Vista del Incendio desde la Reserva de Campanarios de Azaba

El fuego arrasa 5000 ha en la Sierra de Gata

Como viene sucediendo cada verano, superficie de arbolado y matorral se están calcinando dentro del Oeste Ibérico,  aréa de trabajo del LIFE Club de Fincas, poniendo en peligro la gran biodiversidad existente en estas areas, declaradas LIC y ZEPA.

Pero el más impresionante hasta ahora en Extremadura, es el incendio forestal que empezó ayer, día 6 de Agosto, en el Monte de Acebo en pleno corazón del LIC de Sierra de Gata, calcinando hasta ahora una superficie de 5000 hectareas, muchas de ellas de gran valor ecológico, y teniendo que desalojar a 1400 vecinos de Acebo y Perales del Puerto. Hasta el lugar se han acercado numerosos efectivos de extinción de incendios a los que agradecemos enormente su profesionalidad y trabajo.

En la provincia de Salamanca se originaron, el mismo dia 27 de Julio, dos incendios en Serradilla del Llano y Fuentes de Oñoro, calcinando una superficie de 7 hectéreas de pino y matorral y 20 hectáreas de matorral y pasto, respectivamente. La misma dinámica ocurre en Portugal, concretamente en Figuera de Castelo Rodrigo el pasado 5 de Agosto.

Efectos de los incendios sobre los ecosistemas

Tras un incendio, no solo hay que pensar cuanto se ha quemado, sino también dónde se ha quemado, afectando así a espacios con gran valor de conservación por su diversidad biológica. Tras un incendo, se modifica el volumen de la biomasa, alterando el ciclo hidrológico y por lo tanto influyendo en el comportamiento de las especies vegetales y animales. La consecuencia de los incendios repetidos, como ocurre en el ecosistema mediterráneo,  es perjudicial porque es uno de los factores principales del empobrecimiento de la biodiversidad.

Consecuencias Sociales y Económicas tras un incendio

No cabe duda que después de un incendio se produce la pérdida de importantes recursos naturales directos e indirectos, como los productos primarios derivados de la madera, como pastos, caza, pesca…Así como en el sector turístico. Sin olvidar que también se ven amenadazos tanto el personal que trabaja en su extinción como personas ajenas a ella, pudiendo perder así sus bienes materiales.

Además, los gastos necesarios para restaurar estás zonas, así como las inver­siones en las tareas prevención (sumamente importantes) y  de extinción  también suponen importantes partidas económicas.

Otra cuestión importante es invertir en concienciación y en disuadir y persecución de los incendios forestales como delito. Del mismo modo, la participación social, es uno de los pilares de la prevención, cobrando un papel protagonista en el futuro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *