Una nueva vía de F.E.V.E. amenaza con arrasar la Marisma de Alday

La Fundación Naturaleza y Hombre gestiona actualmente este ecosistema y desarrolla un programa educativo y de sensibilización.

El Ministerio de Fomento pretende desdoblar la línea Santander-Bilbao (F.E.V.E.) en su tramo Nueva Montaña Maliaño, atravesando la Marisma de Alday, lo que alterará gravemente el espacio.

En la Marisma de Alday se está desarrollando en este momento un proyecto de recuperación en terrenos de propiedad municipal y de dominio público (competencia de la Dirección General de Costas), otorgados en concesión administrativa a la Fundación Naturaleza y Hombre por Orden Ministerial.

Es por ello que el Ayuntamiento de Camargo y la Fundación Naturaleza y Hombre suscribieron un convenio para la recuperación de esta marisma el 9 de julio de 2001, iniciándose las obras 20 días después de la firma. En este sentido se está realizando un importante esfuerzo económico para desarrollar las actuaciones, especialmente la retirada de rellenos, recuperación de hábitats …

La Marisma de Alday conserva una reducida superficie (75 hectáreas aproximadamente) en las que ya tiene una amplia problemática, como es el caso de la compartimentación del medio por las diferentes vías de comunicación, la entrada de basuras procedente de los centros comerciales que la circundan, importantes vertidos de aguas residuales que van a parar a la Bahía de Santander, urbanización de su entorno …, habiéndose convertido en un ecosistema muy frágil, incapaz de continuar soportando impactos ambientales.

La obra que se pretende realizar tiene el interés público de simplificar y mejorar el tráfico ferroviario, disminuyendo en escasos minutos el tiempo de tránsito entre estaciones. Este interés público amenaza otro interés público, la conservación del medio natural. De esta forma se hace preciso garantizar los derechos del medio natural, aún a costa de ciertas limitaciones en la prestación de servicios, estableciendo límites que permitan hacer creíble la cultura de la sostenibilidad.

La zona se encuentra catalogada como de Especial Protección Ecológica, calificación incompatible con el proyecto presentado, asunto éste que ha sido corroborado por el Ayuntamiento de Camargo. El trazado elegido, al oeste de la vía actual, es además el más agresivo de las soluciones.

El valor natural del enclave se vería dañado, al impactar sobre hábitats típicos de los humedales, como los juncales, carrizales, influyendo también sobre su fauna, aspecto de importancia al invernar en el área más de un millar de aves acuáticas, entre las que se encuentra el aguilucho lagunero y la garza imperial.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *