El “Anillo Verde de la Bahía de Santander” se integra en el Programa de custodia del territorio “Áreas para la Vida” que se desarrolla desde el año 1994.

Tiene por finalidad contribuir a la conservación y mantenimiento del entorno natural del área de la Bahía de Santander y su ámbito de influencia.

Para ello, se ha creado una red de reservas naturales en diferentes municipios del entorno de la Bahía, entre las que quedan englobados todos los hábitats representativos de la zona: humedales litorales e interiores, complejos dunares, encinares, bosques caducifolios o ecosistemas fluviales.

En esta iniciativa, basada en la Custodia del Territorio, toman parte distintos municipios, con sus ayuntamientos y juntas vecinales. Entre los que destacan Camargo, Liérganes, Marina de Cudeyo, Ribamontán al Mar, Santa Cruz de Bezana y Santander. Y otros organismos públicos autonómicos y estatales, como la Demarcación de Costas de Cantabria.

Los principales beneficios de la creación de la Red de Reservas son:

  • Puesta en valor del espacio y de sus recursos ambientales y sociales, favoreciendo la difusión de su conocimiento entre la población.
  • Mejorar y restaurar los valores medioambientales del espacio, permitiendo el asentamiento de especies vegetales y animales autóctonas, propias del hábitat que representa.
  • Desarrollar actuaciones conjuntas que aprovechen y maximicen las cualidades de los distintos espacios que conforman la Red.
  • Optimización de los recursos empleados para la gestión de la Red, de modo que se minimice el consumo de recursos para la adopción de soluciones en cada espacio y se permita el acceso conjunto a soluciones que no serían asumibles para los espacios de forma individual.