Entrevista a uno de los guardas de la FNYH, Lorenzo García Fuente “Las especies donde mejor están es en su hábitat”

Lorenzo García Fuente comenzó a trabajar en la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH), en agosto de 2002, fruto de su pasión por el campo (sus abuelos son ganaderos), y como consecuencia de la reintroducción del rebeco llevado a cabo por la FNYH en la comarca del Asón.

Natural de Incedo (Soba), licenciado en Geografía, es guarda particular de campo y de caza y su tarea principal consiste en la vigilancia de la Montaña Oriental y la red de reservas del anillo verde. “Controlo que se respete el medio ambiente, es decir, que no haya nadie cazando sin permiso y utilizando métodos prohibidos y evitando que se dañe a la naturaleza”, comenta convencido de la importancia de su labor. Además, “elaboro censos de especies cinegéticas para comprobar el estado poblacional de las especies”.

P.¿Cómo comenzó a trabajar en la FNYH?

R.- La Fundación Naturaleza y Hombre apareció en 1999 en el municipio de Soba para explicar su proyecto de reintroducción del rebeco. Yo, desde pequeño, me he criado entre animales (mi familia es ganadera), me atrajo el proyecto y comencé a trabajar con ellos tres años después.

P.- ¿Qué tareas desempeña?

R.- En la actualidad, la vigilancia en las áreas en los que la Fundación trabaja como la Montaña Oriental o la Red de Reservas del Anillo Verde. Mi labor, básicamente, consiste en vigilar en que no haya nadie cazando, la vigilancia de nuestras fincas y, aquellas en las que tengamos firmados convenios, extinción de incendios; seguimiento de la población de los rebecos y visitas guiadas a la marismas de Alday.

También realizo censos de diferentes especies de fauna, ya que, el seguimiento de éstas es vital para saber si están bien conservadas y en qué dirección hace falta trabajar para favorecerlas.

P.- ¿Cómo es su trabajo en el día a día?

R.- Suelo caminar por la montaña tres o cuatro horas llevando a cabo las tareas que anteriormente he descrito. Y para desarrollar en las óptimas condiciones mi trabajo cuento con prismáticos, telescopio y ropa necesaria para la extinción de incendios.

P.- La introducción del rebeco la realizó la FNYH. ¿Cómo está la situación en la actualidad?

R.- Desde que se hizo la reintroducción la población no ha parado de crecer. No hay nada que haga prever que la tendencia no vaya a seguir siendo positiva. Es muy importante su subsistencia porque esta es una especie que ayuda a mantener el hábitat y, por tanto, la biodiversidad en la Montaña Oriental.

P.- ¿Qué otras especies están en peligro?

R.- Por desgracia, el urogallo está al borde de la extinción (se cría en cautividad) y el Oso Pardo se encuentra en una situación delicada, pero su situación ha mejorado.

P.- La Montaña Oriental es su área prioritaria de trabajo. ¿Qué nos puede decir de esta zona?

R.- La Montaña Oriental es un área muy degradada y en cuanto a su fauna y flora no posee tanta riqueza ambiental como en la comarca de Liébana o la del Saja-Besaya, pero sí existen hayedos, robledales, y poblaciones de corzos y liebre. En cuanto a las aves cuenta con la mayor población de buitre leonado de Cantabria. Desde 1999 hasta el 2005, en el que se llevó a cabo el proyecto europeo LIFE, se ha recuperado y conservado la biodiversidad en la cuenca del río Asón.

Además, se comenzó a repoblar con especies autóctonas en el río Miera, Asón, y Pas, bien adquiriendo fincas en propiedad o llegando a acuerdos con Ayuntamientos o Juntas Vecinales, que  nos permiten plantar en monte público.

P.- ¿Su trabajo es solo trabajo o es algo más?

R.- Si no tienes vocación duras poco en este trabajo. Muchos días los pasas solo; la jornada laboral no es la habitual…

P.- ¿Ha llegado a tener animales en casa?

R.- Me gustan mucho los animales pero no para verlos en cautividad. Están bien en su hábitat.

P.- En general, ¿Cómo valora la situación del medio ambiente en Cantabria?

R.- Yo creo que, aunque se puede mejorar, es bastante aceptable. En cuanto a la flora existen buenas extensiones de bosques autóctonos y en la fauna existen variadas poblaciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *