Declaración desde Fundación Naturaleza y Hombre sobre la vida de Doug Tompkins.

Miércoles 9 de Diciembre, 2015.

 

La conservación de la biodiversidad fue una manera de ser para Doug Tompkins, uno de los conservacionistas más influyentes no sólo de nuestra generación, sino de la historia. Aventurero y amante de los deportes de naturaleza, a finales de los años 60 realizó un viaje para escalar el Cerro Chaltén, en el límite entre Chile y Argentina, experiencia que moldeó profundamente su visión del mundo. Fundador de las empresas de ropa The North Face y Esprit, Doug decidió dejar de “fabricar cosas que la gente no necesita” y embarcarse en una lucha por proteger lo que queda de la naturaleza salvaje y por motivar a las generaciones futuras a conocer la vida silvestre.

Poniendo su bolsillo donde estaban sus palabras, el exitoso hombre de negocios reconvertido en tenaz conservacionista invirtió su fortuna en la compra de grandes espacios naturales en el cono sur, espacios que posteriormente donaría a los estados Chileno y Argentino para la creación de algunas de las áreas protegidas más emblemáticas de Latinoamérica. Doug falleció el Martes tras un accidente en el sur de Chile, dejando tras de sí un legado natural monumental y ganándose un merecido espacio en lo más alto del movimiento conservacionista mundial.

 Puedes visitar su página web en www.tompkinsconservation.org

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *