FNYH y OSCM suscriben sendos convenios para la preservación de la Biodiversidad y la sensibilización ambiental en la Montaña Pasiega y los Picos de Europa

Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) y Obra Social Caja Madrid (OSCM)  han rubricado en la mañana de hoy sendos convenios de preservación de la biodiversidad y sensibilización ambiental en la Montaña Pasiega y los Picos de Europa. Los proyectosConservación de la biodiversidad en la Montaña Pasiega y Calentamiento global y biodiversidad en los Picos de Europa: Implicaciones locales de cambios globales que prevén, respectivamente, el desarrollo de medidas de mejora de hábitats y especies y la implementación de una campaña de acción social contra el cambio climático por espacio de 10 meses, contarán con un presupuesto conjunto de 153.000 euros, aportado en un 53,63 % por OSCM, mientras que FNYH cubrirá el 46,37 restante.

El acto de firma – que ha tenido lugar en el Salón Candilejas del hotel Coliseum de Santander – ha contado con la presencia del director de zona de Caja Madrid, Pedro Larrañaga, y el director de la sucursal de la entidad financiera en El Astillero, José Antonio Cuevas, junto a Carlos Sánchez y Juan José Paredes, presidente y vicepresidente de la organización conservacionista.

Compromiso

Ambas iniciativas contarán con la cofinanciación de OSCM, tras haber sido seleccionadas en su convocatoria de ayudas a proyectos medioambientales correspondiente a 2007, en las categorías de Conservación de la naturaleza y la biodiversidad  y Divulgación y educación, respectivamente. Este respaldo muestra, a juicio de Pedro Larrañaga, “el compromiso de OSCM con la preservación del medio natural”; un compromiso extensible a otros ámbitos socioculturales, que ha llevado a la entidad financiera a firmar acuerdos de apoyo a diversos colectivos cántabros por valor de más de 500.000 euros, según detalló el director de zona de Caja Madrid.

Biodiversidad y Cambio Climático

El presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez – tras agradecer la confianza y el apoyo de OSCM – dio cuenta de las características y objetivos principales de los dos proyectos objeto de convenio.

Conservación de la biodiversidad en la Montaña Pasiega se desarrollará en siete municipios de dos provincias: en Vega de Pas, Arredondo, Soba y San Roque de Riomiera, en Cantabria y en los términos municipales burgaleses de Espinosa de los Monteros, Merindad de Sotoscueva y Merindad de Valdeporres, Conjuntamente, este espacio forma parte de las denominadas Montañas Pasiega y Oriental, macizo que alcanza su altitud máxima en la cima del Castro Valnera (1.717 m).

El proyecto se centra en la zona central, mejor conservada y más aislada de la Montaña Pasiega, pretendiendo que funcione como reservorio genético, zona de cría y bombeo, a partir de la cual los ejemplares de las diferentes especies se dispersen por el conjunto del macizo.

El objetivo general es el mantenimiento o el restablecimiento, en su caso, en un estado de conservación favorable, de los hábitats naturales y de las especies silvestres de la fauna y de la flora de interés. Para ello, se plantea un objetivo específico de mejora del estado de conservación de determinados hábitat y especies en el área de actuación.

La iniciativa está estructurada en 3 Estrategias de Actuación fundamentales, cada una de las cuales se desarrolla a través de una serie de acciones, siguiendo el siguiente esquema:

. Estrategia de actuación 1: Acuerdos de gestión para custodia del territorio.

Acción 1.1: Acuerdos con Ayuntamientos. Acción 1.2: Acuerdos con cotos cinegéticos.

. Estrategia de actuación 2: Trabajos de conservación.

Acción 2.1: Repoblación forestal (25 hectáreas).

Acción 2.2: Mejora de hábitat de pícidos (pájaros carpinteros).

Acción 2.3: Control y vigilancia del rebeco cantábrico.

Acción 2.4: Censo y protección de zonas con Gentiana boryi.

Acción 2.5: Protección de áreas para regeneración espontánea del bosque.

. Estrategia de actuación 3: Conservación y uso público

Acción 3.1: Ubicación de educadores ambientales en puntos turísticos de la Montaña Pasiega

Por su parte, Calentamiento global y biodiversidad en los Picos de Europa: Implicaciones locales de cambios globales tendrá un área de trabajo que incluirá la superficie completa de de 6 LICs (Lugares de Importancia Comunitaria) en el macizo de los Picos de Europa, que – a caballo entre Cantabria, Asturias y Castilla León- forman un espacio continuo alrededor de este macizo montañoso y las zonas más elevadas de la Cordillera Cantábrica.

La actuación tendrá lugar en un total de 29 municipios, de los que 8 pertenecen a Cantabria: Camaleño, Vega de Liébana, Pesaguero, Tresviso, Peñarrubia, Potes, Cillorigo de Liébana y Cabezón de Liébana.

El objetivo fundamental del proyecto es la modificación de hábitos diarios de vida en función de su impacto sobre el calentamiento global en la población escolar y adulta del área de estudio y en los turistas que visitan el espacio natural. La ejecución de la iniciativa, en atención a las palabras de Carlos Sánchez, se antoja “imprescindible ya que las regiones de montaña se encuentran entre las más sensibles al cambio climático. Son zonas en las que el clima cambia rápidamente en un gradiente altitudinal en distancias cortas, creando una transición en las secuencias de vegetación y fauna muy definidas y poco adaptables a modificaciones. Esta situación, unida a otros factores como la menor complejidad biológica frente zonas más productivas, o los impactos humanos de menor importancia que en zonas de relieve más suave, hace que las respuestas de la biodiversidad de montaña frente al calentamiento global sean asumidas como los primeros indicadores biológicos cuantificables del cambio climático, fundamentados en la amenaza de extinción que se cierne sobre múltiples especies”

La implementación efectiva del proyecto se basa en cuatro ejes de contenidos: exposición de los valores naturales del macizo, cambio climático, implicaciones del calentamiento global en la biodiversidad del entorno local de actuación y recomendaciones de hábitos y formas de vida sostenibles a aplicar en la vida diaria, con el objetivo específico de modificar los comportamientos ciudadanos y lograr disminuir las emisiones de gases efecto invernadero.

Cada eje de contenido será desarrollado mediante las siguientes estrategias de actuación:

  • Programa de educación en centros escolares de los municipios LIC.
  • Charlas en poblaciones incluidas en los LICs a la población local adulta.
  • Educadores ambientales en los principales centros turísticos: Fuente De, Puente Poncebos, Lagos de Covadonga y Posada de Valdeón.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *