Expertos en custodia del territorio analizan la conectividad ecológica del Valle de Carranza

El Astillero, 22 de diciembre de 2010.- La aplicación del sistema de custodia del territorio como método para mejorar la conectividad ecológica en el Valle de Carranza reunió a importantes expertos este fin de semana en la Casa de Cultura de la localidad. 35 personas asistieron a la jornada, organizada por la Fundación Naturaleza y Hombre.

Germán Alonso, director de Biodiversidad del Gobierno Vasco; Carlos Sánchez, presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre; y Virginia Elguea, concejala de Carranza, inauguraron la jornada e hicieron hincapié en la necesidad de potenciar la conservación activa de los espacios naturales.

Cristina Arcocha, técnico de Basoinsa; Mikel Gurrutxaga, profesor del Departamento de Geografía de la UPV; José María García, técnico de IKT, y Jon Hidalgo, presidente de la Fundación Lurgaia, completaron el elenco de expertos.

Durante la jornada se explicó la necesidad de estudiar las características de los corredores ecológicos del valle, es decir, las zonas de paso que utilizan las diversas especies entre los espacios protegidos como el LIC de Ordunte y el LIC de Armañon. Asimismo, se propuso como alternativa de desarrollo el sistema de custodia del territorio, que consiste en implicar a los propietarios y usuarios de los terrenos en la conservación y el buen uso de los valores y los recursos naturales, culturales y paisajísticos. Esto conlleva la promoción de acuerdos y mecanismos de colaboración continua entre propietarios, entidades de custodia y otros agentes públicos y privados.

Todos los ponentes resaltaron la importancia de pensar globalmente y actuar localmente. Por ejemplo, Arcocha e Hidalgo mostraron los trabajos realizados por sus organizaciones para la gestión del LIC de Ordunte y la restauración de la reserva de Urdaibai.

La jornada estuvo enmarcada dentro del proyecto  “Conectividad ecológica y custodia del territorio en el Valle de Karrantza y su entorno”, que está desarrollando la Fundación Naturaleza y Hombre con el apoyo del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco. Este proyecto fortalecerá el corredor ecológico Cantábrico-Pirineos-Alpes e incrementará el flujo de biodiversidad entre los Montes Vascos y la Montaña Oriental (Cantabria y Burgos).

Para ello, se identificarán las principales zonas de interés del corredor y se estudiarán los modelos de custodia del territorio a aplicar para disminuir los riesgos de pérdida de biodiversidad.

El Valle de Karrantza, con sus espacios naturales protegidos, LIC (lugar de interés comunitario) Ordunte y LIC Armañón, forma parte de la transición de los montes vascos hacia los montes surorientales de Cantabria, jugando un papel crucial en el corredor natural entre ambas áreas geográficas. El mantenimiento de la conectividad ecológica en el territorio es vital para evitar la fragmentación de los hábitats; mejorar la migración, la distribución geográfica y el intercambio genético de las especies silvestres, y evitar la pérdida de biodiversidad global.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *