Home Tags Posts tagged with "Oeste Ibérico"

Oeste Ibérico

Experiencias en Familia en Campanarios de Azaba

MÁS INFO (ESPAÑOL)

MORE INFO (ENGLISH)

Imagínate en un lugar natural y salvaje en medio de un bosque acogedor, la dehesa. Un bosque mediterráneo entre árboles centenarios, aromáticos cantuesos y elegantes peonías acompañados de los cantos de los pájaros y la belleza de las mariposas entre un sinfín de insectos.

El mantenimiento de esta dehesa se lleva a cabo gracias a los animales domésticos de razas en peligro de extinción, como son las vacas Sayaguesa, caballos de las Retuertas y la oveja Castellana negra. Los grandes herbívoros han jugado un papel fundamental en la formación y conservación del ecosistema mediterráneo. El  paisaje que nos rodea  nos sorprenderá con diferentes árboles como la encina, fresno, quejigo o el roble rebollo y plantas como el cantueso o el rosal silvestre entre otros.

También encontraremos pájaros como abubillas y bandadas de rabilargos y levantando la mirada observaremos el vuelo de buitres, cigüeñas y milanos. Además entre el ramaje de la flora de la reserva estará el zorro atisbando o el jabalí bebiendo en las charcas.

Te proponemos una experiencia de verano en contacto con un ecosistema único a través de un programa lleno de actividades diferentes y divertidas en la naturaleza. Aprender jugando es la mejor manera de acercar la naturaleza. Mediante juegos y  talleres, observaciones desde escondites o hides, excursiones culturales y paseos en la naturaleza te invitamos a descubrir las especies que componen este gran ecosistema y su importancia de preservación para el futuro.

Por todo ello, los objetivos fundamentales de Educación Ambiental que la Fundación Naturaleza y Hombre, organización que gestiona la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, quiere transmitir en esta inmersión medioambiental son:

  • Acercar a los participantes a un ecosistema único como es la dehesa.
  • Fomentar una observación activa del mundo que los rodea.
  • Introducir conceptos como Ecosistema, Desarrollo sostenible o Biodiversidad.
  • Fomentar un aprendizaje activo, dinámico y participativo.
  • Promover hábitos y valores de respeto a la naturaleza y a los demás.

Gracias al proyecto de conservación desarrollado por Fundación Naturaleza y Hombre durante más de una década y a las ayudas recibidas de la Unión Europea, a través del programa LIFE, la Reserva Biológica Campanarios de Azaba  es un bosque mediterráneo renaturalizado. Uno de los puntos con mayor biodiversidad a nivel internacional, que además posee la declaración de primera Reserva Entomológica del país. Asistiendo a estas semanas de naturaleza contribuyes con el trabajo de conservación de Fundación Naturaleza y Hombre

Todas las actividades y excursiones están diseñadas para todas las edades, destacando el trabajo en grupo, donde la colaboración y la aportación de cada participante en la actividad es fundamental.

Los talleres están enfocados a la naturaleza, al conocimiento del medio que nos rodea como es el bosque mediterráneo y a su conservación.

Instalaciones

El hotel con encanto o lodge  se encuentra situado en el corazón de la reserva biológica que abarca más de 600 hectáreas. Grandes árboles como robles, encinas y alcornoques lo envuelven convirtiéndolo en un paraíso natural en medio del bosque. El alojamiento dispone de todas las facilidades como baño en las habitaciones, wifi gratuita, salones de estar, porche con vistas y piscina. El lodge es amigo del medioambiente pues es un edificio de cero emisiones gracias a sus instalaciones basadas en energías renovables, y complementadas por actitudes de conservación ambiental como el reciclaje y ahorro de recursos. Además durante tu estancia también disfrutarás de una gastronomía local basada en productos de la tierra y con origen de kilómetro cero.

Alimentación

  • Comidas caseras con productos ecológicos y locales.
  • Alimentación equilibrada, sana y natural.
  • Menú especial en función de posibles intolerancias o alergias alimentarias.

Estancias

Meses de julio y agosto.

Estancias de 7 días y 6 noches. Entrada lunes y salida domingo.

Grupo mínimo 8 personas y máximo de 16 personas.

Información y reservas: +34 679 181 483 / +34 942 559 119  / ecotourism@fnyh.org

El Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico acaba de celebrar su encuentro anual en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba (Salamanca), en una jornada organizada por Fundación Naturaleza y Hombre en la que hubo una suelta de perdices rojas, charlas sobre distintos aspectos de la conservación de la dehesa y la entrega de un premio a la Finca La Parrilla, de Monfragüe, por su promoción de la biodiversidad.

El Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico engloba 27 espacios naturales entre fincas privadas, reservas biológicas y enclaves protegidos que alcanzan en total 20000 hectáreas en Salamanca, Cáceres y Portugal, en las áreas de Campanarios de Azaba, Monfragüe, Sierra de Gata y Faia Brava.

Esta red de fincas es clave en la preservación de los hábitats del Oeste Ibérico, pues en ella se llevan a cabo actuaciones de fomento de la biodiversidad como la plantación de encinas, la creación de charcas, la instalación de nidos de rapaces o la mejora de las poblaciones de conejo, paloma torcaz o perdiz roja, básicas en la cadena trófica de la dehesa.

Se soltaron perdices rojas en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, en Salamanca

Precisamente una de las actuaciones de la jornada fue la suelta de perdices rojas, que estuvo precedida de un taller sobre la metodología de ese tipo de iniciativas a cargo de Jesús Antonio Jiménez, y se entregaron ejemplares a la Sociedad de Cazadores de La Alamedilla y al Acotado de Nave de Haver. Además, Juan José Gómez Aguado, de la Finca La Parrilla, recibió un premio por su implicación en la conservación de la biodiversidad.

El encuentro sirvió también para discutir sobre distintos aspectos de la conservación de la dehesa: José Sánchez, de la Universidad de Salamanca, dio una charla sobre las técnicas de micorrización, que emplea hongos para favorecer el crecimiento de encinas; el veterinario Carlos Aldea habló sobre el lince ibérico; y la técnico de FNYH, Miryam Palomo, recordó el papel de los insectos en los ecosistemas y destacó la importancia de Campanarios de Azaba, primera Reserva Entomológica de España.

La Finca La Parrilla, de Monfragüe, recibió un premio por su implicación en la conservación de la biodiversidad

Este encuentro se produce poco después de que Fundación Naturaleza y Hombre, que organizaba el mismo, haya recibido el Premio de Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad, quizá el más importante del país en ese ámbito, por su trabajo en el Oeste Ibérico que, en palabras de Carlos Sánchez, presidente de FNYH, es un “continuo digno de ser preservado” en el que encontramos dehesas, sierras, cañones fluviales… y que acoge especies emblemáticas como el buitre negro, el águila imperial, la cigüeña negra, el alimoche o el lince.

El Club de Fincas nació con la intención de llevar a cabo actuaciones de cuidado y promoción de la biodiversidad a través de la fórmula de Custodia del Territorio, por la cual el propietario del terreno y la entidad de custodia llegan a un acuerdo para colaborar en la conservación. Este proyecto, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la Universidad de Salamanca y la Associação Transumância e Natureza, se lleva a cabo en áreas protegidas de la Red Natura 2000, y ha contado durante años con la ayuda de la Unión Europea a través de los fondos del programa LIFE y el apoyo de Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica.

0 485

Fundación Naturaleza y Hombre ha sido reconocida con el premio a la Conservación de la Biodiversidad, que otorga la Fundación BBVA, y que es quizá el más prestigioso en esa materia en España y Europa. Carlos Sánchez, presidente de FNYH, recogió esta semana el galardón de manos del presidente de la Fundación BBVA y resaltó en su discurso la ayuda que la organización conservacionista que dirige presta “no solo a la preservación de especies y hábitats sino también al desarrollo humano”, en un momento, además, en que quienes se ocupan de la conservación de la naturaleza “se encuentran más amenazados que nunca”.

Cantabria y el Oeste Ibérico: los escenarios de trabajo

Fundación Naturaleza y Hombre nació en Cantabria hace 25 años y, desde entonces, ha llevado a cabo numerosos proyectos tanto en esa región como en Castilla y Léon, Extremadura e incluso Portugal. En el Oeste Ibérico destacan las acciones en Campanarios de Azaba – Malcata, Faia Brava, Sierra de Gata o Monfragüe, en un esfuerzo por proteger los hábitats de la dehesa y favorecer la presencia de especies emblemáticas como el buitre negro, el águila imperial, la cigüeña negra, el alimoche o el lince. El Oeste Ibérico, subrayó Sánchez, son dos millones de hectáreas en una franja fronteriza entre España y Portugal que constituyen “un continuo natural digno de ser preservado, con dehesas, sierras, cañones fluviales…”. Un hábitat cuyos principales problemas son la sobreexplotación ganadera, que impide la regeneración natural de la flora y el agotamiento de los recursos y, en el otro extremo, paradójicamente, el abandono de la actividad en las zonas rurales.

En Cantabria, FNYH ha llevado a cabo la reintroducción del rebeco en la Montaña Oriental; la mejora de los hábitats de la cuenca del Miera, con la habilitación de pasos para salmones o intensas campañas de plantación de árboles autóctonos (también en Burgos) en una zona especialmente castigada por la deforestación; o la creación del Anillo Verde de la Bahía de Santander, proyecto en que la organización se halla actualmente inmersa.

Ecoturismo y Acuerdos de Custodia: la gestión de los espacios naturales

La participación tanto de propietarios de los terrenos como de ganaderos es clave para que todos estos proyectos salgan adelante: “No podemos legislar pero sí acordar. Nada podemos imponer. Todo lo que hacemos son acuerdos de protección voluntaria”, en palabras de Carlos Sánchez, y que se enmarcan en la figura fundamental de los Acuerdos de Custodia del Territorio.

En la gestión de los espacios naturales, el ecoturismo se presenta como una opción especialmente apropiada, y  Campanarios de Azaba, en Salamanca, es un ejemplo de ello: la reserva acoge visitas de fotógrafos de naturaleza o de personas que buscan disfrutar del entorno. Y, en Cantabria, FNYH ha abierto el Fluviarium de Liérganes, la Casa de los Humedales del Anillo Verde, en Camargo; y el Centro Etnobotánico de El Pendo.

Todas estas instalaciones sirven, además, para desarrollar una extensa labor divulgativa.

La Fundación BBVA y la conservación de la biodiversidad

El presidente de la Fundación BBVA, Francisco González, resaltó en su discurso que “seguimos sin ser plenamente conscientes de nuestra total dependencia de la biodiversidad. Sin insectos polinizadores, o sin el plancton sostenedor de la cadena trófica, no es posible nuestra civilización. Damos por hecho la obtención ininterrumpida de estos servicios proporcionados por los ecosistemas; y, sin embargo, estamos alterándolo gravemente”. Para González, “contraponer la especie humana a las demás, como si el resto de los habitantes de la Tierra poblaran un escenario que nosotros solo contemplamos, es una visión errónea”. El presidente de la Fundación BBVA criticó también a los dirigentes que “siguen negando o deflactando la evidencia sobre la gravedad del desafío ambiental”, pero también a “otros líderes y decisores mejor informados” que sin embargo expresan “tan solo un compromiso genérico, tibio, muy por debajo de lo esperable”.

Los otros galardonados de esta edición han sido, en la categoría de Difusión del Conocimiento y Sensibilización, los periodistas Rafael Serra, José Antonio Montero y Miguel Miralles, por su labor al frente de la revista Quercus; y Fundación Moisés Bertoni en la categoría internacional por su trabajo en Paraguay.

Las fotos de la ceremonia

Los proyectos

MÁS RECURSOS:
Discurso de Carlos Sánchez en la ceremonia de entrega del premio
Fundación BBVA

La Dehesa

Fundación Naturaleza y Hombre ha sido galardonada con el Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad por su proyecto ‘Oeste Ibérico: la conservación del Gran Ecosistema’.  El premio ha sido otorgado, según el jurado, “por su impacto regional y transfronterizo en la conservación de ecosistemas amenazados, así como de especies en peligro en una zona de la península especialmente rica en biodiversidad”. “Este proyecto emblemático en custodia y restauración del territorio”, continúa la entidad, “destaca por su carácter integrador del medio rural en la conservación del medio ambiente”.

Los Premios a la Conservación de la Biodiversidad de la Fundación BBVA reconocen e incentivan la labor de las organizaciones conservacionistas, las instituciones y los organismos que desarrollan políticas o funciones de conservación medioambiental.

El premio ha sido otorgado por el “impacto regional y transfronterizo” del proyecto ‘Oeste Ibérico: la conservación del Gran Ecosistema’.

El premio a Fundación Naturaleza y Hombre ha sido concedido en la categoría de ‘Actuaciones en Conservación de la Biodiversidad en España’. Los otros premiados han sido la Fundación Moisés Bertoni para la Conservación de la Naturaleza de Paraguay por el proyecto “Mbaracayú: Conservación, Educación de Mujeres, y Turismo Sostenible” en la categoría de Conservación de la Biodiversidad en el Mundo, y los periodistas Rafael Serra, José Antonio Montero y Miguel Miralles, de la revista Quercus, en la categoría Difusión del Conocimiento y Sensibilización en la Conservación de la Biodiversidad en España.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre agradecemos el galardón y nos sentimos muy honrados de compartir el reconocimiento con el resto de premiados. ¡Gracias!

RECURSOS RELACIONADOS:
Noticias sobre las actuaciones de FNYH en el Oeste Ibérico.
Folleto resumen del proyecto LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico.
I Jornadas sobre la Conservación del Oeste Ibérico: no pierdas la oportunidad de acudir al foro en que se debatirá la conservación del Oeste Ibérico este jueves y viernes, 4 y 5 de octubre, en Salamanca.

La Dehesa

Fundación Naturaleza y Hombre ha sido galardonada con el Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad por su proyecto ‘Oeste Ibérico: la conservación del Gran Ecosistema’.  El premio ha sido otorgado, según el jurado, “por su impacto regional y transfronterizo en la conservación de ecosistemas amenazados, así como de especies en peligro en una zona de la península especialmente rica en biodiversidad”. “Este proyecto emblemático en custodia y restauración del territorio”, continúa la entidad, “destaca por su carácter integrador del medio rural en la conservación del medio ambiente”.

Los Premios a la Conservación de la Biodiversidad de la Fundación BBVA reconocen e incentivan la labor de las organizaciones conservacionistas, las instituciones y los organismos que desarrollan políticas o funciones de conservación medioambiental.

El premio ha sido otorgado por el “impacto regional y transfronterizo” del proyecto ‘Oeste Ibérico: la conservación del Gran Ecosistema’.

El premio a Fundación Naturaleza y Hombre ha sido concedido en la categoría de ‘Actuaciones en Conservación de la Biodiversidad en España’. Los otros premiados han sido la Fundación Moisés Bertoni para la Conservación de la Naturaleza de Paraguay por el proyecto “Mbaracayú: Conservación, Educación de Mujeres, y Turismo Sostenible” en la categoría de Conservación de la Biodiversidad en el Mundo, y los periodistas Rafael Serra, José Antonio Montero y Miguel Miralles, de la revista Quercus, en la categoría Difusión del Conocimiento y Sensibilización en la Conservación de la Biodiversidad en España.

Desde Fundación Naturaleza y Hombre agradecemos el galardón y nos sentimos muy honrados de compartir el reconocimiento con el resto de premiados. ¡Gracias!

RECURSOS RELACIONADOS:
Noticias sobre las actuaciones de FNYH en el Oeste Ibérico.
Folleto resumen del proyecto LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico.
I Jornadas sobre la Conservación del Oeste Ibérico: no pierdas la oportunidad de acudir al foro en que se debatirá la conservación del Oeste Ibérico este jueves y viernes, 4 y 5 de octubre, en Salamanca.

Polluelo de cernícalo primilla

En el marco del proyecto LIFE Club de Fincas por la conservación en el Oeste Ibérico Fundación Naturaleza y Hombre soltó ayer 15 ejemplares de cernícalo primilla, Falco naumanni el nombre científico, ubicados en el pequeño pueblo de Martiago. La acción forma parte de las actuaciones incluidas en el proyecto para  el refuerzo poblacional del Cernícalo primilla y que tuvo comienzo en 2015 con la puesta en marcha del primillar en la citada población, localizada en la comarca de Agadones.

La facilidad de la observación de la especie por el hecho de que crían en edificios y pueblos beneficia en una doble vertiente; por un lado les hace fácilmente visibles por parte de la población local, lo que hará aumentar el conocimiento y la valoración de la biodiversidad por parte de la población y, por otro lado, ofrece un nuevo potencial ecoturístico a la zona, por tratarse de una especie muy escasa en Europa.

Polluelos durante la suelta

Polluelos durante la suelta

Pese a que esta especie estuvo presente de forma estable en el territorio hasta no hace demasiado tiempo, la causa principal del declive de la población del cernícalo primilla ha sido la degradación de su hábitat, principalmente debido a la intensificación de la agricultura y los cambios del uso del suelo asociados a ella, el uso de pesticidas que fue reduciendo las poblaciones de presas, puesto que su dieta está basada en insectos, y en menor medida pequeños mamíferos (ratones y otros pequeños mamíferos)

Los terrenos ricos en actividades agrícolas y ganaderas, eran el hábitat perfecto donde estas aves encontraban gran cantidad de alimento. Por otro lado para el hombre, la presencia de esta pequeña ave resultaba de gran beneficio para las actividades del hombre, ya que estas rapaces han ejercido durante todos estos años la función de “controladores biológicos en los cultivos, contribuyendo a la reducción de plagas.

Las acciones enmarcadas en este proyecto se centran en la reintroducción de ejemplares y en la mejora y conservación de sus hábitats a través de:

  • desarrollo de cultivos de secano,
  • colocación de nidales específicos en antiguas edificaciones
  • creación de nuevas zonas de cría

La elección del municipio de Martiago y su casco urbano, responde a que una gran parte de este término, especialmente la zona no dominada por la cuenca del río Águeda (Riscos del Águeda), está caracterizada por amplias llanuras levemente onduladas, con parcelas de variado tamaño, explotaciones de cereal de invierno y pastos para aprovechamiento ganadero en extensivo, especialmente de ganado bovino. Los cerramientos con alambradas y paredes de piedra, numerosas charcas en las explotaciones y los tendidos telefónicos son característicos en el paisaje, elementos muy apetecidos por esta especie de pequeño halcón que utiliza estas atalayas para otear sus presas en las jornadas de campeo y caza.

Para cumplir con las acciones mencionadas se pudo contar con la colaboración del Ayuntamiento de Martiago, con el que se mantiene vigente un Acuerdo de Custodia, a través del cual se realizan una serie de actuaciones para la conservación de la naturaleza en el término municipal.

El proyecto LIFE Club de Fincas por la conservación en el Oeste Ibérico tiene a la Fundación Naturaleza y Hombre como beneficiario coordinador de proyecto con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de España; y del programa LIFE de la Unión Europea.

La reserva Biológica Campanarios de Azaba, área ya conocida por los fotógrafos profesionales y aficionados a la naturaleza de toda Europa, realizará durante la jornada del 2 de junio el “Maratón Fotográfico por la Biodiversidad” que se celebrará en diferentes áreas del Oeste Ibérico hasta el mes de octubre y que promete naturaleza y fotografía, sorpresas y mucha diversión.

Dirigido a niños y jóvenes entre 10 y 17 años, acompañados por sus padres o adultos, aprovecharán el día, acompañados por los educadores, recorriendo diferentes puntos de la reserva para que puedan sacar sus mejores fotos. La actividad se extenderá hasta la hora de comer, parándose a media jornada para tomar un pequeño almuerzo o picnic, que entregará la organización a los jóvenes fotógrafos y asistentes.

Su primera convocatoria tendrá lugar en la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba. Con un número máximo de 25 participantes en el concurso, se organizarán distintos grupos para ir explorando los rincones, flora y fauna más bonita de la reserva biológica, mientras a los padres se les enseñará el programa de conservación que se está llevando a cabo en el marco del proyecto LIFE+ “Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico”, además de una visita guida por la reserva para los adultos.

zorro entre cantueso

Zorro entre cantueso

Mientras los peques y jóvenes estén entretenidos en capturar imágenes encantadoras de naturaleza, los adultos disfrutarán conociendo el bosque mediterráneo, entre encinas centenarias y alcornoques, plantas aromáticas y los aromas y colores del cantueso y de las peonías.

Durante el recorrido por la reserva, a los adultos y jóvenes fotógrafos, no les faltará la oportunidad de encontrar los grandes herbívoros como las vacas Sayaguesa, los caballos de las Retuertas o las ovejas Castellanas negras, que ayudan de forma natural y sostenible en la formación y conservación del ecosistema mediterráneo.

También se podrán encontrar bandadas de rabilargos volando muy cerca, los abejarucos de miles colores con su característico canto o las abubillas en sus vuelos entre árboles. Muchas son las oportunidades de observar en su hábitat la fauna ibérica que alberga la reserva biológica, sin olvidar a los anfibios que encuentran cobijo en las charcas. Hay que permanecer atentos durante el maratón fotográfico e incluso, con suerte, alguno llegará a ver la manada de ciervos que llegaron a la reserva el pasado otoño.

El concurso fotográfico supone una oportunidad para reunir a las familias en una entretenida actividad en plena naturaleza y una forma de conocer el entorno acercando a los niños y adultos a la naturaleza de forma educativa a la vez que divertida.

La primera etapa del evento se celebra el sábado 2 de junio y ya está abierto el plazo de inscripción.

La siguiente etapa se celebrará en el Parque Nacional de Monfragüe y cerrará el maratón fotográfico un último concurso en el mes de octubre de nuevo en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba.

Así que… ¡Animaros a mostrar con vuestros ojos el encanto del Oeste Ibérico!

Rabilargos

Rabilargos

PREMIOS:

1er PREMIO – Ganador – estancia con su familia de una noche con sus padres y hermanos con estancia en el lodge cena y desayuno y visita al hide nocturno además del cuadro enmarcado con el poster del LIFE+ Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico

2º y 3er. PREMIO – Visita al muladar con sus padres y hermanos, además del cuadro enmarcado con el poster del LIFE+ Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico.

(A todos los participantes en el concurso se les entregará una mochila del Proyecto Life , camiseta, cuaderno, poster y pegatina)

INSCRIPCIÓN y más información: educacioncampanarios@fnyh.org

Tel. 650 210 921

BASES DEL CONCURSO

EU Green Week 2018 en FNYH

El próximo lunes 21 de mayo comienza la Semana Verde Europea (EU Green Week) en la que, al igual que iniciativas de todo el continente, buscamos que los ciudadanos se impliquen en un entorno más saludable y adecuado para trabajar y vivir. Si mostramos que es posible vivir en un entorno con menos ruido, mejor calidad del aire, con más naturaleza y biodiversidad a nuestro alrededor lograremos no solo que las autoridades se impliquen en su cuidado sino animar a los ciudadanos y habitantes de zonas rurales a trabajar en la misma línea por un futuro más sostenible para todos.

Fundación Naturaleza y Hombre así lo enfoca desde todos sus proyectos. Por ello el próximo sábado 19 de mayo ha organizado el primer encuentro entre propietarios de la cuenca del río Miera que se han sumado a las iniciativas de custodia del territorio en el área donde actúa el proyecto LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera”.

La custodia del territorio consiste en un conjunto de medidas para implicar tanto a los propietarios como a los usuarios en la conservación y buen uso de los recursos naturales, culturales y paisajísticos. Los acuerdos establecidos entre FNYH y propietarios privados no buscan el lucro sino, como entidad de custodia del territorio, pactar el modo de llevar a cabo acciones de mejora ambiental en la finca que contribuyan a conservar el territorio. Así durante la jornada, en la que no faltará una comida campera, FNYH mostrará los exitosos resultados de plantaciones realizadas que ya cuentan con más de una década de antigüedad.

El lunes 21 de mayo se celebra el Día Europeo Red Natura 2000 que conmemora la importancia del amplio territorio europeo de gran valor ecológico que abarca 26.000 espacios y cerca de 1 millón cuadrado de hectáreas, a los que España contribuye en mayor medida de todo el continente con un 30% de su territorio y nada menos que 2.000 espacios, y todos considerados en la Directiva Hábitats que trabaja por su mejora y recuperación de biodiversidad a través del programa LIFE.

Así el día previo, domingo 20 mayo en colaboración con el programa PROVOCA del Gobierno de Cantabria vamos a realizar una interesante actividad “Nuestra cultura y tradiciones: la muda pasiega” que tendrá lugar en la cuenca Alta del Miera. Ya que este río en el que trabajamos desde el año 2014 actuamos en 4 espacios en Red Natura 2000: desde su cabecera (LIC Montaña Oriental y LIC Montes de Valnera); a través de su curso medio (ZEC Río Miera) hasta su desembocadura (ZEC Dunas del Puntal y Estuario del Miera). Esta actividad requiere previa inscripción. Hazlo aquí.

La comarca pasiega donde se realizará la actividad de la muda pasiega con el rebaño de ovejas autóctonas de FNYH, que contribuyen al mantenimiento de las plantaciones de árboles y a evitar incendios, es un territorio delimitado por las cabeceras de los ríos Pas, Pisueña y Miera, y presenta hoy un paisaje de singular belleza. Componen el núcleo central de la comarca las tres villas pasiegas: San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera y Vega de Pas.

La Semana Verde Europea continuará, tanto en Cantabria como en Salamanca, con la asistencia a actividades de educación ambiental de los proyectos LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, LIFE “Club de Fincas del Oeste Ibérico” y LIFE “Conservación de la Biodiversidad en el río Miera” y visitas al ecomuseo Fluviarium de alrededor de 500 niños y jóvenes.

El miércoles 23 de mayo será el taller “Elaboración de desodorantes con productos naturales” la actividad abierta al público en territorio salmantino,que se realizará en el pueblo de Fuentes de Oñoro. El viernes 25 de mayo un nuevo taller “Elaboración de saquitos térmicos” reunirá a todos los interesados y de manera gratuita en El Sahúgo en Salamanca.

Volvemos a Cantabria para culminar una semana tan verde y dinámica y contribuir a despertar la conciencia ambiental de la ciudadanía sobre la importancia de nuestro entorno tanto para nuestra economía como para nuestro bienestar, en la Casa de la Naturaleza de los Humedales del Anillo Verde, marisma de Alday en la Bahía de Santander, hemos organizado el sábado 26 de mayo un taller abierto al público de manera gratuita.

Su temática será sobre “Jardinería Urbana, combatir las especies invasoras desde tu jardín o balcón”. Desde las 10.30 h a las 13.30 h descubriremos un montón de ideas para nuestro jardín, nos pondremos manos a la obra creando un jardín vertical para culminar con una sorpresa muy verde. Para inscribirse: https://goo.gl/UEp2d7

Encuentro Anual Propietarios LIFE Club Fincas 2017

Con motivo de la semana LIFE que la Fundación Naturaleza y Hombre está desarrollando en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba hoy se han liberado 11 ejemplares de ciervo para el control de pastos y con ello seguir mejorando el ecosistema del bosque mediterráneo.

Fundación Naturaleza y Hombre a través del proyecto LIFE “Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico” dentro de las actividades de la Semana LIFE que está desarrollando estos días en la que conmemora el 25 aniversario del programa LIFE de la Comisión Europea, ha dado una especial bienvenida a un herbívoro, el ciervo rojo mediterráneo, que, en la mañana de hoy ha sido reintroducido en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba.

Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre, coordinadora del proyecto LIFE en su bienvenida al encuentro anual de propietarios del Club de Fincas afirmaba -“pretendemos que los territorios del Oeste Ibérico mejoren su biodiversidad a la vez que desarrollan una producción ganadera más sostenible y sin que vaya en detrimento de la rentabilidad para la comunidad, ya que este proyecto tiene como principio fundamental la convivencia con la población local y el fomento del desarrollo rural”.

Continuaba su introducción destacando que “el saber científico ha de ser trasladado a los propietarios de la tierra para que vean que es posible mantener explotaciones agrícolas y ganaderas en armonía con la naturaleza”. Por ello la introducción de ejemplares de ciervo común o venado – 5 machos y 6 hembras, de las cuales 4 están preñadas- en la reserva biológica se realiza con la finalidad de estudiar los procesos ecológicos de las dehesas mediante el manejo de grandes herbívoros.

Su presencia, en aproximadamente 300 hectáreas de la reserva, las destinadas a un uso de conservación en el que se pretende lograr un 65% de cobertura vegetal mínima, permitiendo una baja carga ganadera, siempre menor que las dehesas del entorno, con la finalidad de evitar que el matorral en su crecimiento se cierre.

Entrega Premio Club Fincas 2017 a finca Atoquedo en Monfragüe, Cáceres

Entrega Premio Club Fincas 2017 a finca Atoquedo en Monfragüe, Cáceres

Si bien el ciervo existe en la mayor parte de los hábitats presentes en la Península Ibérica, ha sido la subespecie de venado Cervus elaphus hispanicus, de las dos existentes en España, la introducida por su distribución próxima al Oeste Ibérico, ya que está limitada a la zona baja del Guadalquivir.

El venado o ciervo común utiliza preferentemente las áreas de transición entre zonas boscosas o cubiertas con vegetación arbustiva y áreas abiertas donde exista producción de plantas herbáceas entre las que se desplaza diariamente y en función de la estación. Actualmente se enfrenta a un riesgo real de alteración genética que podría suponer su desaparición como subespecie ibérica. Esta amenaza se deriva de criterios erróneos en su manejo como especie de caza.

Esta suelta de 11 ejemplares, procedentes de una finca autorizada de Ciudad Real, con el correspondiente certificado sanitario y pureza de raza genética, tiene un objetivo únicamente conservacionista y de investigación. La liberación de los ciervos se ha producido en el corazón de la finca, desde un cercado de acondicionamiento donde estaban confinados y que ha sido abierto para que se muevan libremente por la reserva biológica, mientras los asistentes permanecían en silencio detrás de un parapeto de camuflaje para no asustar a los herbívoros.

Después de presentar los avances anuales del proyecto a los propietarios pertenecientes al Club de Fincas, así como a los asistentes, entre los que se hallaban representantes de ayuntamientos, cotos de caza y agentes del SEPRONA, la jornada ha continuado con una charla de la empresa ASEDAGRO S.L. sobre la “Conservación de suelos, mejora de pastizales y fomento de la biodiversidad en el ecosistema de dehesa”.

Su gerente Alejandro Martín ha destacado la importancia del suelo y su cuidado para fomentar la biodiversidad de la dehesa. Los suelos pobres de la dehesa, un ecosistema susceptible de mejorar siempre que mantenga la intervención del hombre, adecuadamente mejorados de forma biológica, con plantas forrajeras y leguminosas, no solo se convierten en un importante sumidero de CO2, sino que purifican el suelo y favorecen su drenaje evitando escorrentías por flujos fuertes de agua y sus daños.

Los pastos mejorados biológicamente producen tres veces más que los pastos naturales

Además declaraba que “la biodiversidad enriquece los suelos, evita la erosión, aporta nutrientes continuamente al suelo y reduce el consumo de fertilizantes nitrogenados”. Concluía su intervención afirmando que “los pastos mejorados biológicamente producen tres veces más que los pastos naturales, siendo los animales en explotación en el área el mejor ejemplo de la sostenibilidad de la población rural.”

La jornada después de un almuerzo con alimentos de proximidad, algunos de ellos producidos en la reserva biológica como los derivados ibéricos, ha incluido el reconocimiento por su comprometida labor por la biodiversidad a uno de los propietarios. Todos pertenecen al Club de Fincas y mediante la herramienta de custodia del territorio favorecen la conservación de la biodiversidad en sus propiedades unidas en la red de fincas del Oeste Ibérico que ya abarca 13.ooo hectáreas entre Portugal y España –Salamanca y Cáceres-.

Este año la mejor labor de custodia de territorio ha sido reconocida a la finca Atoquedo, situada en el área del Parque Nacional de Monfragüe, Cáceres, y que ha demostrado con sus acciones un estrecho compromiso con la conservación de la biodiversidad.

Liberación ciervos en Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Liberación ciervos en Reserva Biológica Campanarios de Azaba

Las actividades de la semana LIFE continuarán el viernes 8 de diciembre con un paseo guiado por la reserva biológica abierto al público y dos charlas:”La importancia de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza)” por Juan Antonio López, presidente del Comité Español UICN y “Proyecto Gran Simio, la destrucción de las selvas tropicales y la desaparición de los grandes simios” por Pedro Pozas, Director Ejecutivo Proyecto Gran Simio en España.

El proyecto trasnacional LIFE “Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico” tiene a la Fundación Naturaleza y Hombre como beneficiario coordinador de proyecto. Cuenta además con la Associaçao Transumânza e Natureza (ATN) de Portugal, la Universidad de Salamanca como beneficiarios asociados y con el apoyo de la Fundación Biodiversidad (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España) y del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

Técnicos de Fundación Biodiversidad en el paseo de campo por la reserva biológica

Técnicos de Fundación Biodiversidad eligen la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba, entre los proyectos con los que colaboran, para disfrutar de unas jornadas de campo.

Se prometían un fin de semana diferente, lejos del ruido de la ciudad y del estrés de los ritmos habituales. Llegaron con ropa cómoda y de tonalidades campestres, sabían a lo que iban, sus prismáticos, mochilas y telescopios eran la mejor prueba.

Eligieron un fin de semana otoñal donde los días aún son cálidos y las horas de luz todavía permiten disfrutar lentamente de la jornada. Eran 14 personas que llegaron capitaneados por el entusiasmo contagioso del subdirector de Fundación Biodiversidad, Ignacio Torres.

El atardecer les daba la bienvenida en Campanarios de Azaba, mientras el grupo iba reuniéndose y se preparaba la primera de las salidas de campo. Sería en la oscuridad de la noche en busca de tres visitantes de los más sigilosos de la reserva biológica: la gineta, la garduña y el zorro.

El otoño permitió disfrutar de los paseos de campo en la reserva biológica

El otoño permitió disfrutar de los paseos de campo en la reserva biológica

La siguiente mañana el reto era enfrentarse a buitres leonados y negros, las rapaces que en esta época más frecuentan el muladar. Pero la naturaleza decidió no ponérselo fácil y la espera se alargaba mientras los buitres se resistían al bocado tentador de la carroña. En su paciencia y capacidad de entender los ritmos de la naturaleza vimos su empeño por conocerla y aceptar lo imprevisible como parte de su magia natural.

Un recorrido en vehículo todoterreno pronto desvió la atención hacia las razas ganaderas autóctonas como el magnífico caballo de las Retuertas y la vaca Sayaguesa que con su alimentación y deambular por la reserva biológica contribuyen al mantenimiento del paisaje adehesado.

Fue nada menos que con el imponente toro semental de esa gran raza de bovino ibérico con quien se encontraron en el recorrido. La sorpresa no era solo verse ante los 1.200 kilos del animal, sino a pesar de su robusta apariencia comprobar su beatífica actitud que refleja el ancestral carácter de este bovino y su capacidad para el trabajo de campo, labor que tradicionalmente realizaba hasta que, con la mecanización agrícola, fue raza destinada para la producción de carne.

No obstante echamos pie a tierra para iniciar una ruta senderista guiada por una de nuestras educadoras ambientales quien aportó los secretos del bosque mediterráneo al grupo de naturalistas.

El grupo reunido con el equipo de Fundación Naturaleza y Hombre frente al lodge

El grupo reunido con el equipo de Fundación Naturaleza y Hombre frente al lodge

La tarde fue una delicia aderezada por un atardecer rosado que culminó con el agasajo de una cena con productos locales. Los sabores de alimentos de kilómetro cero degustados en el corazón del bosque mediterráneo mientras se encendían las estrellas sobre el porche del lodge añadieron aún más magia al descanso de la tarde antes de encaminarnos de nuevo a disfrutar de los hides nocturnos y los misteriosos habitantes que los frecuentan.

No fue hasta la siguiente mañana, después de un extraordinario amanecer, cuando se logró un “espectáculo absolutamente bestial” en palabras de Ignacio Torres. Ya que fue entonces cuando por fin se logró la observación de las aves rapaces. Nada menos que 250 buitres leonados y 40 ejemplares de buitre negro se reunieron ante sus ojos, una experiencia única e imborrable que les ha vinculado a la Reserva Biológica de Campanarios de Azaba por siempre.