El Proyecto de reforestación Los Bosques Flotantes incrementa la superficie forestal de la Montaña Pasiega

El proyecto de los Bosques Flotantes que se ha desarrollado desde junio 2008 hasta noviembre 2009 en la Montaña Cántabro – Burgalesa, tanto en la vertiente de Cantabria como de Burgos, ha permitido dar a conocer a la población de Cantabria las circunstancias históricas de la deforestación de la Montaña Pasiega y el litoral de Cantabria, en los denominados «Bosques Flotantes», cuya madera fue utilizada para la construcción de navíos y artillería durante los siglos XVII y XVIII.

El proyecto ha contado con diversas actividades entre las que destacan la celebración de una Jornada divulgativa de los Bosques Flotantes, en abril de 2009, así como una sala dedicada a los Bosques Flotantes en la planta superior del Fluviarium de Liérganes, que han permitido contribuir a ampliar el conocimiento del público acerca de la deforestación y del patrimonio cultural asociado a la misma, con el Resbaladero Real de Lunada como elemento principal.

Este singular programa, ha permitido además, ampliar la superficie forestal de las cabeceras de los valles de Miera, Pas y Trueba en 14.000 nuevas plantas autóctonas, especialmente abedul y haya así como proteger más de 110 hectáreas de bosque incipiente en los espacios pertenecientes a la Red de Fincas del Alto Pas, situadas en los Valles Pasiegos, gracias a la gestión tradicional con rebaños de oveja lacha propiedad de FNYH y de ganaderos locales, o la formación de cortafuegos perimetrales para defender las fincas contra los incendios de pastos.

Entre las plantaciones destacan los montes públicos de El Bernacho y Busturejo que, situados en Espinosa de los Monteros, tratarán de servir de nexo de unión entre las manchas forestales del norte de Burgos y el Parque Natural de los Collados del Asón, en Cantabria. Ambas repoblaciones han contado con la colaboración de voluntarios que durante siete jornadas han contribuido a aumentar la superficie arbolada.

Todas las plantas utilizadas han sido producidas en el Vivero El Pendo, situado en Escobedo de Camargo, que está dedicado a la producción de arbolado autóctono procedente de la Cordillera Cantábrica, que se emplean en proyectos de reforestación promovidos por FNYH y por otras entidades conservacionistas, entidades locales y particulares. La colaboración con Obra Social Caja Madrid ha permitido mejorar las infraestructuras de dicho vivero, incrementando la disponibilidad de agua de lluvia dedicada a riego durante el verano en un millón cuatrocientos mil litros y sustituyendo el sistema de aspersores por riego por goteo en 5.800 plantas de la producción anual.

Red Rural Nacional

El trabajo de FNYH por la mejora de la Montaña Cantábrico-Burgalesa no se ha limitado a este programa ya que desde noviembre de 2009 se viene desempeñando un nuevo proyecto cofinanciado por Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, denominado Naturaleza y Hombre en la Montaña Pasiega. Este nuevo proyecto se desarrolla en la Montaña Pasiega Cántabro-Burgalesa y se centra en la repoblación de áreas degradadas – en las que el arbolado ha sido reemplazado por el monte bajo- y en la mejora del patrimonio cultural ligado a la forma de vida pasiega, así como en la promoción de las especies ganaderas locales, como la vaca roja pasiega, el caballo losino o la oveja lacha. Así mismo, FNYH tiene previsto llevar a cabo una nueva edición del Programa de Voluntariado en Ríos, promovido por el MARM desde enero de 2010, en el que los voluntarios que quieran podrán participar en labores de repoblación, censos de especies protegidas y liberación de truchas en el Miera.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *