Nuevos trabajos de restauración ambiental de las Marismas de Alday

La Fundación Naturaleza y Hombre ha ejecutado a lo largo de los últimos meses una serie de trabajos de mantenimiento de las Marismas de Alday, pieza insigne del Anillo Verde de la Bahía de Santander y del Convenio Áreas para la Vida en Camargo.

El objetivo primordial de esta actuación ha sido la mejora del hábitat de las aves que frecuentan la marisma (anátidas, garcillas, limícolas, pollas de agua o gallinetas) y las aves migratorias que utilizan la reserva como zona de descanso, refugio y alimentación en los largos trayectos que recorren hacia el sur.

Los trabajos desarrollados en la marisma de agua dulce han consistido en la limpieza del vaso lagunar, colmatado por la biomasa generada por la espadaña, el carrizo, la chilca y el plumero. En total se han acondicionado 2,9 ha, extrayendo 1.800 m3 de restos vegetales, favoreciendo de esta forma el rejuvenecimiento del humedal y previniendo la eutrofización de las aguas.

Asimismo, se ha trabajado en la mejora de los espacios de nidificación de las aves, aumentando el tamaño de la isla grande (evitando su inundación en época de muchas lluvias), y se han creado dos nuevas islas de menor tamaño.

Por otro lado, las actuaciones en la zona salada se han centrado en el desbroce de 15.000 m2 para la mejora del pasto de la manada de caballos losinos y en la eliminación de especies de flora invasora que deterioran el humedal y la hacen perder biodiversidad. En total se han tratado 12.000 m2: 9.000 m2 de chilca que colonizaba la pradera y 3.000 m2 de plumeros que se localizaban en los bordes de los caminos.

Riqueza de la Marisma de Alday

Alday es un oasis en el asfalto, antaño degradada por su pasado industrial y actualmente asediada por un presente urbano y comercial que la rodea. Su riqueza de aves acuáticas y su vegetación palustre, hacen de la marisma un hábitat para la espátula Platalea leucorodia o para el escribano palustre Emberiza schoeniclus. Miles de aves invernan en Alday, uno de los mejores refugios de biodiversidad de la Bahía de Santander, ubicada en Camargo.

Premios

La trayectoria de conservación y restauración de la marisma ha sido premiada en varias ocasiones. Es el caso del Premio al proyecto Áreas para la Vida, incrementando la Biodiversidad, otorgado por la FEMP, Federación Española de Municipios y Provincias. Además del premio mención especial Ones mediterránea.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *