El Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana y FNYH restaurarán más de 12 hectáreas del monte Peñas Negras

La Fundación Naturaleza y Hombre, en colaboración con el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana y la Junta Vecinal, comenzará en marzo diversas labores de mejora en más de 12 hectáreas del monte Peñas Negras, en Maoño, con el fin de paliar la degradación de este entorno natural, aumentar las defensas contra posibles incendios en la zona y potenciar la biodiversidad de la fauna y flora autóctona.

Este proyecto, que durará ocho meses, supone un ejemplo de la cooperación entre las administraciones autonómica y local para la restauración de espacios degradados, ya que la Consejería de Medio Ambiente ha otorgado una subvención al Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana, quien acometerá estas mejoras con la colaboración de la FNYH y la Junta Vecinal.

Una de las principales líneas de actuación será la eliminación de especies alóctonas e invasoras, como el plumero y el eucalipto, así como el desbroce del matorral, resalveos y otros trabajos forestales encaminados a la mejorar la fitodiversidad del encinar y reintroducir especies autóctonas.

Igualmente, se instalarán cajas nido y comedores para diversas aves que habitan en este monte, con el fin de potenciar la diversidad faunística del encinar y aprovechar estos puntos de reproducción y alimento como puntos didácticos de observación.

Para finalizar, se adecuará el terreno con cartelería interpretativa del bosque, para que los visitantes de la ruta que asciende al Alto de Gigüela y al Pico Mayor puedan tener información sobre la riqueza biológica del encinar.

FNYH contará con la participación ciudadana para estas acciones, ya que una de las máximas de la Fundación es implicar a la población local tanto en las tareas de recuperación ambiental, como en su posterior uso y disfrute, facilitando así la sensibilización y puesta en valor necesaria para la conservación de los espacios naturales.

Peñas Negras se encuentra en un área muy castigada durante el último siglo, ya que la utilización de la caliza para la construcción ha fomentado la creación de multitud de canteras en su entorno. A la degradación irreversible del hábitat, constituida por la explotación de la caliza a cielo abierto, se unen las continuas repoblaciones de eucalipto que han venido a sustituir el encinar natural de este monte.

Valor ecológico de Peñas Negras

El monte de Peñas Negras, ubicado entre Santa Cruz de Bezana, Camargo y Piélagos, se caracteriza por la presencia de un bosque de carácter relicto, como es el encinar costero cantábrico. La presencia de estos bosques se puede considerar como una reliquia de una época anterior en la que el clima era más árido y cercano a las condiciones del interior peninsular. Este bosque perenne se ha mantenido en la Cordillera Cantábrica en los suelos con menor capacidad de retención de agua, principalmente montañas calizas y escarpadas, como es el caso de Peñas Negras.

Este monte acoge gran cantidad de fauna, como por ejemplo, zorros, tejones, garduñas y comadrejas. Además, hay una amplia variedad de aves nocturnas y diurnas, como lechuza, cárabo o mochuelo, entre las primeras, y ratonero, gavilán o cernícalo, entre las segundas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *