20 voluntarios plantan cerca de 200 robles, hayas y otras especies de flora autóctonas en el hayedo de Busturejo

Una veintena de voluntarios de Fundación Naturaleza y Hombre se acercaron al haydo de Busturejo el pasado sábado, 2 de abril, para participar en la segunda jornada de reforestación del Proyecto IBERCLIMA, Biodiversidad y Cambio Climático en la Península Ibérica, iniciativa subvencionada por el MARM. Los voluntarios contribuyeron a mejorar este bello paraje plantando cerca de 200 ejemplares de roble, haya y otras especies de flora autóctona.

A través de esta actividad FNYH pretende concienciar de un modo activo el importante papel de los bosques frente al cambio climático. Cuatro son sus principales funciones, según la FAO; contribuyen a casi un sexto de las emisiones de carbono mundial cuando han sido desbrozados, explotados en exceso o degradados; los bosques reaccionan sensiblemente a los cambios del clima; cuando han sido sosteniblemente ordenados, los bosques producen dendrocombustible como una alternativa más benigna que los combustibles fósiles; y por último, los bosques poseen el potencial de absorber un décimo de las emisiones mundiales de carbono previstas para la primera mitad de este siglo en sus biomasas, suelos y productos y almacenarlos, en principio, a perpetuidad.

A lo largo de la primavera FNYH continuará con el desarrollo de otras plantaciones en el marco del proyecto IBERCLIMA, así como de nuevas actividades de voluntariado ambiental.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *