, que perderá todos los valores naturales por los que está incluido en la red de reservas denominada Áreas para la Vida. Por todo ello, la FNYH se opone a la reducción de la protección en esta área y a la posible construcción de un campo de golf en la misma, solicitando su reubicación, tal y como ya estaba contemplado en anteriores reuniones.

El alto valor ambiental de esta zona recae en las tres unidades ecológicas representadas, la lámina de agua del Pozón, las praderas de inundación y las superficies forestales. Estas tres unidades a pesar de ser fisiográficamente diferentes forman en realidad una sola unidad ecológica que funciona de modo coordinado: para la conservación de cada una de las tres unidades es condición indispensable la conservación de las otras dos: las aves que se refugian en al lámina de agua se alimentan en las praderas de inundación, los predadores que se refugian en el bosque cazan en praderas y marisma, etc.

Desde la FNYH se recalca que, aun siendo parte directamente implicada en la gestión de los espacios naturales del municipio, no ha tenido ocasión de reunirse ni con el equipo redactor ni con el equipo de Gobierno, para haber colaborado en la redacción del mismo, siendo ahora cuando el Plan ya se ha sometido a información pública,  cuando se le pide un informe ambiental.

Valor ambiental irremplazable

Cada uno de estas zonas interrelacionadas posee elevados valores ambientales gracias a las innumerables especies de fauna y flora que alberga cada uno de ellos. Cabe destacar la presencia de numerosas especies de aves migratorias en la época invernal, siendo no solo lugar de paso si no de refugio y protección. Este mismo invierno se han censado más de 200 gansos (Anser anser) pasando el invierno en las praderías limítrofes al Pozón, apareciendo también especies más singulares como Ansar careto (Anser albifrons) o, incluso, presencia ocasional de grullas (Grus grus), especie muy poco común en esta zona de la Península Ibérica.

Se trata de un humedal dulceacuícola periférico en el entorno de la Bahía de Santander, de enorme importancia a nivel regional. Si bien es de origen antrópico, se encuentra totalmente naturalizado en la actualidad, siendo uno de los humedales dulces de mayor superficie de Cantabria. Hay observaciones en los últimos dos años, desde 2009, de especies de enorme valor conservacionista, como avetoro (Botaurus stellaris) especie catalogada En Peligro de Extinción en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y En Peligro Crítico en el Libro rojo de las Aves de España. Su presencia en la zona da idea de la calidad del hábitat, pues se trata de una especie cuyo hábitat se restringe a carrizales extensos, mezclados con otros helófitos en proporción variable, en humedales de agua dulce o poco salobre, evitando zonas con niveles fluctuantes y aguas demasiado ácidas o saladas. Su población actual en España no supera los 25 machos territoriales, de acuerdo al Atlas de Aves Reproductoras de España.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *