Home Tags Posts tagged with "Plantación"

Plantación

Visita supervisión LIFE Miera 2018

Como cada año, el proyecto LIFE “Conservación de la biodiversidad en el río Miera” ha recibido la visita de seguimiento del programa Life. Durante dos jornadas se ha desarrollado la evaluación de las actuaciones que se están llevando a cabo, realizada por José Alvarez, supervisor del proyecto, y Santiago Urquijo, de la Unidad Life de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea.

El recorrido por este proyecto, que coordina Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria, y que además cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España y del programa LIFE de la Unión Europea, comenzó en la cuenca alta del Miera y siguió su curso fluvial hasta llegar a la ría de Cubas; extraordinaria desembocadura del río en la Bahía de Santander frente a la que se sitúa la isla de Santa Marina con cuya visita se puso fin al reconocimiento de las zonas de actuación del proyecto.

Las reforestaciones llevadas a cabo con especies autóctonas en el área de Peña Negra en el LIC Montes de Valnera, un recorrido a pie por la finca El Cabañal, donde se inicia las rutas interpretativas para lo que se han instalado paneles informativos en el Alto Pas y Miera. Asimismo se prolongó el itinerario por las áreas donde se ha realizado mejoras de hábitats de nutria en la unión de las cuencas del río Pas y el Miera. También se ha actuado en sus zonas de alimentación como charcas en las que se han mejorado sus condiciones naturales con la finalidad de favorecer la reproducción y presencia de anfibios. Junto a las restauraciones de zonas de turberas y tremedales fueron en conjunto los enclaves que centraron la atención en los valles pasiegos.

Revisión de la cartelería interpretativa

Revisión de la cartelería interpretativa

Durante el trayecto también se analizaron los resultados obtenidos en cuanto a custodia del territorio, en los que el proyecto ha desarrollado acuerdos tanto con la administración pública, como ayuntamientos, como con propietarios privados y con la adquisición de terrenos por parte de FNYH. La comitiva se detuvo en la finca La Jarrota, en el LIC Montaña Oriental, donde se ha vallado y reforestado para fomentar el bosque montano.

Al llegar a Liérganes se hizo hincapié en las actuaciones para la mejora del hábitat del salmón visitando las acciones hechas de permeabilización en el ZEC Río Miera concretamente en la presa de Rubalcaba, donde FNYH construyó un estanque intermedio para facilitar el ascenso por una cascada natural que actúa a modo de escala para peces migratorios. Asimismo se visitó la presa y escala para peces de la presa de Revolvo o Regolgo, ejecutada por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, y de la presa del Arral, donde se ubicará la escala para peces durante el verano 2018.

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

Autoridades y equipo durante visita supervisión LIFE Miera 2018

La bondad climatológica de la segunda jornada de supervisión comenzó en la finca Rubalcaba en ZEC Río Miera donde se analizaron las reforestaciones realizadas para la mejora del bosque ripario, así como las actuaciones practicadas con la finalidad de mejorar el hábitat de la nutria gracias a la instalación de un refugio-madriguera junto al que se encontraron huellas y rastros de nutria.

En la zona se revisaron los acuerdos de custodia del territorio establecidos para proseguir con la visita de la futura Reserva Entomológica del escarabajo ciervo volante (Lucanus cervus) en Liérganes. Al llegar a Rucandio se supervisaron las actuaciones de protección y restauración de la población del helecho Woodwardia radicans, otra de las especies objetivo del proyecto, que han sido posibles gracias al acuerdo de custodia del territorio establecido con el ayuntamiento de Riotuerto.

Brezal costero en Isla Santa Marina

Brezal costero en Isla Santa Marina

Sin salir del ZEC Río Miera al llegar a Ceceñas se pudieron contemplar las actuaciones de restauración del hábitat y de sensibilización y difusión del Parque Fluvial La Regata, que será futura Reserva Entomológica del caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) y del ciervo volante (Lucanus cervus). Durante el recorrido se avistó a la libélula caballito del diablo, así como los hoteles de insectos, algunos de los cuales servirán de refugio para este último, construidos durante las actividades de educación ambiental ya desarrolladas con los estudiantes de la zona para motivarlos y despertar su sensibilización ambiental.

Tras una parada para almorzar en la zona exterior del ecomuseo Fluviarium, en Liérganes, con productos locales, se procedió a presentar los resultados obtenidos en materia de educación ambiental, divulgación y comunicación del proyecto. Tras lo que se partió hacia Pedreña para embarcar camino de la isla Santa Marina incluida en el ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera. En esta localidad costera también se aprovechó para supervisar la restauración realizada en la población de Woodwardia radicans.

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Santiago Urquijo y Carlos Sánchez

Es así como se pudo comprobar el gran trabajo realizado para la eliminación de las especies invasoras y restauración del brezal costero acompañados por Gonzalo Valdeoliva y Javier Goñi, los botánicos colaboradores del proyecto. Resultó un magnífico broche natural por ver el asombroso cambio conseguido desde el comienzo de los trabajos de eliminación de plantas invasoras y como el brezal se ha extendido con fuerza y por toda la superficie insular a medida que la chilca desaparecía. Dada la recuperación del territorio y la espléndida primavera de lluvias los botánicos pudieron constatar nuevas especies de plantas no censadas en las salidas anteriores. Lo que antes era solo una masa de chilca se está convirtiendo, gracias a los trabajos de FNYH, en un paraje natural que empieza a albergar una notable biodiversidad.

El grito de las gaviotas acompañó durante el recorrido por la isla hasta la vuelta al barco que esperaba para adentrarse con la bajamar por la ría de Cubas, donde el río desemboca y encuentra el mar en la Bahía de Santander.

Educación Ambiental en La Regata

Menos plantas invasoras y nuevos refugios para las larvas del caballito del diablo y el ciervo volante convierten al Parque Fluvial La Regata en el primer espacio natural cántabro candidato a convertirse en Reserva Entomológica.

Desde que el pasado mes de noviembre se firmara el convenio entre la Junta Vecinal de Ceceñas y Fundación Naturaleza y Hombre, establecido por 20 años, para la protección de la ribera del río Miera a su paso por el municipio de Ceceñas, concretamente en el área del Parque Fluvial de La Regata, muchas son las tareas realizadas para lograr la recuperación del estado natural ribereño. Además de favorecer especialmente los hábitats de insectos como el caballito del diablo y el ciervo volante.

Las tareas desarrolladas hasta el momento han comprendido la eliminación de flora invasora existente en el área como el amor del hombre o Tradescantia fluminensis, que afecta al hábitat potencial de caballito del diablo (Coenagrion mercuriale) pues impide el desarrollo de sus larvas, La Regata es una de las 6 colonias de esta especie localizadas en la cuenca del Miera.

Para favorecer la presencia y protección de las citadas especies de dichos insectos, tal y como estima la Directiva Hábitats de la Unión Europea,  se han construido pirámides-nido que permitan la alimentación de las larvas de ciervo volante. Asimismo se ha construido e instalado próximo a la ribera un hotel de insectos que facilite la diversidad biológica de estos pequeños animales esenciales para el equilibrio del ecosistema.

Libélula observada por estudiantes

Caballito observado por los estudiantes del colegio Apostolado de Ceceñas

Las tareas también han desarrollado una importante fase divulgativa como es la edición e instalación de paneles informativos autoinpretativos para los visitantes del parque fluvial. La información desplegada confiere especial atención a hallarse en territorio incluido en la Red Natura 2000 y haciendo incidencia en el frágil estado de conservación del caballito del diablo y el ciervo volante.

Gracias al avance en el estado de restauración natural de la ribera, Fundación Naturaleza y Hombre ha presentado a la Asociación Española de Entomología la propuesta de declaración de la Reserva Entomológica del Parque Fluvial de La Regata. Con la finalidad de proteger y mejorar el hábitat del caballito del diablo y el ciervo volante.

La propuesta ha sido avalada por la Junta Vecinal de Ceceñas que es la propietaria de los terrenos y que se ha implicado plenamente en la conservación de dichas especies y su hábitat. La figura de protección de Reserva Entomológica fue creada en el año 2012 por la Asociación Española de Entomología (AeE) con el fin de impulsar y apoyar los programas dirigidos a la designación de áreas que alberguen poblaciones de artrópodos singulares y endémicas, que se encuentren en estado amenazado; así como comunidades de insectos que reúnan una gran diversidad biológica o grupos entomológicos de especial interés para su conservación.

Plantando especies autóctonas en el Parque Fluvial La Regata, Ceceñas

Plantando especies autóctonas en el Parque Fluvial La Regata, Ceceñas

Para acercar el valor natural del área a la población se está trabajando con los estudiantes del colegio Apostolado de Ceceñas, situado en las inmediaciones del parque. Esta primavera, los estudiantes, desde educación infantil hasta secundaria, han participado en unas jornadas de exploración y conocimiento de su entorno y de especies extraordinarias que habitan el río como el salmón atlántico. Las actividades desarrolladas abarcan desde la realización de una ruta interpretativa del paisaje y sus valores, juegos como “encuentra mis hojas” para reconocer los árboles y arbustos del entorno y su importancia, plantación de arbolado de ribera con protectores para evitar daños del ganado y creación de una pirámide-nido.

Lamentablemente la existencia de una de estas pirámides-nido, creadas en las actividades educativas y de sensibilización ante los valores de nuestro entorno, ha sido destruida en un acto vandálico pues su madera fue empleada para realizar una barbacoa.

Estas tareas en el Parque Fluvial La Regata representan no solo una importante actuación para el proyecto LIFE Conservación de la Biodiversidad del río Miera, que cuenta con la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria S.A. (MARE) y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados; además del apoyo económico de la citada Consejería, de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España, y el instrumento financiero LIFE de la Unión Europea, sino un gran paso para la biodiversidad cántabra ya que este es un espacio ZEC o Zona de Especial Protección Río Miera donde alianzas conservacionistas de este tipo resultan muy positivas para su supervivencia.

Jóvenes arboles plantados en Cornueva, Rubalcaba

El paisaje de las Tetas de Liérganes se hace más natural gracias a la adquisición de 1.5 km2 de ribera fluvial por Fundación Naturaleza y Hombre.

El programa LIFE de la Comisión Europea lo tiene claro, los espacios en Red Natura 2000 deben conservar la singularidad natural y cultural de su paisaje. Para lograrlo, son idóneas las alianzas por el medio ambiente que vengan impulsadas dentro de sus proyectos tales como el “LIFE Conservación de la Biodiversidad en el Río Miera” que es coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre.

Organización entregada a la conservación del patrimonio natural que ha procedido a la adquisición de 1.5 kilómetros cuadrados de la ribera fluvial, incluidos en la Zona de Especial Conservación Río Miera, concretamente en el área de ladera de las Tetas de Liérganes, en el paraje de Cornueva ubicado en el pueblo de Rubalcaba perteneciente a dicho municipio.

Un área del territorio donde el encajonado valle del Miera le confiere todo el protagonismo al curso fluvial. Su margen derecha se corresponde con el tramo más natural mientras que en la orilla opuesta queda la carretera que atraviesa el núcleo rural de llamativo conjunto arquitectónico barroco de Rubalcaba.

Es así como FNYH, adscribiendo parcialmente al proyecto LIFE un territorio de 11 hectáreas, destina más espacio a la conservación de la naturaleza y contribuye a la preservación de la biodiversidad. Tarea que viene realizando con el proyecto LIFE desde su comienzo para avanzar en la mejora del estado de conservación y de la superficie de los hábitats naturales dentro su ámbito concreto de actuación: desde la cabecera del río, donde abarca los Lugares de Interés Comunitario LIC Montaña Oriental y LIC Montes de Valnera, pasando por su curso medio, en la Zona de Especial Conservación ZEC Río Miera, y llegando hasta su desembocadura en la ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera.

Para iniciar la restauración ambiental en esta nueva área de preservación natural se han llevado a cabo diversas medidas conservacionistas, con la colaboración de la empresa pública MARE y la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria. Ya que cuenta con el apoyo económico de la citada Consejería y de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España; además del instrumento financiero del programa LIFE de la Comisión Europea.

Es así como FNYH ha restringido el acceso del ganado a la ribera fluvial y a la vez disminuido la presión ganadera que sufría la zona. Asimismo, en su objetivo de desarrollar una red de fincas reforestadas con planta autóctona, ha procedido a la plantación de especies de árboles y arbustos propios del bosque mixto originario. Con su desarrollo lograrán reconectar naturalmente el bosque de ribera fluvial con el robledal que se extiende por la ladera del Pico Levante. Además reportará una serie de beneficios ambientales como la fijación del suelo frente a la erosión, el incremento en la complejidad de los ecosistemas y, por tanto mejorará los nichos ecológicos para diferentes especies animales y vegetales que en conjunto elevarán la calidad paisajística del área.

Con su uso, destinado en perpetuidad a la conservación de la naturaleza, estas 11 hectáreas de territorio del curso del Miera se suman a las cerca de 100 hectáreas situadas en las cabeceras de los valles pasiegos destinadas a la preservación que FNYH gestiona en las montañas cántabras.

Celebremos los Días Internacionales de Bosques y del Agua, 21 y 22 de marzo, poniendo verde tu entorno

Los bosques son nuestros mejores aliados para mitigar los efectos del cambio climático por eso hoy que es el Día Internacional de los Bosques vamos a celebrar que no solo son esenciales para nuestra supervivencia sino que además contribuyan a que nuestro entorno sea más saludable y limpio poniendo los árboles y plantas de nuestro Vivero Forestal El Pendo y que también puedes encontrar en la Casa de la Naturaleza Humedales del Anillo Verde, marisma de Alday a un precio tentador: 3 ejemplares por el precio de 2.

Sí, lo has leído bien hacemos bosque dándote 3 ejemplares por el precio de 2 en tu compra de especies autóctonas como avellanos, endrinos, madroños, sauces, encinas, hayas, abedules, laureles, tejos, alisos y acebos. Así como plantas tan atractivas como la lavanda, el romero y aquellas amigas de las abejas por su gran capacidad melífera como la viborera.

Recuerda que vivir rodeados de vegetación nos ayuda a frenar la contaminación por su capacidad de absorber las partículas contaminantes del aire, pero también sirven para añadir humedad al ambiente en las jornadas calurosas refrescando las temperaturas. Son además fuente de alimento y refugio para muchas especies, así es que plantándolos a tu alrededor también haces biodiversidad.

Y como no queremos parar en este esfuerzo conjunto de #HacemosBosque vamos a prolongar esta oferta durante una semana porque mañana, 22 de marzo, se celebra el Día Mundial del Agua. Una gota de agua tiene todo el poder de un recurso esencial para la vida. Tenemos que velar por su uso sostenible y su cuidado, y de nuevo la vegetación es un buen aliado para garantizar su presencia y su calidad en nuestro entorno cercano.

Así es que no te demores más protegamos el entorno y sus recursos naturales. Acércate a elegir tu compra de árboles y arbustos, así haces que tu entorno sea más saludable y verde.

Te esperamos en:

NO te olvides de mandarnos una foto de tu plantación, etiquetala con #HacemosBosque para que la comunidad contra el cambio climático vea que somos muchos los que trabajamos por lograr lugares más verdes, saludables y felices donde vivir.

0 785
Rebaño en plantación

La tarea de pastoreo que realiza un rebaño de ovejas de raza carranzana en zonas reforestadas por Fundación Naturaleza y Hombre confirma que son un eficaz sistema para el control de pastos.

Nos preocupan las razas autóctonas de ganado y la esencial labor que realizan en el paisaje rural. Por ello en Fundación Naturaleza y Hombre, desde hace más de una década, hemos desarrollado el compromiso por contribuir a que se alejen del peligro de extinción en que se encuentran algunas de ellas a través de su presencia en varias de las reservas que gestionamos. Sacamos provecho de las ventajas que aporta su uso en el mantenimiento del paisaje a la vez que contribuimos a mejorar su estado de conservación.

En esta ocasión te proponemos conocer de cerca a la oveja carranzana en su variedad cara rubia, presente desde hace años en las fincas que FNYH custodia en la Montaña Pasiega y Oriental.

Esta raza, en vías de ser catalogada oficialmente como “en peligro de extinción”, recibe su nombre del valle de Karrantza, situado en la comarca vasca de Las Encartaciones. Su área de procedencia, que se encuentra en dicho valle y los municipios limítrofes, continúa coincidiendo en la actualidad con el núcleo de distribución más importante de la variedad. Sin embargo, su presencia se extiende más allá, dispersándose por zonas montañosas de Cantabria, Asturias, León y Bizkaia.

La carranzana comparte el mismo tronco de origen que la oveja latxa, siendo algo más grande que ésta. Su alargado cuerpo está cubierto por un vellón de larga y basta lana de color blanquecino. La cabeza, desprovista de lana y rematada con largas orejas, presenta en la variedad “cara rubia” un característico tono rojizo, que la diferencia de la variedad “cara negra”. En ambas variedades destaca el perfil convexo de la cabeza. Este rasgo es aún más distintivo en algunos moruecos –carnero padre a través del que se mantiene la propagación de la especie-, cuyo perfil se pueden definir como ultraconvexo. Los cuernos, que aparecen sólo en parte de los ejemplares macho, adquieren un característico desarrollo en forma de grandes espirales.

Esta raza se explota en ganadería extensiva, realizando habitualmente pastoreo en “trasterminancia” como se conoce a la trashumancia corta, es decir, el rebaño permanece en las zonas de fondo de valle durante el invierno y se traslada cada año a pastos de montaña del mismo valle durante los meses de estío. Es el caso del rebaño de FNYH, que realiza cada año la tradicional muda pasiega, desde terrenos ubicados en la Concha, donde pasan el invierno, hasta Vega de Pas en verano.

La importancia de la raza viene dada por su triple vocación para producir leche, carne y lana. Entre estas aptitudes se aprecia su valiosa producción láctea, que se destina principalmente a la elaboración de quesos de gran calidad como el queso de Guriezo, o el Idiazábal, más conocido y que cuenta con Denominación de Origen.

Adaptadas desde hace generaciones a terrenos lluviosos con fuertes pendientes, aprovechan los recursos forrajeros de estas zonas abruptas. Su papel en la preservación de los paisajes de media montaña va más allá, extendiéndose a aspectos socioculturales como el mantenimiento de usos y prácticas ganaderas tradicionales; además de contribuir a la fijación de población rural. Las ovejas de FNYH habitan cómodamente el paisaje pasiego, del que siempre formó parte el ganado ovino. Su necesidad de refugio durante el invierno ha llevado a la restauración de algunas cabañas pasiegas. Asimismo del manejo del ganado se ocupan pastores locales.

Las ovejas carranzanas se convirtieron en una herramienta fundamental para la gestión y conservación de la naturaleza que realiza FNYH en el año 2000. Cuando el rebaño se empezó a utilizar como instrumento de prevención de incendios, en zonas reforestadas de las cabeceras de las cuencas fluviales de los ríos Pas, Miera y Asón. La función de las ovejas carranzanas, cuyo carácter rústico otorga valor a un tipo de pasto que otras variedades de ganado serían incapaces de aprovechar, consiste en pastorear dentro de la superficie reforestada. Es una suerte de segadora biológica no contaminante y silenciosa, que, al consumir materia fácilmente inflamable, contribuye a mantener la zona libre de incendios.

Incorporar animales domésticos a las zonas reforestadas no sólo protege a los árboles de la incidencia del fuego, también facilita su crecimiento y desarrollo saludable por disminuir la competencia de otras especies vegetales. El daño que podrían ejercer las ovejas y otros herbívoros sobre las cortezas se evita con una sencilla medida, colocando protectores alrededor de los árboles jóvenes. Con este sistema de silvopastoreo los animales disfrutan del bienestar de la cría en semilibertad, y hacen mucho más que alimentarse: también ahorran costes económicos y medioambientales para que la reforestación prospere, al evitar el uso de herbicidas o de medios mecánicos que precisan combustible.

FNYH apuesta por el uso de razas nativas de ganado para realizar custodia del territorio en distintos espacios naturales, luchando así contra la desaparición de razas ganaderas únicas en el mundo. Así, las ovejas carranzanas comparten finca con los mastines, Haya y Serbal, y una yegua hispano-bretona y su cría. Los caballos Losinos han demostrado ser unos eficaces agentes naturales que con su alimentación controlan el crecimiento de plantas invasoras en las Marismas de Alday. Mientras que una manada equina de Pottoka controla el crecimiento de vegetación en la red de fincas de la Montaña Pasiega y otra de caballos Retuerta, una de las más antiguas del mundo y autóctona de la Península, lo hace en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba.

Las razas ganaderas autóctonas se encuentran en su mayoría amenazadas. Sin embargo, constituyen valiosas piezas de la biodiversidad. Estrechamente enlazadas al territorio tras siglos de adaptación, son parte indisoluble de éste y del patrimonio cultural asociado. Además de reportar otros beneficios económicos, mantenerlas amplifica ese vínculo cultural con nuestros paisajes rurales a la vez que refuerza nuestra propia conexión con la naturaleza y el mantenimiento del territorio.

 

MÁS INFORMACIÓN

Los caballos de FNYH, guardianes de la Naturaleza

El Robledal de Pontones acogió a voluntarios por el 25 aniversario de la Red Natura 2000 / LIFE.

El 21 de mayo se celebró el 25 aniversario de dos instrumentos clave para el cuidado de la naturaleza en Europa: el programa LIFE y la Red Natura 2000 de espacios protegidos. Y para conmemorarlo, Fundación Naturaleza y Hombre organizó dos actividades de voluntariado con el principal objetivo de promover la creación de biodiversidad por parte de los ciudadanos, es decir, de animar a la realización de pequeñas acciones que enriquezcan la fauna y flora existente en un lugar.

Con ese fin, el Robledal de la parroquia de Pontones y los Pozos de Valcaba (en Pámanes) fueron el escenario, en un día muy soleado, donde los voluntarios aprendieron a plantar vegetación autóctona y a construir refugios para fauna.

El Robledal de la Parroquia de Pontones, en el municipio de Ribamontán al Monte, se encontraba deteriorado, con árboles viejos y enfermos. Hace poco, y para que siga siendo un buen hábitat para el espectacular ciervo volante, el escarabajo cuyos machos desarrollan mandíbulas en forma de cuernos, y para otras especies, FNYH alcanzó un acuerdo con la parroquia para llevar a cabo su recuperación. Entre las acciones llevadas a cabo, la Fundación plantó robles para rejuvenecer el bosque, levantó dos “pirámides” hechas con troncos que sirvieran de refugio para larvas y construyó un “hotel de insectos” de gran tamaño y con distintas cavidades que, el pasado domingo, los voluntarios que participaron en las actividades rellenaron con todo lo que distintas especies de insectos pueden necesitar.

Los hoteles de insectos son estructuras con distintos compartimentos que cobijan una variedad de especies beneficiosas para el medio ambiente, ya sea porque son polinizadoras, es decir, que contribuyen a propagar la vegetación, o porque ayudan a controlar plagas. Las “suites” de Pontones acogerán, así, a mariquitas, escarabajos, avispas, abejas, tijeretas…

Además, los participantes, entre los que se encontraban muchos niños que ya sabían lo que era un “hotel de insectos” por haber participado en actividades previas de la Fundación; así como el alcalde de Ribamontán al Monte, Joaquín Arco; y la presidenta de la Junta Vecinal de Pontones, Laura Ramírez, construyeron también cajas-nido para erizos y otras para aves que fueron posteriormente instaladas en los robles centenarios.

Los Pozos de Valcaba, en la ladera sur de Peña Cabarga, en Pámanes, fue, por otra parte, el lugar elegido para hacer una plantación de árboles autóctonos como robles, espinos o mostajos.

Estas actividades sirvieron para conmemorar los 25 años del nacimiento de lo que acabaría siendo la Red Natura 2000, que integra espacios protegidos por toda la Unión Europea, y del programa LIFE, que financia distintos proyectos para la conservación de la biodiversidad, el uso eficiente de los recursos o la mitigación del cambio climático.

Fundación Naturaleza y Hombre coordina tres de esos proyectos, dos en Cantabria y uno en la zona del Oeste Ibérico (Salamanca, Extremadura y Portugal). En Cantabria, los proyectos a los que nos referimos son el LIFE “Conservación de la biodiversidad en el río Miera” y el LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, que tratan de promover los valores ambientales de cada una de esas áreas.

El programa LIFE se aprobó el 21 de mayo de 1992. Ese mismo día se aprobó también la Directiva Hábitats, que supuso el nacimiento de la Red Natura 2000 y que es, según el presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, “el proyecto más importante jamás desarrollado en Europa para la conservación de la naturaleza”.

0 825
Carlos Sánchez presidente de Fundación Naturaleza y Hombre recibiendo el premio a la Biodiversidad 2017 de Campoo de Yuso

El municipio de Campoo de Yuso celebró el Día del Árbol el 17 de marzo, por sexto año consecutivo, con la plantación de encinas, árboles frutales, madroños, tejos y pinos en una parcela abandonada de la pedanía de La Población. Durante el acto, además, de otorgar el premio a las labores de conservación que desarrolla la Fundación Naturaleza y Hombre en territorio cántabro y el Oeste Ibérico, se realizó también el reconocimiento a la figura del guarda forestal y concretamente al guarda Jesús Ángel Martín Fraile que inicia su jubilación en agradecimiento a su trabajo ejemplar realizado en la comarca durante décadas.

Participantes del Día del Árbol 2017, Campoo de Yuso

Participantes del Día del Árbol 2017, Campoo de Yuso

La Fundación fue galardonada “por su labor en la mejora de la biodiversidad de Cantabria” pues, como señalan desde el Consistorio, “ha liderado proyectos de gran impacto como la conservación de las cuencas de los ríos Asón y Miera, la reintroducción del rebeco en la Montaña Oriental y la recuperación de las marismas de Alday y de los bosques de los valles pasiegos” y del Miera.

Carlos Sánchez, presidente de FNYH, en su agradecimiento al premio que reconoce los 23 años de conservación que viene realizando la Fundación Naturaleza y Hombre, destacó el honor de recibirlo en fecha tan señalada como el Día del Arbol, “aunque realmente para nosotros día del árbol son todos pues trabajamos tenazmente en la reforestación de zonas degradadas. Buena prueba de ello son los más de 200.000 árboles que llevamos plantados hasta el día de hoy.”

Plantando árboles con la corporación municipal de Campoo de Yuso

Plantando árboles con la corporación municipal de Campoo de Yuso

También se premió a Jesús Ángel Martín Fraile, jefe de la comarca de Campoo en la Guardería Forestal del Gobierno de Cantabria, recientemente jubilado.

Organizados por el Ayuntamiento de Campoo de Yuso, los actos de la jornada contaron con la colaboración de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación y del Colegio Público de La Población, junto a los vecinos, a los que la Dirección General de Medio Natural proporcionó gratuitamente ejemplares de árboles autóctonos de Cantabria, para que puedan plantarlos en sus jardines y fincas particulares, así como cajas nidos para aves insectivoras con las que se contribuye a seguir haciendo biodiversidad.

Para saber más:

Vive Campoo

0 1381
Los participantes en la actividad de plantación.

Empleados y clientes de Leroy Merlin se levantaron el pasado sábado 18 de febrero con ganas de comprometerse éticamente por la recuperación de los bosques.

En una acción empresarial de reforestación basada en el voluntariado, la convocatoria de carácter nacional se extendió simultáneamente por entornos urbanos de Alicante, Badajoz, Jerez, Albacete y Santander. Desde la Fundación Naturaleza y Hombre se eligió la finca de Rubalcaba, en las inmediaciones de Liérganes, Cantabria, en la que realiza custodia del territorio en el marco del proyecto LIFE Miera, para llevar a cabo esta acción ecológica.

Un grupo de trabajadores y amigos de la madera sostenible de Leroy Merlin de 45 personas, entre adultos y niños, se preparó con sus bolsas mochila, facilitadas por FNYH junto a información desarrollada en sus proyectos, para desarrollar un ameno día repleto de acciones medioambientales.

Los participantes durante la actividad de plantación de los diferentes árboles.

Los participantes durante la actividad de plantación de los diferentes árboles.

El esfuerzo por tener un entorno natural cuidado es una herramienta esencial de la sostenibilidad empresarial. Los participantes ya la aportaban con el entusiasmo con que emprendieron la jornada y el paseo hasta la finca. El resto de herramientas para la realización de los diferentes talleres y plantación de árboles fueron llevadas previamente por los educadores a las cercanías del enclave donde se llevarían a cabo las actividades.

Antes de ponerse manos a la obra para hacer bosque, los educadores ambientales de FNYH, explicaron de forma clara y concisa y adaptada para todo el público asistente los diferentes árboles autóctonos presentes en nuestro territorio, la importancia y el papel que juegan en la conservación de nuestros ecosistemas y unas útiles claves para reconocerlos en los paseos de campo. Los niños se entusiasmaron respondiendo con ímpetu y acertadamente a las cuestiones sobre reconocimiento de un árbol por sus hojas, corteza, frutos, etc.

El esfuerzo para hacer bosque con muchas manos se hizo más intenso cuando se entregó a cada participante arbolitos producidos en nuestro vivero del Pendo. La apuesta por estos pequeños árboles requería una sencilla introducción para garantizar el éxito de su enraizamiento reforzando la plantación con protectores de los ejemplares. Todos los voluntarios sintieron realmente que cambiaban el rumbo al plantar árboles en comunidad para así crear bosque. Fue un hermoso momento el de ver como las sonrisas se sumaron a la satisfacción por dejar su propia huella verde a través de esta actividad de reforestación.

Después de la plantación de árboles, los participantes en grupitos construyendo cajas para erizos.

Después de la plantación de árboles, los participantes en grupitos construyendo cajas para erizos.

Durante las actividades nos acompañaron los vuelos cercanos de muchos buitres leonados que durante un buen rato consiguieron obtener la atención y el asombro de todos.

Antes de seguir con las actividades previstas por el día,  todos aprovechamos de una pausa para tomar café, leche y productos típicos de Cantabria. Así como de productos ibéricos obtenidos en la Reserva Natural de Campanarios de Azaba, otro de los proyectos con que cuenta FNYH en Salamanca, dentro del marco del proyecto LIFE Club de Fincas por la conservación del Oeste Ibérico. Por supuesto no faltaron los comentarios ante la excelencia de estos productos alimentarios como el embutido ibérico, demandando más información sobre nuestras diferentes actividades y la gestión de nuestros tres proyectos LIFE realizados en colaboración con la Unión Europea.

La tarde nos sorprendió en marcha de nuevo con la construcción de tres diferentes “hogares” para nuestros amigos habitantes del bosque. En grupos de tres a cinco participantes se construyeron cajas nido para el gorrión común, cajas para los erizos y un hábitat para el lucano o escarabajo denominado también ciervo volante, por sus características antenas similares a la cornamenta del citado herbívoro.

Dos niños entretenidos construyendo cajas nido

Dos niños entretenidos construyendo cajas nido.

La curiosidad infantil sobre los habitantes salvajes que iban a ocupar esos hogares de naturaleza hizo que se sucedieran las preguntas durante la mañana en la que gozamos de un tiempo benigno que, permitió incluso disfrutar de una comida al aire libre en la misma finca donde dejamos nuestra huella verde.

Despedimos al grupo que llevaban su mochila cargada de vivencias y una buena acción a su espalda como es favorecer la reforestación de nuestro entorno. Sus sonrisas nos impulsa a seguir uniendo fuerzas por concienciar y sembrar la semilla de que todos somos responsables con el cuidado de nuestro medioambiente.

Marisma de Alday

EL PASADO DOMINGO 18 DE DICIEMBRE EN CAMARGO SE LLEVÓ A CABO UNA DE LAS ACTIVIDADES  ORGANIZADAS POR FUNDACIÓN NATURALEZA Y HOMBRE EN EL MARCO  DEL PROYECTO LIFE ANILLO VERDE DE LA BAHÍA DE SANTANDER.

Este domingo, día 18 de diciembre a las 11h, las Educadoras Ambientales de FNYH organizaron una ruta guida por la Marisma de Alday.

Paseando por la marisma

Paseando por la marisma de Alday

Más de 20 personas, entre adultos y niños, se encontraron en el aparcamiento del centro comercial Valle Real donde se encuentra la Casa de la Naturaleza de propiedad de la Fundación Naturaleza y Hombre, donde las educadoras entregaron a cada participante una mochila y material informativo, además de prismáticos para disfrutar de la naturaleza y ver más de cerca las vegetaciones de nuestro humedal.

Uno de los peques, dibujando la marisma.

Uno de los peques, dibujando la marisma

Con esta ruta, llana y sencilla, e ideal para toda la familia, se pudo observar la vegetación típica de los humedales, así como algunas plantas invasoras que están ocupando este bonito paisaje. De vez en cuando las educadoras hacían parada para explicar de forma profesional pero sencilla las diferentes especies autóctonas de flora y fauna que forman parte de nuestro ecosistema y de las amenaza que conllevan las especies alóctonas, como la Onagraria (identificada como Ludwigia peploides) que está afectando la marisma.

Los participante durante una parada explicativa

Los participante durante una parada explicativa

 Gracias al material óptico proporcionado, disfrutaron de los animales que habitan la marisma, tales como  el pato cuchara, el porrón común, la focha y el aguilucho lagunero.

La visita terminó con la plantación de algunas de la plantas que FNYH cultiva en el Vivero del Pendo para la reforestación de las aéreas degradadas. Padres con hijos, colaboraron juntos para colocar la plantita recién nacida en  los huecos hechos con la herramienta entregada por FNYH, aprovechando de este momento para aprender los nombres de los diferentes árboles como el laurel, la encina, el madroño, el abedul, el aliso y el fresno.

La Educadora Ambiental llevando los árboles para la plantación

La Educadora Ambiental llevando los árboles para la plantación

Colaborando juntos para plantar árboles.

Colaborando juntos para plantar árboles

Una ruta importante y significativa, para enseñar y concienciar a la población la importancia de la conservación de nuestro ecosistema. Los participantes se despidieron, después de algunas horas,  con mucha ilusión por la actividad que acababan de terminar.

En este sentido el empeño por parte de todo el equipo de FNYH ya tiene planeado para el año que viene muchas actividades para cada proyecto que está puesto en marcha.

0 1120

Liérganes, 26 de junio de 2016

Ayer sábado 25 de junio, la Fundación Naturaleza y Hombre, dentro del proyecto LIFE Miera organizó una “Jornada Pasiega” como continuación de la jornada “Días de la Naturaleza” en la que Manuel Abascal empezó con la demostración de la realización del cuévano y después fuimos a la finca que la FNYH tiene en Rubalcaba para plantar unos árboles a la ribera del río Miera para favorecer a la nutria.

En la “Jornada Pasiega” Manuel Abascal pudo terminar de hacer el cuévano. Con las cortezas de las varas de avellano que tenía verdes pudo sacar las costillas que le faltaban para entrelazarlas entre los costones y el tope del cuévano para finalizarlo. Mientras realizaba esta labor nos pudo contar que también realizaba con madera de fresno los mangos para los rastrillos y los dalles cogidos en la menguante de enero. En general la mejor época para aprovechar la madera es cogerla en luna menguante.  También él, su mujer Carmen y la hermana de Manuel nos contaron cómo en la cuévana llevaban a los bebés y en el cesto transportaban los huevos. Son cestos de tamaño y anchura adecuados a cada labor. De despedida nos tocó unas canciones con su especial flauta echa con el cuerno de cabra.

IMG_1120IMG_1126

IMG_1122 IMG_1136

IMG_1141

IMG_1134

IMAG0035IMAG0029

IMAG0037

Una vez que Manuel terminó su precioso cuévano nos subimos hasta el barrio de La Concha, en San Roque de Riomiera, para ver cómo se esquilan las ovejas. Esta labor se hace siempre en esta época ya que después de realizar la muda, es decir, ir subiendo a los animales de pasto en pasto  por la montaña hay que esperar a que llegue el buen tiempo a esas alturas para que el ganado no enferme por el frío.

El compañero de la FNYH, Luis, estuvo esquilando un par de ovejas lachas. Esta oveja es autóctona de esta zona norte de la cordillera cantábrica. La FNYH aprovechamos este ganado para mantener las repoblaciones forestales limpias de verde y así dificultar la propagación de fuego cuando prenden estos montes.

Les pudimos explicar a los asistentes todo el proceso de las repoblaciones forestales y las especies plantadas. Desde la recogida de semilla en campo, la siembra en el vivero El Pendo que tiene la FNYH, la plantación en la finca y por último la eliminación de los protectores una vez que el árbol ya tiene el tamaño suficiente para defenserse de los herbívoros.

IMAG0051IMG_1147

IMG_1144 IMAG0083

IMAG0093IMAG0097

En definitiva una jornada muy completa donde niños y mayores pudimos descubrir más sobre estas montañas pasiegas tan maravillosas y los trabajos de sus gentes, los pasiegos.