La ausencia de una adecuada gestión cinegética en determinados cotos de caza, particularmente en el Tajo Internacional, a ambos lados de la frontera, ha ocasionado una disminución de especies presa (Alectoris rufa, Oryctolagus cuniculus, Lepus capensis, Columba palumbus), imprescindibles para asegurar la estabilidad de las poblaciones de Aquila chrysaetos, Aquila adalberti y Hieraaetus fasciatu, entre otras.

Las razones para esa situación se encuentran en cupos excesivos de captura, ausencia de mejoras que refuercen las poblaciones cinegéticas, escaso control de las enfermedades víricas del conejo (Oryctolagus cuniculus) y deficiente control de predadores. Especial vigilancia habría que tener con los métodos empleados para el control de las poblaciones de predadores (especialmente Vulpes vulpes), evitando el uso de métodos no selectivos de captura. También se ha de erradicar la utilización de veneno, que parece están reapareciendo en los campos nuevamente. La disminución de las poblaciones de Oryctolagus cuniculus, Lepus capensis, Alectoris rufa y en menor medida de Columba palumbus, repercute directamente sobre el éxito reproductor de las numerosas parejas de rapaces existentes en la zona. La disminución de presas en los cazaderos habituales condiciona la ocupación de los territorios y la instalación de nuevas parejas