40 personas participan en las Jornadas de ReforestaciÓn de la Montaña Pasiega

40 personas han participado en el “Programa de Voluntariado Ambiental para la Reforestación de la Montaña Pasiega”, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) y co-financiado por la Obra Social Caja Madrid y el Ministerio de Medio Ambiente, con el objetivo de recuperar parte de la masa forestal de las cuencas altas de los ríos Miera, Pas y Trueba. En total, se han plantado 900 árboles autóctonos, en especial hayas y abedules,  en los parajes de La Secantada (Soba), Valbuena (San Roque de Riomiera) y en El Bernacho (Espinosa de los Monteros).

Las labores de reforestación se desarrollaron durante cuatro fines de semana entre octubre y noviembre, bajo la supervisión de dos técnicos de FNYH, que en todo momento aconsejaron a los voluntarios sobre la forma correcta de efectuar los trabajos. Las especies empleadas fueron haya y abedul, principalmente, junto con algunos fresnos y, tras su plantación, se cubrieron con cilindros protectores para asegurar su desarrollo.

Las jornadas de trabajo se combinaron, los días de lluvia o nieve, con una visita al Fluviarium de la Montaña y Cuencas Fluviales Pasiegas, ubicado en Liérganes, y con la observación de aves con telescopio cuando las condiciones fueron propicias. Los participantes se mostraron muy satisfechos con la actividad y muchos de ellos acudieron a varias de las salidas.

Las reforestaciones a cargo de voluntarios forman parte de un proyecto de mayor alcance, por el que FNYH plantará una cifra cercana a 15.000 árboles en 25 hectáreas de la Montaña Pasiega. El objetivo principal es la recuperación de parte del hábitat forestal de la zona, que incide – a su vez – en la mejora de la calidad del agua corriente procedente de las cabeceras de los ríos Pas, Miera, Asón y Trueba, a la disminución de los procesos erosivos en cada área y a la revalorización de los bosques por parte de la sociedad.

La repoblación de Burgos se ha efectuado en el área de influencia del Castro Valnera, gracias a la autorización del Ayuntamiento de Espinosa de los Monteros y el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. Por su parte, en la vertiente cántabra, las áreas seleccionadas están incluidas en la Red de Fincas de la Montaña Pasiega, de FNYH, que pretende recuperar su alto valor ecológico y etnográfico y paliar las agresiones a las que se ha visto sometida el área, como las talas masivas de los siglos XVII y XVIII para nutrir de madera las Reales Fábricas de Artillería de Liérganes y La Cavada y los Reales Astilleros de Guarnizo, en las que se cortaron 10 millones de árboles en un espacio de 50.000 hectáreas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *