Home Monte de Somo

Monte de Somo

Esta reserva se gestiona fruto de un acuerdo entre la Junta Vecinal de Somo y la Fundación Naturaleza y Hombre.

Se encuentra en la flecha que forman los depósitos de arena en el complejo de la Bahía de Santander y el Puntal de Somo. Concretamente se encuentra al noreste del municipio de Ribamontán al Mar, entre los núcleos de población de Somo y Loredo.

Este monte, repoblado con pinos y eucaliptos, y de manera espontanea por encinas y laureles se sitúa sobre la duna terciaria forestada. Estas dunas, situadas al interior respecto del litoral, se asientan sobre suelos arenosos con mayor aporte de materia orgánica, frente a las dunas secundarias y primarias, lo que permite el desarrollo de especies vegetales arbóreas y arbustivas que son incapaces de crecer en las dunas primarias y secundarias. Además, no sufren la influencia del viento, lo que disminuye la salinidad del suelo, y son más cálidas por encontrarse al abrigo de las dunas principales. Todos estos factores hacen que estas dunas fijas tengan más variedad y abundancia de especies. Por ello, en la zona más cercana a la playa se pueden observar especies psamófilas, amantes de las arenas, y a medida que se adentra en el monte, la vegetación varía hacia una más propia de bosque maduro, con presencia de encinas, robles, acebos, madroños, espinos o laureles.

Sin embargo, el espacio no se libra de la invasión del plumero, que representa una dificultad añadida al desarrollo normal de las especies autóctonas. La erradicación de esta vegetación invasora es una de las estrategias principales de gestión y motivo principal por el cual se trabaja en el monte. La fauna más habitual es la propia de áreas costeras, concretamente las aves más habituales son gaviotas, correlimos, cormoranes, etc. No es difícil observar otras especies más generalistas como urracas o gorriones, e incluso aves nocturnas como el autillo. Los pequeños mamíferos, anfibios y reptiles son grupos de menor importancia en esta reserva.

Con el fin de mejorar el estado de conservación de la zona dunar y del bosque maduro, se está llevando a cabo un proyecto de recuperación ambiental, financiado por la Consejería de Medio Ambiente, que consiste en la eliminación de flora invasora, reducción de la capacidad de regeneración del eucalipto, y potenciación del crecimiento y distribución del arbolado autóctono, con especial atención a la encina, el madroño, el laurel y el torvisco (Daphne gnidium).

Colaboradores:

  • Junta Vecinal de Somo.
  • Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Demarcación de Costas de Cantabria.
  • Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria.