Proteger el arbolado, imprescindible para la mejora de las Dehesas

Antes de que llegue la primavera, se ha comenzado el trabajo de mejora del hábitat de Dehesas Quercus sp, mediante la protección de arbolado joven que se ha regenerado de forma natural. Se ha comenzado en la finca “El Sestil”, una de las fincas adheridas al Club del proyecto.

Esta actuación se lleva acabo para evitar que el ramoneo acabe con estos pies jóvenes, pudiendo llegar a la disminución de la densidad arbórea. Para ellos, se seleccionaron una serie de encinas jóvenes, teniendo en cuenta su morfología y su estado de salud, así como la distancia respecto a otros árboles para evitar la competencia. La protección se llevó acabo con la colocación de una malla protectora.

De esta manera, se espera que haya una sucesión de arbolado y que se de una revegetación de zonas desnudas o semidesnudas, e incluso, extender la superficie arbolada en el mejor de los casos.

También se instalaron unas “WaterBoxx” cuyo objetivo es la repoblación con poco esfuerzo en áreas erosionadas y desérticas, mediante una copia artificial de cómo la naturaleza ha solucionado el problema de la falta de agua, tan necesaria en este caso, para el crecimiento de las plantas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *