El responsable del vivero El Pendo impartió la primera de las conferencias en la Casa de la Naturaleza en Alday

El responsable del vivero El Pendo, Javier Sánchez, impartió el miércoles, 28 de abril, la primera de las conferencias organizadas por la Fundación Naturaleza y Hombre en la Casa de la Naturaleza, en Alday, en conmemoración de su quince aniversario y coincidiendo con el año internacional de la Biodiversidad. “La gestión de un vivero forestal autóctono”, fue el título de la charla.

En primer lugar, Sánchez explicó que el vivero se creó en 1999 con el objetivo de la recuperación y preservación de la diversidad botánica de la Cornisa y la cordillera cantábrica. Para ello, se fomenta la plantación y conservación de la planta forestal autóctona, y de hecho, se plantan 300.000 ejemplares anuales: haya, abedul, castaño, roble, avellano, aliso, sauce, tejo y acebo…, “siempre utilizando productos no agresivos”.

El responsable del vivero indicó que existen semillas que necesitan un período de letargo de un año o dos para germinar y que para acelerar este proceso, “las introducimos en una nevera”. Agregó que la planta forestal puede estar como máximo dos años en una bandeja forestal.

Habló de dos tipos de reproducción: la sexual, en la que utilizan la técnica del repicado para transplantar la planta del semillero a la bandeja forestal, y la asexual, en la que se utiliza la técnica del estaquillado, por la que se obtienen clones, pero que tiene el inconveniente de que no tiene mucha variedad genética.“Por ello, escogemos distintos ejemplares para incrementarla”

Sánchez apuntó a la recogida del agua como otro de los problemas. “Por ello, disponemos de depósitos con 230.000 litros de agua, con lo cual somos casi autosuficientes”.

Respecto a las plagas y enfermedades comentó que los castaños son la especie “más atacada por los gusanos” y que la mejor manera de acabar con ellos es “fumigarlos”, una vez que son adultos. En cuanto a los rosales, señaló que son objeto preferido de los hongos.

Por último, explicó que desde el vivero realizan campañas de sensibilización medioambiental, por las cuales se explican a los escolares que visitan el vivero las actividades que se realizan en él. Asimismo, destacó el trabajo de los voluntarios que recogen semillas de forma altruista.

En las charlas, colabora el Ayuntamiento de Camargo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *