Fundación Naturaleza y Hombre organiza sendas actividades de divulgación y sesibilización ambiental en Ruesga y Soba

Las instalaciones de las Antiguas Escuelas de Valle (Ruesga) y el Ayuntamiento de Soba acogerán los próximos miércoles a las 18:00 y jueves a las 12:30 – respectivamente – la conferencia “Montaña Cantábrico-Burgalesa: Un paraíso al alcance de tu mano”. Esta actividad organizada por Fundación Naturaleza y Hombre se enmarca en su programa de educación y sensibilización ambiental en este espacio de montaña a caballo entre las provincias de Cantabria, Burgos y Vizcaya. La charla, cuya entrada será libre y gratuita, tratará los principales problemas que atraviesa este área, haciendo especial hincapié en la difusión de buenas prácticas profesionales para fomentar un modelo de desarrollo bajo criterios de sostenibilidad, así como en el uso sostenible del fuego en las actividades agropecuarias.

La conferencia está dirigida a los sectores de la población relacionados con el medio natural, como son las sociedades de caza y pesca y las cooperativas agrícolas y ganaderas, así como a todas aquellas personas interesadas en la conservación del medio ambiente. Entre los presentes se repartirán diversos materiales de aplicación práctica y de sensibilización: la Guía de Buenas Prácticas para el Desarrollo Sostenible de la Montaña Cantábrico-Burgalesa y el manual Uso Sostenible del Fuego en las Cuencas Fluviales de la Montaña Cantábrico-Burgalesa.

Unidad Ecocultural

La Montaña Cantábrico-Burgalesa, con una superficie de 870 km2, que se adentran en el territorio de tres comunidades autónomas y 21 municipios, configura una unidad ecológica, cultural y geográfica de gran valor. En su interior alberga multitud de espacios protegidos, como son el Parque Natural de Los Collados del Asón, en Cantabria, o el Monumento Natural Ojo Guareña, en Castilla y León, entre otros muchos.

Los principales problemas que amenazan la conservación de este enclave son la deforestación, la erosión y pérdida de suelos, los fuegos incontrolados y la industrialización eólica.

Para frenar estos procesos y contribuir al desarrollo sostenible de la Montaña, sus habitantes, y en especial los colectivos de ganaderos, agricultores, cazadores y hosteleros, pueden colaborar siguiendo un conjunto de recomendaciones, entre las que se encuentra el uso racional del recurso del fuego, entre el colectivo agroganadero, o las prácticas de ahorro energético y de recursos hídricos en hostelería.

Esta actividad se ha desarrollado ya a día de hoy en las localidades burgalesas de Espinosa de los Monteros, Valdeporres y Villasana de Mena, en Arredondo, Vega de Pas y Ramales, en Cantabria, así como en los municipios vizcaínos de Carranza y Artzentales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *