Home Tags Posts tagged with "Ruta interpretativa"

Ruta interpretativa

Visita supervisión LIFE Miera 2018

Como cada año, el proyecto LIFE “Conservación de la biodiversidad en el río Miera” ha recibido la visita de seguimiento del programa Life. Durante dos jornadas se ha desarrollado la evaluación de las actuaciones que se están llevando a cabo, realizada por José Alvarez, supervisor del proyecto, y Santiago Urquijo, de la Unidad Life de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea.

El recorrido por este proyecto, que coordina Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria, y que además cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España y del programa LIFE de la Unión Europea, comenzó en la cuenca alta del Miera y siguió su curso fluvial hasta llegar a la ría de Cubas; extraordinaria desembocadura del río en la Bahía de Santander frente a la que se sitúa la isla de Santa Marina con cuya visita se puso fin al reconocimiento de las zonas de actuación del proyecto.

Las reforestaciones llevadas a cabo con especies autóctonas en el área de Peña Negra en el LIC Montes de Valnera, un recorrido a pie por la finca El Cabañal, donde se inicia las rutas interpretativas para lo que se han instalado paneles informativos en el Alto Pas y Miera. Asimismo se prolongó el itinerario por las áreas donde se ha realizado mejoras de hábitats de nutria en la unión de las cuencas del río Pas y el Miera. También se ha actuado en sus zonas de alimentación como charcas en las que se han mejorado sus condiciones naturales con la finalidad de favorecer la reproducción y presencia de anfibios. Junto a las restauraciones de zonas de turberas y tremedales fueron en conjunto los enclaves que centraron la atención en los valles pasiegos.

Revisión de la cartelería interpretativa

Revisión de la cartelería interpretativa

Durante el trayecto también se analizaron los resultados obtenidos en cuanto a custodia del territorio, en los que el proyecto ha desarrollado acuerdos tanto con la administración pública, como ayuntamientos, como con propietarios privados y con la adquisición de terrenos por parte de FNYH. La comitiva se detuvo en la finca La Jarrota, en el LIC Montaña Oriental, donde se ha vallado y reforestado para fomentar el bosque montano.

Al llegar a Liérganes se hizo hincapié en las actuaciones para la mejora del hábitat del salmón visitando las acciones hechas de permeabilización en el ZEC Río Miera concretamente en la presa de Rubalcaba, donde FNYH construyó un estanque intermedio para facilitar el ascenso por una cascada natural que actúa a modo de escala para peces migratorios. Asimismo se visitó la presa y escala para peces de la presa de Revolvo o Regolgo, ejecutada por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, y de la presa del Arral, donde se ubicará la escala para peces durante el verano 2018.

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

La bondad climatológica de la segunda jornada de supervisión comenzó en la finca Rubalcaba en ZEC Río Miera donde se analizaron las reforestaciones realizadas para la mejora del bosque ripario, así como las actuaciones practicadas con la finalidad de mejorar el hábitat de la nutria gracias a la instalación de un refugio-madriguera junto al que se encontraron huellas y rastros de nutria.

En la zona se revisaron los acuerdos de custodia del territorio establecidos para proseguir con la visita de la futura Reserva Entomológica del escarabajo ciervo volante (Lucanus cervus) en Liérganes. Al llegar a Rucandio se supervisaron las actuaciones de protección y restauración de la población del helecho Woodwardia radicans, otra de las especies objetivo del proyecto, que han sido posibles gracias al acuerdo de custodia del territorio establecido con el ayuntamiento de Riotuerto.

Brezal costero en Isla Santa Marina

Brezal costero en Isla Santa Marina

Sin salir del ZEC Río Miera al llegar a Ceceñas se pudieron contemplar las actuaciones de restauración del hábitat y de sensibilización y difusión del Parque Fluvial La Regata, que será futura Reserva Entomológica del caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) y del ciervo volante (Lucanus cervus). Durante el recorrido se avistó a la libélula caballito del diablo, así como los hoteles de insectos, algunos de los cuales servirán de refugio para este último, construidos durante las actividades de educación ambiental ya desarrolladas con los estudiantes de la zona para motivarlos y despertar su sensibilización ambiental.

Tras una parada para almorzar en la zona exterior del ecomuseo Fluviarium, en Liérganes, con productos locales, se procedió a presentar los resultados obtenidos en materia de educación ambiental, divulgación y comunicación del proyecto. Tras lo que se partió hacia Pedreña para embarcar camino de la isla Santa Marina incluida en el ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera. En esta localidad costera también se aprovechó para supervisar la restauración realizada en la población de Woodwardia radicans.

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Es así como se pudo comprobar el gran trabajo realizado para la eliminación de las especies invasoras y restauración del brezal costero acompañados por Gonzalo Valdeoliva y Javier Goñi, los botánicos colaboradores del proyecto. Resultó un magnífico broche natural por ver el asombroso cambio conseguido desde el comienzo de los trabajos de eliminación de plantas invasoras y como el brezal se ha extendido con fuerza y por toda la superficie insular a medida que la chilca desaparecía. Dada la recuperación del territorio y la espléndida primavera de lluvias los botánicos pudieron constatar nuevas especies de plantas no censadas en las salidas anteriores. Lo que antes era solo una masa de chilca se está convirtiendo, gracias a los trabajos de FNYH, en un paraje natural que empieza a albergar una notable biodiversidad.

El grito de las gaviotas acompañó durante el recorrido por la isla hasta la vuelta al barco que esperaba para adentrarse con la bajamar por la ría de Cubas, donde el río desemboca y encuentra el mar en la Bahía de Santander.

Educación Ambiental en La Regata

Menos plantas invasoras y nuevos refugios para las larvas del caballito del diablo y el ciervo volante convierten al Parque Fluvial La Regata en el primer espacio natural cántabro candidato a convertirse en Reserva Entomológica.

Desde que el pasado mes de noviembre se firmara el convenio entre la Junta Vecinal de Ceceñas y Fundación Naturaleza y Hombre, establecido por 20 años, para la protección de la ribera del río Miera a su paso por el municipio de Ceceñas, concretamente en el área del Parque Fluvial de La Regata, muchas son las tareas realizadas para lograr la recuperación del estado natural ribereño. Además de favorecer especialmente los hábitats de insectos como el caballito del diablo y el ciervo volante.

Las tareas desarrolladas hasta el momento han comprendido la eliminación de flora invasora existente en el área como el amor del hombre o Tradescantia fluminensis, que afecta al hábitat potencial de caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) pues impide el desarrollo de sus larvas, La Regata es una de las 6 colonias de esta especie localizadas en la cuenca del Miera.

Para favorecer la presencia y protección de las citadas especies de dichos insectos, tal y como estima la Directiva Hábitats de la Unión Europea,  se han construido pirámides-nido que permitan la alimentación de las larvas de ciervo volante. Asimismo se ha construido e instalado próximo a la ribera un hotel de insectos que facilite la diversidad biológica de estos pequeños animales esenciales para el equilibrio del ecosistema.

Libélula observada por estudiantes

Caballito observado por los estudiantes del colegio Apostolado de Ceceñas

Las tareas también han desarrollado una importante fase divulgativa como es la edición e instalación de paneles informativos autoinpretativos para los visitantes del parque fluvial. La información desplegada confiere especial atención a hallarse en territorio incluido en la Red Natura 2000 y haciendo incidencia en el frágil estado de conservación del caballito del diablo y el ciervo volante.

Gracias al avance en el estado de restauración natural de la ribera, Fundación Naturaleza y Hombre ha presentado a la Asociación Española de Entomología la propuesta de declaración de la Reserva Entomológica del Parque Fluvial de La Regata. Con la finalidad de proteger y mejorar el hábitat del caballito del diablo y el ciervo volante.

La propuesta ha sido avalada por la Junta Vecinal de Ceceñas que es la propietaria de los terrenos y que se ha implicado plenamente en la conservación de dichas especies y su hábitat. La figura de protección de Reserva Entomológica fue creada en el año 2012 por la Asociación Española de Entomología (AeE) con el fin de impulsar y apoyar los programas dirigidos a la designación de áreas que alberguen poblaciones de artrópodos singulares y endémicas, que se encuentren en estado amenazado; así como comunidades de insectos que reúnan una gran diversidad biológica o grupos entomológicos de especial interés para su conservación.

Plantando especies autóctonas en el Parque Fluvial La Regata, Ceceñas

Plantando especies autóctonas en el Parque Fluvial La Regata, Ceceñas

Para acercar el valor natural del área a la población se está trabajando con los estudiantes del colegio Apostolado de Ceceñas, situado en las inmediaciones del parque. Esta primavera, los estudiantes, desde educación infantil hasta secundaria, han participado en unas jornadas de exploración y conocimiento de su entorno y de especies extraordinarias que habitan el río como el salmón atlántico. Las actividades desarrolladas abarcan desde la realización de una ruta interpretativa del paisaje y sus valores, juegos como “encuentra mis hojas” para reconocer los árboles y arbustos del entorno y su importancia, plantación de arbolado de ribera con protectores para evitar daños del ganado y creación de una pirámide-nido.

Lamentablemente la existencia de una de estas pirámides-nido, creadas en las actividades educativas y de sensibilización ante los valores de nuestro entorno, ha sido destruida en un acto vandálico pues su madera fue empleada para realizar una barbacoa.

Estas tareas en el Parque Fluvial La Regata representan no solo una importante actuación para el proyecto LIFE Conservación de la Biodiversidad del río Miera, que cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria S.A. (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados; además del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España, y el instrumento financiero LIFE de la Unión Europea, sino un gran paso para la biodiversidad cántabra ya que este es un espacio ZEC o Zona de Especial Protección Río Miera donde alianzas conservacionistas de este tipo resultan muy positivas para su supervivencia.

Propietarios de custodia de LIFE Miera visitando la Finca reforestada de El Cabañal

El equipo de LIFE Miera reunió este sábado una representación de los propietarios de terrenos que participan en la reforestación de la cabecera del Miera

El sábado 19 de mayo, con motivo de la celebración del día europeo de la Red Natura 2000, el equipo de FNYH y LIFE Miera organizó una visita a los espacios forestales recuperados en el marco del proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera”. Así, un grupo formado por distintos propietarios de terrenos custodiados por FNYH realizó una ruta circular por la zona de Bernallán. Visitaron las reforestaciones de FNYH cuyo control se mantiene mediante gestión silvopastoral, con ayuda del rebaño de raza autóctona de oveja carranzana rubia, las charcas restauradas para favorecer la reproducción de anfibios y el tremedal de Bernallán, donde se han realizado mejoras ambientales para reducir la presión ganadera y disminuir la erosión de la turbera.

Uno de los motivos del encuentro era generar sinergias entre FNYH y los propietarios de fincas en custodia del territorio; así como favorecer el encuentro entre ellos y saberse parte de un gran grupo de particulares que creen en la custodia del territorio como una de las herramientas más eficaces para hacer conservación de la naturaleza.

El proyecto LIFE Miera así ha desarrollado una acción preparatoria centrada en la realización de acuerdos de custodia del territorio con una vigencia de 20 años; hasta la fecha se han firmado 19 acuerdos con propietarios privados y públicos, tanto en el ámbito de la cabecera de los ríos Miera y Pas, como en el curso medio de los ríos Miera y Pontones o en los espacios propuestos como reserva entomológica de Liérganes y Ceceñas. La superficie custodiada por el proyecto asciende actualmente a 75 hectáreas, que han permitido ampliar la superficie de bosques montanos y bosques de ribera; a la vez que mejorar el hábitat de especies esenciales de dichos hábitats como los insectos: la libélula o caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) y el escarabajo o ciervo volante (Lucanus cervus).

Estos acuerdos se unen a los que FNYH ya tiene firmados en el ámbito de la Montaña Oriental de Cantabria y de la Bahía de Santander, así como del oeste de Salamanca, la provincia de Cáceres y la frontera de Portugal.

Día Red Natura 2000

Todas las acciones de conservación del LIFE Miera se desarrollan en espacios incluidos en la Red Natura 2000, se trata de espacios naturales protegidos en base a la Directiva Europea Hábitats, que cumple hoy 21 de mayo 26 años de vigencia. Se trata de la Zona de Especial Conservación (ZEC) del Río Miera, la ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera; el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Montaña Oriental y el LIC Montes de Valnera.

En Europa, para garantizar la supervivencia de los hábitats y las especies más valiosos y amenazados, se creó hace casi tres décadas la Red Natura 2000. Incluye más de 27.000 espacios naturales de alto valor ecológico en toda Europa hallándose en un 30% en territorio español. La gran riqueza natural y la diversidad biológica que alberga nuestra territorio ha dado lugar a que, con cerca de 2.000 espacios naturales, seamos el país europeo que más superficie territorial aporta a la Red.

Efectivamente somos los que más aportamos y también los principales beneficiarios, ya que disponemos de un aire más limpio y agua de buena calidad además de una fuente de alimentos saludables. Además de los beneficios directos para nuestra salud, la Red favorece la economía en general ya que fomenta el desarrollo económico complementando las actividades productivas tradicionales e impulsa nuevas actividades recreativas y vinculadas al turismo en la naturaleza.

La Comisión Europea ha estimado que los espacios Red Natura 2000 proporcionan a los ciudadanos europeos servicios vitales como el almacenamiento de carbono, el mantenimiento de la calidad del agua o la protección frente a inundaciones y sequías, valorados entre 200.000 y 300.000 millones de euros al año.

Súmate a la Red Natura 2000 y haz la mariposa. Bajo el lema “El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo” se invita a la ciudadanía a conocer y disfrutar los espacios en Red Natura 2000, y a compartir sus fotos formando una mariposa con las manos a través de la web www.natura2000day.es y en redes sociales.

Natura2000 Day

Natura2000 Day

Foto de los participantes desde el mirador

Un total de 20 personas se encontraron ayer por la mañana en Maoño, Santa Cruz de Bezana, para realizar una ruta interpretativa por el encinar de Peñas Negras hasta llegar al Alto de la Gigüela. La reserva municipal, espacio gestionado por FNYH, fruto de un acuerdo de custodia del territorio con la Junta Vecinal de Maoño fue organizada, con la colaboración del Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana, en el marco del proyecto LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander.

Con una duración aproximada de 3 horas, los asistentes pudieron aprender en la ruta circular por el encinar de Peñas Negras, pasando por el Alto de la Gigüela y el Pico Mayor, sobre la flora y la fauna que alberga un ambiente tan exclusivo como el del encinar cantábrico.

De ruta por el encinar

De ruta por el encinar

 Hoy en día, este tipo de encinares han quedado reducidos a una pequeña parte de su extensión original debido a que se hallan en zonas climáticas diferentes a las cálidas donde se desarrollaron originalmente. No obstante, siguen acogiendo una gran biodiversidad, y en Peñas Negras se pueden encontrar encinas (Quercus ilex), madroños (Arbutus unedo), y endrinos (Prunus spinosa) que dan refugio a mochuelos (Athene noctua), zorros (Vulpes vulpes) y ardillas (Sciurus vulgaris), entre muchas otras especies de flora y fauna.

A lo largo de la ruta, se realizaron paradas para que los monitores de FNYH destacaran lo más relevante de la reserva municipal. Además de los carteles interpretativos que se encuentran junto al sendero para ayudar a los excursionistas a conocer mejor la fauna, flora y geología de Peñas Negras. Al alcanzar el Alto de la Gigüela los asistentes pudieron disfrutar del mirador recientemente construido que ofrece una impresionante vista de la Bahía de Santander. En el mismo se ha instalado un nuevo panel panorámico interpretativo, gracias a la colaboración de FNYH con el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana. También se explicaron los trabajos realizados en este espacio natural municipal de gran interés ecológico, como la eliminación de especies exóticas invasoras, la mejora de la vegetación autóctona, el mantenimiento de senderos y material de uso público para que cualquier visitante pueda disfrutar de este paraje natural.

Mirador Peñas Negras

Mirador Peñas Negras

La conservación de espacios municipales de gran valor natural como el encinar de Peñas Negras contribuye a formar una red de infraestructuras verdes y azules (ríos y humedales) alrededor de la Bahía de Santander que aporten beneficios directos a la ciudadanía como mejorar su entorno y  condiciones de vida más saludables o fomenten nuevas actividades en el territorio como el turismo sostenible.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” está coordinado por FNYH, y cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria (MARE) como beneficiario asociado. El proyecto cuenta con el apoyo económico de la Comisión Europea a través del instrumento financiero LIFE, FNYH y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria.

Desde el mirador

Desde el mirador

El próximo domingo 13 mayo la Fundación Naturaleza y Hombre de la mano de su proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” y en colaboración en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana organiza una ruta interpretativa por el encinar de Peñas Negras, espacio gestionado por FNYH, fruto de un acuerdo de custodia del territorio con la Junta Vecinal de Maoño.

Se trata de una de las reservas educativas en las que trabaja el proyecto, que cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, y con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español.

Durante la ruta se comprobará como este valioso encinar se recupera gracias a que el proyecto se centra en mejorar el estado de la vegetación autóctona con la reforestación de especies tales como encina, roble y castaño como árboles característicos que se ven acompañados de pequeños árboles y arbustos como el madroño, laurel, aladierno, espino albar, cornejo, acebo, avellano, mostajo, labiérnago y serbal entre otros.

Al mismo tiempo trabaja en impedir la proliferación de especies exóticas invasoras en los enclaves naturales seleccionados alrededor de la Bahía de Santander y concretamente en este excepcional encinar relicto, superviviente de antiguas épocas climáticas más secas y calurosas, que a su vez un magnífico mirador ubicado al oeste de la bahía santanderina.

La ruta gratuita a desarrollar el próximo domingo durante 3 horas y que tiene su punto de origen en la bolera de Maoño a las 10 horas incide en fomentar el uso público de la zona de 50 hectáreas de extensión gracias a la adecuación de los senderos y el aprovechamiento de los paneles interpretativos instalados para tal fin y que ayudan a conocer la fauna y flora tan diversa del lugar.

La conservación de espacios municipales de gran valor natural como el encinar de Peñas Negras contribuye a formar una red de infraestructuras verdes y azules (ríos y humedales) alrededor de la Bahía de Santander que aporten beneficios directos a la ciudadanía como mejorar su entorno y  condiciones de vida más saludables o fomenten nuevas actividades en el territorio como el turismo sostenible.

Esta ruta interpretativa, accesible para toda la familia, llevará por un encinar único que recupera toda su belleza natural. Inscríbete aquí.

0 399
Semana en la naturaleza, experiencia estival en familia en contacto con el bosque mediterráneo

Imagínate en un lugar natural y salvaje en medio de un bosque acogedor, la dehesa. Un bosque mediterráneo entre árboles centenarios, aromáticos cantuesos y elegantes peonías acompañados de los cantos de los pájaros y la belleza de las mariposas entre un sinfín de insectos.

El mantenimiento de esta dehesa se lleva a cabo gracias a los animales domésticos de razas en peligro de extinción, como son las vacas Sayaguesa, caballos de las Retuertas y la oveja Castellana negra. Los grandes herbívoros han jugado un papel fundamental en la formación y conservación del ecosistema mediterráneo. El  paisaje que nos rodea  nos sorprenderá con diferentes árboles como la encina, fresno, quejigo o el roble rebollo y plantas como el cantueso o el rosal silvestre entre otros.

También encontraremos pájaros como abubillas y bandadas de rabilargos y levantando la mirada observaremos el vuelo de buitres, cigüeñas y milanos. Además entre el ramaje de la flora de la reserva estará el zorro atisbando o el jabalí bebiendo en las charcas.

Te proponemos una experiencia de verano en contacto con un ecosistema único a través de un programa lleno de actividades diferentes y divertidas en la naturaleza. Aprender jugando es la mejor manera de acercar la naturaleza. Mediante juegos y  talleres, observaciones desde escondites o hides, excursiones culturales y paseos en la naturaleza te invitamos a descubrir las especies que componen este gran ecosistema y su importancia de preservación para el futuro.

Por todo ello, los objetivos fundamentales de Educación Ambiental que la Fundación Naturaleza y Hombre, organización que gestiona la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, quiere transmitir en esta inmersión medioambiental son:

  • Acercar a los participantes a un ecosistema único como es la dehesa.
  • Fomentar una observación activa del mundo que los rodea.
  • Introducir conceptos como Ecosistema, Desarrollo sostenible o Biodiversidad.
  • Fomentar un aprendizaje activo, dinámico y participativo.
  • Promover hábitos y valores de respeto a la naturaleza y a los demás.

Gracias al proyecto de conservación desarrollado por Fundación Naturaleza y Hombre durante más de una década y a las ayudas recibidas de la Unión Europea, a través del programa LIFE, la Reserva Biológica Campanarios de Azaba  es un bosque mediterráneo renaturalizado. Uno de los puntos con mayor biodiversidad a nivel internacional, que además posee la declaración de primera Reserva Entomológica del país. Asistiendo a estas semanas de naturaleza contribuyes con el trabajo de conservación de Fundación Naturaleza y Hombre

Todas las actividades y excursiones están diseñadas para todas las edades, destacando el trabajo en grupo, donde la colaboración y la aportación de cada participante en la actividad es fundamental.

Los talleres están enfocados a la naturaleza, al conocimiento del medio que nos rodea como es el bosque mediterráneo y a su conservación.

Instalaciones

El hotel con encanto o lodge  se encuentra situado en el corazón de la reserva biológica que abarca más de 600 hectáreas. Grandes árboles como robles, encinas y alcornoques lo envuelven convirtiéndolo en un paraíso natural en medio del bosque. El alojamiento dispone de todas las facilidades como baño en las habitaciones, wifi gratuita, salones de estar, porche con vistas y piscina. El lodge es amigo del medioambiente pues es un edificio de cero emisiones gracias a sus instalaciones basadas en energías renovables, y complementadas por actitudes de conservación ambiental como el reciclaje y ahorro de recursos. Además durante tu estancia también disfrutarás de una gastronomía local basada en productos de la tierra y con origen de kilómetro cero.

Alimentación

  • Comidas caseras con productos ecológicos y locales.
  • Alimentación equilibrada, sana y natural.
  • Menú especial en función de posibles intolerancias o alergias alimentarias.

Estancias

Meses de julio y agosto.

Estancias de 7 días y 6 noches. Entrada lunes y salida domingo.

Grupo mínimo 8 personas y máximo de 16 personas.

Información y reservas: 679 181 472.

0 724
Bosque de galería en el río Miera en la ruta al Pozo Negro

Las aguas cristalinas del Pozo Negro serán el destino de la ruta medioambiental que la Fundación Naturaleza y Hombre ha organizado para el próximo sábado 9 de septiembre. Irá acompañada de una notable acción ambiental por la recuperación de la anguila europea, una especie autóctona en peligro crítico según la UICN. Ya que durante el recorrido se hará una suelta o “siembra” en el río Miera, organizada por la Asociación Cofradía de Amigos de la Anguila del Pas (ACAAP), de 100 alevines de anguila europea o angula para así fomentar su regreso al cauce fluvial.

La mejora de la calidad ambiental del río y su entorno, con enclaves excepcionales como el paraje del Pozo Negro, en las inmediaciones del municipio de Liérganes, son el motivo que hace tan atractivo este itinerario en contacto con el río Miera y su bosque de ribera, además de acercar a las tareas por su restauración y conservación de su vida natural que viene realizando la Fundación Naturaleza y Hombre dentro del proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera” que coordina.

Dentro de su campaña “Siembra la vida” la ACAAP, con la colaboración del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Energética de la Universidad de Cantabria y del Instituto de Investigaciones Científicas y Ecológicas (INICE), realiza esta acción medioambiental destinada a repoblar los ríos cántabros de anguilas que se corresponde con una de las cinco sueltas previstas en aguas cántabras para el 2017.

Ruta al Pozo Negro, río Miera

Ruta al Pozo Negro, río Miera

Desde la ACAAP, el presidente Amadeo Rodríguez, afirma que esta acción medioambiental es de gran ayuda para evitar su extinción ante el estatus crítico al que se enfrenta dicha especie autóctona. Para ello hay que contar con la sensibilización que despertará entre los participantes de la ruta, amigos del medioambiente, amplificando la necesidad primordial de repoblar y preservar la población de anguila europea en los ríos cántabros.

Debido a su vulnerable situación, por el notable declive que la especie autóctona ha experimentado en los últimos años, originado por la sobrepesca, la pérdida de calidad de su hábitat y los obstáculos fluviales que, en conjunto, la han conducido hasta tan vulnerable situación, la anguila europea necesita nuestra ayuda.

Protegida en Europa, la anguila europea se encuentra en notable regresión en el Cantábrico. Situación que se ve acrecentada por su carácter viajero que le hace retornar desde el océano donde se reproduce hasta los ríos, donde transcurre una buena parte de su vida, puesto que necesitan permanecer de cinco a seis años antes de sentir el impulso magnético, según han revelado investigaciones recientes, de regresar al mar.

Siembra vida, proyecto de ACAAP

“Siembra la vida”, proyecto desarrollado por ACAAP para el retorno de la anguila europea

La ruta gratuita es de baja dificultad y accesible para todo la familia. Tiene una duración de dos horas y media aproximadamente. Se iniciará a las 10 horas del sábado 9 de septiembre frente a la iglesia de Rubalcaba. Es recomendable llevar ropa cómoda, calzado de senderismo y almuerzo.

El proyecto LIFE que trabaja por especies emblemáticas de los hábitats fluviales del río Miera cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria S.A. (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. Además dispone del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación de Medio Ambiente de España, y el instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

El río Miera, una Zona de Especial de Conservación (ZEC) porque contribuye a restablecer diversos tipos de hábitats y, que, por sus valores naturales, forma parte de la Red Natura 2000, nos espera.

 

Se requiere inscripción previa: educacionambiental@fnyh.org, Tel. 679 181 472

 

Más información:

Facebook de Asociación Cofradía de Amigos de la Anguila del Pas (ACAAP)

INICE, Instituto de Iniciativas Científicas y Ecológicas

Centro Ictiológico de la Cuenca del Pas

Estatus de la anguila europea en la Lista Roja de la UICN

Plan de Gestión de la anguila europea en Cantabria

0 773
El grupo de los participantes en la ruta

El pasado sábado 21 de Enero en Marina de Cudeyo se llevó a cabo otra de las actividades organizadas por Fundación Naturaleza y Hombre en el marco del proyecto LIFE Miera.

 El pasado sábado, día 21 de enero a las 10,30h las Educadoras Ambientales de FNYH organizaron una ruta interpretativa y avistamiento de aves por la Marisma del Conde.

26 personas, entre adultos y niños, se encontraron en el aparcamiento del Colegio de Rubayo en Marina de Cudeyo, donde las educadoras entregaron a cada participante una mochila y material informativo, además de prismáticos para el avistamiento de aves.

De camino a la Marisma del Conde

De camino a la Marisma del Conde

Se trató de una ruta, llana y sencilla, e ideal para toda la familia, con el objetivo, de observar la vegetación y aves típicas de nuestro territorio. De vez en cuando las educadoras hacían parada para explicar de forma profesional pero sencilla las diferentes especies autóctonas de flora y fauna que forman parte de nuestro ecosistema.

En la primera parada se habló del manejo del terreno por parte del ganado. Se explicó que Inicialmente se tala todos los árboles para tener pastos y que en los lindes de los campos es donde se encuentra gran parte de la biodiversidad oculta entre el matorral y los pocos árboles que quedan en este punto.

En otra parada se habló de la evolución de la Bahía de Santander y de cómo la actividad humana la ha rellenado con sedimentos.

Parada explicativa y avistamiento de aves

Parada explicativa y avistamiento de aves

El paseo por los campos nos llevó hasta el punto del mirador de la Marisma del Conde, donde los participantes, gracias al material óptico proporcionado por las educadoras, disfrutaron de los animales que la habitan, aprendiendo además la importancia de este sitio para la migración de las aves.

El grupo pudo disfrutar de la presencia de diferentes especies, tales como el cormorán, la garza real, la garceta común, la garcilla bueyera, el ostrero, el  busardo ratonero, la corneja, el verderón y otros paseriformes.

Observando aves en la Marisma del Conde

Observando aves en la Marisma del Conde

Una ruta importante y significativa, para enseñar y concienciar a la población la importancia de la conservación de nuestro ecosistema. Los participantes se despidieron, después de algunas horas, con mucha ilusión por la actividad que acababan de terminar.

Brindando por la agradable jornada

Brindando por la agradable jornada

0 799
Paseando por la playa.

Los 30 participantes que se acercaron el pasado sábado a las dunas de Somo pudieron disfrutar de una agradable ruta interpretativa con la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH), en el marco del proyecto LIFE Miera.

Somo, 28/11/2016

Saliendo desde el embarcadero y guiados por la Educadora Ambiental de FNYH, los apasionados de la naturaleza comenzaron a pasear junto a las dunas de Somo, espacio de alto valor ecológico considerado Lugar de Interés Comunitario (LIC) por la Unión Europea.

A lo largo de la ruta que llegó hasta el Monte Somo y contó con la participación del colectivo AMICA, los excursionistas pudieron aprender la importancia de las dunas como barrera de protección natural frente a los temporales y algunas especies de flora habituales del hábitat. Durante el paseo se mostraron los perjuicios que las plantas invasoras y la excesiva presión urbanística y turística están causando en este ecosistema, cuya superficie es drásticamente reducida año tras año.

También se presentaron algunas de las acciones que el proyecto LIFE Miera está llevando a cabo para recuperar el área, como el vallado de sendas para minimizar el pisoteo que erosiona las dunas y la erradicación de plantas invasoras, especialmente la uña de gato y la onagra, que desplazan a las especies autóctonas.

El proyecto LIFE Miera es coordinado por FNYH y tiene a la empresa pública MARE y a la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. El proyecto cuenta con la colaboración del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

0 720
Ruta guiada por las dunas de Somo.

Ruta interpretativa organizada por el proyecto LIFE Miera, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, con la que podrás conocer de forma totalmente gratuita este espacio natural.

El Astillero, 22/11/2016

Aprovechando las condiciones climatológicas, este sábado queremos realizar una ruta interpretada por este maravilloso espacio como es la playa de Somo. Quedaremos a las 10 horas en el embarcadero de Somo e iremos por el paseo y la playa para llegar al encinar relicto del monte de Somo. Desde allí, seguiremos un poco más hasta llegar al parking de los acantilados de Loredo. En total, ida y vuelta son unos 7 km, una ruta ideal para toda la familia. Podremos identificar, con el material óptico de la Fundación, las aves que nos vayamos encontrando en esta época tan interesante para su observación ya que llegan, muchas de ellas, de las zonas frías del norte de Europa a pasar el invierno a zonas más cálidas.

Como siempre, recomendamos calzado cómodo y un pequeño aperitivo para el camino.

Inscripciones a través del correo educacionambiental@fnyh.org o por teléfono o whatsapp: 679181472

Esperamos que os guste la actividad.

¡Nos vemos este sábado!