Excelente acogida de la jornada sobre “Los Bosques flotantes” en la montaña pasiega organizada por la Fundación Naturaleza y Hombre y Obra Social Caja Madrid

La Sala de Conferencias del Fluviarium de Liérganes, ha sido hoy el escenario de la jornada “Los Bosques Flotantes: Reforestación en la Montaña Cantábrico-Burgalesa”. Este encuentro, organizado por Fundación Naturaleza y Hombre, con la cofinanciación de Obra Social Caja Madrid, forma parte de un proyecto más amplio que pretende contribuir a reparar el daño causado en ese área por el empleo de los recursos forestales en los últimos siglos, debido fundamentalmente a la construcción de barcos, producción de armas de artillería y a la pérdida de suelo derivada de los incendios incontrolados.

La apertura de la jornada ha contado con la presencia de Jesús Miguel Oria, Consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno de Cantabria, quien ha destacado la importancia de las actuaciones de reforestación en Cantabria dentro de la gestión sostenible de los recursos forestales. También ha subrayado el esfuerzo dedicado en esta comunidad a la lucha contra los incendios forestales, agradeciendo especialmente a quienes forman parte de los operativos de extinción, dado que ponen en riesgo sus vidas para proteger el patrimonio de todos los cántabros.

Oria ha estado acompañado durante la presentación del evento por Santiago Marín, Director de Oficina de Cantabria de Caja Madrid, entidad colaboradora del proyecto, el Alcalde de Liérganes, Ángel Bordas, y el presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez.

Tras la apertura oficial, se ha dado paso al programa de ponencias, durante el cual se ha abordado el problema de la deforestación en la Montaña Cantábrico-Burgalesa desde el punto de vista histórico, geográfico y ecológico. Agustín Ibáñez, del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) ha disertado acerca del Estado Ambiental de las Cuencas Pasiegas, prestando especial atención a la cuenca del río Miera. Y, por otra parte, Pablo Romero, de la Dirección General de Biodiversidad de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad, ha expuesto los mecanismos que conforman la gestión de incendios forestales en Cantabria.

Por último, Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre ha explicado el Proyecto de Reforestación de la Montaña Cantábrico-Burgalesa que lleva a cabo Fundación Naturaleza y Hombre. Los objetivos del mismo son el aumento de la retención hidrológica y de la calidad de las aguas corrientes en las cabeceras de los ríos Trueba, Pas, Miera y Asón, así como la puesta en valor de los ecosistemas forestales. Y, además, la disminución de los procesos erosivos en la zona a través de la reforestación de 25 hectáreas de bosques de frondosas autóctonas y la conservación de 125 hectáreas previamente plantadas.

Precisamente, al término de las ponencias, ha tenido lugar una salida de campo a la cabecera del Valle del Miera, donde se han visitado las fincas reforestadas por la organización conservacionista en el marco de esa actuación.

Bosques Flotantes: La intensa destrucción de la riqueza forestal de la Montaña Cantábrico Burgalesa se produjo fundamentalmente a lo largo del siglo XVIII. Fue la época de máximo esplendor de las cercanas Fábricas de Artillería de Liérganes y La Cavada, donde la madera era utilizada como combustible en la fabricación de cañones, y de los Reales Astilleros de Guarnizo, a los que se suministraba madera a gran escala para la construcción de barcos. Ambas industrias trabajaban para la Armada Española. Todos los bosques talados pasaron a navegar por el océano. Son los Bosques Flotantes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *