Cerca de 30 personas asistieron a la conferencia sobre el caballo losino

Cerca de 30 personas asistieron a la conferencia sobre ‘el caballo losino: conoce esta raza en peligro de extinción’ que se impartió el pasado sábado en la Casa de la Naturaleza, ubicada en Alday (Camargo)  a cargo de Raquel Oña, de la Asociación Criadores de Caballo Losino, ‘El Bardojal’. La charla fue organizada por la Fundación Naturaleza y Hombre, dentro de la conmemoración de su quince aniversario, en colaboración con el Ayuntamiento de Camargo, y del Año Internacional de la Biodiversidad.

Oña situó el origen de este caballo en el paleolítico superior; hace 40.000 años, y se considera que participó en la conquista de América e incluso en la reconquista de España. El área original de cría se ubica en las Merindades, en el norte de la provincia de Burgos, y ha tenido un desarrollo muy notable en el valle de Losa. Desmintió que el caballo losino descendiera de la raza árabe; del tarpán o de los celtas.

En cuanto a su  morfología, explicó que su alzada se corresponde con el tamaño pony; su peso oscila entre los 300-350 kilogramos y su capa es negra. Igualmente, afirmó que el pelo es más corto y brillante en verano, más grueso y largo en invierno; la cabeza descarnada; las orejas pequeñas y cóncavas hacia el interior, y las extremidades finas y poco pobladas; los cascos son pequeños y duros y la grupa redondeada. Su vida útil es de veinte años.

La representante de esta asociación indicó que este caballo que se utilizó para labrar los campos tuvo su gran declive con la modernización del campo. Así, de los cerca de 6.000, que se contabilizaron en 1930, se pasó a la pírrica cifra de 60 animales en 1984. La creación del libro genealógico de la raza losina por parte de la Junta de Castilla-León, supuso un paso muy importante para su revitalización. De hecho, en la actualidad, existe un censo de 765 animales.

La Asociación de Criadores de Caballo Losino se fundó el 23 de abril de 1996 e integra a todos los criadores de caballo losino. Su finalidad es la recuperación; la consolidación, pervivencia y difusión de la raza losina.

Esta Asociación en colaboración con la Fundación Naturaleza y Hombre introdujo en 2008, 16 caballos losinos en las marismas de Alday. El objetivo: contribuir a la subsistencia de éstos y a utilizarlos como método de control del pumero y la chilca, especies de flora autóctona invasoras, que causan estragos en las marismas. En estas charlas colabora el Ayuntamiento de Camargo.

251

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *