Home Tags Posts tagged with "Marismas de Alday"

Marismas de Alday

Diego Glez Roiz de Eco-Tierra Mojada durante charla de Agricultura ecológica en Casa Naturaleza Humedales del Anillo Verde de la Bahía de Santander

“La esencia de la agricultura ecológica es la  salud, no solo la nuestra sino la de la Tierra que nos da mucho más”

 “En agricultura ecológica se hace mucho énfasis en la salud. Pero lo más importante es la responsabilidad con el medioambiente. Mi terreno no es solo mío. Si yo produzco contaminando, contamino todo”. Eso es lo que quiso resaltar Diego González Roiz de Eco-Tierra Mojada en la charla que impartió en la recién inaugurada Casa de la Naturaleza “Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday”, situada junto al parking del Centro Comercial Valle Real, en Camargo.

La charla, que formaba parte de las actividades de apertura de la Casa de la Naturaleza alrededor del Día Mundial de los Humedales, se centró en la agricultura ecológica y en cómo esta es más respetuosa con la naturaleza: “Tenemos que hacer una agricultura perdurable en el tiempo. Esa es la esencia de la agricultura ecológica. No es solo salud, es también responsabilidad ambiental”.

“en nuestra cesta de la compra hay muchísimo poder”

En España, para que unos cultivos sean considerados ecológicos, tienen que llevar un sello europeo que exige que cumplan determinadas condiciones, y lo fundamental para lograr tal distintivo es que no se utilicen químicos de síntesis en su producción.

Diego González Roiz, cuya empresa Eco-Tierra Mojada se dedica a la producción ecológica en un territorio de 3 hectáreas en el pueblo de Maoño, es hijo y nieto de agricultores y abogaba por la defensa del sector primario en general: “No voy a venir aquí a meterme con la agricultura convencional. Mis padres y abuelos eran agricultores y la mayor parte de la gente intenta hacer las cosas bien dentro de la legalidad”.

“De todas formas, yo prefiero usar productos de residuos cero porque es lo que vamos a comer. Además, las tierras de cultivo son cada vez menos compatibles con otras especies vegetales y animales. Y en Cantabria no está mal. Hay mucha vida en los campos”.

 “En agricultura ecológica no hacemos nada innovador. Cultivamos como se hacía antes de la “revolución verde”. La revolución verde se refiere al periodo entre las décadas de los 60 y los 70 en que, por medio de hibridaciones, aumentó enormemente la producción agrícola con variedades más resistentes de cultivos como trigo o maíz, pero a costa de perder diversidad en las semillas.

Eco-Tierra Mojada, con los pies en la tierra

Eco-Tierra Mojada, con los pies en la tierra

Esta producción tan uniforme, se quejaba González Roiz, requiere de una “cantidad enorme de energía para disponer de alimentos todo el año y acarrea un consumo brutal de agua procedente de los acuíferos”. “Nosotros sin embargo no tenemos tomates en enero. Producimos con el ritmo natural de las estaciones”.

Sobre la responsabilidad del consumidor en esta situación, el agricultor destacaba que “en nuestra cesta de la compra hay muchísimo poder. Si se produce así es por dinero. Pero si dejamos de consumir esos productos, dejarán de ser rentables”. Y puso el ejemplo de algunas grandes superficies comerciales, que está intentando sustituir el aceite de palma (cuya producción es la responsable de la deforestación de grandes extensiones de selva) de la composición de los alimentos que comercializan.

“La responsabilidad también la tiene un poco el consumidor. Cuando vamos a la tienda, queremos la manzana más bonita. Si vemos una fea, no la compramos”.

A pesar de las dificultades del sector, el agricultor quiso destacar que “se puede vivir de esto. Nosotros somos tres personas (y una más en verano) que hemos logrado un modo de vida ligado a 3 hectáreas de cultivos. Y producimos 40.000 toneladas de tomates al año. Con la agricultura convencional sabemos que lograríamos vivir un poco mejor. Con la ecológica nos cuesta más, pero creemos en ello. Y cada vez se extiende más su implantación”.

“La clave no es deshacernos del sector, sino luchar por él. Cantabria es un territorio muy fértil y además tenemos núcleos de población muy cercanos. Produces y puedes vender enseguida gracias a la proximidad”. Sobre esto, el agricultor alabó el modelo francés de explotaciones pequeñas que hacen venta directa. “Hacer caso a los franceses casi siempre es buena idea”, bromeaba.

También insistió en la necesidad de colaborar con otros productores ecológicos para afianzar el sector así como en acercarse al consumidor: “Nuestro cliente tiene que ser el que va al súper y no consume eco. Queremos llegar a todo ese tipo de personas que buscan calidad en lo que comen pero desconocen el mundo del consumo ecológico. Por eso cuando accedemos a personas acostumbradas a consumir producto convencional y finalmente optan por nuestros productos atraídos por su sabor nos sentimos orgullosos. Hemos conseguido aunar salud (somos lo que comemos) y un sabor extraordinario obtenido de una forma responsable con el medioambiente. Cuando conocen nuestra huerta las personas entienden porqué debemos cuidar la tierra que tanto nos da.”

Esta charla se celebró en el marco del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”. El proyecto, coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre en colaboración con la empresa pública MARE, cuenta con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa LIFE, instrumento financiero de conservación medioambiental, la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, así como con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo.

 Para ponerse en contacto con Eco-Tierra Mojada: ecotierramojada@hotmail.es

Apertura de la Casa de los Humedales del Anillo Verde

¡El 1 de febrero abrimos la Casa de la Naturaleza “Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday”! A partir de las 16 h. podrás acercarte a nuestras instalaciones para conocer parte de los ecosistemas clave del Anillo Verde de la Bahía de Santander: las marismas y los humedales.

Y con motivo de la celebración del Día Mundial de los Humedales, el 2 de febrero, habrá visitas guiadas, talleres, charlas… desde el jueves hasta el sábado.

Visitas guiadas, talleres, charlas… son las actividades previstas para la Semana de los Humedales.

El Anillo Verde de la Bahía de Santander engloba varios ecosistemas, entre los que encontramos tanto humedales como bosques. La Casa de la Naturaleza Humedales del Anillo Verde – Marismas de Alday, ubicada en uno de los enclaves naturales más emblemáticos de esta área, será el punto de atención al visitante del primero de estos ecosistemas, los humedales, así como el futuro Centro Etnobotánico Bosques del Anillo Verde – Vivero El Pendo lo será de los bosques.

La Casa cuenta con acuarios, jardín ecológico, áreas de exposición, juegos… y sirve de punto de partida de una ruta por las Marismas de Alday.

En ella podrás aprender sobre la importancia de las Marismas de Alday y otros humedales tanto litorales como de interior como el Pozón de la Yesera, el de la Dolores, los Pozos de Valcaba, la Charca de Raos, la Marisma de Engoa…

La Casa de la Naturaleza cuenta con acuarios, jardín ecológico, áreas de exposición, juegos educativos para los más pequeños… y sirve de punto de partida de una ruta por las Marismas de Alday.

Apúntate aquí a las actividades que requieren de inscripción

Cartel para la apertura de la Casa de los Humedales del Anillo Verde

PROGRAMA SEMANA DE LOS HUMEDALES

Jueves, 1 de febrero
16:00 h.: Apertura al público.

Viernes, 2 de febrero
Día Mundial de los Humedales
10:00 h.: Actividades concertadas con colegios: talleres sobre humedales y visitas guiadas a la Marisma para escolares.
19:00 h.: Charla “Agricultura ecológica: el uso de químicos y el suelo”. Diego González Roiz (Eco-Tierra Mojada). Entrada libre.

Sábado, 3 de febrero
10:00 h.: Presentación sobre la importancia de las aves y los humedales, taller de comederos para aves y visita guiada a las Marismas de Alday con material óptico de observación. Actividad gratuita previa inscripción en 942 559 119 ó lifeanilloverde.org

DÓNDE:

Marismas de Alday, junto al parking del Centro Comercial Valle Real, en Camargo.

INSCRIPCIONES:

En el 942 559 119 y en el formulario de inscripción.

Apúntate aquí a las actividades que requieren de inscripción

Decathlon con el medio ambiente

El Anillo Verde de la Bahía de Santander se sumará el próximo domingo, 24 de septiembre, a la jornada de voluntariado ambiental convocada por las tiendas de deportes Decathlon y que consistirá en la realización simultánea en toda España de numerosas actividades relacionadas con la conservación medioambiental. En Cantabria, la acción se desarrollará en las Marismas de Alday, un humedal de cuya conservación se ocupa Fundación Naturaleza y Hombre, y se centrará en la lucha contra las especies invasoras, una de las principales causas de pérdida de la biodiversidad.

Apúntate aquí

Tras una ruta guiada, los voluntarios ayudarán en las labores de control de estas especies que dañan gravemente el ecosistema, pues se propagan de tal forma que impiden el desarrollo de otras autóctonas. Así, eliminarán plumero y también chilca, un arbusto muy resistente introducido a través de la jardinería, y después plantarán árboles y arbustos de vegetación autóctona como laurel, espino blanco, avellano, abedul, sauce, saúco, aliso o madroño.

La visita del colegio Pedro Velarde a la Marisma de Alday

La jornada de voluntariado ambiental de DECATHLON en Cantabria se llevará a cabo en las Marismas de Alday.

La propagación descontrolada de plantas exóticas es uno de los principales problemas a los que se enfrenta el medioambiente. En nuestra región, hasta ahora, esto se ha intentado paliar con actuaciones puntuales llevadas a cabo por distintas organizaciones no gubernamentales, a la espera de que el Gobierno de Cantabria apruebe el Plan de Control de Especies Invasoras.

La lucha contra estas especies es uno de los principales campos de actuación del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad”, que trata de recuperar espacios degradados pero de gran valor ecológico en un arco en torno a la bahía de Santander. Con ello, se busca favorecer la biodiversidad así como proporcionar beneficios ecológicos, de recreo o económicos a la población de un área altamente industrializada.

El humedal de las Marismas de Alday es uno de estos enclaves naturales que aún perviven en una de las zonas de la región donde la intervención del ser humano se ha hecho más patente. Después de haber sufrido los rellenos a los que se sometían los humedales desde el siglo XIX, por considerarlos insalubres, y de ver muy mermada su extensión original, Fundación Naturaleza y Hombre hizo un esfuerzo de restauración ambiental por devolver el ecosistema a su estado original.

Ahora, las Marismas de Alday, a pesar de estar rodeadas de polígonos industriales y centros comerciales, sirven de refugio para aves y son un lugar de recreo frecuentado por los habitantes de poblaciones cercanas como Maliaño o Santander.

El proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” está coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre y cuenta con la colaboración de la empresa pública MARE, la cofinanciación de la Comisión Europea y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

La inscripción en la jornada, apta para todas las edades, es gratuita y puede hacerse a través de la web de Decathlon (www.decathlonmedioambiente.es/jornada-voluntariado), de la del Anillo Verde de la Bahía de Santander (lifeanilloverde.org) o desde la de Fundación Naturaleza y Hombre.

El punto de encuentro será la Casa de la Naturaleza (actualmente en remodelación) que Fundación Naturaleza y Hombre gestiona junto a las Marismas, en el parking del Centro Comercial Valle Real. El número de plazas es de 60 y la actividad se desarrollará a lo largo de 4 horas por la mañana, de 10 a 14 h. Además, se dará un pequeño aperitivo a todos los inscritos y también una camiseta.

Apúntate aquí

INFO PRÁCTICA:
Actividad gratuita.
Necesaria inscripción.
Tentempié a cargo de la organización.
Regalo de camiseta.
Apto para todos los públicos.
De 10 a 14 h.
Punto de encuentro: Casa de la Naturaleza de las Marismas de Alday (en el parking del Centro Comercial Valle Real).

PARA SABER MÁS:
Jornada de voluntariado ambiental DECATHLON 2016
Web del Anillo Verde de la Bahía de Santander

Destrozos en en un observatorio de aves de Alday

Uno de los observatorios de aves instalados en la Marisma de Alday por Fundación Naturaleza y Hombre fue encontrado ayer con severos desperfectos. Una cuadrilla de trabajadores de la Fundación, que gestiona ese espacio natural, se encontró en la mañana del lunes con varias vallas arrancadas (tanto en el propio observatorio como en una de las pasarelas que circundan la marisma), los tablones del suelo levantados y un gran boquete en una de las paredes, además de otros pequeños desperfectos.

Los tablones arrancados se pueden ver ahora tirados junto a la caseta, y una cinta impide la entrada, pues hay riesgo de pisar clavos o de caídas debido a la falta de barandilla y a la presencia de varios boquetes. El “Observatorio del Aguilucho Lagunero” (ese es el nombre que le han puesto en la Fundación) es utilizado por aficionados a la ornitología y a la observación de aves, y permite tomar fotografías sin ahuyentar a la fauna, pero los fines de semana sirve de refugio para celebrar botellón.

El suelo del observatorio de Alday ha sido arrancado.

Incluso el suelo del observatorio de aves ha sido arrancado. © FNYH

Antonio Urchaga, coordinador del Anillo Verde, lamenta los daños “en una instalación de uso público” y ha señalado que intentarán repararlos “cuanto antes”. No es la primera vez que la Marisma de Alday sufre actos vandálicos, pues en el plazo de ocho meses se han hecho pintadas, se han dañado los paneles divulgativos, e incluso se ha prendido fuego en uno de los miradores, aunque esa vez no hubo daños importantes.

Fundación Naturaleza y Hombre gestiona la reserva de las Marismas de Alday en el marco del convenio “Áreas para la Vida”, suscrito con el ayuntamiento de Camargo. La organización presentará una denuncia ante el cuartel de la Guardia Civil.

Para saber más:

Más noticias sobre actos vándálicos en la Marisma de Alday

La flor amarilla de la Ludwigia peploides u onagraria.

Fundación Naturaleza y Hombre ha comenzado los trabajos de vaciado de la laguna dulce de las Marismas de Alday mediante el bombeo del agua para poder retirar la población de onagraria o flor de la laguna (Ludwigia peploides), una planta acuática invasora de origen tropical que pone en peligro el ecosistema de la marisma.

La onagraria fue detectada por la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) en 2015 en la Marisma de Alday, en el municipio de Camargo. Dada la rápida propagación de esta planta que crece fácilmente sobre estolones y desarrolla hojas tanto en superficie como sumergida, pronto colonizó gran parte de la lámina de agua. Al ser la primera y única población de esta invasora los trabajadores de FNYH llevaron a cabo una serie de acciones rápidas para intentar erradicarla. Ahora, como continuación de los trabajos de control, se está vaciando de nuevo la parte de agua dulce de la marisma para poder después eliminar manualmente la planta, que enraíza en el fondo.

Trabajos de desagüe de la Laguna Dulce de la Marisma de Alday para combatir la Ludwigia Peploides

Trabajos de desagüe de la Laguna Dulce de la Marisma de Alday para combatir la Ludwigia Peploides

El agua, vaciada mediante una bomba, pasa primero a través de unos filtros para impedir que parte de la planta o de las semillas salgan de la marisma. Una vez vacía, se arrancan las plantas, que en este momento aún no han florecido. Después se amontonan y cubren con una lona opaca negra que no deja pasar la luz solar y que eleva la temperatura por encima de la de confort de la onagraria, con lo que esta finalmente muere. Estos trabajos han conseguido que la única población de esta invasora en Cantabria se encuentre limitada a la Marisma de Alday.

El problema de las plantas invasoras

La Ludwigia peploides u onagraria (no confundir con la popular onagra, de la misma familia y muy utilizada para aliviar heridas y problemas de la piel, así como el asma y los dolores menstruales) es una especie tropical procedente de América, de flores amarillas, que tapiza la superficie de las lagunas, desplazando a la vegetación autóctona e impidiendo el paso de los rayos de sol, comprometiendo así la biodiversidad y el alimento de numerosas aves tanto residentes como en su ruta migratoria.

Otras especies invasoras muy extendidas en Cantabria son el plumero, la chilca, la uña de gato, la mimosa o el bambú japonés y, según la Fundación Naturaleza y Hombre, “son las principales causantes de la pérdida de biodiversidad”.

Un trabajador de FNYH limpia los filtros por los que pasa el agua desaguada.

Un trabajador de FNYH limpia los filtros por los que pasa el agua desaguada.

La biodiversidad en torno a la bahía

Esta serie de trabajos se enmarca dentro del ámbito de actuación del proyecto LIFE “Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad” por el que, a lo largo de cuatro años hasta 2019, se trabajará en la creación de una red de espacios naturales locales de pequeña extensión alrededor de la bahía de Santander, en un intento de recuperar los valores medioambientales de áreas degradadas en distintos municipios en torno a la bahía.

Este proyecto, de tres millones de euros de presupuesto total, y coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre con la colaboración de la empresa pública MARE, está cofinanciado por la Comisión Europea y la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y cuenta además con el apoyo de Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. La gestión de la reserva Marismas de Alday, en concreto, se realiza a través del convenio firmado entre FNYH y el Ayuntamiento de Camargo.

Para saber más:

Noticias sobre Ludwigia Peploides en la web de Fundación Naturaleza y Hombre

Web del Anillo Verde de la Bahía de Santander

Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras (flora) del Ministerio de Medio Ambiente (MAPAMA)

Trabajadores de FNYH quitando la planta invasora.

El proyecto Life Anillo Verde de la Bahía de Santander inicia los trabajos y actuaciones para el control y erradicación de la planta invasora Ludwigia peploides.

El Astillero, 27/10/2016

La planta invasora Ludwigia peploides fue detectada por técnicos de Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) en noviembre de 2015 en la Marisma de Alday, Camargo. Desde entonces, ha colonizado la mayoría de la extensión de agua del espacio. Siendo la única población conocida de la especie en Cantabria, el equipo de técnicos y cuadrilla forestal de FNYH, en colaboración con la empresa pública MARE, la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno de Cantabria, y el Ayuntamiento de Camargo, han iniciado una serie de actuaciones con objeto de eliminar la población existente de Ludwigia peploides en la Marisma de Alday.

El protocolo de actuación ha establecido tres formas de trabajo dependiendo de la facilidad de acceso a la planta y de la localización: retirada manual de biomasa, erradicación experimental con fitosanitarios en zonas aisladas y cubrición total de poblaciones.

Retirada de biomasa

En las últimas semanas se ha iniciado la desecación de la laguna, con objeto de provocar estrés hídrico a la planta invasora y, secundariamente, endurecer el sustrato por desecación para facilitar el acceso a los operarios encargados de la recogida manual de la plantas. La retirada de la biomasa es una tarea extremadamente delicada, pues hay que realizarla con especial cuidado para evitar, en la medida de lo posible, la rotura del sistema radicular desarrollado por los ejemplares de Ludwigia peploides. Una vez realizada esta acción, se procederá a la salinización del sustrato para provocar la muerte de los restos vegetales no retirados del sustrato.

Cubrición total

En aquellas zonas imposible de desaguar, se ha proyectado la cubrición total de las masas vegetales con una lona opaca negra que evite la captación de la energía solar por la planta y eleve la temperatura por encima de la de confort de Ludwigia peploides. Este método ha resultado efectivo en Inglaterra y California con la especie hermana Ludwigia grandiflora, por lo que es de esperar un resultado parecido en las Marismas de Alday.

Uso experimental de fitosanitarios

Finalmente, en las zonas que se encuentran aisladas del resto de la marisma se realizará la aplicación de fitosanitarios de baja capacidad dispersiva. Con esto se busca erradicar de forma rápida y con poco coste los ejemplares, para centrar la mayor capacidad capital y humana en las zonas con una mayor densidad de individuos.

Ludwigia peploides: el fin justifica los medios

Las especies alóctonas invasoras son aquellas que al ser introducidas en un territorio, ya sea de forma voluntaria o involuntaria, logran establecerse y dispersarse causando cambios importantes en la composición, estructura y funcionamiento de los ecosistemas autóctonos.

Son numerosas las especies de flora invasoras en la Bahía de Santander. La población de Ludwigia peploides de la Marisma de Alday es la única  de esta especie detectada en Cantabria. Por ello, con intención de evitar la propagación a otras localidades es necesario la aplicación de medidas drásticas, como las aquí descritas.

Por fortuna, los hábitats acuáticos son ecosistemas con una elevada resiliencia, es decir, con una rápida capacidad de recuperación ante perturbaciones ambientales. Por ello, es de esperar que, si bien la erradicación de la especie es una batalla a largo plazo, el conjunto de las comunidades biológicas de la Marisma de Alday se recuperará rápido.

Life Anillo Verde de la Bahía de Santander: conectando la naturaleza y la ciudad

La Marisma de Alday es miembro de la red de reservas que forman el Anillo Verde de la Bahía de Santander, objeto de un proyecto LIFE coordinado por FNYH, siendo MARE beneficiario asociado y cofinanciado por la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria. Por otro lado, la marisma se incluye dentro del proyecto Áreas para la Vida, firmado entre FNYH y el Ayuntamiento de Camargo, en el que se pretende la conservación de una serie de reservas dentro del término municipal. Esta serie de trabajos surge de la sinergia entre ambos proyectos.