Home Tajo Internacional

Tajo Internacional

El río Tajo es el elemento común de este espacio sirviendo a su vez de frontera natural entre España y Portugal. Las características naturales son idénticas a ambos lados de la frontera siendo las principales que favorecieron su declaración en el año 2000 el estado de conservación de bosques de ribera con cañones fluviales que imposibilitan su uso para agricultura y la existencia de numerosas especies de flora y fauna incluidas en la Directiva Aves y Hábitat así como de hábitats de interés comunitario. Cerca del 80% abarca Zona de especial protección para las aves (ZEPA).

El área protegida corresponde esencialmente a los valles de los ríos Tajo, Ponsul, Erges y Aravil, caracterizados por pendientes muy acentuadas, cubiertas de una densa vegetación mediterránea, con frecuentes afloramientos rocosos, en los que predomina el esquisto salpicado de granito. Las áreas adyacentes son más aplanadas, y están cubiertas de encinas, eucaliptos, áreas de cultivo (cereales de secano y olivos), pastos y bosques esclerófilos. Las características son similares a las del Duero Internacional, pero aquí los Arribes son mucho más pequeños, con una anchura mayor de río.

Este mosaico de hábitats seminaturales con poca intervención humana, mezclado con dehesas y zonas de uso intensivo agrícola y ganadero, junto con una gestión de caza cada vez más organizada, permite la existencia de importantes poblaciones de aves rupícolas típicas de los bosques mediterráneos que se encuentran entre las más amenazadas de Europa, como el águila imperial ibérica y el buitre negro.En las laderas escarpadas del valle del río Tajo y sus afluentes anidan cigüeña negra, búho real, alimoche, buitre leonado, águila perdicera, águila real y collalba negra.

En la parte portuguesa, todavía se puede encontrar la ganga ibérica, una especie que se creía extinta en Portugal.