Representantes de la empresa Portland Valderribas visitaron la finca Campanarios

Representantes de la empresa Portland Valderrivas visitaron la finca Campanarios, recientemente,  acompañados del presidente de la FNYH, Carlos Sánchez, y del responsable del proyecto de la FNYH en Salamanca, Diego Benito, y de la técnico Aurora Santos. Los miembros de la empresa que se desplazaron hasta Salamanca fueron el director Corporativo Técnico, Medio Ambiente e Innovación, José Ignacio Elorrieta; el director de Sostenibilidad Carlos San Félix; la técnico Covadonga González; la de Medio Ambiente Elena Obis, y el de Sostenibilidad Alberto Rosado. La empresa Cementos Portland es una de las patrocinadoras del proyecto de la Fundación Naturaleza y Hombre: ‘Conservación de la biodiversidad en el oeste ibérico: reserva biológica en los campanarios de Azaba’, una iniciativa que es financiada por la Unión Europea a través del programa LIFE +Nature.

El presidente de la FNYH, precursor de esta iniciativa, explicó a sus invitados las principales características de la finca, y los representantes de esta empresa se alojaron en el alojamiento rural de Espeja, dependiente de la Fundación Naturaleza y Hombre.

El objetivo es incrementar la biodiversidad de un territorio de nada más ni nada menos que 132.000 hectáreas, en los que se incluyen los espacios Natura 2.000 de Campo de Azaba, campo de Argañán y Malcata (Portugal) Para conseguir este reto, la FNYH gestiona un espacio trasnacional: la Reserva Biológica Campanarios de Azaba de 522 hectáreas de superficie, ubicada en el término municipal de Espeja.

La FNYH, después de la compra de la finca ‘Campanarios de Azaba’ en el 2009, ha puesto en marcha diferentes acciones de conservación para la mejora y restauración de aquellos hábitats, considerados de gran importancia como es el caso de la Dehesa (el de mayor superficie de la reserva), de encina y alcornoque. Para ello, se han realizado podas y desbroces; se han repoblado 1000 ejemplares de encinas y alcornoques en las zonas con menor densidad árborea y mayor riesgo de erosión, uno de los principales riesgos a los que se enfrentan los bosques mediterráneos.Para la mejora de las poblaciones de las grandes aves se han instalado plataformas para la cigüeña negra y el buitre negro. Para animarlas a que acudan y, posteriormente, aniden se utilizan plataformas y señuelos de atracción.

La Fundación Naturaleza y Hombre está llevando a cabo grandes esfuerzos para incrementar la población del conejo silvestre, especie amenazada por la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica viral así como la presión cinegética. No hay que olvidar que el conejo juega un papel clave en el mantenimiento del ecosistema mediterráneo, ya que, es la base de la alimentación de gran número de depredadores, entre ellos, el lince ibérico; el águila real; el águila imperial ibérica; el búho real, o incluso el buitre negro.

Objetivos

La FNYH quiere avanzar paso a paso. Por ello, quiere destinar la finca a albergar una estación biológica donde puedan alojarse los investigadores que trabajen en Campanarios y está organizando rutas para que los visitantes puedan disfrutar de la Reserva. Además, prepara conferencias para dar a conocer los problemas por los que atraviesa el bosque mediterráneo y está organizando rutas para que los visitantes puedan disfrutar de la Reserva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *