Home Tags Posts tagged with "Miera"

Miera

Paso para peces en la presa de Rubalcaba

Ya han comenzado los salmones a remontar las escalas para peces recientemente acondicionadas junto a las tres presas del río Miera a su paso por Liérganes. La creación de estas escalas, que es una de las actuaciones del proyecto LIFE ‘Conservación de la Biodiversidad en el río Miera’, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre, pretende ayudar a estos peces y a otros como truchas o anguilas a superar el obstáculo que suponen estos azudes de modo que puedan completar su ciclo de reproducción y su población se vea incrementada en el río.

“Hacía más de 200 años que los salmones no llegaban a ese tramo del río”, recuerda Carlos Sánchez, presidente de Fundación Naturaleza y Hombre. “Ahora los peces van a poder remontar hasta la cuenca alta del Miera. Gracias a estos pasos, el mejor hábitat del río se está liberando ahora”. También las truchas están remontando las presas, como se sabe por la información que se recibe de algunos ejemplares marcados con microchip.

Las escalas, todas en el marco del proyecto LIFE Miera, se han acondicionado junto a las presas de Revolvo (o Regolgo, como se conoce en la zona), de cuya adaptación se ha encargado la Confederación Hidrográfica del Cantábrico; El Arral y Rubalcaba, estas dos últimas bajo la supervisión de Fundación Naturaleza y Hombre.

Hacía más de 200 años que no se veían salmones en ese tramo del río

En el caso de El Arral se ha optado por una escala de artesas (una especie de escalera para peces) levantada en la margen izquierda, completamente separada de este Bien de Interés Cultural e integrada en el entorno por medio de su recubrimiento con piedra. En Rubalcaba, por su parte, la intervención consistió en un murete de piedra similar a la del azud, también en la margen izquierda y también separado que, reteniendo el agua a modo de estanque, favorecerá que los salmones puedan salvar el obstáculo realizando dos saltos a contracorriente de menos de un metro de altura cada uno.

Previo al comienzo de estas intervenciones, y para que tampoco la fauna se viese afectada, se efectuaron sendos rescates de peces, que después fueron liberados río arriba.

El remonte del salmón al curso alto del río supone la culminación del proyecto LIFE ‘Conservación de la biodiversidad en el río Miera’, que comenzó en 2013 y que durante estos años ha llevado a cabo distintas actuaciones de protección y fomento de la fauna y flora autóctonas, entre las que destaca una intensa labor de reforestación, y que han favorecido a especies como la nutria europea o el salmón atlántico en una Zona de Especial Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000.

El proyecto LIFE Miera está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y cuenta con la empresa pública MARE y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria como beneficiarios asociados. El proyecto se ha desarrollado gracias a la cofinanciación de la Unión Europea a través de su programa LIFE de conservación medioambiental; al apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica; y al de la citada Consejería.

MÁS INFO:

Mira aquí los vídeos.

Más noticias.

Cabaña pasiega

Este domingo, 2 de diciembre, todo aquel que lo desee puede participar en una actividad encaminada a reforestar el Alto Miera, en la finca de Bernallán (entre Arredondo y San Roque de Riomiera), y que está organizada por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de Fundación Banco Santander. La actividad, abierta a todos los públicos, incluso a los más pequeños, consistirá en la plantación de árboles autóctonos como hayas, abedules, serbales o mostajos y en la restauración de plantaciones previas que pudieran necesitar algún arreglo como la reposición de tutores.

HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE

La cuenca del Miera ha sido un área tradicionalmente castigada por talas e incendios que la han desnudado de bosques. Eso, además de problemas de erosión del suelo, ha supuesto una merma en la fauna que, además, no disponía de una vía arbolada que favoreciera sus desplazamientos. En un intento de revertir esta situación, Fundación Naturaleza y Hombre y Fundación Banco Santander han trabajado conjuntamente durante años para crear un corredor ecológico que, pasando por el Alto Miera, conectara el Alto Asón y el Alto Pas. Para ello, se plantaron hayas, fresnos, tilos, abedules, robles y serbales para beneficio de corzos, gatos monteses, jabalíes y todo tipo de aves.

Ahora, y para que esas plantaciones tengan éxito, hay que seguir llevando a cabo actuaciones de mantenimiento de las mismas. Una de ellas la protagoniza el rebaño de ovejas lachas y carranzanas que pacen entre las reforestaciones para mantener el bosque libre de maleza y prevenir incendios que malograrían el proyecto.

Pero además hay que hacer trabajos de mantenimiento, reponer árboles que no han salido adelante… Y concienciar a la población de la importancia de todo esto. Por eso, FNYH y Fundación Banco Santander han organizado para este domingo una jornada de voluntariado, dirigida a todo tipo de público, en la que, para participar, solo hace falta inscribirse en la web de Fundación Naturaleza y Hombre.

La jornada comenzará a las 10:30 h. en el Fluviarium de Liérganes, que es el punto de reunión elegido desde el que se partirá, en coches particulares, hasta el Collado de la Espina, entre San Roque de Riomiera y Arredondo. Desde ahí, solo hay que andar 700 metros en una ruta llana y muy fácil hasta la finca de Bernallán, donde se llevará a cabo la actividad. La hora prevista de vuelta al Fluviarium son las 15:30 h.

Fundación Naturaleza y Hombre pone a disposición de los usuarios un servicio por el que quien lo desee puede compartir su coche con otros usuarios o apuntarse para encontrar plaza libre en alguno. Además, la organización proporcionará un aperitivo a todos los participantes. Información e inscripciones en la web de Fundación Naturaleza y Hombre.

La jornada comenzará a las 10:30 h. en el Fluviarium de Liérganes, que es el punto de reunión elegido desde el que se partirá, en coches particulares, hasta el Collado de la Espina, entre San Roque de Riomiera y Arredondo. Desde ahí, solo hay que andar 700 metros en una ruta llana y muy fácil hasta la finca de Bernallán, donde se llevará a cabo la actividad. La hora prevista de vuelta al Fluviarium son las 15:30 h. Fundación Naturaleza y Hombre pone a disposición de los usuarios un servicio por el que quien lo desee puede compartir su coche con otros usuarios o apuntarse para encontrar plaza libre en alguno. Además, la organización proporcionará un aperitivo a todos los participantes.

HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE


HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE
COMPARTE COCHE

DATOS PRÁCTICOS:
Lugar de la actividad:
Finca de Bernallán, cerca del Collado de la Espina, entre Arredondo y San Roque de Riomiera.
Punto de encuentro:
Fluviarium de Liérganes

Coordenadas de Collado de la Espina
En caso de querer ir directamente al lugar de la actividad, el punto de encuentro en el Collado de la Espina es este:

Fecha:
Domingo, 2 de diciembre

Hora:
10:30 h.

Hora fin:
15:30 h.

Inscripción:
En el botón habilitado en esta página, o bien en el tlf. 679 181 472 ó el mail educacionambiental@fnyh.org
Apto para todos los públicos.
Se recomienda ropa y calzado cómodos.
Aperitivo a cargo de la organización.
No habrá autobús, pero ponemos a disposición de los participantes un servicio para que puedan compartir coche si lo desean.
HAZ CLIC AQUÍ PARA INSCRIBIRTE
COMPARTE COCHE

0 427

Fundación Naturaleza y Hombre ha sido reconocida con el premio a la Conservación de la Biodiversidad, que otorga la Fundación BBVA, y que es quizá el más prestigioso en esa materia en España y Europa. Carlos Sánchez, presidente de FNYH, recogió esta semana el galardón de manos del presidente de la Fundación BBVA y resaltó en su discurso la ayuda que la organización conservacionista que dirige presta “no solo a la preservación de especies y hábitats sino también al desarrollo humano”, en un momento, además, en que quienes se ocupan de la conservación de la naturaleza “se encuentran más amenazados que nunca”.

Cantabria y el Oeste Ibérico: los escenarios de trabajo

Fundación Naturaleza y Hombre nació en Cantabria hace 25 años y, desde entonces, ha llevado a cabo numerosos proyectos tanto en esa región como en Castilla y Léon, Extremadura e incluso Portugal. En el Oeste Ibérico destacan las acciones en Campanarios de Azaba – Malcata, Faia Brava, Sierra de Gata o Monfragüe, en un esfuerzo por proteger los hábitats de la dehesa y favorecer la presencia de especies emblemáticas como el buitre negro, el águila imperial, la cigüeña negra, el alimoche o el lince. El Oeste Ibérico, subrayó Sánchez, son dos millones de hectáreas en una franja fronteriza entre España y Portugal que constituyen “un continuo natural digno de ser preservado, con dehesas, sierras, cañones fluviales…”. Un hábitat cuyos principales problemas son la sobreexplotación ganadera, que impide la regeneración natural de la flora y el agotamiento de los recursos y, en el otro extremo, paradójicamente, el abandono de la actividad en las zonas rurales.

En Cantabria, FNYH ha llevado a cabo la reintroducción del rebeco en la Montaña Oriental; la mejora de los hábitats de la cuenca del Miera, con la habilitación de pasos para salmones o intensas campañas de plantación de árboles autóctonos (también en Burgos) en una zona especialmente castigada por la deforestación; o la creación del Anillo Verde de la Bahía de Santander, proyecto en que la organización se halla actualmente inmersa.

Ecoturismo y Acuerdos de Custodia: la gestión de los espacios naturales

La participación tanto de propietarios de los terrenos como de ganaderos es clave para que todos estos proyectos salgan adelante: “No podemos legislar pero sí acordar. Nada podemos imponer. Todo lo que hacemos son acuerdos de protección voluntaria”, en palabras de Carlos Sánchez, y que se enmarcan en la figura fundamental de los Acuerdos de Custodia del Territorio.

En la gestión de los espacios naturales, el ecoturismo se presenta como una opción especialmente apropiada, y  Campanarios de Azaba, en Salamanca, es un ejemplo de ello: la reserva acoge visitas de fotógrafos de naturaleza o de personas que buscan disfrutar del entorno. Y, en Cantabria, FNYH ha abierto el Fluviarium de Liérganes, la Casa de los Humedales del Anillo Verde, en Camargo; y el Centro Etnobotánico de El Pendo.

Todas estas instalaciones sirven, además, para desarrollar una extensa labor divulgativa.

La Fundación BBVA y la conservación de la biodiversidad

El presidente de la Fundación BBVA, Francisco González, resaltó en su discurso que “seguimos sin ser plenamente conscientes de nuestra total dependencia de la biodiversidad. Sin insectos polinizadores, o sin el plancton sostenedor de la cadena trófica, no es posible nuestra civilización. Damos por hecho la obtención ininterrumpida de estos servicios proporcionados por los ecosistemas; y, sin embargo, estamos alterándolo gravemente”. Para González, “contraponer la especie humana a las demás, como si el resto de los habitantes de la Tierra poblaran un escenario que nosotros solo contemplamos, es una visión errónea”. El presidente de la Fundación BBVA criticó también a los dirigentes que “siguen negando o deflactando la evidencia sobre la gravedad del desafío ambiental”, pero también a “otros líderes y decisores mejor informados” que sin embargo expresan “tan solo un compromiso genérico, tibio, muy por debajo de lo esperable”.

Los otros galardonados de esta edición han sido, en la categoría de Difusión del Conocimiento y Sensibilización, los periodistas Rafael Serra, José Antonio Montero y Miguel Miralles, por su labor al frente de la revista Quercus; y Fundación Moisés Bertoni en la categoría internacional por su trabajo en Paraguay.

Las fotos de la ceremonia

Los proyectos

MÁS RECURSOS:
Discurso de Carlos Sánchez en la ceremonia de entrega del premio
Fundación BBVA

Oveja del rebaño de Fundación Naturaleza y Hombre

Ovejas lachas y carranzanas llevan paseándose todo el 2018 por la Montaña Cantábrico-Burgalesa, en las reforestaciones llevadas a cabo por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con Fundación Banco Santander, con la importante misión de mantener el bosque libre de maleza y contribuir, así, al éxito de un corredor biológico entre los hayedos del Alto Asón y el Alto Pas.

Talas indiscriminadas para abastecer a las fábricas de cañones o construir navíos a partir del siglo XVII o incendios provocados han hecho que las cuencas fluviales pasiegas sufran especialmente la deforestación, y en un intento de recuperar algo de los bosques originales, FNYH lleva casi 25 años plantando especies autóctonas a través de distintos proyectos, en una extensión de más de 200 hectáreas entre Burgos y Cantabria.

El proyecto ha contado con la colaboración de Fundación Banco Santander

Una de esas iniciativas tenía como objetivo crear un corredor biológico de pequeños bosques que, pasando por el Alto Miera, permitiera a la fauna forestal moverse entre los hayedos del Alto Asón y del Alto Pas. En Burgos, en concreto, las zonas en que se actuó fueron El Bernacho y Busturejo, en el municipio de Espinosa de los Monteros, mientras que en Cantabria se intervino en San Roque de Riomiera, Vega de Pas y Soba. ¿Los beneficiados? Corzos, pícidos (todo tipo de pájaros carpinteros), gatos monteses, jabalíes, azores… y la biodiversidad en general.

Para ello se plantaron hayas, fresnos, tilos, abedules, robles y servales. Ese proyecto, financiado por Fundación Banco Santander, concluyó, pero era necesario asegurarse de que los nuevos árboles salieran adelante, y ahí es donde intervienen las ovejas que, gracias a un nuevo convenio con FBS, han estado pastando en las primeras fases de las repoblaciones para limpiar el área y hacerla menos vulnerable a posibles incendios.

Las costumbres pasiegas en la reforestación

El rebaño, de unas 200 ovejas carranzanas y lachas, está cuidado por mastines y se pastorea según los usos tradicionales. El proyecto contribuye así, además de a la generación de nuevos bosques, a la recuperación de razas autóctonas y de modos de gestión agraria como la muda pasiega, consistente en trasladar a los animales desde el valle a las zonas altas en épocas de buen tiempo mientras que en invierno se vuelven a bajar, y que constituye una práctica muy beneficiosa para el ecosistema, pues en este ir y venir el ganado traslada los nutrientes desde las zonas bajas hasta las cumbres.

El rebaño, de 200 ovejas, mantiene el bosque libre de maleza y evita possibles incendios

En el marco de esta colaboración, se han llevado a cabo también reparaciones en las cabañas pasiegas, construcciones emblemáticas de la zona, con el fin de garantizar refugio para el ganado y conservar el patrimonio etnográfico, así como mantenimiento de cortafuegos y cerramientos, o distintas acciones de educación y sensibilización ambiental.

MÁS RECURSOS:
Fundación Banco Santander
Libro Restauración y Gestión del Bosque Atlántico

Rescate de peces previo a la obra de los pasos para salmones.

Ayúdanos a evaluar el proyecto LIFE Miera que, desde su comienzo hace unos años, ha llevado a cabo numerosas actividades por la conservación de la biodiversidad en el río Miera, desde su nacimiento hasta su desembocadura:

  • Reforestaciones en áreas especialmente afectadas por talas e incendios.
  • Mejora del hábitat del río y acciones para mejorar la presencia de especies emblemáticas como la nutria, el salmón, el helecho Woodwardia radicans, el ciervo volante o el caballito del diablo.
  • Acciones de divulgación y sensibilización ambiental…

Haz clic en el siguiente enlace. Solo te llevará unos segundos.

RESPONDER LA ENCUESTA FINAL LIFE MIERA

RESPONDER LA ENCUESTA FINAL LIFE MIERA

Voluntarios europeos en el Miera

Los 26 jóvenes proceden de Finlandia, Macedonia, Rumanía y España

Como parte de un programa de intercambio juvenil del Servicio Voluntario Europeo (SVE), cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea, 26 jóvenes procedentes de Finlandia, Macedonia, Rumanía y España han participado en labores de reforestación en la cuenca del Miera.

Previamente, ya habían estado en Turquía, Macedonia y Finlandia en un programa que trata de “salvar la naturaleza a través de la cultura”. Los 26 jóvenes han colaborado en la repoblación de bosque de ribera y en tareas de mantenimiento de plantaciones.

Este programa de intercambio juvenil europeo colabora así con el proyecto LIFE Miera.


Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Cofinanciado por el programa ERASMUS+ de la Unión Europea.

Esta publicación (comunicación) es responsabilidad exclusiva de sus autores. La Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.